martes, 2 de agosto de 2016

#hemeroteca #festivales | Barcelona se corona como la gran reina


Imagen: La Vanguardia
Barcelona se corona como la gran reina.
Más de 70.000 homosexuales llegan a la ciudad para participar en la fiesta gay más larga del planeta.
Luis Benvenuty | La Vanguardia, 2016-08-02
http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20160802/403624630968/circuit-festival-barcelona-fiesta-gay-lgtb.html

La alegría rosa ya campa por Barcelona. Los iPhones vibran estos días todo descocados por las calles del Eixample. “Tiene usted un gay a tres metros –dicen sus alertas–, tiene usted un gay a dos metros, tiene usted un...”. Muy pocos colectivos supieron sacarle tanto partido a los geolocalizadores aplicados a las redes sociales como lo hace el homosexual. Desde hace días todo son miradas llenas de complicidad. Porque hoy arranca en la capital catalana el sarao gay más grande y largo del mundo, el Circuit: trece días de charlas, exposiciones, competiciones deportivas y sobre todo fiestas, muchas fiestas, fiestas diurnas y nocturnas, una barbaridad de fiestas, que reunirán a más de 70.000 homosexuales venidos de lugares tan dispares com Rusia, los Emiratos Árabes Unidos o China. Estos días Barcelona se convierte en la capital mundial del ocio gay, un título por el que también compiten Ciudad del Cabo, Tel Aviv, Río de Janeiro...

Muchos de los asistentes al Circuit diseñan su programa de ejercicios en el gimnasio y sesiones de rayos uva para que sus músculos luzcan esta semana como no lo hicieron ninguna otra del año. Y luego, tras unos días más tranquilos en Sitges y la Costa Brava, se van a Eivissa. La segunda parte de este festival se desarrolla en esa isla. La premisa es no privarse de nada. Todo esto lo monta Matinée Group, una promotora de fiestas catalana que organiza jolgorios hasta en Kazajistán.

El turista gay suele gastarse de media más de cien euros al día, el doble que el heterosexual, y estos días, en verdad, mucho más. Según Matinée, cada asistente al Circuit se gasta unos 250 euros por jornada, tiene entre 25 y 40 años, un buen poder adquisitivo y una profesión liberal. Al parecer el impacto económico de este tinglado es de unos 100 millones de euros. El del Mobile World Congress es de 460. Las reservas en el hotel Axel ya se hicieron hace un año. Las tiendas del Gayxample especializadas en rellenos hidrófugos para el bañador que además previenen las infecciones de orina viven estas dos semanas su particular campaña navideña, las dos semanas más importantes del año.

Estos días, de cara a la fiesta en el parque acuático de Vilassar de Mar, la fiesta gay en un parque acuático más grande del mundo, lo que se estila entre los asistentes a este festival es comprarse dos bañadores: uno más ceñido para tirarse por los toboganes y otro más largo para la copa de la tarde. El relleno hidrófugo vale más de 30 euros. Si no fuera por el Circuit al Gayxample le costaría más sobrevivir. Hace años que para saber cuántas personas comparten preferencias en cualquier cafetería, librería o sala de espera basta con echarle un vistazo al smartphone. Así uno puede disponer de una ficha sobre los gustos de una persona a tres metros. La popularidad de estas aplicaciones explica en parte que el Gayxample no atraviese últimamente sus mejores tiempos. Uno ya no depende de determinados establecimientos para conocer gente. Ahora el flechazo puede aparecer en cualquier parte mediante una alerta de iPhone.

A muchos esta suerte del culto al cuerpo, al hedonismo y al petardeo se les antoja demasiado frívolo. Recuerdan que Barcelona acogió en 1977 la primera manifestación de España en defensa de los derechos de los homosexuales. Que el propio Ocaña se revolvería en su tumba ante tanta tontería. Que aquello sí que cuestionaba las entrañas de la sociedad... Y otros, en cambio, recuerdan que en muchos países petardear en público o simplemente caminar cogido de la mano es un acto de subversión condenado por la mayor parte de la gente y muchas veces incluso por la ley. La cotidiana normalidad con la que dos hombres pueden darse un beso es el principal atractivo que hizo de Barcelona una potencia turística gay. Rusos, árabes y chinos no vienen sólo por el clima. Que quizás todo esto no sea tan frívolo como otros condenan. Toda esta industria de dinero se sostiene gracias a la tradición barcelonesa de defensa de los derechos de las minorías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...