viernes, 22 de septiembre de 2017

#hemeroteca #bisexualidad | Bisexualidad: historia de un borrado

Imagen: El Diario
Bisexualidad: historia de un borrado.
De la invisibilidad a las acusaciones de promiscuidad o inmadurez.
Natàlia Wuwei Climent | El Diario, 2017-09-22
http://www.eldiario.es/tribunaabierta/Bisexualidad-historia-borrado_6_689491058.html

La bisexualidad (como también el resto de plurisexualidades, orientaciones donde existe una atracción hacia más de un género) es normalmente borrada y estereotipada. El borrado o erradicación se caracteriza por la negación de la existencia de estas orientaciones, tanto de forma explícita diciendo que no existimos como de forma simbólica a través del lenguaje con expresiones que nos invisibilizan (como por ejemplo llamando a las relaciones ‘relación heterosexual’ o ‘relación lésbica’ sin tener en cuenta las orientaciones de las personas que forman parte de la relación). Otra forma de borrarnos es con expresiones como ‘todas somos bisexuales’, que niegan de forma indirecta la experiencia diferenciada a la de la monosexualidad (la heterosexualidad o la homosexualidad). Pero eso no es todo, ya que socialmente también somos consideradas promiscuas, que nunca sabemos lo que queremos y que por tanto siempre dudamos, y que somos inmaduras (entre muchos otros estereotipos).

La primera vez que apareció la palabra ‘bisexual’ no fue para referirse a una orientación sexual, sino que apareció a mitad de s. XIX, antes de que aparecieran los conceptos de heterosexualidad y homosexualidad, y se definió por primera vez en el contexto de la biología para referirse a organismos hermafroditas u organismos que en un desarrollo temprano su ‘sexo’ era indiferenciado y que más adelante al desarrollarse se diferenciaría entre lo que llamaban ‘macho’ o ‘hembra’. Durante la misma época, y paralelamente a la aparición de este concepto, se empezó a creer que el hermafroditismo era un estado primitivo de las especies, anterior a la diferenciación sexual, y que por lo tanto era menos ‘evolucionado’, con toda la carga socialmente negativa con la que se ha estado usando desde entonces conceptos como ‘primitivo’ o ‘menos evolucionado’, siempre señalando como máxima evolución la cultura occidental, el capitalismo y todo lo relacionado con las personas con privilegios en las estructuras de poder como el patriarcado, el racismo o el clasismo.

En este contexto, la bisexualidad, entendida como hermafroditismo o indiferenciación sexual, se consideró una fase inmadura del desarrollo humano y se relacionó con niños, personas no blancas (a las que llamaban de ‘razas primitivas’, ya que también se relacionó a las personas no blancas con el primitivismo y lo ‘no evolucionado’), la conducta animal y lo que no es del todo humano (teniendo como lo que es totalmente humano la cultura occidental, evidentemente, a través de una visión totalmente colonialista).

En esa época las prácticas sexuales (y por extensión las románticas o de ‘pareja’) entre personas asignadas con el mismo género eran penalizadas en muchos países occidentales europeos, y también moralmente y socialmente castigadas. Eran llamadas prácticas ‘contra natura’. A finales de s. XIX empezaron las primeras teorías sobre la homosexualidad que intentaron ‘naturalizar’ estas prácticas, verlas como algo que no se escogía sino que eran innatas, para que dejaran de ser castigadas. El problema es que aunque se ‘naturalicen’, al ser algo que realmente no es aceptado socialmente, no están exentas de querer ser corregidas, y por tanto, se tratará de hacerlas entrar en la enfermedad para que se las someta a ‘tratamiento’.

La teoría que más resonó fue la de la ‘inversión sexual’, que partía de la idea de que la atracción tenía que ser siempre entre personas de los dos géneros asignados opuestos. Por tanto, cuando te sentías atraída por una persona del mismo género asignado quería decir que tu psique, tu mente, era del género opuesto al que se te asignaba. En esta teoría de la inversión sexual las personas que se sentían atraídas por lo dos eran personas que tenían psicológicamente los dos géneros, y se las llamaba ‘hermafroditas psicosexuales’. En este caso, la psique ‘femenina’ se sentiría atraída por los hombres y la ‘masculina’ por las mujeres.

Pero esa supuesta atracción hacia los dos géneros se trató como algo que molestaba en las investigaciones que se hacían y lo visibilizaban como si fuera algo más bien irreal. En algunos estudios se pueden observar expresiones como que este tipo de personas creábamos ‘duda e incertidumbre’ para finalmente decir que en realidad no existíamos y que se trataba de personas ‘totalmente invertidas’. Debido a la molestia de que pueda existir algo que pueda ensuciar y no dejar clara la diferencia entre lo que querían hacer entender que era lo ‘correcto’ (la heterosexualidad) y lo que tendría que ser incorrecto (la homosexualidad), las personas que no caíamos en ninguno de los dos estados creábamos incertidumbre y duda, o molestábamos en sus datos, y se intentará a partir de ese momento negar nuestra existencia. Podemos ver aquí uno de los estereotipos de los que hablaba al principio: que las personas que nos sentimos atraídas hacia más de un género somos personas que dudamos y que no sabemos lo que queremos.

