sábado, 14 de septiembre de 2019

#hemeroteca #trans #educacion | La seguridad del alumnado trans depende de la voluntad y el trabajo gratis de “profes heroicos”

Imagen: El Salto / Carlos Herrero
La seguridad del alumnado trans depende de la voluntad y el trabajo gratis de “profes heroicos”.
Un estudio de la FELGTB revela que casi el 60% del alumnado trans sufrió transfobia en el ámbito escolar. El 74% de quienes la sufrieron en centros sin protocolos declaró no haber encontrado ningún tipo de apoyo por parte de la comunidad educativa, pero la creación de estos protocolos depende de la iniciativa personal de los docentes.
Patricia Reguero | El Salto, 2019-09-14
https://www.elsaltodiario.com/educacion/la-seguridad-del-alumnado-trans-depende-de-la-voluntad-y-el-trabajo-gratis-de-profes-heroicos-

Casi el 60% del alumnado trans sufrió transfobia en el ámbito escolar, una transfobia, según el sondeo, que se tradujo en forma de insultos (40% de incidencia), acoso (25%), amenazas (22%), ciberviolencia (18%), agresiones físicas (12%) y violencia sexual (9%) hasta el punto de que el 83% de los jóvenes que la sufrieron declaró que su etapa educativa fue menos feliz que la del resto del alumnado. Además, el 81% de las personas encuestadas utilizó un término negativo cuando se les pidió que describieran con una palabra su etapa escolar. Los adjetivos más repetidos fueron: horrible, agobiante, dura, infierno, difícil, costosa, incómoda y complicada.

Son algunas de las cifras que arroja la encuesta realizada a una muestra de personas trans de entre 16 y 24 años que la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) ha presentado esta semana, y que Carlos Herrero, profesor de Lengua y Literatura, interpreta así: “Todas las cifras del estudio son preocupantes porque lo que dicen es que no estamos haciendo nada para evitar un sufrimiento que sí se puede evitar; hay menores sufriendo y es responsabilidad de los adultos”.

Según la misma encuesta, que aunque se realizó entre una muestra que no llega a ser representativa sí ofrece datos significativos, el 58% de quienes sufrieron estas violencias aseguró que el centro educativo no tomó ninguna medida para castigar a quienes las ejercieron y que tras ser víctima de estas agresiones, solo el 15% de las personas encuestadas encontró apoyo en el profesorado. Según esta encuesta, mientras que en los centros educativos donde no existía protocolo de acompañamiento para menores y jóvenes trans, el 74% de las personas encuestadas declaró no haber encontrado ningún tipo de apoyo por parte de la comunidad educativa, en los centros donde sí se contaba con protocolo, esta cifra descendió hasta un 27%.

Sin embargo, la existencia de protocolos depende de la voluntad y del tiempo libre que los docentes puedan dedicar al asunto. Así lo explica Herrero, que además de profe de Lengua y Literatura es impulsor de la iniciativa LGBTayudamos, un grupo en el que participan una docena de alumnos en reuniones semanales, y que se organiza también para hacer guardias en los recreos a las que alumnos LGTB puedan acudir.

Herrero está orgulloso de la iniciativa, que se enmarca dentro del proyecto Escuelas Seguras de la FELGTB, pero hace una advertencia: “A mí me pagan por dar clases de Lengua, y todo lo que esté fuera de eso depende de mi voluntad: esto no puede ser así; la administración debe involucrarse y facilitar los recursos, y esos recursos son tiempo, horas, para hacer este trabajo, porque es una responsabilidad social”, dice, preocupado por que la solución al problema sea abordado mediante la presentación de “profesores heroicos” que toman la iniciativa.

Además de los espacios y debates que promueve LGBTayudamos, Herrero asegura que el ambiente en el instituto es favorable y que promover el respeto forma parte de la agenda de todo el claustro porque “podemos vivir en una sociedad donde el 99% no sepa qué es un complemento directo, pero no es una donde el 99% no sepa qué es el respeto”. Además, cree que a través de ‘La Regenta’ o de las lecturas de clase es posible hablar de diversidad afectiva y sexual. “Supongo que en unas asignaturas es más fácil que en otras pero, si se quiere, es posible hablar de estos temas”, asegura.

Sobre todo en secundaria
La hija de Violeta Herrero es una chica trans de 15 años. Hizo el tránsito en primaria, con 9 años, y se incorporó a la Secundaria con su nombre elegido y con su identidad. La educación Secundaria es la etapa en la que más personas sufrieron transfobia (37%), seguida de Primaria (25%), Bachillerato o FP Superior (22%), educación Infantil (9%) y Universidad (7%).

Violeta cree que los problemas que ha tenido que enfrentar en Primaria y en Secundaria han sido similares y los resume en tener que dar muchas explicaciones muchas veces: “Es una cosa un poco surrealista”. Aunque cree que su hija nunca ha sufrido acoso, la menor sí le ha contado que algunos compañeros cuchichean a sus espaldas, y recuerda cómo un día llegó a casa llorando porque había oído cómo alguien la insultaba por la calle.

“La verdad es que tengo la suerte de poder decir que ella siempre está contenta, pero es verdad que la mayoría lo pasa muy mal, están aislados, y hay intentos de suicidio y autolesiones”, dice en referencia a su trabajo en Familias Transformando, el grupo de COGAM al que pertenece, y por el que tiene que atender a veces a familias por teléfono.

Violeta cree que el hecho de que su hija hiciera el tránsito en Primaria ha hecho más fácil el paso al instituto, aunque eso no la libra de la transfobia. Sobre la existencia de protocolos, asegura que ni en el colegio ni en el instituto de su hija los ha habido. “En el cole nunca se hizo nada por más que lo intenté, luego en el instituto se han hecho talleres y se trabaja bastante”, dice.

Aunque, de nuevo, cree que si se trabaja el asunto es por iniciativas personales dentro de la comunidad educativa. “Creo que hay profesorado al que ella podría recurrir si pasara algo, pero veo que tenemos que fiarnos de la buena fe de las personas porque no hay un protocolo específico”, lamenta.

Derechos dependientes de la buena voluntad
Carlos Castaño, miembro de la Comisión Ejecutiva de FELGTB, insiste en la importancia de que una ley estatal como la presentada en el Congreso en la pasada legislatura legitime estos protocolos y de que las administraciones contemplen los recursos necesarios para ponerlos en marcha. Además, recuerda que muchas comunidades autónomas ya tienen leyes que contemplan la creación de estos protocolos, así como la formación del profesorado en diversidad afectiva y sexual.

Sin embargo, también recuerda que en muchas ocasiones, el bienestar de los menores trans depende de medidas que tienen coste cero como llamarles por su nombre (el 53% de las personas encuestadas afirmó que en el entorno escolar nunca o rara vez se las llamaba por su nombre), eliminar la separación por géneros en actividades como la educación física (el 89% respondió que en su centro existían actividades separadas por géneros) o los baños unisex (el 99% explicó que en sus centros los aseos están diferenciados por géneros).

Sobre si es problema de un profesor el bienestar de su alumnado, responde que sí: “A un profesor debe preocuparle que sus alumnos no sufran transfobia porque si un alumno está sufriendo ‘bullying’, este alumno no está teniendo las mismas oportunidades que el resto”.

De hecho, los datos de la encuesta indican que no se trata solo de un problema de felicidad, sino que la transfobia tiene una incidencia directa en el ámbito académico. Así, el 28% del alumnado trans víctima de violencia tuvo que cambiar de centro y los datos apuntan que la tendencia al abandono escolar temprano es un 17% superior en la población trans.

