domingo, 30 de junio de 2019

#hemeroteca #trans #testimonios | Carla Antonelli: “He pasado de maricón a señoría”

Imagen: El País / Carla Antonelli
Carla Antonelli: “He pasado de maricón a señoría”.
La diputada madrileña y activista transexual dice sentir pena por Rocío Monasterio y confiesa estar en el momento más feliz de su vida.
Luz Sánchez-Mellado | El País, 2019-06-30
https://elpais.com/sociedad/2019/06/28/actualidad/1561724292_581698.html

Cuando la llamo, está en el Círculo Financiero de Madrid, templo del poder político y económico, dando una charla sobre inclusión y diversidad a un auditorio de empresarios. “¿Quién iba a decirme hace 40 años que iba a acabar aquí?”, dice, perpleja ella misma ante la evolución de los acontecimientos. Es cuando nos vemos en su minúsculo piso, que parece aún más pequeño con ella dentro, cuando ese viaje personal y colectivo se hace carne en su persona. A pesar de que insisto en que esta es una charla con la mujer y no con la activista, a cada pregunta me suelta un mitin mientras mitiga el calor desatando huracanes en la sala batiendo a punto de nieve un abanico arcoíris. El 13 de julio cumple 60 años.

¿Le felicito el cumpleaños o no le gusta que se lo recuerden?
Presumo de años. Debo de ser de las pocas de mis amistades que cumplen todos los años, porque otras solo lo hacen cada cuatro. Si a los 17 me dices que iba a llega a los 60, te hubiera llamado loca. Nunca pensé que superaría los 45, por la vida a la que pensábamos que estábamos predestinadas las personas trans. Creíamos que íbamos a tener que vivir rápido y a morir jóvenes y bellas. Demasiados amigos y amigas han muerto literalmente en la calle por el sida, los suicidios, el abandono, el desarraigo. Soy una superviviente. Sigo estirando el chicle.

¿Cómo lo ha logrado?
Aprendiendo a vivir y a resistir y a convertir lo negativo en positivo, fabricando resiliencia antes de saber siquiera que existía.

¿Pionera hasta para eso?
Leí esa palabra en un avión, leyendo una revista, y me dije: 'esto es lo que llevo haciendo toda la vida'. El cerebro. ante las grandes adversidades, lucha para sobreponerse y no sucumbir. Hubo una época en la que pensé en quitarme de en medio. Recuerdo una situación tragicómica en la que no me tiré de un quinto piso porque me daba vértigo. Ya no sabes si es valentía o cobardía, pero cuánto me alegro de no haberlo hecho.

Es, literalmente, una mujer hecha a sí misma. ¿Se gusta?
Llevo toda la vida intentando gustarme y ser coherente con lo que pienso y hago. Y cuando me da la bajona, me tumbo en el sofá, y pienso, como Escarlata O´Hara, que mañana será otro día.

¿Cómo le va en los amores?

Lo he conocido de todos los colores, incluso he dormido con mi propio enemigo, pero en esta época de mi vida, he decidido vivir una soledad elegida. Desde hace muchos años no quiero compartir mi vida con ningún hombre.

¿Le dan envidia los jóvenes trans que no han tenido armario y gozan del apoyo de sus padres?
Envidia, ninguna. Me dan mucho orgullo, y me siento satisfecha de haber puesto un grano de arena en ese camino. A mí me dejaron de hablar dos hermanos hasta el día de hoy. No me avisaron ni para el entierro de mi padre, pusieron mi nombre en la esquela como hijo ausente, y mi madre no me llamó Carla a solas hasta los 93 años, postrada en la cama.

¿Qué le diría a Rocío Monasterio, portavoz de Vox en Madrid, que exige recortar las leyes LGTBI para dar su voto a la derecha?
De mujer a mujer le diría, repiénsatelo, Rocío, de verdad, no merece la pena.

¿Se siente insultada por ella?
No, los insultos me resbalan. Sinceramente, me da pena. Me da una inmensa lástima que hayan fabricado su vida sustentada en el odio a otras personas, y me da pena que no puedan ser felices. Nadie puede ser feliz si sustenta su vida en el odio a los demás.

Y usted, ¿es feliz?
Posiblemente estoy en el momento más feliz de mi vida, todo lo vivido me ha construido y me ha hecho ser quien soy. He sido afortunada porque, estando predestinada al desequilibrio, he hallado la paz en el viaje y he visto el cambio de este país en directo.

Cuénteme ese cambio y ese viaje en menos de dos horas.
Digamos que va desde tenerme que ir de casa en 1977 con 300 pesetas en el bolsillo a una esquina del parque de Santa Catalina de Las Palmas hasta el escaño de primera diputada transexual de España hace ya cuatro años. Lo comentaba con una amiga canaria el otro día: 'Cómo ha cambiado el cuento, mi niña: aquellos que nos llamaban maricones, hoy me llaman señoría'. De maricón a señoría: esa es la grandeza de la democracia. Y no vamos a renunciar a nada de lo conseguido.

Orgullosa mujer

La actriz Carla Antonelli (Güímar, Tenerife, 1959) luchó por los derechos LGTBI en España hasta el punto de ponerse en huelga de hambre en 2006 para que el Gobierno de su propio partido, el PSOE, aprobara la Ley de Identidad de Género. Hoy, a punto de cumplir 60 años, sigue en la brecha.

#hemeroteca #lgtbi #orgullo | Orgullo con veto en Cartagena

Imagen: La Verdad / Marcha del Orgullo LGTBI en Cartagena
Orgullo con veto en Cartagena.
Cientos de personas participan en la manifestación LGTBi, donde Colectivo Galactyco prohibió la presencia en la cabecera de los concejales de PSOE, PP y Cs.
José Alberto González | La Verdad, 2019-06-30
https://www.laverdad.es/murcia/cartagena/orgullo-veto-cartagena-20190629211813-nt.html

Cientos de personas tomaron este sábado las principales calles del casco histórico de Cartagena para participar en la manifestación del Orgullo LGTBi, celebrada bajo el lema 'Mayores sin armario: historia, lucha y memoria'. La marcha estuvo marcada este año por el veto de la organización al equipo de gobierno municipal en la cabecera del desfile. En todo caso, volvieron a reinar los mensajes reivindicativos, la música, el baile y el colorido de las banderas arcoíris.

La asociación Colectivo Galactyco prohibió la presencia de los concejales de PSOE, PP y Ciudadanos para expresar su rechazo al pacto alcanzado por estos tres partidos para gestionar el Ayuntamiento de Cartagena, y evitar así un Ejecutivo en minoría de MC, a pesar del rechazo de la Ejecutiva regional de los socialistas y de varias agrupaciones locales.

Los responsables de Galactyco acusaron también a PP y Cs de haber frenado el desarrollo de la ley autonómica de 8/2016 de 27 de Mayo, de igualdad social LGTBi. Además, se oponen a los pactos de gobierno alcanzados por el PP «con el partido de ultraderecha» Vox en los ayuntamientos y el que negocian a nivel regional. En la marcha, algunos manifestantes gritaron «Vox, fascista, homófobo y racista», al pasar frente a la sede de esta formación, en la calle Mayor.

El presidente y coordinador de educación de Galactyco, Alberto Alba, manifestó que este grupo quiso subrayar su carácter «independiente», pero también su postura ante «unas circunstancias políticas que nos hacen albergar dudas sobre el compromiso del nuevo Gobierno local en la defensa de los derechos» de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales.

«Nosotras, como organizaciones de defensa de la población LGTBi, hacemos política. Lo que somos es una asociación apartidista», precisó Alba. Y defendió que una cosa es vetar a los quince ediles del Ejecutivo junto a la pancarta de apertura de la marcha reivindicativa y otra «respetar el derecho de manifestación, porque no se le prohíbe a nadie ir» más atrás. Así lo hicieron, como otros años, Juventudes Socialistas y el PSOE.

Música y reivindicación
Al inicio de la marcha, tras una batucada, portaron la pancarta el concejal portavoz de MC, José López, y los también ediles de este partido Jesús Giménez y María José Soler. También estuvo la edil y portavoz de Podemos IU-Verdes Equo, Pilar Marcos, así como los líderes comarcales de los sindicatos UGT y CC OO, Fulgencio Andreu y José Ibarra, respectivamente.