Otra cosa que peligraba aceptando la bisexualidad como una opción válida era la monogamia. Uno de los motivos de crear los dos roles de género como totalmente diferentes y complementarios era (a parte de crear la jerarquía hombre/mujer) la de perpetuar la idea de que el género de la otra persona era lo importante en la atracción y lo que te complementaba; una vez encontrada una persona de esas características ya no necesitabas nada más para completarte. La atracción hacia más de un género implicaría la ‘necesidad’ de más de una persona para completarse y eso haría que la monogamia no se perpetuase. Este es uno de los motivos por los que siempre se ha relacionado la bisexualidad y otras plurisexualidades con prácticas poco monógamas e hipersexuales.

Más adelante empezó a usarse también la palabra bisexual para referirse a la orientación y Freud cogió la conceptualización que ya se había hecho con la bisexualidad como indiferenciación sexual o hermafroditismo y lo copió para hablar de la atracción o, como llamaba él, la ‘elección del objeto’, a lo que antes llamaban hermafroditismo psicosexual. Según Freud todas las personas nacemos sin una distinción entre objetos sexuales (bisexuales) y cuando crecemos acabamos escogiendo un objeto. De las dos opciones una era la aceptada (si elegías como objeto el género que te hacía ‘heterosexual’) y la otra la no aceptada (si elegías tu mismo género). Para Freud, la naturaleza humana es bisexual, pero no obstante es imposible practicarla para una persona humana moderna ya que el ‘progreso humano’ (la evolución hacia la cultura occidental) hace que se tenga que escoger una monosexualidad. Por tanto, la atracción hacia más de un género se relacionó también (como se hizo con el hermafroditismo) con los niños, la inmadurez, con las personas no blancas, etc. De ahí viene nuestro estereotipo de que somos personas inmaduras, como también la relación que se hace a menudo entre la bisexualidad y las personas no blancas (a quienes también se ha hipersexualizado a través de la estructura racista y colonialista).

A partir de aquí el único binario considerado ‘real’ será el monosexual heterosexual/homosexual. Los famosos posteriores estudios de Kinsey con su famosa escala de Kinsey como conclusión, reforzaron también este binario ya que construye la bisexualidad a través de la combinación de los dos ‘polos’ que define en los extremos: la homosexualidad y la heterosexualidad ‘puras’. Y, a la vez, refuerza la idea de que ‘todas somos bisexuales, pero en realidad no somos bisexuales’ ya que casi todas las personas monosexuales se acaban encontrando en un punto intermedio (porque no existe tal ‘pureza’).

Supuestamente las plurisexuales tendríamos que estar contentas de que se nos diga que ‘todas somos bisexuales’ (o pansexuales), pensando que así se visibilizan de alguna forma nuestras orientaciones. El problema es que esto se utiliza como técnica de dominación desde el privilegio monosexual para decirnos una y otra vez ‘no os quejéis tanto, en realidad todas somos bisexuales, pero ya sabemos que al final siempre acabas escogiendo un lado; y cuando crezcas y madures lo entenderás’.

#hemeroteca #discriminaciones | Si está en la cocina, es una mujer: cómo los algoritmos refuerzan los prejuicios

Imagen: El País
Si está en la cocina, es una mujer: cómo los algoritmos refuerzan los prejuicios.
Las máquinas inteligentes consolidan los sesgos sexistas, racistas y clasistas que prometían resolver.
Javier Salas | El País, 2017-09-22
https://elpais.com/elpais/2017/09/19/ciencia/1505818015_847097.html

Un hombre calvo, de unos sesenta años, mueve con sus espátulas de madera unos trozos de carne dentro de una sartén. Lleva gafas de pasta, vaqueros y está frente a los fogones de su pequeña cocina, decorada en tonos claros. Al ver esta imagen, la inteligencia artificial lo tiene claro y gracias a su sofisticado aprendizaje etiqueta lo que ve: cocina, espátula, fogones, mujer. Si está en una cocina, entre fogones, debe ser una mujer. Un equipo de la Universidad de Virginia acaba de publicar un estudio en el que señala una vez más lo que muchos especialistas vienen denunciando: la inteligencia artificial no solo no evita el error humano derivado de sus prejuicios, sino que puede empeorar la discriminación y está reforzando muchos estereotipos.