#hemeroteca #trans | El campamento para transexuales pagado por la Junta de Andalucía que enerva a Vox

Imagen: El Confidencial / participantes en el campamento trans en la Sierra de Cazorla, Jaén
El campamento para transexuales pagado por la Junta de Andalucía que enerva a Vox.
Cuarenta y siete jóvenes trans disfrutan de cuatro días en la Sierra de Cazorla y allí comparten historias de discriminación y aprenden a usar herramientas para combatirla.
Pepe Barahona | El Confidencial, 2019-09-14
https://www.elconfidencial.com/espana/andalucia/2019-09-14/asi-es-el-primer-campamento-trans-pagado-con-dinero-de-la-junta-que-enerva-a-vox_2227627/

Carlos es un joven andaluz de 24 años que prepara su maleta para irse de campamento. Será el tercero de su vida, y espera que sea distinto; de los dos anteriores no guarda un grato recuerdo. Solo recuerda las habituales burlas, los insultos, las agresiones y un largo etcétera de ataques que hicieron que las buenas experiencias de esos días de convivencia estival quedasen emborronadas por el acoso. Pero esta vez será diferente. Es diferente. Sus nuevos compañeros de campamento son trans, el motivo por el que de niño se mofaban de él.

"Que si por qué me vestía como un niño, que si me decían machorra, que por qué quería que me llamasen Cristian, que qué tenía entre las piernas, que si un golpe... Lo pasé mal, muy mal", relata Carlos, uno de los 47 jóvenes que asisten al campamento trans organizado en la Sierra de Cazorla, Jaén, por la Asociación de Transexuales de Andalucía Sylvia Rivera (ATA) y la colaboración del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), dirigido por David Morales, de Ciudadanos.

Nadie en la familia de Carlos se sobresaltó al oír de su propia boca su condición de chico trans. "Lo sabían desde que yo era pequeño", asegura el joven, siempre sonriente. "Me afeitaba como mi padre, hacía pipí de pie... y a los niños del parque les decía que me llamasen Cristian, un nombre muy parecido a mi 'dead name' —el que le pusieron sus padres al nacer—, pero he olvidado muchos de esos recuerdos porque he sufrido tanto que mi mente los ha borrado", relata el sevillano, de San Juan de Aznalfarache, un pueblo del área metropolitana de la capital.

Hasta Cazorla han ido jóvenes de todas las provincias andaluzas. Y no solo personas trans, también aquellas sensibilizadas con el colectivo y que buscan profundizar con detenimiento en las cuestiones que les afectan. "De niño, ellas jugaban con ellas y ellos con ellos —recuerda Carlos—; para las niñas, yo era muy masculino, y para los niños era débil; así que pasaba mucho tiempo solo". Hoy no lo está.

"Aquí nadie te pregunta qué tienes entre las piernas, es un espacio seguro en el que podemos ser quienes somos sin miedos, porque nadie aquí duda de nuestra identidad", advierte el veinteañero. "Es un espacio seguro y ese es el principal valor de este campamento", apunta.

Hoy, el primer día completo para estos jóvenes en la Sierra de Cazorla, recorren juntos las calles de Cazorla. El cielo amenaza agua. Por el camino van comentando cuestiones personales, como la transición por la que muchos están inmersos. En la charla de la tarde, uno de los jóvenes puntualiza: "No me siento trans, soy trans; me siento triste o feliz, pero soy trans, porque no es un estado de ánimo, lo soy; yo soy un hombre trans con mi coño trans", defiende Christian.

"Este es un espacio seguro"
Pese a la lluvia que cae tímidamente sobre Cazorla, varios jóvenes se lanzan decididos a la piscina. "El verano, por la playa y la piscina, es una mala época para las personas trans, porque te obliga a mostrarte con menos ropa —reconoce Cristina, una de las monitoras—; y lo suelen pasar peor los chicos, por los pechos, pero este es un espacio seguro". Y los miedos son menos, por eso los chicos lucen sin complejos las cicatrices de sus mastectomías y las chicas se bañan en bikini.

En las charlas de pasillo, en las habitaciones, tienen protagonismo las hormonas, los bloqueadores y cómo han generado, más allá de la transformación física, un cambio en sus vidas. "Antes quería dejar de existir, ahora estoy viviendo los mejores años de mi vida", acierta a explicar Carlos, que ha vencido la timidez conforme se ha ido consolidando la transición.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye a las personas trans entre los colectivos en peligro por la alta tasa de suicidios. En España, los casos del joven Ekai, en Ondarroa (Bizkaia) y, años atrás, de Alan, en Rubí (Barcelona), desataron la indignación no solo del colectivo trans. “Y por eso son necesarias este tipo de actividades, para compartir entre iguales cuáles han sido los obstáculos comunes y cómo otros, desde su experiencia al haberlos superado, pueden ayudar al resto”, reivindica la presidenta de ATA, Mar Cambrollé.

"El suicido no es una cuestión intrínseca a la transexualidad", advierte Cambrollé. "Ser trans no implica un estado de ánimo —sigue—, es el rechazo social y cultural lo que hace elevar de forma estrepitosa los índices de intento de suicidio en la población trans, un colectivo oprimido y tratado de forma desigual".

Vox, epicentro de una ola transfóbica
Las redes sociales han dado en las últimas semanas ejemplo del odio dirigido hacia el colectivo trans a raíz de las críticas de la diputada de Vox Andalucía, Ángela Mulas, al campamento financiado por la Junta de Andalucía. "Necesario es combatir la pobreza infantil, por ejemplo. Esos niños sí son merecedores de campamentos que les liberen de una discriminación real, la pobreza. No vamos a permitir que el dinero de los andaluces siga destinándose a actos de carga lobista e ideológica", decía el tuit de la compañera de partido de Abascal.

El comentario en las redes desató una variopinta serie de reacciones que, a juicio de Cambrollé, deben ser condenados como delitos de odio. "Este tipo de discursos se convierten en odio en las redes sociales y en agresiones en la calle y en las escuelas", advierte la presidenta de ATA, organización que está recopilando todos esos mensajes de odio para elevarlos a la Fiscalía. "Es muy grave —reprocha—, y no vamos a quedar impasibles".

Según un estudio de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) presentado este lunes 9 de septiembre, el 58% de las personas trans de entre 16 y 24 años ha sufrido transfobia en el ámbito escolar. El 20% de los encuestados —72 en total— no encontró apoyo en nadie, el 40% consiguió ayuda en otros miembros del alumnado y tan solo un 15% en el profesorado. El estudio también revela que el 58% de las víctimas indica que el centro de estudio no tomó ninguna medida para castigar a quienes ejercieron la discriminación y el 28% tuvo que cambiar de escuela.

“Ante estos datos, cuestionar todavía que si la juventud trans tiene derecho a un espacio en donde poner en común su sufrimiento y sus obstáculos sociales me parece de una irresponsabilidad política que atenta contra la juventud con alevosía”, denuncia Cambrollé, también presidenta de la Plataforma Trans, una entidad estatal que aglutina a casi la totalidad del colectivo en España.

Juntos para superar la transfobia
De los incidentes, cuatro de cada diez fueron insultos, el 25% en acoso, 22% en amenazas, el 18% en ciberviolencia, el 12% en agresiones físicas y un 9% en violencia sexual. Respecto a las etapas, la mayoría (un 37%) se da en la educación secundaria. Aunque también llega a la universidad, en 7%.

A Macarena, una de las chicas trans que ríe hoy en el campamento de la Sierra de Cazorla, el miedo a la transfobia le hizo abandonar sus estudios universitarios en el tercer curso de Filología Hispánica. "No dije nada, me fui de un día para otro —recuerda la joven—; algunos compañeros me preguntaron, pero la mayoría decidió dejarme de lado".

La decisión de abandonar sus estudios coincidió con el inicio de su transición y toda una retahíla de visitas médicas para acceder al tratamiento hormonal. "Entonces no sabía que en Andalucía teníamos una ley que nos permitía cambiarnos el nombre en el ámbito educativo", explica a El Confidencial. Lo que hubiese facilitado las cosas en una vida que nunca fue fácil.

"Siempre me sentí mujer, pero lo escondía por miedo a las reacciones —confiesa Macarena, de 25 años y nacida en Huelva—; solo cuando estaba sola era yo, en la calle me comportaba de forma diferente, y eso me generó ansiedad y depresión".

Para Macarena este es su primer campamento. "Estoy nerviosa, ilusionada", advierte. Irá con su novio, un chico trans de Jerez de la Frontera (Cádiz). Él inició la transición antes que ella y durante este tiempo ha sido uno de sus principales pilares. Por eso defiende el campamento, para que quienes no tienen esos apoyos en su día a día puedan aprender de la experiencia de otros iguales.