En la parte final del desfile, junto a la delegación socialista, participó el concejal de Igualdad, David Martínez, del PSOE. El edil mostró su «respeto por la decisión» de Galactyco, si bien agregó que los socialistas siempre han «promovido la defensa de la igualdad y de los derechos del colectivo LGTBi» desde todas las instancias de poder, y que así seguirá haciéndolo. Martínez subrayó que si en algún momento se planteara en la Corporación alguna propuesta que fuera en contra de esta política, su partido «votaría en contra», pero remarcó que, hasta ahora, todos los grupos políticos aprobaron «por unanimidad» las declaraciones institucionales relativas al colectivo, incluido el izado de la bandera arcoíris. También recordó la implicación del Ayuntamiento en todos los actos de la Semana EnorgulleCT 2019.

El desfile de este sábado por la tarde incluyó la actuación del grupo coreográfico Paraíso, cinco carrozas y la exhibición de pancartas con distintos lemas por parte de Podemos, Juventud Comunistas, Fundación Cepaim y No Te Prives, entre otras entidades. La marcha, en una tarde calurosa y con decenas de espectadores, partió de la calle del Carmen. La organización previó la lectura de un manifiesto en el Muelle Alfonso XII y, posteriormente, una fiesta con diversas actuaciones musicales.

#hemeroteca #lgtbi #orgullo | La cruzada del orgullo gay continúa 50 años después

Imagen: El País / Stinewall Inn, Nueva York
La cruzada del orgullo gay continúa 50 años después.
Cada 28 de junio activistas se concentran en el Stonewall para conmemorar la histórica revuelta y recordar a los que lanzaron la cruzada contra la opresión que sufrían los gais.
Sandro Pozzi | El País, 2019-06-30
https://elpais.com/sociedad/2019/06/28/actualidad/1561723758_580997.html

El orgullo empezó hace 50 años en el 53 de Christopher Street, en el Stonewall Inn. El bar en el Greenwich Village era un puerto seguro para los homosexuales. La policía entró de madrugada y comenzaron los arrestos. Lo que nadie esperaba es que esa redada se convertiría en el detonante de la rebelión que simboliza el nacimiento del movimiento de defensa de liberación LGTBIQ.

Cada 28 de junio desde entonces, activistas como Martha Shelley se concentran en ese mismo lugar para conmemorar la histórica revuelta y recordar a los que lanzaron la cruzada contra la opresión que sufrían los gais. Estuvo al inicio con la revolución que lideró el Gay Liberation Front. El 50 aniversario, dice, es el momento perfecto para hacer una pausa y examinar el camino recorrido para evolucionar.

“Los homosexuales estábamos destinados a no existir”, recuerda el artista Tommy Lanigan-Schmidt. Ir a Stonewall Inn le hacía sentirse humano. En Nueva York no era ilegal servir en un bar a gay, pero casi. En aquella época no ondeaban las banderas del arcoíris, ser homosexual era motivo de despedido e incluso les negaban el alquiler. Eran vistos como pervertidos sexuales o enfermos mentales.

El mundo es ahora muy diferente. El Stonewall Inn dejó de ser un lugar oscuro regentado por la mafia donde los homosexuales podían bailar juntos a escondidas. Pero la cruzada continúa. Los participantes en la concentración esperan que el hito del 50 aniversario represente una nueva de muestra de fuerza frente a los ataques que los derechos de la comunidad LGTBIQ sufren en el clima político actual.

El grito de Stonewall contra la discriminación retumbó con fuerza por todo el mundo. La actriz Whoopi Goldberg insiste en que la celebración debe ser una oportunidad para dar nueva energía a este movimiento de liberación e inclusión. “Los últimos 50 años de orgullo no fueron fáciles”, recordó, “siempre habrá fuerzas luchando contra la comunidad”.

Por el escenario montado en la calle Christopher con Waverly Place pasó también Lady Gaga. "Sois la pura definición del coraje", afirmó ante los asistentes bajo un calor intenso, "esta comunidad ha luchado y sigue luchando una guerra por ser aceptados, una guerra por la tolerancia". La llama que prendió el alzamiento sigue viva, pero los activistas coinciden que cambió el campo de batalla.

Familia global
El orgullo es ahora una fuerza imparable, como dice Maryanne Fine, copresidenta de NYC Pride, “ahora somos una familia global y tenemos que recordar a los que siguen luchando por el mundo”. Y no solo para defender los derechos de los homosexuales. Unen fuerzas por cualquier persona que se sienta marginada. Como dice Paris, “es una obligación hacia los que afrontan los mismos retos”.

Sarah Ellis dice en este sentido que “la aceptación no es algo sobre lo que se pueda legislar”. “Nuestras historias son la herramienta más poderosa para ser aceptados”, insiste, “si no, no estaremos seguros”. La activista Monica Helms, creadora de la bandera transgénero, denunció la represión que sufre entre su colectivo las mujeres de color. Diez murieron en lo que va de año en EE UU.

"El transgénero es el gran reto", señala Summer Minerva, "la gente se encuentra más cómoda con la sexualidad pero no con el género". El motivo por el que importan los primeros activistas como Sylvia Rivera, que puso la T al moviento, no es que tirara el primer ladrillo contra la intolerancia sino por todos los que siguieron después. "En lugar de esconderse aprendieron a representar", añade.

Aquel primer acto de resistencia duró cinco días y se saldó con docenas de arrestos. La policía acabó cerrando el bar. Pero la revolución estaba en marcha. La lucha por la supervivencia y la aceptación se transformó en la celebración del orgullo de ser gay. La primera marcha se celebró un mes después justo al lado, en la plaza de Washington Square, y congregó a medio millar de personas.

Disidentes
Stacy Lentz, dueña del Stonewall Inn, cuenta cómo su principal objetivo ahora es preservar el valor histórico del local. El bar es una meca a la que acude la comunidad para celebrar nuevas victorias, como la legalización del matrimonio sexual por parte de Tribunal Supremo. El presidente Barack Obama declaró la zona monumento nacional como reconocimiento a su papel en la historia de EE UU.

La comunidad LGTBIQ es una parte esencial de Nueva York. La ciudad acogió durante todo el mes de junio múltiples eventos para conmemorar el 50 aniversario de las revueltas en el Stonewall Inn. Culminará este domingo con la gran marcha anual del Orgullo. Es el evento más importante que se celebra en la ciudad de los rascacielos y coincide por primera vez con el WorldPride Festival.

Los organizadores de Heritage on Price esperan la participación de 150.000 personas, además de los cientos de miles que se concentran en las aceras por todo el recorrido. Pero este año habrá marcha alternativa de protesta, bautizada como la Queer Liberation March. Los disidentes se quejan de que la NYC Pride es demasiado festivo y comercial, como la cabalgata de Acción de Gracias de Macy´s.

Tom Viola participó por primera vez en la Marcha del Orgullo hace justo cuatro décadas, cuando seguía siendo un símbolo de rebeldía contra la opresión. Cree que la celebración se volvió excesiva. “No se trata de reconocer solo nuestros logros”, dice, “también hay que velar a los que perdimos y ser perseverantes frente a los que siguen tratando medio siglo después amedrentarnos y degradarnos”.

#hemeroteca #lgtbi #orgullo | A Quinta de San Amaro se llena de orgullo

Imagen: La Voz de Galicia / A Quinta de San Amaro, Meaño
A Quinta de San Amaro se llena de orgullo.
El hotel de Meaño celeró la quinta edición de su atardecer solidario.
La Voz de Galicia, 2019-06-30
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/2019/07/01/quinta-san-amaro-llena-orgullo/0003_201907P1C3994.htm

Cientos de personas se dieron ayer cita en A Quinta de San Amaro con el objetivo de disfrutar de una entrañable fiesta y, de paso, colaborar con una buena causa. La Duendeneta se encargó de poner la música en una velada con la que tradicionalmente se festeja el Día del Orgullo. Hubo reivindicación, en forma de manifiesto leído por los organizadores, y también solidaridad: todo lo recaudado se destinará a Sete Outeiros, un espacio que cuida de personas cuir y trans en la Ribeira Sacra.

sábado, 29 de junio de 2019

#hemeroteca #trans #memoria | Mar Cambrollé: “Las personas trans somos el verbo encarnado de la disidencia”

Imagen: El Salto / Mar Cambrollé, con un micrófono en la mano
Mar Cambrollé: “Las personas trans somos el verbo encarnado de la disidencia”.
Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera, vivió toda esa realidad de represión a las personas trans que aún parece que fue ayer.
Lucía Muñoz Lucena | El salto, 2019-06-29
https://www.elsaltodiario.com/pista-de-aterrizaje/mar-cambrolle-personas-trans-verbo-encarnado-disidencia

La memoria se hace con la historia, y con la historia se crean las referentes. El franquismo trató de borrar de nuestras páginas de historia a las personas trans. Sin embargo, durante esta época no muy lejana, “en cada una de las esquinas donde había una mujer trans, había una bandera de visibilidad y de libertad”. Así lo defiende Mar Cambrollé. Y es que Mar, la presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera, vivió toda esta realidad que aún parece que fue ayer. Mar Cambrollé es “una mujer de verdad”, como ella se define, y transfeminista. Ella fue la primera en convocar una manifestación por los derechos de las personas trans en Andalucía y, desde entonces, su vida está dedicada a defenderlos

-¿Cuándo se convocó la primera manifestación trans en Andalucía?, ¿qué estaba ocurriendo para tener que salir a las calles?
-En el 78. Yo convoqué la primera manifestación trans que hubo en Andalucía y que fue abanderada por las mujeres trans. ¿Por qué las mujeres? Precisamente porque esas leyes fascistas del franquismo sí tenían como objeto las conductas homosexuales que, en el fondo, éramos nosotras porque el franquismo era tan miope que era incapaz de distinguir orientación de identidad. Para el franquismo, todo el mundo era maricón. Incluso nosotras éramos maricones. Pero, precisamente al ser más visibles, las personas trans somos el verbo encarnado de la disidencia. Aún recuerdo la primera manifestación del 77, que fue brutalmente dispersada por los cuerpos represivos de Franco y todo el mundo salió corriendo. No se me olvida cómo las mujeres trans sujetaban la pancarta aún, a pesar de que les pegaran, aún a pesar de que sus cabezas chorreaban sangre, y era porque decían: “Aquí nos la jugamos todas. Aquí es el grito de decir basta”.

-¿Cómo era esa represión franquista?
-Existían muchas leyes en contra nuestra. Estaba la Ley de peligrosidad social, que no empezó a ser abolida hasta 1979 y metió en las cárceles españolas a cerca de 5.000 personas. Más del 80% podrían ser personas trans o con una “expresión de género no normativa”, como se les conocía durante el franquismo. En Andalucía encerraron en la cárcel de Huelva a entre 500 y 600 personas trans por esta ley. A las mujeres transexuales las rapaban, las despojaban de sus ropas femeninas y sufrían todo tipo de vejaciones. Incluso en algunas cárceles, los propios funcionarios negociaban dinero con otros presos para entrar en sus celdas para violarlas. Después, en el 79, la dictadura tenía reservada la Ley de Escándalo Público, que también permitía detener a las personas trans y no fue abolida hasta 1983. Y luego estaba el Código de honor, una ley del Ejército por la que, por practicar un acto de homosexualidad, podías estar encerrada hasta seis años.

.¿Se conocen nombres y apellidos de personas transexuales en fosas?
-No. Pero no porque no existan, sino porque nadie lo ha recogido nunca. A García Lorca no lo asesinaron por poeta, sino por maricón. A nosotras se nos ha robado la identidad y hay muchas personas que asumen el discurso del opresor. Era difícil ponerle en esa época nombre a lo que nos hacía diferentes. Yo no he sido reprimida por lo que me gusta, sino por lo que soy.

-Entonces, ¿dónde están las personas trans en la historia?
-Los historiadores que se han encargado del relato son homosexuales y hombres que cuentan las historia desde una perspectiva androcéntrica, ponen al hombre como sujeto y borran a las mujeres. Hay misoginia en el relato. Hay que recuperar la historia y decir que las personas trans, que fuimos tan violentadas por el sistema franquista por el anhelo de libertad, estuvimos en las cabeceras de las manifestaciones.

-En Andalucía, ¿el fascismo se ha ido?
-El fascismo nunca se fue de España. Está desde que la Iglesia practica con total impunidad discursos de odio hacia las mujeres y las personas gais, lesbianas y trans. Cuando tenemos una fundación llamada Francisco Franco que recibe dinero público. O una asociación como Hazte Oír. El fascismo no se encuentra bajo tres letras. Ha estado siempre y hay que expulsarlo.

#hemeroteca #lgtbi #orgullo | Los críticos del Orgullo se manifiestan contra la otra fiesta “capitalista”

Imagen: El País / Orgullo Crítico, Madrid
Los críticos del Orgullo se manifiestan contra la otra fiesta “capitalista”.
Cientos de personas reivindican en Madrid una fiesta distinta, libre de la intrusión del mercado.
Lucía Franco | El País, 2019-06-29
https://elpais.com/ccaa/2019/06/28/madrid/1561748673_146794.html

En uno de los días más calientes del año, a 40 grados, cientos de personas vestidas con camisetas, calcetines y abanicos de arcoíris han ondeado sus banderas para mandar un mensaje: "El Orgullo no se vende".

Como cada año al comienzo del verano, el Orgullo llena de reivindicación y color las calles de Madrid. El pistoletazo de salida lo ha dado la protesta del Orgullo Crítico que ha arrancado en la plaza de Jacinto Benavente y ha concluido en la de Pedro Zerolo, en el corazón de Chueca. Y con parada en Sol para deleite de los turistas y paseantes. "Esta manifestación realmente sí reivindica nuestros derechos, no como la otra, que ha caído bajo las garras del capitalismo", dice Maria llau,de 26 años, que lleva cuatro años asistiendo al Orgullo crítico.

"50 años después de que trans, putas, bisexuales, migrantes y racializadas lanzaran el primer ladrillo un 28J, seguimos con la lucha", anunciaba al micrófono, uno de los organizadores de la manifestación. El portavoz explicaba que el Orgullo se trata de una lucha "que no pertenece a instituciones, empresas, ni partidos políticos": "Vemos la necesidad de organizarnos al margen de aquellos que se apropian de nuestro discurso para obtener rédito económico, político y social". Alude al MADO (el Orgullo de Madrid) o AEGAL, la asociación de empresarios del colectivo. "El Orgullo no se vende, se defiende, y eso estamos haciendo hoy aquí", repetía el mantra Charlie Gil, de 23 años.

Este año la cita tenía mayor relevancia por la llegada a las instituciones del partido de extrema derecha Vox. En la manifestación nadie es ajeno al hecho de que la formación, con postulados homófobos, está en el poder. Nadie olvida que Javier Ortega Smith, número uno de la candidatura de Vox a la capital, propuso en campaña electoral arrinconar la celebración del Orgullo y moverla desde el centro de la ciudad, donde se celebra ahora, a la Casa de Campo. "El fascismo ha pasado a las instituciones de manos de aquellos que se proclaman nuestros aliados y no lo son", explicaba la voz del megáfono. El público aplaudía.

"Vivimos en una sociedad en la que los roles de género y sexo no permiten salirse de lo establecido", dijo Silvia que ha tomado la palabra. "Luchamos por visibilizar que no se nace mujer u hombre, sino que la sociedad patriarcal moldea nuestras vivencias, gustos y corporalidades para que nos ajustemos a su binarismo", continuaba.

Desde Orgullo crítico han pedido que la celebración del Orgullo de este año sea inclusiva, antirracista y anticlasista. "Necesitamos unir fuerzas con personas que son nuestras hermanas, africanas, moras musulmanas, latinoamericanas y del caribe, gitanas, asiáticas, todes en contra de un sistema opresor, capitalista, cisheteronormativo, diversofóbico que nos oprime, divide e invisibiliza", concluye el manifiesto. "Voy a las dos manifestaciones siempre que estoy en Madrid, pero esta es más especial", concluye Muriel Andreu, de 23 años.