Martín uno de los veteranos del grupo, tiene 35 años y es de Cádiz. Llega al campamento a una semana de empezar el proceso de hormonación, por eso aprende del relato de quienes, aun siendo menores que él, ya acumulan una notable experiencia. "Nosotros no teníamos referentes, yo recuerdo a 'La Petroleo' o 'La Salvaora', que eran las trans de Cádiz; y estos chicos y chicas han tenido otros trans en los que fijarse", razona en mitad del pasillo.

Los nuevos referentes trans
El colectivo trans ha estado huérfano de referentes hasta hace pocos años y desde las organizaciones se ha trabajado con profusión para derribar los estereotipos que han acompañado a la transexualidad.

Izhan no tiene reparos en conocer que hasta los quince años no sabía qué significaba la T de las siglas LGTBIQ+. Precisamente aquella con la que él se sentía identificado. "Tenías que buscar por tu cuenta, en mi caso fue por Instagram, y ahí descubrí que yo era trans", relata el joven, ilustrador en formación a sus 20 años.

Para él, la transición física se inició a los 18 años. Un año antes ya había empezado la mental. "Se lo conté a una amiga, y le pedí que se refiriera a mí usando el masculino; eso me gustó, y lo que empezó siendo una vaga sensación acabó convirtiéndose en una salida total del armario", narra entre risas.

Izhan es uno de los monitores del campamento. Suyo también es el cartel que la Asociación de Transexuales de Andalucía ha preparado para la ocasión. "Si me lo hubiesen dicho hace años jamás me lo hubiese imaginado, porque era muy tímido", razona el sevillano, que acompañó su transición con visitas a psicólogos.

Para él y para su familia también fue vital el asesoramiento de ATA. "Siempre es reconfortante encontrarte con gente que ha vivido lo mismo que tú, compartir experiencias, buscar complicidades y descubrir que no eres un bicho raro", defiende. Y por eso no entiende las críticas a este campamento que se finaliza este sábado.

Izhan está nervioso porque suya será la responsabilidad del acto de despedida. "Queremos que sea una recopilación de instantes vividos, un libro de convivencia, algo que nos ayude a preparar futuras ediciones —zanja el joven—; porque las habrá".

viernes, 13 de septiembre de 2019

#hemeroteca #lgtbi #gaypitalismo | La cumbre europea del LGBTI en Bilbao alertará sobre la involución

Imagen: Deia / Juan Carlos Alonso y Aratz Castro
La cumbre europea del LGBTI en Bilbao alertará sobre la involución.
La asamblea anual de EPOA debatirá sobre el avance de la extrema derecha la próxima semana.
Ane Araluzea | Deia, 2019-09-13
https://www.deia.eus/2019/09/13/bizkaia/bilbao/la-cumbre-europea-del-lgbti-en-bilbao-alertara-sobre-la-involucion

La preocupación por el retroceso en los derechos del colectivo LGBTI derivado del avance de la extrema derecha centrará el debate de la asamblea anual de EPOA (European Pride Organisers Association) que tendrá lugar del 20 al 22 en Bilbao. Este foro de reflexión de relevancia mundial será el más importante de los celebrados hasta la fecha ya que reunirá a 150 delegados de más de un centenar de asociaciones de 30 países europeos, además de a diversos representantes de países como Canadá o Australia. Previamente, para calentar motores, la villa acogerá la I Conferencia Atlántica LGBTI.

En palabras de Juan Carlos Alonso, coordinador de la asamblea EPOA, esta cita anual es “el altavoz de situaciones de desigualdad que se producen en muchos rincones de Europa”. Concretamente, citó la “homofobia latente” en países como Rusia. “Desgraciadamente se vive y se sufre un retroceso en nuestros derechos por el avance de los extremismos, no solo en este país, sino en toda la Unión Europea”. En ese sentido, reivindicó su intención de “seguir alzando la voz” mientras “haya una sola persona en Europa que sea perseguida o insultada por no poder disfrutar de algo tan fundamental como es el derecho a amar a quien le dé la gana”.

Para hacer frente a la vulneración de derechos que aun se siguen sufriendo en muchos países, Alonso indicó que están trabajando junto a las instituciones europeas y que, de hecho, cuentan con “conexiones muy fructíferas con el Parlamento Europeo”. Es más, apuntó que la sede central de EPOA, fundada en 1991, se encuentra en Bruselas. Además de la celebración de la asamblea a anual, la organización cuenta con otra cita de gran repercusión, el Europride, una celebración “muy importante” además “herramienta fundamental”, al aunar el orgullo y la reivindicación. Dicha conmemoración tendrá lugar el año que viene en Tesalónica, donde “se va a reflejar la situación del colectivo”.

Desde la organización señalaron que hasta 2014 tanto la asamblea como el Europride concurrían en la misma ciudad. Ahora, las propuestas para acoger ambos eventos van por separado. La candidatura presentada por Bilbao, ‘Bilbao is ready’, que partió con el apoyo de la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, fue elegida el año pasado para acoger la asamblea frente a otras propuestas como Atenas o Ibiza. Aratz Castro, coordinador de Bilbao Bizkaia Harro, señaló que es “un primer paso” para reconocer el proyecto que emprendieron hace apenas cinco años. Preguntado por si la capital vizcaina aspira a presentarse como sede de Europride, señaló que “es un debate que se tendrá en el futuro”. En cualquier caso, Alonso recordó que las consideraciones para celebrar el Europride suelen ser diferentes, como muestra el hecho de que Riga fuera elegida en 2015 como sede de la celebración -fue la primera ciudad de la órbita soviética- frente a candidaturas como Tel Aviv o Barcelona.

Críticas
La celebración de la asamblea de EPOA no cuenta con el beneplácito de la plataforma Harro! Transmaribibollo, que engloba a un sector del colectivo LGBTI de la ciudad y que ya ha mostrado su intención de manifestarse en contra el próximo día 21. Consideran que “se trata de una iniciativa que responde a los intereses de un modelo capitalista de sociedad, sus efectos se verán cómo se están viendo ya en otras ciudades y pueblos”. Como respuesta a esta oposición, Aratz Castro señaló que están “trabajando por la diversidad, que es diversa por definición, y suscita críticas”. Sin embargo, el coordinador de Bilbao Bizkaia Harro consideró que provienen de “grupos aislados”, y que detrás “hay una cuestión ideológica y partidista detrás”. En ese sentido, relacionó la resistencia a que Bilbao acoja la asamblea a “un discurso poco constructivo socialmente” que “ataca cada uno de los proyectos de la ciudad y del territorio”.

#hemeroteca #abolicionismo | El veto a las putas, una historia de dogmatismo y cobardía

Imagen: El Confidencial / Manifestación de trabajadoras sexuales en Barcelona
El veto a las putas, una historia de dogmatismo y cobardía.
La Universidad de La Coruña ha vetado unas Jornadas sobre Trabajo Sexual donde tenían previsto participar varias trabajadoras sexuales tras la presión del feminismo abolicionista.
Loola Pérez | El Confidencial, 2019-09-13
https://blogs.elconfidencial.com/cultura/tribuna/2019-09-13/universidad-de-la-coruna-prostitucion-veto_2225059/

Hay, ciertamente, una virulenta ofensiva contra la libertad de expresión en el nombre del feminismo. Quizá esto no lo entierre, pero como movimiento social sí socava su coherencia, cuestiona su compromiso con los colectivos más vulnerables y pone en peligro su credibilidad. El último episodio tiene como escenario la Universidad de La Coruña y como protagonistas unas Jornadas sobre Trabajo Sexual donde tenían previsto participar varias trabajadoras sexuales y algunos investigadores sociales.

Desde que se conocieron las jornadas, el sector abolicionista del feminismo, que viene a ser ahora como una renovada Santa Inquisición, pero con bandera violeta; no ha dejado de presionar a la universidad y en especial, al rector, para que suspendiera el acto. Los argumentos para la censura de las jornadas se han centrado en una ristra de barbaridades, aderezadas con su correspondiente dosis de pánico moral y su tendencia a la difamación. Entre todos ellos, por su desmesura e histrionismo, destaco el que presentaba las jornadas, sin ningún tipo de indicio, prueba o pudor, como una estrategia del ‘lobby proxeneta’ para captar a jóvenes ‘prostitutas’ y educar a ‘nuevos puteros’.