#hemeroteca #lgtbi #orgullo | Activistas pintan un autobús de Ciudadanos durante la celebración del Orgullo en Barcelona

Imagen: El País / El bus 'orgulloso' de Ciudadanos
Activistas pintan un autobús de Ciudadanos durante la celebración del Orgullo en Barcelona.
Albert Rivera denuncia ataques a dirigentes de su partido en Sevilla, Valencia y Barcelona.
Jordi Pueyo Busquets | El País, 2019-06-29
https://elpais.com/ccaa/2019/06/29/catalunya/1561827883_552122.html

Un grupo de manifestantes atacó a ayer un autobús de Ciudadanos que tenía previsto lucir por la ciudad el mensaje de “¡Vamos, orgullo!” tras ser vetado el partido del Pride por los acuerdos de gobierno con participación de Vox. El vehículo se topó al inicio de su recorrido con una manifestación en plaza de Universitat que contaba con el apoyo de la izquierda radical. Varios activistas pintaron con aerosoles el vehículo con mensajes como “Fuera fascistas de nuestros barrios” o “No pasarán”.

La diputada de Ciudadanos Noemí de la Calle explicó que los activistas amenazaron al conductor y a los tres afiliados del partido que iban con él con prender fuego al vehículo. La formación estudia denunciar a los agresores, ya que dispone de varios vídeos donde se pueden identificar. De la Calle, portavoz de la Comisión de Igualdad de las Personas en el Parlament, condenó que en una jornada en la que se defiende la “diversidad y la libertad” tuviera cabida la agresión.

El autobús, descubierto por la parte de arriba, iba a circular sin más gente más allá de los cuatro ocupantes. Los grupos de Ciudadanos que lo quisieron fueron a la marcha del Pride a título individual. La intención del partido era difundir su mensaje durante dos horas por calles próximas a la ruta oficial, que discurrió por la avenielpada de Paral·lel en dirección plaza de España.

La formación Arran, próxima a la CUP, se hizo eco del ataque. “El 28J Autònom [nombre de la manifestación] ha expulsado al autobús de Ciudadanos”, tuiteó en su cuenta de la red social. De la Calle lamentó que la prohibición de la organización del Pride respondió a “vetos políticos”. Según la diputada, “no fue unánime” ya que dimitió el director de Relaciones Institucionales del Pride, Joan Julià, que discrepó de la decisión.

Mientras, en el desfile en Sevilla Ciudadanos denunció que dirigentes de esta formación fueron atacados por "grupos de auténticos fascistas", según denunció en Twitter su presidente, Albert Rivera, que lamentó la actitud de quienes "enturbiaron" la celebración del Orgullo con ataques en Barcelona, Valencia y Sevilla. "Si creen que con su violencia nos van a callar es que no conocen al partido de los valientes. ¡Todo mi apoyo, compañeros!", escribió en la red social. Entre los miembros de Ciudadanos atacados estaba la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, según esta formación. Desde el pasado enero Ciudadanos gobierna en Andalucía junto al PP, pero con el apoyo imprescindible de Vox para garantizar la mayoría necesaria.

viernes, 28 de junio de 2019

#hemeroteca #pinkwashing #homonacionalismo | La ‘venta’ del Orgullo

Imagen: Twitter / Orgullo LGTBI en Melilla
La ‘venta’ del Orgullo.
Amelia Neumayer | Más de la mitad, 2019-06-28
https://blogs.20minutos.es/mas-de-la-mitad/2019/06/28/la-venta-del-orgullo/

Cuando tenía 19 años me mudé a Nueva York para estar más cerca de mi primera novia. Encontré un trabajo de verano como captadora de socios a pie de calle de la parte de la Unión Americana de los derechos civiles. Mi primer cargo fue aprender un texto sobre el matrimonio gay. Me sentí rebelde estando en la ciudad, hablando todos los días sobre el derecho de las personas gais de casarse. En junio fui al Orgullo y recibí un montón de productos arcoíris con nombres de empresas, cosas que unos meses más tarde mi madre descubriría en mi armario (lo sé, la ironía no se me escapa) y me echaría una bronca sobre “los valores cristianos”. Dos años más tarde se legalizó el matrimonio gay en los EEUU.

El primer Orgullo conmemoró las revueltas de junio de 1969 lideradas por mujeres trans de color como Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera que protestaban en Nueva York contra la violencia de la policía. En 1970 el primer orgullo conmemoró y continuó esta lucha. Sin embargo, en la actualidad el Orgullo parece haber perdido su carácter de reivindicación política, su herencia de revuelta, de denuncia y parece haberse convertido en una fiesta más.

Las raíces del Orgullo han sido eclipsadas por las corporaciones a través de lo que se llama ‘pinkwashing’, o el lavado rosa. El término viene de la lucha de apoyo a las personas con cáncer mamario y ha sido extrapolado para hablar de cómo se usa una causa para fines lúdicos de empresas o para lavar la cara de políticos, el caso más conocido siendo con los derechos de las personas LGBTIQ+.

¿Pero por qué debe preocuparnos el ‘pinkwashing’? En primer lugar, es una arma atractiva para corporaciones que quieren usar una causa para sacarse dinero. Pero va más allá que una cuestión de captación de fondos. No se puede entender el ‘pinkwashing’ de forma aislada, es importante pensarlo dentro del contexto de homonacionalismo, concepto acuñado por la académica Jasbir Puar -donde un Estado incorpora a algunas personas homosexuales (normalmente personas blancas, cis y con pasta) como sujetos merecedores de su reconocimiento- en una manera superficial, sobre todo a través de legalizar el matrimonio igualitario. Esta forma de reconocimiento conlleva un estatus de país moderno, civilizado, a diferencia de los países “bárbaros” o retrógrados. Los países homonacionalistas se dotan entonces del papel paternalista y colonizador de proteger a poblaciones víctimas de otros países, lo cual sirve para legitimar todo tipo de intervención violenta.

El ejemplo más conocido es el de Israel, que con la ayuda de empresas americanas en 2005 empezó una campaña de lavado de imagen presentándose como el paraíso para personas gais en el Oriente Medio, mientras seguía matando a personas palestinas, con sus asentamientos y checkpoints violentos y con todo una política islamófoba. En EEUU el homonacionalismo asoma la cabeza con el tema del Orgullo -con el apoyo financiero de los desfiles de Orgullo por empresas que manufacturan drones o que pagan las tuberías que destrozan territorios sagrados indígenas-. La visibilidad de estas empresas en el Orgullo no es nada baladí. Al contrario, sirve para legitimar la violencia ejercida por los EEUU, como país occidental “moderno” porque acepta a (ciertas) personas gais con los brazos abiertos – al nivel nacional y también en el extranjero.

Pero el homonacionalismo no se limita a las políticas de Israel y los EEUU. El fin de semana pasado fue el Orgullo de Melilla, llamada “El XV Orgullo del Norte de África” y celebrado como “el único Orgullo en el continente africano” que proponía “darle voz a quienes no la tienen en esta parte del mundo”. Pero esta perspectiva ignora la historia de la presencia violenta y colonizadora de España en África y el miedo al moro que sigue siendo evidente en la prensa melillense. También esconde el hecho de que para el pueblo amazigh, que vivía en la región antes de las colonizaciones árabe y europeo-católico, las personas homosexuales y trans fueron considerados como una bendición especial. Aunque para las personas que organizan el evento europeizarse parece significar modernizarse, Melilla no puede negar las coincidencias con el caso israelí – también es una frontera ultra desigual y violenta, con devoluciones en caliente y denegaciones de solicitantes de asilo LGBTIQ+.

Este tipo de “celebración” nos da un buen ejemplo del homonacionalismo como herramienta para la construcción de una nación “moderna” y por cierto “europeizada”, donde algunos cuerpos de personas gais son reconocidos por el Estado como válidos, como merecedores de protección y visibilidad, en diferencia de los cuerpos más vulnerados que no lo son. Es imprescindible preguntarnos si queremos este tipo de reconocimiento, y pensar nuestra propia posición dentro del país en que vivimos cómo cómplices en el fomento del homonacionalismo, por ejemplo apoyando el ‘pinkwashing’ en eventos puntuales.

Ahora, 6 años después de mi primer Orgullo, imagino otro Orgullo fruto de una lucha colectiva cotidiana, del diálogo continuo con las personas más afectadas por la violencia del estado y de cada ciudad, de compromiso común contra los sistemas que actúan para negar la humanidad y que ejercen violencias que no se oculten sólo a golpe de purpurina.

Amelia Neumayer es politóloga estadounidense y vive en en Melilla investigando la infancia vulnerada en la Frontera Sur. Antes trabajó en Washington DC para Human Rights Watch, donde formaba parte de colectivos anti-racistas y de solidaridad con personas migrantes.

#hemeroteca #educacion #enfermeria #lgtbi | Las enfermeras escolares, motor de la educación contra la homofobia

Imagen: Diario Enfermero
Las enfermeras escolares, motor de la educación contra la homofobia.
Ángel M. Gregoris / David Ruipérez | Diario Enfermero, 2019-06-28

https://diarioenfermero.es/las-enfermeras-escolares-motor-de-la-educacion-contra-la-homofobia/

España se sitúa entre los países con una de las legislaciones más avanzadas y tolerantes proderechos LGTBI+, que se han ido consolidando a lo largo de los años con la ayuda de una ciudadanía abierta y respetuosa. Aun así, España ha salido este año del top 10 de los países europeos más respetuosos con los derechos del colectivo, situándose en el puesto 11, tal y como apunta el último informe de ILGA Europa, entidad internacional referente en materia de derechos LGTBI+. Así, desde 2011, cuando alcanzó el número 2, nuestro país ha descendido nueve posiciones, dato muy alarmante que no hace más que reseñar la necesidad de abordar un problema grave de retroceso en lo que a derechos se refiere. Según un informe de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), en 2017 se denunciaron 623 incidentes de odio por la orientación sexual o la identidad de género. Una situación inadmisible para una sociedad tolerante como la española, que en muchas ocasiones se solventaría con una educación abierta y progresista desde la infancia.

Para que las nuevas generaciones crezcan en valores de tolerancia, la presencia de enfermeras escolares en todos los centros educativos resulta fundamental. El Consejo General de Enfermería reclama esta medida como un pilar básico para el desarrollo y la garantía de la salud en los menores. Pero además de atender urgencias, administrar medicación y llevar a cabo acciones de educación para la salud, "las enfermeras pueden fomentar el respeto entre compañeros y ayudar a todos aquellos niños y niñas que sufran algún tipo de discriminación en los centros escolares".

Desde las administraciones y las instituciones sanitarias no podemos consentir que en 2019 España sufra un retroceso en las políticas sociales que se han conseguido tras tantos años de lucha. Y esto, sin duda, se logra con educación y formación desde el inicio de la vida”, asegura Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería de España, con motivo del Día Mundial del Orgullo LGTBI+.

Así lo confirma también Patricia Castillo, vocal de Formación de la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos. Nacional e Internacional (AMECE. N.I.), que asevera que es fundamental que “la educación para la salud, que incluye la educación sexual, esté incorporada en las escuelas desde que los niños son pequeños para que crezcan abiertos y tolerantes a la diversidad. Es imprescindible el seguimiento que las enfermeras hacemos a lo largo de una etapa tan importante de sus vidas en las que están, precisamente, poniendo los cimientos para construir su sexualidad”. Cuando en un centro educativo hay una enfermera escolar permanente “se genera una relación de confianza que permite un acceso natural tanto a los alumnos y las familias como a los docentes, facilitando el diálogo, la tolerancia y la integración”, añade Castillo. Asimismo, una enfermera escolar también posibilita que la educación afectivo-sexual sea un hilo a lo largo de toda la vida del alumnado y facilita la visibilización del colectivo LGTBI+ en el colegio y los procesos de inclusión, protección y acompañamiento de estos alumnos y sus familias.

“La educación para la salud viene condicionada por un compromiso a la comunidad escolar que promueva valores básicos sobre la vida y la convivencia en su entorno, con libertad, igualdad y respeto en la diversidad”, subraya José Antonio Zafra, profesor de la Escuela Superior de Enfermería del Mar (Barcelona), que considera necesario “empoderar a los niños y adolescentes desde la diversidad, el respeto al otro y el trabajo conjunto sobre actitudes discriminatorias”.

Muchas veces es la enfermera quien detecta estas situaciones y se ponen en marcha los procedimientos y protocolos ante posibles casos de acoso y evitar que deriven en un sufrimiento tal que acabe -como hemos visto en demasiadas ocasiones- con el peor de los desenlaces posibles. “Es algo que no podemos tolerar. Los colegios deben de ser espacios de entendimiento y convivencia y la presencia de una enfermera puede resultar de mucha utilidad”, concluye Pérez Raya.

#hemeroteca #lgtbi #politica | Activistas de la Crida LGTBI ocupan la sede de ERC en Barcelona.

Imagen: El Periódico / Escrache de Crida LGTBI a ERC en Barcelona
Activistas de la Crida LGTBI ocupan la sede de ERC en Barcelona.
El colectivo ha abandonado el local tras lograr una reunión con el 'conseller' Homrani el próximo 11 de julio.
El Periódico, 2019-06-28
https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20190628/protesta-activistas-lgtbi-sede-erc-barcelona-orgullo-pride-7526502

Activistas de la Crida LGTBI han ocupado este viernes durante una hora la sede de ERC en Barcelona con el objetivo de exigir al 'conseller' de Afers Socials i Famílies, Chakir el Homrani, el despliegue de la ley para garantizar los derechos del colectivo LGTBI y para erradicar la homofobia. La Crida LGTBI denuncia que la norma, aprobada hace 5 años por el Parlament, no ha sido desplegada ni dotada de recursos. "La inoperancia del Govern, i más concretamente, de Homrani, por lo que respecta a los derechos del colectivo LGTBI es muy preocupante".

Los manifestantes habían amenazado con quedarse en la sede de ERC hasta poder hablar con el 'conseller'. Finalmente han acordado con Sergi Sabrià reunirse con Homrani el próximo 11 de julio a las 12.30. "Esperamos que se comprometa a desplegar la ley y a aceptar nuestras propuestas para garantizar nuestros derechos", han afirmado vía Twitter.

El colectivo pide, entre otras medidas, el despliegue de la Ley 11/2014, con la aprobación del reglamento y dotación presupuestaria, el cese de Maria Lluïsa Jiménez i Gusi, responsable del Àrea per la Igualtat de Tracte i No Discriminació de Persones LGTBI, y un compromiso a nivel de empleo, educación y vivienda para las personas de este colectivo.

#hemeroteca #lgtbifobia #homofobia | “Te voy a hacer heterosexual a hostias”, el episodio homófobo que empaña el Pride

Imagen: La Vanguardia / Homofobia en Barcelona
“Te voy a hacer heterosexual a hostias”, el episodio homófobo que empaña el Pride.
Un hombre reprochó a un joven que fuera vestido de forma “tan femenina” en un lugar público.
David Juárez | La Vanguardia, 2019-06-28
https://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20190628/463143134279/video-heterosexual-hostias-episodio-homofobo-barcelona-pride.html

Año 2019 y sigue habiendo episodios homófobos en ciudades tan ‘modernas y tolerantes’ como es Barcelona. Este mismo jueves se vivió una situación violenta en un McDonalds de la capital catalana cuando un individuo amenazó con agredir a un homosexual porque no le gustaba su forma de vestir “tan femenina”. Un amigo de la víctima lo grabó todo y otro lo compartió hasta volverlo viral.

“Te voy a hacer heterosexual a hostias” se titula la vergonzosa situación que ha compartido el tuitero @paleo_20 en su red social y otros ‘influencers’ como Celopan lo han retuiteado para denunciarlo. Curiosamente, como indica el amigo de chico que sufrió la agresión verbal, el incidente tuvo lugar el mismo día que se celebraba el pregón del Pride Barcelona 2019.

En el vídeo se puede ver como el chico que luce unos shorts, unas plataformas y una camiseta fosforita sin mangas se queja al agente de seguridad de la situación: “¿En serio tengo que aguantar que un chaval me diga que no me puedo vestir así?”. El homófobo intenta justificar su malestar diciendo que ese es un lugar público en el que hay niños y que vistiendo así se le está faltando al respeto.

La tensión en el restaurante fue aumentando por momentos cuando la víctima recordó que era el día del Orgullo Gay, mientras el otro vaciló respondiendo: “También es el día de soltar hostias (...) Te voy a hacer heterosexual a hostias”. Le amenazó con golpearlo, pero el agente de seguridad se puso en medio para evitar la violencia física.

El hombre sigue amenazando después al joven gay con pegarle fuera del local, cuando no haya seguridad. “Te voy a dar tal hostia que la mariconería se te quita” le dice fuera de sí. Ante la pasividad del agente de seguridad privado es otro hombre el que entra en escena para llevarse de allí al homófobo antes de que pierda del todo los papeles.