No podemos pasar por alto que este énfasis en la inocencia del alumnado universitario no es más que una estrategia para alimentar el imaginario social sobre la figura de la trabajadora sexual. Es la forma que tienen las abolicionistas de insistir en la falsa idea de que una puta es sumamente ingenua y no puede ser una persona adulta, independiente, responsable de sus decisiones y sexualmente autónoma.

Obviamente, aunque parezca cada vez más difícil dada la tendencia al sensacionalismo y al dogmatismo, esto no quiere decir que no existan herramientas teóricas o buenos argumentos desde el feminismo a favor de la abolición del trabajo sexual. Sin embargo, lo ocurrido a propósito de estas jornadas parece más propio de posicionamientos ultraconservadores, puritanos y sectarios que de un feminismo que respeta las elecciones de las mujeres, por más que estas se encuentren fuera de la norma o de los propios valores personales sobre cuerpo y sexualidad. Simplificar el fenómeno de la prostitución como “esclavitud moderna”, coacción o engaño, catalogar a la trabajadora sexual como una víctima per se o incluso acusar a la propia universidad de fomentar el proxenetismo no es solo pasarse de la raya, es la muestra de una absoluta incoherencia ideológica.

La prostitución (y las trabajadoras sexuales) han pasado de lidiar con la tradicional crítica de los sectores religiosos y conservadores, que consideraban su conducta un pecado y un peligro social, a hacer frente a una crítica supuestamente progresista desde sectores de la izquierda y feministas que las cataloga, según interese, o bien como víctimas, o bien como siervas del patriarcado. Por supuesto, este discurso, lejos de mejorar las condiciones de las trabajadoras sexuales, velar por sus derechos o asegurar su protección frente a los abusos o riesgos para la salud, lo que provoca es una mayor estigmatización y exclusión. Se les niega no solo la condición de trabajadoras sino también la posibilidad de ser visibles e interlocutoras, demostrando así que no están traumatizadas, no son inadaptadas o no se identifican con la condición de ‘víctima’, ‘explotada’ o ‘violada por dinero’.

Clandestinidad
En este contexto de absoluta desvalorización, se las condena a la clandestinidad y a condiciones de mayor vulnerabilidad. Además, cuando la trabajadora sexual es migrante, el peso de la discriminación y la visión victimista de la misma se multiplica. Estas estrategias que giran en torno a la infantilización y la criminalización no son casuales o anecdóticas sino ampliamente deliberadas y compartidas en las políticas de protección. Responden a la pretensión de mantener a las trabajadoras sexuales asustadas, en silencio y arrinconadas en espacios marginales, ya sean sociales, académicos o incluso dentro del propio movimiento feminista.

No hay que descuidar tampoco el rol que ha jugado la Universidad de La Coruña. Aunque en un principio se mantuvo firme con la decisión de realizar las Jornadas de Trabajo Sexual, finalmente ha cedido a las presiones. La justificación ha sido francamente cuestionable dado que se excusaba en que ‘el fuerte rechazo, el acoso y la crueldad’ que habían ocurrido en los días previos hacía imposible garantizar las condiciones de seguridad del debate. Aun cabiendo la posibilidad de que el comunicado no incurra en la mala fe, deberíamos preguntarnos muy seriamente sobre sus implicaciones en un país democrático. Si un espacio académico no puede asegurar el debate civilizado de ideas ni salvaguardar la armonía social en sus instalaciones, ¿dónde se va a poder discutir de forma segura? ¿Constituye esto una limitación de la libertad de expresión? Rotundamente sí.

La Universidad de La Coruña parece enfrentar el sectarismo del feminismo abolicionista con una excusa cobarde, ridícula y poco convincente. Con ello no solo ha puesto en evidencia lo lejos que está de asegurar un estándar de civilidad en sus espacios sino también su parcialidad al bloquear aquellas líneas de debate que según el feminismo abolicionista son supuestamente amenazadoras para la sociedad y la comunidad universitaria. El camino que ha tomado la institución resulta ciertamente aterrador: el veto de la puta genera una incómoda incertidumbre con respecto a la civilidad, la convivencia social, el respeto a los derechos humanos y la difusión del conocimiento.

Más allá de que el evento universitario pueda justificarse como un ejercicio amparado en la libertad de expresión y la autonomía de la universidad, dado que la prostitución es un debate abierto no solo en el movimiento feminista sino también en nuestra sociedad, las jornadas eran merecedoras de atención por otro tipo de razones. Abordar las realidades del trabajo sexual no es solo hablar de prostitución, de sus condiciones laborales, de cómo les afecta la legislación migratoria, de las consecuencias de la Ley Mordaza o la penalización de los clientes. Las ciencias sociales, con su correspondiente rigor y metodologías, nos permiten conocer otras opciones que caen bajo el mismo paraguas del trabajo sexual, pero que posiblemente son menos conocidas para el público en general.

Imposición
Es el caso de la asistencia sexual para personas con diversidad funcional, quienes lejos de ser ángeles sin sexo son sujetos que reclaman el derecho al propio cuerpo y la sexualidad. Hay quien desea y necesita el apoyo de una persona profesional para explorar su cuerpo, masturbarse, cambiar de posición, utilizar un juguete sexual o tener un orgasmo. Conocer el trabajo de la -o del- asistente sexual es una forma de evitar la confusión con respecto a lo que hacen y cómo lo hacen, pues su trabajo no consiste en mantener sexo con la persona con diversidad funcional sino en facilitar la masturbación o la relación con otra persona.

En todo caso, no se puede pasar por alto que la suspensión de las jornadas por parte de la institución académica, participa de la imposición del discurso dominante y la agenda marcada por el feminismo abolicionista. Sobre este episodio sumamente reaccionario se construyen discursos y políticas públicas que afectan a los derechos humanos de las trabajadoras sexuales y que suplantan sus intereses, demandas, vivencias y cuestionamientos propios sobre cómo se organiza la industria del sexo. La cuestión se ha tornado cada vez más preocupante porque está liderada por personas bien posicionadas y con gran influencia social: académicas, representantes públicos y colectivos o entidades de carácter feminista muy afines a los partidos políticos.

Para concluir, desde una visión de derechos humanos y desde mi compromiso feminista por no limitar la libertad de expresión, quiero incidir en la idea de que la prostitución contada por las putas no puede convertirse de nuevo en un tabú, en un tema sucio, en una realidad conflictiva. Es importante señalar que lo que estamos presenciando no es exclusivamente una batalla por el conocimiento y la verdad, hay una lucha por el poder de la palabra y una vuelta a la erotofobia. Las peticiones de censura por parte del feminismo abolicionista obedecen a la imposición de un único punto de vista, un único relato, una única opción sobre la manera en la que las mujeres deben vivir la sexualidad, la relación con su cuerpo o simplemente, sobrevivir. Pero asimismo responden a la persecución de una serie de valores y conductas sexuales. Existe una deliberada maniobra política para convertir el trabajo sexual, ya sea la prostitución, la pornografía o incluso la asistencia sexual, en focos de ansiedades sociales.

#hemeroteca #mujeres #ciencia | Cuando las mujeres dominaban el software

Imagen: El País / Grace Hopper
Cuando las mujeres dominaban el software.
Las programadoras tuvieron un papel fundamental en el inicio del desarrollo de la informática, pero desde los años 80 su papel ha ido cayendo.
Jordi Pérez Colomé | El País, 2019-09-13
https://elpais.com/tecnologia/2019/09/11/actualidad/1568211819_635943.html

En abril de 1967, la edición estadounidense de la revista femenina Cosmopolitan publicó un reportaje titulado "Las chicas informáticas". Las fotos eran de una joven programadora de IBM rodeada de hombres ingenieros. "Hace 20 años [en 1947] una chica podía ser secretaria, maestra, quizá bibliotecaria, trabajadora social o enfermera", decía el texto. "Si era realmente ambiciosa podía competir con hombres, a menudo trabajando más horas por menos dinero. Pero ahora han llegado los grandes, fascinantes ordenadores y un nuevo tipo de trabajo para las mujeres: programar", añadía.