Desde el Pride Barcelona ya han condenado los hechos y se han mostrado en Twitter “completamente indignados con el grave episodio de homofobia sufrido ayer en un establecimiento cercano al pregón de la Plaza Universitat”. “Todo nuestro apoyo a la víctima y animamos a hacer la correspondiente denuncia al Observatori contra l’Homofòbia.

#hemeroteca #lgtbi #orgullo | El Orgullo Crítico toma la calle para recuperar la rabia de Stonewall medio siglo después

Imagen: El Diario / Orgullo Crítico, Madrid
El Orgullo Crítico toma la calle para recuperar la rabia de Stonewall medio siglo después.
El Orgullo alternativo de Madrid se manifiesta como cada 28 de junio para conmemorar los disturbios que en 1969 dieron lugar a la protesta. Convertida en un símbolo de diversidad, la marcha es un puzzle de color y un abanico de cuerpos e identidades que pretenden reivindicar la visibilidad de todo el colectivo. "Aquí hay más protesta. Somos los de abajo, los que no tenemos privilegios ni muchas oportunidades en este sistema de decidir lo que somos", señala Vicky, mujer trans y migrante.
Marta Borraz | El Diario, 2019-06-28
https://www.eldiario.es/sociedad/Orgullo-Critico-Stonewall-reivindicar-LGTBI_0_914808911.html

Con la vista puesta más que nunca en 1969, el Orgullo Crítico sale a calle en Madrid para reivindicar el espíritu combativo de una cita que tuvo su origen en una revuelta. Tal día como hoy hace 50 años, los clientes del pub neoyorkino Stonewall Inn se levantaron contra la irrupción de la policía en una de sus múltiples redadas y hartas de la represión que sufrían. Como cada 28 de junio y con el objetivo de conmemorar estos hechos y denunciar la "deriva comercial" del que llaman 'Orgullo oficial', el 'otro Orgullo' se manifiesta en la capital en plena ola de calor.

Purpurina, plumas, caras pintadas y mucho color. Bajo el lema "Despierta tu rabia", la manifestación ha partido pasados casi 20 minutos de las 19.00 horas de la madrileña plaza de Jacinto Benavente para culminar en la plaza de Pedro Zerolo, renombrada así en 2015 y situada en pleno corazón de Chueca.

Convertida en un símbolo de diversidad, la marcha es un puzzle de color y un abanico de cuerpos e identidades que pretenden reivindicar la visibilidad de todo el colectivo. Aunque el sol que hace a los termómetros alcanzar los 40 grados, no ha dejado a la gente en casa y el calor marcaba buena parte de las conversaciones antes del inicio de la manifestación.

La marcha mantiene la afluencia de los dos últimos años después de que la de 2017, que quiso plantar cara al World Pride celebrado en la capital, la convirtiera en multitudinaria. Personas a título individual envueltas en banderas y varios bloques representando a distintos colectivos desafían al calor madrileño botella de agua en mano. Todos, eso sí, coinciden en denunciar "la comercialización" en la que ha derivado, a su juicio, la cita oficial: "Se ha convertido en un desfile, pero todavía ha que seguir luchando contra un sistema que nos quiere en el armario", cuenta David, un joven gay que recuerda las 623 agresiones LGTBIfóbicas registradas por los colectivos en 2018.

Vicky espera a la sombra al resto de compañeras con las que marchará cerca de la pancarta de cabecera esta tarde. "Aquí hay más protesta. Somos los de abajo, los que no tenemos privilegios ni muchas oportunidades en este sistema de decidir lo que somos", señala. Esta mujer trans y migrante, que llegó de Honduras hace tres años, reconoce que acudirá también a la manifestación estatal del día 6, pero asegura sentirse más representada hoy: "El otro es más comercial", concluye.

La reivindicación de las personas trans y la lucha por la despatologización de la transexualidad -dejar de considerarlo una enfermedad- ha marcado parte de la manifestación, que ha avanzado con lentitud debido a la gran cantidad de gente. Lemas como "No es mi cuerpo, es tu mirada" o "mi documentación no admite discusión" ilustran la pelea de estas personas para ser reconocidas social y legalmente como lo que son. Entre otras cosas, piden la derogación de la ley de identidad de género, en vigor desde 2007, que les obliga a cumplir varios requisitos médicos para cambiar su nombre y sexo legal en el Registro Civil.

"Apenas hay referencias sobre nuestra identidad, hay un vacío", dice Hylian, una persona trans que se identifica como no binaria. "Cuando me descubrí y descubrí la etiqueta tuve que hacer muchísimas búsquedas y bucear mucho porque hay muy poca visibilidad", lamenta a sus 15 años.

"Abran las fronteras, queremos más bolleras"
La marcha avanza entre gritos de "menos negocio y más derechos" y "Orgullo no se vende, se defiende" y deja atrás la Puerta del Sol. En la simbólica plaza, la Plataforma de Encuentros Bolleros ha hecho una acción con el objetivo de reivindicar la visibilidad lésbica y antirracista dentro de estos mismos espacios: "Venimos como bloque crítico dentro del Orgullo Crítico porque también en estos ambientes hay machismo y racismo", explica Gabriela, integrante de la plataforma. La acción, que ha parado la manifestación por un momento, ha consistido en que varias mujeres racializadas se han colocado tras la pancarta que reza "Bloque bollero. Existimos y resistimos". Lo han hecho al grito de "abran las fronteras, queremos más bolleras" mientras abrían varios botes de humo morado.

Como cada año, el sentido de este Orgullo alternativo es organizarse al margen de la manifestación que tendrá lugar el próximo sábado día 6 y a la que acusan de apropiarse del discurso LGTBI "para obtener rédito económico, político y social".

Consideran sus organizadores que la cita oficial ha perdido la esencia de la protesta y se ha vaciado de contenido para convertirse fundamentalmente en un evento festivo que atrae a miles de turistas cada año. Así, no ven con buenos ojos a los colectivos LGTBI que están detrás de la organización y citan como punta de lanza el entramado empresarial que patrocina el evento y que tiene su reflejo en las carrozas con grandes logos de compañías y partidos políticos que desfilan en la manifestación.

Autonombrado como anticapitalista, feminista y antirracista, el Orgullo Crítico tiene por objetivo visibilizar a todas las personas que, denuncia, no están lo suficientemente representados en el oficial debido a la preeminencia del hombre gay y blanco. Este año, además, se suma la irrupción de Vox en las instituciones, que directamente cuestiona los derechos LGTBI y cuyo discurso ha reforzado este año el lado reivindicativo del Orgullo en general.

El desafío que supone la presencia de la extrema derecha y los pactos que tanto PP como Ciudadanos han hecho con los de Santiago Abascal en distintas Administraciones ha redoblado este año la crítica a los partidos por el llamado 'pinkwahing'. Este término inglés da nombre a las estrategias por las que formaciones, empresas y países se muestran simpatizantes con el colectivo LGTBI pero al mismo tiempo vulneran los derechos humanos. Para la comunidad LGTBI, un ejemplo es el PP en el Ayuntamiento de Madrid, que ha colgado la bandera arcoiris en un lateral de Cibeles, desplazada por la de España, al mismo tiempo que se pliega ante Vox, que directamente ha pedido la derogación de las leyes contra la homofobia y la transfobia de la Comunidad de Madrid.

"Nunca hemos bajado la guardia, pero a mis 42 años creo que estamos en el momento más crítico por el que hemos atravesado", señala Ana, una mujer lesbiana integrante de la Plataforma de Encuentros Bolleros. Le complementa Sergio, que ha venido con sus amigos de instituto. A sus 17 años, lo tiene claro" "Ni un paso atrás", grita mientras la cabecera de la manifestación desemboca en la plaza de Pedro Zerolo.