El sueldo en 1967 en ese nuevo trabajo podía alcanzar 20.000 dólares al año, cerca de 150.000 euros al cambio actual y tras calcular la inflación.

Antes de la llegada del ordenador personal, cuando las computadoras eran aparatos que ocupaban habitaciones enteras, las mujeres eran casi la mitad de las empleadas en programarlos. Fue un momento histórico especial, con sus características y que duró hasta mediados de los 80, según recuerda el escritor Clive Thompson en su nuevo libro ‘Programadores. La creación de una nueva tribu y la recreación del mundo’, de momento publicado solo en inglés. "Es increíble lo poco que se habla de las mujeres pioneras", dice Patricia Ordóñez, catedrática asociada de Informática en la Universidad de Puerto Rico Río Piedras.

¿Por qué las mujeres dominaron el inicio del software? Porque era un sector nuevo y el prestigio estaba en algo cercano pero distinto: el hardware. "Una de las razones por las que en los 60 los hombres no eran programadores a tiempo completo es porque la parte sexy, gratificante era el hardware", construir los ordenadores, dice Thompson. Ahí estaba el dinero que invertía el Gobierno y las grandes dificultades intelectuales. La programación era un punto intermedio entre los ingenieros y las secretarias: "Las programadoras de carrera no eran personal investigador, sino que servían al personal investigador", escribe Thompson.

A pesar de su peso, los clichés de la época eran imbatibles. Grace Hopper, una de las pioneras que ayudó crear el primer ordenador programable, el Eniac, decía en el texto de Cosmopolitan, que programar es "como preparar una cena". Había que planificar "los detalles con paciencia", decía Hopper, que añadía: "Las mujeres están hechas para programar ordenadores". No era un comentario raro para la época: un libro de 1968 sobre cómo llegar a ser informático sugería que quien disfrutaba "cocinando a partir de un libro de cocina" podía tener aptitudes naturales para programar.

También saber coser era bueno para programar, decían. Las comparaciones eran con labores rutinarias y de atención al detalle. Nadie sabía exactamente en realidad qué era programar. Los primeros lenguajes compiladores –que traducían algo parecido a nuestras lenguas a ceros y unos– acababan de crearse. Las mujeres tenían además un pedigrí añadido por haber colaborado desde laboratorios clave como con el Eniac o en Bletchley Park en Reino Unido en la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial.

Esa mezcla de valores que hacían que las mujeres se consolidaran como programadoras llegó a su cima, según Thompson, en 1984. Al principio de ese año un 37,1% de los estudiantes de informática en Estados Unidos eran mujeres. A partir de ahí, la caída. En 2012, el porcentaje rondaba el 17%. El dato es más impactante porque en otras carreras, las mujeres estudiantes aumentan desde los años 60. En medicina o derecho rondan el 50% desde unos inicios que no llegaban al 10%.

Los tres motivos de las desaparición
¿Qué ocurrió para que las mujeres desaparecieran de la informática o para que los hombres llegaran en masa a desplazarlas? Tres cosas, según Thompson. Uno, el software era cada vez más importante y las empresas empezaban a nombrar a directivos con esa formación. Una cosa era introducir a programadoras para que teclearan, otra distinta para la época era hacerlas directivas.

Dos, la llegada de los ordenadores personales a los hogares. Los adolescentes podían trastear desde muy jóvenes con sus Commodore 64 y los padres solían regalar el aparato al niño o al menos ponerlo en su habitación. Según un estudio sobre la diferencia entre géneros de Jane Margolis, de la Carnegie Mellon University, en los años 90, los padres tenían el doble de probabilidad de regalar un ordenador a un hijo que a una hija. Y era más fácil meterse en la carrera con conocimientos previos de ordenadores, aunque investigaciones posteriores han desmontado la idea de que los hackers adolescentes son mejores licenciados en informática.

No solo eso. "Esa irrupción vino acompañada de videojuegos con narrativas bastante simples pero que enganchaban y que hizo que se empezara a popularizar la imagen del informático como un friki, un ser asocial que no se relacionaba con nada salvo con su máquina, que es un estereotipo que no funciona entre las mujeres", explica Paloma Díaz, catedrática del Departamento de Informática de la Universidad Carlos III.

Ese modelo del informático friki cuajó y tuvo consecuencias: "Se comenzó a valorar más a la persona que se moldeaba como geek, que trabajaba a todas horas, sin importarle su apariencia, ni su higiene y estaba obsesionado con la computadora. Se veían como inteligentes, se escuchaban y valoraban, y se comenzó a crear un ambiente tóxico que repelía a los que eran diferentes. Ese ambiente sigue y crea una cultura de exclusión", cree Ordóñez.

Y tres, la llegada del dinero. "Como los sociólogos han demostrado hace tiempo", escribe Thompson, "cuando un sector está cada vez mejor pagado y es prominente, los hombres que lo habían despreciado se apresuran a entrar".

Así recordaba Diane Greene, ex presidenta ejecutiva de Google Cloud, en una conversación reciente con EL PAÍS, los años del cambio, en 1985: "Mi clase en la Universidad de Berkeley estaba llena de mujeres. Éramos un 30%. Todo el mundo inventaba y nadie se daba cuenta de si eras una mujer o un hombre. Simplemente hacíamos esa cosa nueva juntos. Después, un día que me encontré en un avión, pregunté a [la activista] Gloria Steinman qué pasaba, por qué era tan difícil ahora para las mujeres, por qué había tanta discriminación de género. Me contestó: 'Es muy obvio. Cuando una profesión nueva se convierte en estable, su estatus sube, hay más dinero y los hombres empujan a las mujeres hacia fuera'".

A pesar de las diferencias entre el desarrollo informático inicial con Estados Unidos, en España los porcentajes entre estudiantes de informática son parecidos. En 1985, un 30% de los alumnos de informática en España eran mujeres. En 2016 cayeron hasta el 12%, según datos de una investigación de Juan Julián Merelo y Cecilia Merelo.

En otro trabajo de estos dos autores, detectaron que "existe un punto de inflexión alrededor de los 10 años en los que las niñas dejan de tener interés por la Informática como una carrera profesional". Este problema de percepción, que no existía al principio de la programación porque era un oficio sin pasado, es clave ahora: "Cuando una parte importante del mercado de trabajo más cualificado requiere habilidades de programación y computación, que una parte de la población se autoexcluya por motivos subjetivos, es un problema. Que perdamos parte del talento por una percepción equivocada de esta profesión, es un problema", explica Díaz. "Hay que mostrar a las chicas que es una carrera profesional más, con grandes, medianas y pequeñas figuras, y sobre todo con un gran mercado laboral."

#hemeroteca #homosexualidad | Los 'amantes de Módena', dos esqueletos enterrados de la mano hace 1.500 años, son dos hombres

Imagen: El Mundo / Los 'amantes' de Módena
Los 'amantes de Módena', dos esqueletos enterrados de la mano hace 1.500 años, son dos hombres.
Científicos italianos han resuelto el misterio de los 'amantes de Módena', dos esqueletos enterrados hace unos 1.500 años tomados de las manos.
EFE | El Mundo, 2019-09-13
https://www.elmundo.es/cultura/2019/09/13/5d7b6de7fdddff19138b45ec.html

Durante diez años a los dos esqueletos encontrados en una necrópolis del siglo IV-VI en el centro de Italia se les ha conocido como los "amantes de Módena", porque fueron encontrados con las manos entrelazadas, pero ahora se ha descubierto que son dos hombres y se estudia porqué fueron enterrados juntos.

Cuando fueron descubiertos en 2009, durante las excavaciones en una necrópolis modenesa de hace 1500 años se convirtieron inmediatamente para los medios de comunicación en "los dos amantes", pero un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bolonia y la Universidad de Módena y Regio Emilia han comprobado que son dos hombres gracias a las nuevas técnicas revolucionarias.

El investigador de la Universidad de Bolonia y primer autor de este estudio, publicado en la revista Scientific Reports, Federico Lugli, explicó a Efe cómo se produjo el error y el posterior descubrimiento. "Cuando en 2009 se hallaron los cuerpos, las técnicas tradicionales de antropología esquelética no pudieron revelar el sexo debido al mal estado de los restos. Los medios de comunicación al ver las manos entrelazadas escribieron la historia de los amantes, pero a nivel científico no fue nunca probado el sexo o grado de parentesco", afirmó Lugli.