#hemeroteca #queer #identidades | Qué es ser ‘queer’

Imagen: El País / Orgullo en Portland, Oregón, 2019-06-16
Qué es ser ‘queer’.
¿Puede este término, que fue un insulto y está históricamente ligado a la subversión, servir como paraguas para todas las identidades LGTBIQ+?
Raquel Seco | El País, 2019-06-28
https://elpais.com/elpais/2019/06/28/ideas/1561722405_001524.html

Un panfleto circuló de mano en mano en la manifestación del Orgullo de Nueva York de 1990. Rezaba: “Cuando muchas lesbianas y homosexuales nos despertamos por la mañana, nos sentimos ‘enfadadxs’ y ‘asqueadxs’, no ‘gay’ [alegre, en uno de los significados de la palabra en inglés]. Así que elegimos llamarnos ‘queer’. Es una forma de recordarnos a nosotros mismos cómo nos percibe el resto del mundo. Es una forma de decirnos que no tenemos por qué ser personas ingeniosas y encantadoras que llevan vidas discretas y marginadas en el mundo heterosexual”. Queer Nation, una organización que luchaba contra la homofobia y la pandemia del VIH, firmaba el manifiesto, que ha pasado a la historia como una de las primeras reivindicaciones de la palabra ‘queer’.

El recorrido de ‘queer’ hasta aquella explosión de orgullo y reivindicación fue largo: en el siglo XVI, en inglés el término significaba raro, peculiar, extraño, y se vinculó al ámbito sexual desde el siglo XIX, principalmente referido a hombres. Uno de los primeros documentos al respecto es una carta del marqués de Queensberry, John Douglas, en 1894, en la que usó 'queer' con tono peyorativo para insultar a los homosexuales tras descubrir que su hijo tenía una relación con Oscar Wilde —el escritor acabó investigado y condenado por “conducta inmoral”, y tuvo que exiliarse a Francia—. Desde entonces se utilizó como insulto homófobo. No fue hasta las últimas décadas del siglo XX cuando el término empezó a ser reivindicado, entre otros, por Queer Nation, y cruzó fronteras más allá del mundo anglosajón. Aquel panfleto de 1990 continuaba: “Cuando se usa con otros gais y lesbianas, [‘queer’] es una forma de proponer que cerremos filas, y que olvidemos (temporalmente) nuestras diferencias individuales porque nos enfrentamos a un enemigo común más insidioso. ‘QUEER’ puede ser una palabra dura, pero también es un arma astuta e irónica que podemos robar del homófobo y usar contra él”.

Desde entonces, la teoría ‘queer’ ha tratado de explicar qué es ‘queer’ (en español, a veces escrito 'kuir' o 'cuir'), quién, cómo, o por qué se usa y a qué se refiere. El debate sigue abierto, porque el término se caracteriza por su fluidez y escapa las etiquetas. La pensadora Eve Kosofsky Sedgwick lo definió en los noventa como “una red abierta de posibilidades, lapsos, solapamientos, ausencias y excesos de significado cuando los elementos que constituyen el género o la sexualidad no son (o no pueden ser) forzados a un significado monolítico”. Refiriéndose solo al aspecto sexual, la antropóloga cultural Gayle Rubin retrató la división entre sociedad ‘respetable’ y ‘los otros’ con un diagrama (el “círculo mágico”, lo llamó) que sitúa en el centro las prácticas aceptadas (heterosexuales, monógamas...) y fuera las homosexuales, las promiscuas, las marginadas... eminentemente ‘queer’.

Pero el término engloba mucho más. Eleri Anona Watson, fundadora del Queer Studies Network (red de estudios ‘queer’) de la Universidad de Oxford, añade al teléfono: “Lo ‘queer’, para mí, no es definible en absoluto. Es un término indomable, radical, cambia con el tiempo y nadie se lo puede apropiar, desde el punto de vista filosófico y práctico. Ahí es precisamente donde reside su poder”.

Así que el viejo insulto ha mutado y se ha propagado sin parar en el último siglo y medio, y hoy su uso es común en el mundo académico y entre jóvenes. Los departamentos de estudios ‘queer’ se multiplican en las universidades y, en los medios, actrices, músicos y otros famosos salen del armario definiéndose no como homosexuales, sino como ‘queer’, y explicando que se sienten más cómodos con una definición fluida de su sexualidad. ¿Podría seguir creciendo el concepto hasta servir como paraguas para todas las identidades no heteronormativas? En un ensayo de la revista 'The Atlantic' el pasado febrero, el periodista Jonathan Rauch defendía que la letra Q (de ‘queer’) engloba “todas” las minorías sexuales, mientras que LGTBIQ+ (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales y ‘queer’) acaba inevitablemente excluyendo a algún colectivo y, además, resulta confusa.

No todos están de acuerdo. Hay voces contrarias a usar ‘queer’ como etiqueta estándar: subrayan que las siglas, aunque no representen literalmente cada una de las identidades de género y orientaciones sexuales, sí lo pretenden, y de ahí que a menudo al final de la secuencia de letras se incluya un “+”.

Además, quienes rechazan acabar con las siglas apuntan que el concepto ‘queer’ está umbilicalmente unido a una subversión política. “Suelo decir que ‘queer’ se refiere a no heterosexuales a quienes les ‘pone’ el anticapitalismo. No lo digo totalmente en serio, pero tampoco totalmente en broma”, comenta Florence Ashley, activista ‘trans’ y académica en la Universidad McGill de Montreal. Lo ‘queer’, subraya Ashley, tiene que ver con el rechazo a las “políticas de lo respetable” enraizadas en el capitalismo neoliberal. “El movimiento gay de masas dice que merecemos ser aceptados porque somos iguales, excepto en que nos acostamos con otro tipo de personas. Pero el movimiento ‘queer’ sostiene que debemos ser aceptadas porque somos humanas y porque tenemos razón: el sistema es injusto”. Ella cree que el uso único de ‘queer’ no ayudaría a diferenciar entre orientación sexual e identidad de género —algo que ya demasiada gente no hace— e invisibiliza todavía más a la comunidad ‘trans’. “Hemos luchado tanto porque esa letra T se uniera a las otras siglas, ¿y ahora vamos a ser ignoradas porque algunos piensen que ­LGTBIQ+ es demasiado largo?”

Efectivamente, lo ‘queer’ es esencialmente radical, coinciden distintos activistas y académicos, y definirse como tal y ser a la vez políticamente conservador, o misógino, o transfóbico... es, simplemente, contradictorio. Lo ‘queer’ “es un movimiento de disidentes de género y sexuales que resisten frente a las normas que impone la sociedad heterosexual dominante, atento a los procesos de normalización y de exclusión internos a la cultura gay: marginalización de las bolleras, de los cuerpos transexuales y transgénero, de los inmigrantes, de los trabajadores y trabajadoras sexuales...”, escribió el filósofo Paul B. Preciado, autor de 'Un apartamento en Urano' (Anagrama).

También hay quien teme que, dejando de usar las siglas LGTBIQ, se borren luchas que deben ser reconocidas. Hay identidades (mujer o bisexual, por ejemplo) que aglutinan a las personas para pelear por sus derechos, señala Begoña Martínez-Pagán, profesora de Literatura Feminista y LGTBIQ+ en la Universidad de Murcia. “Son categorías inventadas, líneas en la arena, pero que sean artificiales no implica que la gente no tenga derecho a reivindicarlas si sienten que les otorga poder. La diferencia está en si alguien te asigna una categoría desde fuera para señalarte como ‘otro’”.

En los países anglófonos una parte de la comunidad gay —aquellos que fueron peyorativamente señalados e insultados como ‘queer’— siente que esta palabra todavía les duele y desconcierta. “Categóricamente gay”, declaraba el titular de un artículo de Slate en el que el periodista Jim Farber, que salió del armario en los setenta, admitía estar perdido en esta era de fluidez. Farber se pregunta: si casi cualquier persona progresista puede encontrar la manera de identificarse como ‘queer’, ¿qué significa la palabra exactamente? “Me suena a algo que borrará la historia homosexual —mi historia— ahogándola en inclusividad para ampliar su alcance”, reflexiona. “Quizá este sea un factor inevitable del progreso. Al fin y al cabo, cualquier movimiento acaba siendo irrelevante si tiene éxito”.