En el 2017, un estudio muy importante para este sector presentaba un nuevo método capaz de, a partir de unas proteínas particulares en el esmalte dental, definir el sexo de un esqueleto y un equipo de la Universidad de Bolonia decidió aplicarlo en los ya famosos amantes, añade el investigador. Lugli explica que el método funcionaba en estos dos cuerpos, ya que presentaban intactas las proteínas dentales y se logró definir que ambos eran de sexo masculino.

El próximo paso, señala Lugli, es comprender por qué fueron enterrados juntos ya que en la actualidad no se tiene constancia de este tipo de enterramientos durante la época y "las varias tumbas con dos personas enterradas que juntaban sus manos eran siempre un hombre y una mujer". "Hemos empezado a estudiar la componente inorgánica del diente, que nos permitirá conocer la procedencia geográfica, y además aplicaremos nuevas técnicas para conocer el ADN que nos den más informaciones de ambos, como si podían ser parientes, que es lo más probable", agregó.

Si se ha necesitado cerca de un año para la extracción de la proteína y su análisis, conocer por qué fueron enterrados juntos será algo más difícil.

¿Se ha destruido una historia de amor?. "Por desgracia sí", concluye Lugli, aunque explica que nunca lo fue porque fue construida por los medios de entonces y no pudo ser desmentida científicamente hasta hoy. Una hipótesis muy remota es que se tratase de un amor homosexual ya que en esa época no estaba permitido, añade Lugli, y por tanto nadie podría haber accedido a enterrarles juntos.

Otra de las hipótesis es que podrían ser soldados muertos juntos en la batalla, pues el lugar donde fueron enterrados podría haber sido un cementerio de guerra.

#hemeroteca #homosexualidad | Los ‘amantes de Módena’ eran dos hombres

Imagen: El País / Los 'amantes' de Módena
Los ‘amantes de Módena’ eran dos hombres.
El esmalte de los dientes permite identificar el sexo de los esqueletos, enterrados de la mano hace 1.600 años, pero nada delata la relación que mantenían.
Agathe Cortes | El País, 2019-09-13
https://elpais.com/elpais/2019/09/13/ciencia/1568367630_243262.html

Los ‘amantes de Módena’ han representado, durante años, el mito del amor eterno: dos esqueletos enterrados juntos, cogidos de la mano, y con uno de ellos con su cabeza vuelta hacia el otro, unidos por toda la eternidad. Hasta ahora, se suponía que eran un hombre y una mujer. Pero ahora se ha descubierto que los dos esqueletos, enterrados hace 1.600 años y descubiertos en 2009 en la ciudad de Módena (Italia), pertenecen a dos hombres, de unos treinta años de edad. Unos investigadores de la Universidad de Bolonia han revelado en un estudio la verdad sobre tan romántica historia gracias a la composición del esmalte de los dientes de las víctimas.

Como cuenta el estudio publicado en la revista Scientific Reports, los restos estaban destrozados por el paso del tiempo. “No podíamos analizar los cráneos o las caderas, del desgaste que había; eso nos podría haber ayudado, ya que la forma de los huesos es distinta entre un hombre y una mujer”, explica Federico Luigi, uno de los autores del estudio. Este investigador de la Universidad de Bolonia explica que, en los diez años que han pasado desde el hallazgo, han intentado realizar todo tipo de análisis pero ninguno les permitió confirmar el sexo de los esqueletos. Por lo tanto, el rumor del amor eterno heterosexual siguió propagándose por el mundo. “Hace dos años, unos investigadores ingleses descubrieron que una proteína presente en el esmalte de los dientes permitía identificar el sexo del fallecido. Lo intentamos con los amantes, y funcionó”, cuenta el experto italiano.

Esta proteína en cuestión es la amelogenina y se divide, como los cromosomas, en X y Y. La AMELX se encuentra en el tejido dental tanto del hombre como de la mujer, pero la llamada AMELY, solo en los hombres. Los amantes de Módena tenían un esmalte con la misma composición. Para verificar el descubrimiento, los investigadores repitieron el análisis con 12 dientes de esqueletos del mismo lugar y de otros cementerios cercanos y dos “modernos”, como los calificaron en el estudio. Y todo encajó.

Los esqueletos fueron enterrados en un cementerio con otras once personas. Algunos de los enterrados muestran marcas de traumas que se pueden relacionar con una muerte violenta durante una guerra, explica el estudio. Los investigadores sugieren que el entierro se realizó de esta manera para ilustrar una unión entre dos hombres que murieron juntos en la guerra o bien que eran de la misma familia y por eso compartieron tumba. Sin embargo, queda la duda de por qué se dan la mano. Luigi no quiere especular sobre cuál era su relación. “No podemos decir que tuvieran una relación romántica porque sabemos que en Italia, en la Antigüedad tardía, ser homosexual era un crimen y nadie, en su sano juicio, hubiese mostrado este tipo de relación aunque fuese en una tumba”, explica el italiano.

Los investigadores insistieron en confirmar el sexo de los fallecidos cuando no había debates ni dudas de por medio. “¿Por qué no lo hemos dejado estar? No es un entierro usual. Existen muy pocos [todos hombres y mujeres o familiares, según el listado del estudio]. Es extraordinario, y mucho más interesante descubrir que son dos hombres. Nos permite indagar en las ideologías de nuestros antepasados y sobre todo, desde un punto de vista social, descubrir cómo se contempla esto ahora”, concluye Luigi.

jueves, 12 de septiembre de 2019

#hemeroteca #vih | El PSOE se compromete a financiar la pastilla contra el VIH

Imagen: El Periódico
El PSOE se compromete a financiar la pastilla contra el VIH.
Incluye por primera vez la promesa en un documento programático. Algunas comunidades se muestran reacias a medicar a personas sanas.
Patricia Martín | El Periódico, 2019-09-12
https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20190912/psoe-promete-financiar-pastilla-vih-prep-sida-7629535

España está cada vez más cerca de países como EEUU, Francia o Bélgica, que han incluido la pastilla contra el VIH, la llamada profilaxis preexposición (PrEP por sus siglas en inglés), en sus sistemas sanitarios. El PSOE se ha comprometido a incluirla en la cartera común del Sistema Nacional de Salud por primera vez en un documento programático: la oferta con 370 medidas que lanzó para intentar pactar con Podemos. En el programa electoral del pasado abril no estaba la propuesta, pero ahora sí, algo que aplaude CESIDA, la coordinadora estatal de organizaciones civiles en torno al sida.

La PrEP es una estrategia de prevención para personas con elevado riesgo a contraer el VIH, como hombres homosexuales sin pareja estable, donde se produce la mayor tasa de nuevos contagios. Diversos estudios han confirmado que tomando al día una pastilla de Truvada, el fármaco con el que se comercia en España, se evita la infección aunque se practique sexo sin preservativo. También es suficiente con tomar dos pastillas entre 24 y dos horas antes de la relación sexual, una píldora 24 horas después y otra más a las 48 horas.

El descenso de contagios se frena
Es tal su efectividad, que la Organización Mundial de la Salud recomienza desde el 2015 el uso de las profilaxis preexposición en grupos de riesgo, en un panorama en el que la ONU ha lanzado la advertencia de que la progresiva reducción de nuevas infecciones se está ralentizando en el mundo. La Agencia Europea del Medicamento aprobó la utilización de la PrEP en el 2016 y, en consonancia, la Comisión Europea hizo una llamada a los países miembros a introducir el medicamento preventivo en sus sistemas sanitarios. La Agencia Española del Medicamento se hizo eco y aprobó su utilización en febrero del 2017, si bien, aún no forma parte de la cartera de servicios del Sistema Nacional, lo provoca que solo se pueda acceder a la PrEP si el usuario forma parte de algún estudio médico o si compra el medicamento por su cuenta. En internet se puede adquirir fácilmente por unos 30 euros.

Pero las oenegés integradas en la plataforma CESIDA y sociedades médicas como GESIDA y SEISIDA han solicitado su financiación e integración en el sistema público, para los grupos de riesgo, y como estrategia complementaria a otras como el uso del preservativo. Asimismo, el Comité de Bioética recomendó su utilización y el pasado noviembre todos los partidos aprobaron por unanimidad una proposición del PDCat que insta al Gobierno a facilitar su uso.

Las limitaciones y el uso del condón
Ante estas peticiones, Sanidad y las comunidades autónomas están estudiando su implementación, si bien, la ministra en funciones, María Luisa Carcedo, siempre ha advertido que la PrEP, “siendo eficaz, tiene limitaciones” y “no previene de todas las enfermedades de transmisión sexual ni en todas las prácticas”. En la misma línea, la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) avisa que la sistematización de la PrEP “comporta retos logísticos y organizativos, costes sanitarios elevados y algunos efectos adversos, tanto a nivel individual como poblacional, que es necesario monitorizar y evaluar”.

Y es que en los últimos años se ha producido un aumento exponencial de enfermedades venéreas, como la gonorrea y la clamidia –no del sida-, por un menor uso del preservativo. Y algunos estudios indican que las personas que toman la profilaxis preexposición, como se sienten protegidas ante el VIH, usan menos el condón.

Algunas comunidades, "reacias"
Si bien, los defensores de la PrEP, sostienen que las infecciones de transmisión sexual llevan años aumentado y si no lo hacen más es debido precisamente a que las personas que participan en programas de prevención y toman Truvada son sometidos a controles cada 3 meses, lo que permite diagnósticos de enfermedades, que en una fase inicial son asintomáticas, muy rápidos. “No sé si bajará el uso del preservativo pero como su utilización ya es muy baja con la PrEP, al menos, se evita una infección grave y de por vida”, sostiene Ramón Espacio, presidente de CESIDA.

El especialista explica que algunas Comunidades Autónomas son “reacias” a la introducción de la PrEP porque “no acaban de entender la herramienta”, por ejemplo, que se medique a personas sanas o que sea necesaria si ya existe el preservativo. Si bien, en su opinión que el PSOE por primera vez haya plasmado su compromiso de implementación en un documento público dará a los colectivos pro pastilla “más fuerza” a la hora de exigir su cumplimiento, haya o no Gobierno en los próximos días.

Las cifras, 3.000 nuevos diagnósticos al año
En el año 2017 se notificaron en España 3.381 nuevos diagnósticos de VIH, lo que supone una tasa de 7,2 casos por 100.000 habitantes. Se calcula por tanto que conviven con la infección entre 140.000 y 170.000 personas, de las que casi uno de cada cinco (el 18%) no está diagnosticada. La mayoría de los nuevos contagios se produjeron entre hombres (el 84%) y casi el 30% tenía menos de 30 años en el momento de ser diagnosticados.

#hemeroteca #homofobia | Buenos Aires: Un “besazo” contra la homofobia

Imagen: Página 12 / Besazo contra la homofobia de Jair Bolsonaro y Marcelo Crivella en Brasil
Un “besazo” contra la homofobia.
Protesta frente a la embajada de Brasil.
Página 12, 2019-09-12
https://www.pagina12.com.ar/217947-un-besazo-contra-la-homofobia

Diferentes organizaciones políticas y sociales protagonizaron hoy una protesta contra la homofobia en el Brasil de Jair Bolsonaro. Frente a la embajada del país vecino, en Cerrito 1350, realizaron un “besazo” para manifestar su rechazo al intento de censura de una historieta acerca de una pareja gay.

“Nuestros besos no son delitos”, decían las pancartas, que además tildaban de “dinosaurios” a Bolsonaro y al alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella. Hombres y mujeres participaron del “besazo” frente a la sede diplomática ubicada en el barrio de Retiro.

Militantes del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y del Frente de Izquierda, especialmente, promovieron la protesta bajo la consigna "Un besazo LGBTI antiodio".

La convocatoria fue para repudiar la decisión del alcalde Crivella, quien censuró un comic de Marvel en el que se ve a dos hombres besándose. Crivella, que es evangélico, envió fiscales del municipio a la Bienal del Libro que se desarrolla en la ciudad carioca, con el objeto de retirar libros con “contenido impropio”.

La historieta en cuestión muestra a dos superhéroes masculinos besándose. Pese al intento de censura y discriminación de Crivella, el tribunal supremo avaló la publicación de Marvel en la Bienal, en el marco de la exposición “Vengadores: La cruzada de los niños”. La historieta tiene 264 páginas y sus protagonistas masculinos son pareja.

#hemeroteca #homofobia | Nueva York quiere levantar prohibición de terapias para gais por miedo al Supremo

Imagen: Google Imágenes / Corey Johnson
Nueva York quiere levantar prohibición de terapias para gais por miedo al Supremo.
EFE | La Vanguardia, 2019-09-12
https://www.lavanguardia.com/vida/20190913/47317208136/nyork-quiere-levantar-prohibicion-de-terapias-para-gais-por-miedo-al-supremo.html

Nueva York tiene previsto dar marcha atrás a su decisión de prohibir las terapias de conversión para homosexuales, con las que se busca cambiar la orientación sexual, por temor a que el Tribunal Supremo pueda protegerlas en respuesta a la demanda de una organización cristiana.

El presidente del Concejo municipal, Corey Johnson, que es homosexual, dio este jueves el primer paso para levantar la prohibición, que se aprobó hace casi dos años.

Su propuesta podría votarse a finales de este mes y, de salir adelante, dejaría a la ciudad únicamente con una ley estatal relativa a esas polémicas terapias, una legislación más limitada que sólo las prohíbe en el caso de menores.

La medida de Johnson llega en respuesta a una acción legal emprendida contra Nueva York por una organización cristiana conservadora.

El político y muchos defensores de la comunidad LGBT temen que si el caso llega al Tribunal Supremo de Estados Unidos, que se ha movido hacia la derecha, pueda desembocar en una decisión que proteja esas terapias.

"Obviamente yo no quiero derogar esto. No quiero ser alguien que ceda ante estos grupos de derechas. (...) Pero el Tribunal Supremo se ha hecho más conservador", explicó Johnson en una entrevista con The New York Times.

"Creemos que este es el camino más responsable y prudente", apuntó el presidente del Concejo municipal.

La demanda contra la prohibición de las terapias de conversión -que se basan en considerar la homosexualidad como una enfermedad mental que puede curarse- esgrime que la ley viola la libertad de expresión al censurar discusiones entre consejeros y pacientes adultos.

Numerosos estados y ciudades del país tienen normas que prohíben esas prácticas en el caso de menores, frente al veto más amplio de la Gran Manzana, que precisamente por su ambición se considera más vulnerable en los tribunales.

El grupo que ha demandado a la ciudad, la Alianza de Defensa de la Libertad (ADF, en inglés), estuvo involucrado en el conocido caso de un pastelero que se negó a servir a una pareja homosexual que le había encargado su tarta de bodas, alegando motivos religiosos.

Tras una batalla legal, el asunto llegó al Tribunal Supremo, que respaldó la postura del pastelero.

#hemeroteca #lgtbi #gaypitalismo | Cisma en la comunidad LGTBI+ en Bilbao: "Harro no es Europride, no estamos en venta"

Imagen. El Diario / Campaña de Harro! contra EPOA y Europride en Bilbao
Cisma en la comunidad LGTBI+ en Bilbao: "Harro no es Europride, no estamos en venta".
Bilbao será sede la próxima semana de la primera edición de la Conferencia Atlántica LGBTI y de la Asamblea General de EPOA (European Pride Organisers Association). En contra de estos eventos la plataforma HARRO! -orgullo, en euskera- ha convocado una manifestación en Bilbao bajo el nombre "¡HARRO no es EuroPride! No estamos en venta".
Maialen Ferreira | El Diario, 2019-09-12
https://www.eldiario.es/norte/Europride-evento-comunidad-LGTBI-Bilbao_0_941406585.html

La ciudad de Bilbao será sede la próxima semana de la primera edición de la Conferencia Atlántica LGBTI, que tendrá lugar en el Palacio Euskalduna el 19 de septiembre y de la Asamblea General de EPOA (European Pride Organisers Association), que se celebrará los días 20, 21 y 22 de ese mismo mes. Este último abordará la situación del colectivo con distintas ponencias y elegirá la ciudad que acogerá el Europride 2022. La cuestión es que la celebración de estos dos eventos ha levantado ampollas en la propia comunidad, quienes a través de la plataforma HARRO! -orgullo, en euskera- han convocado una manifestación en Bilbao bajo el nombre "¡HARRO no es EuroPride! No estamos en venta". La organización, compuesta por diversas asociaciones LGTBI+, cuenta con el apoyo del sindicato Steilas y de Elkarrekin Podemos, que han confirmado su asistencia a la protesta.