#hemeroteca #lgtbi #orgullo #activismo | El legado de Stonewall Inn

Imagen: El País / Arcópoli en MADO 2018
El legado de Stonewall Inn.
La revuelta de 1969 fue un punto de inflexión para los grupos que defendían los derechos de gais, lesbianas y transexuales.
Enric Prat / Jordi Mir | El País, 2019-06-28
https://elpais.com/elpais/2019/06/27/opinion/1561629643_815907.html

Este año se celebra el 50º aniversario de la revuelta que se inició la madrugada del 28 de junio de 1969 en el Stonewall Inn, un bar situado en el barrio de Greenwich Village de Nueva York, que era frecuentado por gais, lesbianas, travestis y transexuales. Un pequeño espacio donde intentar convertir en libertad la represión sufrida en su sociedad. Después de una nueva redada, cuando los policías iban sacando la clientela a la calle para trasladarla a la comisaría, una multitud de personas se concentró delante del local. Los agentes se encerraron en el bar, después llegaron refuerzos policiales y se iniciaron los enfrentamientos.

En el marco de aquella lucha, en la que participaron unas dos mil personas, diversos grupos decidieron formar, en Estados Unidos, el Gay Liberation Front (GLF). Se declararía el 28 de junio Día del Orgullo, en recuerdo de la revuelta de Stonewall, y la primera manifestación del Orgullo se realizaría en Nueva York en 1970.

Stonewall representó un punto de inflexión para los grupos que defendían los derechos de las personas gais, lesbianas y transexuales. Pasaron a la ofensiva, saliendo a la calle a reclamar sus derechos y a proclamar públicamente el orgullo que sentían. La creación del GLF estimuló la constitución de grupos y frentes de liberación gais en muchos países.

La revuelta de 1969 puede ser vista como un punto de no retorno. Llegó al final de una década de gran movilización social en muchos países y tras el cambio cultural que en diferentes ámbitos desencadenó el año 1968. Se pasó de la ocultación, el miedo y la vergüenza al orgullo, a la reivindicación y a la voluntad de transformar unas sociedades autoritarias, represivas, discriminadoras y generadoras de dolor.

En España se formaron diversos grupos de liberación homosexual para responder a la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social (LPRS), aprobada por las Cortes en 1970, según la cual los homosexuales eran peligrosos sociales y serían perseguidos y sancionados. Entre ellos hay que destacar la Agrupación Homófila para la Igualdad Sexual, fundada en 1970 y que en 1971 cambiaría el nombre, adoptando el de Movimiento Español de Liberación Homosexual, y el Front d’Alliberament Gai de Catalunya (FAGC), constituido a finales de 1975.

Entre 1976 y 1977 se crearon frentes de liberación homosexual o gay en diferentes comunidades autónomas, que en 1977 constituyeron la Coordinadora de Frentes de Liberación Homosexual del Estado Español. La primera manifestación del Orgullo se realizaría en Barcelona el 26 de junio de 1977. En 1978, se producirían manifestaciones multitudinarias contra esa ley en las grandes ciudades. Como resultado de esas movilizaciones, el Gobierno aprobó el 26 de diciembre de 1978 una reforma por la cual se suprimieron las alusiones a la homosexualidad que había en la LPRS.

De las décadas de 1980, 1990 y 2000 hay que resaltar la tarea pedagógica para combatir la idea errónea que había sobre el sida como una enfermedad homosexual y las actividades de prevención impulsadas por la Coordinadora Gay-Lesbiana; la campaña a favor de una ley de parejas de hecho, que conseguiría que el Parlamento de Cataluña aprobara el 30 de junio de 1998 la Ley de Uniones Estables de Parejas, y las multitudinarias movilizaciones a favor del derecho al matrimonio y a la adopción de las parejas homosexuales convocadas por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales.

El movimiento LGTBI ha conseguido hacer efectivas algunas de sus principales reivindicaciones. Sus conquistas legales han transformado de manera profunda las formas de vida de los colectivos de lesbianas, gais, trans, bisexuales e intersexuales y han repercutido considerablemente en la sociedad. Entre las reclamaciones encaminadas a la eliminación de la discriminación legal por motivos de orientación sexual e identidad de género y a garantizar la igualdad de derechos, hay que destacar la aprobación, desde 2001, en 25 países del mundo, de leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo y reconocen su derecho a adoptar.

Ahora bien, incluso en los países donde se ha logrado la igualdad legal siguen produciéndose situaciones de discriminación y expresiones de homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia. Entre los objetivos pendientes de conseguir hay que resaltar la eliminación de todo tipo de agresiones y discriminaciones, la promoción de una educación que valore la diversidad sexoafectiva existente y cuestione las identidades de género tradicionales, y una modificación de las ideas y actitudes de la ciudadanía con el propósito de que vaya desapareciendo la LGTBIfobia.

Enric Prat Carvajal es historiador y profesor de Ciencia Política en la Universitat Autònoma de Barcelona y Jordi Mir Garcia es profesor de Humanidades en la Universitat Pompeu Fabra.

#hemeroteca #lgtbi #orgullo | Dimite el organizador de Pride Barcelona por el veto a Ciudadanos

Imagen: El Español / Juan Julià
Dimite el organizador de Pride Barcelona por el veto a Ciudadanos.
Juan Julià, dueño de Axel Hoteles y presidente de la patronal gay ACEGAL, ve un "sinsentido" la exclusión del partido naranja de la celebración LGTBI.
Crónica Global, El Español, 2019-06-28
https://cronicaglobal.elespanol.com/vida/dimite-organizador-pride-barcelona_257121_102.html

Juan Julià, organizador del Pride Barcelona, ha dimitido de su puesto de director de relaciones institucionales del festival LGTB. El directivo, a la sazón dueño de Axel Hotels y presidente de la patronal gay ACEGAL, ve un "sinsentido" la exclusión de Ciudadanos del evento arcoiris, cuyo pistoletazo de salida se dio ayer en la Ciudad Condal.

Según ha avanzado ‘La Vanguardia’, Julià ha dejado su puesto de jefe de relaciones políticas al considerar un "sinsentido en el fondo y en la forma" el veto a Cs. Según él, el festival, que se celebra este año bajo el lema ‘We are family’, "se ha politizado demasiado" y se ha olvidado de que el Pride "es inclusión y diversidad, valores por los que estamos luchando desde hace 50 años". Ha agregado el hotelero que se ha sentido muy solo a la hora de defender la permanencia de Ciudadanos en la fiesta ciudadana, una decisión que tomaron los organizadores esta misma semana tras consultar el asunto con las entidades que forman parte de la junta.

"Incumplieron el requisito"
La decisión del hotelero ha llegado pocas horas después de que el Pride Barcelona expulsara a Ciudadanos de la tradicional marcha de carrozas que conmemora el orgullo LGTBI en junio y los actos paralelos que la acompañan. Se tomó en el seno de la organización --defendió entonces el Pride-- por "unanimidad", un consenso que se ha visto que no era tal. Los motivos que llevaron a vetar a Cs fueron el presunto "incumplimiento" del partido naranja del compromiso enviado por el festival a los partidos políticos que querían participar en el mismo, y que pedía una adhesión a la lucha por las libertades y un cordón sanitario a los partidos --en referencia velada a los pactos con Vox-- que las amenazan.

Según el Pride, Ciudadanos ha incumplido ese compromiso al acordar gobiernos con el partido de Santiago Abascal en el Ayuntamiento de Madrid, Zaragoza, Ceuta o Palencia, por poner algunos ejemplos. Concretamente, los organizadores de la fiesta arcoíris exigieron no "avalar a formaciones políticas" que "fomenten el discurso del odio, antifeminista, racista, xenófobo y atenten contra los derechos de las personas LGTBI+" en sus programas electorales.

Similar a Madrid
El veto explícito a Ciudadanos, que sí había acudido otros años al desfile LGTBI de Barcelona, y que adelantó este medio, se produjo después de que los colectivos Cogam y la Felgtb de Madrid hicieran lo propio en el MADO o Madrid Orgullo. Impidieron así efectivamente ambas organizaciones que los representantes del partido naranja acudan a la manifestación estatal y la mayor que monta la comunidad a nivel nacional. Tendrá lugar el fin de semana del 6 y 7 de julio.

En Barcelona, como en la capital, este veto al tercer partido en representantes a nivel nacional ha levantado polvareda. La formación lo atribuyó a "presiones políticas", recordó su compromiso con la comunidad --como las iniciativas para pedir el despliegue de la ley autonómica 25/2014 contra la discriminación-- y pidió "recapacitar". A la vista de los acontecimientos, el Pride Barcelona no lo ha hecho, lo que se ha llevado a su director de relaciones institucionales y principal figura, ya que la patronal ACEGAL es el alma de la entidad-paraguas que monta el evento.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...