"Las organizaciones LGTBI+ que formamos parte de HARRO Plataforma vemos con preocupación los eventos que están organizando o apoyando las instituciones con la colaboración de unas determinadas asociaciones LGTB políticamente afines al partido de gobierno. Están utilizando nuestros nombres, los de las lesbianas, las maricas y las personas trans, para tapar las políticas de marginación que aplican el resto del año a otros colectivos que aún se sitúan en los márgenes. La celebración del ‘Pride’ no es más que una estrategia de turismo que convierte la ciudad en un escaparate, un parque temático que esconde desigualdad, precariedad, pobreza y exclusión. Otro macroevento en su lista de estrategias de ‘city marketing’", han indicado mediante un comunicado en sus redes sociales.

Durante la presentación de la I Conferencia Atlántica LGBTI y la Asamblea General de EPOA, ambas organizadas por Bilbao Bizkaia Harro, un proyecto formado por la asociación LGTBI Ortzadar y que cuenta con la colaboración de la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, Aratz Castro, ha explicado que Ortzadar "también es parte del colectivo y nadie les puede decir qué deben organizar y qué no y que quien quiera es libre de acudir o no".

"A mí me apena mucho que la principal batalla de algunas asociaciones sea criticar la actividad de otra asociación y no luchar contra el discurso de odio que mantienen formaciones políticas como, por ejemplo, Vox. Para nosotros defender los derechos del colectivo LGTBI se hace durante 365 días al año, Ortzadar tiene talleres formativos en diferentes centros escolares, ha impulsado junto con Gehitu una obra de arte en euskera sobre el lesbianismo, ha generado el primer congreso sobre políticas de igualdad LGTBI y ha impulsado un proyecto como Bilbao Bizkaia Harro, donde se mezclan cultura, ocio, entretenimiento y también debate", ha señalado Castro, organizador de Bilbao Bizkaia Harro.

Una conferencia, una asamblea y una manifestación
Varios expertos y activistas participarán en la I Conferencia Atlántica LGBTI, que, según sus organizadores, tiene como objetivo generar un foro de debate, análisis y discusión en torno a la realidad LGBTI en el mundo. Las jornadas también contarán con aportaciones de ponentes pertenecientes al sector empresarial y al ámbito laboral. La antropóloga y activista mexicana Amaranta Gómez, realizará la ponencia inaugural, que tratará sobre el tercer género -personas trans- en las culturas ancestrales de América y más concretamente, en la cultura zapoteca. Le seguirán de cuatro ponencias divididas en dos bloques: derechos humanos y entornos laborales.

En cuanto a la Asamblea General de EPOA, que se celebrará los días 20, 21 y 22 de septiembre, reunirá a 150 representantes de las distintas organizaciones miembro. Es decir, más de un centenar de organizaciones PRIDE de una treintena de países europeos. Asimismo, contará con la presencia de representantes de Montreal, Sidney y Houston además de la presencia de miembros de la junta directiva de Interpride (International Pride Organisers Association).

Por su parte, la manifestación en contra de estos dos eventos tendrá lugar el próximo sábado 21 de septiembre a las 17:30 desde la Plaza Arriaga. Una protesta, que según sus organizadores "deje bien claro que el orgullo no se vende y que estamos unidas ante todos los frentes del capitalismo".

#hemeroteca #lgtbi #derechos | Bilbao será el centro del debate sobre los derechos de los LGTBI

Imagen: El Correo
Bilbao será el centro del debate sobre los derechos de los LGTBI.
La capital vizcaína cogerá la I. Conferencia Atlántica y Asamblea General de la European Pride Organisers Association del 19 al 22 de septiembre
Pello Zupiria | El Correo, 2019-09-12
https://www.elcorreo.com/bizkaia/bilbao-convertira-semana-20190912135707-nt.html

La semana que viene Bilbao se convertirá en el centro europeo del debate de los derechos de los colectivos LGBTI. El jueves 19 se celebrará la I. Conferencia Atlántica en el Palacio Euskalduna y de viernes a domingo, la Asamblea de la European Pride Organisers Association (EPOA). Hasta ahora esta cita tenía lugar en la ciudad donde se organiza el EuroPride, día del orgullo del continente del año siguiente, pero para esta ocasión, los responsables han decidido separar la iniciativa y la reunión anual. Para Juan Carlos Alonso, coordinador de la conferencia, supone «un momento histórico lo que se va a vivir en Bilbao», no sólo porque «dividir las dos actividades sea positivo», sino porque el número de activistas y expertos que van a participar será de 150, el mayor de la historia.

La decisión de que Bilbao fuese la sede de la conferencia y de la asamblea se decidió en Viena el año pasado y la candidatura obtuvo una amplía mayoría. Para Aratz Castro, coordinador de Bilbao Bizkaia HARRO, el nombramiento es «un orgullo y reconocimiento» que viene realizando el equipo de su organización, y servirá para que la villa sea un referente de la diversidad y defensa de los derechos del colectivo a nivel europeo.

El objetivo de la Conferencia Atlántica es «poner sobre la mesa las diferentes realidades que viven las personas LGBTI de todo el mundo y debatir sobre los retrocesos que está habiendo en cuanto a nuestros derechos debido al auge de la extrema derecha», explicó Alonso, y dejó claro que «nos van a tener en frente». «Lo que no se ve, no existe, y la EPOA es una herramienta para sacar la gente a la calle y exigir que se garanticen los Derechos Humanos. No vamos a callar mientras haya una sola perseguida sólo por el hecho de amar a quien quiera amar», declaró el activista.

El entorno laboral
Según hizo saber Castro, las jornadas se centraran en dos ejes fundamentales: derechos humanos y entornos laborables. En el primer bloque participarán personalidades y activistas de todo el mundo. La encargada de ofrecer la ponencia inaugural será la antropóloga y activista mexicana, Amaranta Gómez, que tratará temas como ser una persona transexual en las culturas ancestrales e indígenas de América. Por su parte, Frank Mugisha, miembro de la asocicación Sexual Minority de Uganda y condecorado con el Premio René Cassin que ofrece el Gobierno Vasco, dará a conocer la realidad africana, donde en muchos casos la homosexualidad se persigue y se castiga incluso con la muerte. Pero Aratz Castro recordó que en Europa «tampoco vivimos en una situación de normalidad, cuando algunos grupos políticos cuestionan como y a quién debemos amar», por lo que, Magdalena Dropek, periodista polaca y organizadora de la marcha de igualdad en Cracovia, analizará los extremismos de las derechas en el viejo continente.

Las instituciones vascas, según aclaró Castro, muestran interés y dan pasos en este sentido, pero su organización pretende involucrar a todos los agentes de la sociedad, como las empresas o el tejido productivo. Juan Pablo Julia, propietario de la cadena AXEL Hoteles, abordará el éxito de su negocio que cuenta con un amplio público LGBTI y dará claves para el entretenimiento y ocio de este colectivo. Para poner sobre la mesa los casos de discriminación en el ámbito laboral, Oscar Muñoz, codirector de REDI, la red empresarial por la inclusión empresarial, se encargará de analizar cómo afrontar la diversidad afectivo sexual en el trabajo. Asimismo, participarán empresas locales como La Salve o Alzola, así como Toño Abad, responsable confederal LGTBI de UGT. «No se normalizará la situación hasta que las personas manifiesten con total libertad su identidad sexual. Por ejemplo, que en una cena de empresa no dudar en si vas a llevar tu pareja porque tenga el mismo género que tú», sentenció Juan Carlos Alonso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...