En su trabajo, estos científicos pusieron la lupa en las imágenes de dos gigantescos bancos de imágenes, de los que se usan habitualmente para entrenar a las máquinas. Y, sobre todo, en lo que aprendían de ellas. Inicialmente, los hombres protagonizaban un 33% de las fotos que contenían personas cocinando. Tras entrenar a la máquina con estos datos, el modelo mostró su flaqueza: dedujo que el 84% de la muestra eran mujeres. "Se sabe que las tecnologías basadas en big data a veces empeoran inadvertidamente la discriminación debido a sesgos implícitos en los datos", advierten los autores. "Mostramos que partiendo de un corpus sesgado de género", añaden, los modelos predictivos "amplifican el sesgo".

Las máquinas se hacen más sexistas, racistas o clasistas porque identifican la tendencia subyacente y apuestan por ella para atinar. Ya es bien conocido el caso de Tay, el robot inteligente que Microsoft diseñó para que se integrara en la conversación de Twitter aprendiendo de los demás usuarios: tuvo que retirarlo en menos de 24 horas porque empezó a hacer apología nazi, a acosar a otros tuiteros y a defender el muro de Trump. A estas alturas, los ejemplos de algoritmos que exacerban prejuicios o discriminaciones son innumerables y ponen en entredicho la gran promesa de estos sistemas: retirar de la ecuación el error humano. Los algoritmos nos condenan a repetir el pasado del que queríamos escapar al replicar los prejuicios que nos definían.

Google comenzó a etiquetar a personas negras como gorilas y Google Maps ubicaba la "casa del negro" en la Casa Blanca de la era Obama. Las fotos de los usuarios negros de Flickr se clasificaron como "chimpancés". La inteligente Siri de Apple, que tiene respuesta para todo, no sabe qué decir cuando la dueña del móvil le dice que ha sido violada. El software de Nikon advierte al fotógrafo de que alguien ha parpadeado cuando el retratado tiene rasgos asiáticos. Las webcam de HP no son capaces de identificar y seguir los rostros más morenos, pero sí los de blancos. El primer certamen de belleza juzgado por un ordenador colocó a una única persona de piel oscura entre los 44 vencedores. En EE UU, Amazon deja fuera de sus mejores promociones a los barrios de mayoría afroamericana (más pobres). Facebook permite a los anunciantes que excluyan de su target comercial a minorías étnicas y, en cambio, que incluyan a personas que se identifican explícitamente como antisemitas o a jóvenes que sus algoritmos han identificado como vulnerables y depresivos.

"Prometiendo eficiencia e imparcialidad, distorsionan la educación superior, aumentan la deuda, estimulan el encarcelamiento masivo, golpean a los pobres en casi todas las coyunturas y socavan la democracia", denuncia Cathy O'Neil, especialista en datos y autora del revelador libro ‘Armas de destrucción matemática’ ('Weapons of Math Destruction', Crown), en el que desmenuza todos los desastres algorítmicos a partir de su formación como doctora en Matemáticas en Harvard y su experiencia laboral como 'data scientist' en el mundo financiero. "Ir a la universidad, pedir prestado dinero, ser condenado a prisión o encontrar y mantener un trabajo. Todos estos campos de la vida están cada vez más controlados por modelos secretos que proporcionan castigos arbitrarios", alerta.

Como dice O'Neil, los prejuicios de los algoritmos pueden ser mucho más peligrosos y trascendentales. Lo comprobó hace unos meses la redacción de ProPublica, al descubrir que un programa que se usa en la Justicia de EE UU para pronosticar la reincidencia de los presos era notablemente racista. Los acusados negros eran el doble de propensos a ser mal etiquetados como probables reincidentes (y tratados más duramente por el sistema penal), mientras que los acusados blancos que sí reincidieron fueron etiquetados como de bajo riesgo con el doble de probabilidad que los negros. Los ciudadanos, y por supuesto los convictos, ignoran que su futuro lo está decidiendo un programa informático viciado que va a ser tan racista como el juez más racista. Fría, sosegada y concienzudamente racista.

Una investigación de la Universidad Carnegie Mellon descubrió que las mujeres tienen menos posibilidades de recibir anuncios de trabajos bien pagados en Google. Los programas que se usan en los departamentos de contratación de algunas empresas han mostrado inclinación por nombres usados por blancos y rechazan los de negros. Las autoridades policiales de varias ciudades usan programas que les ayudan a pronosticar los lugares en los que es más probable que haya delincuencia; de este modo, acuden más a estas zonas, detienen de nuevo a más gente allí y refuerzan el ciclo negativo. Y los seguros son más caros y severos para residentes en barrios pobres de mayoría negra. "El resultado es que criminalizamos la pobreza, creyendo que nuestras herramientas no son solo científicas sino justas", resume esta especialista.

Como señala O'Neil en su libro, en algunos casos, los problemas del algoritmo se deben a un problema en la selección de los datos. En otros, se debe al prejuicio subyacente en la sociedad, que el software simplemente hace suyo para acertar. Pero el mayor problema es el modelo económico: "Cuando se están construyendo sistemas estadísticos para encontrar clientes o manipular a deudores desesperados, los ingresos crecientes parecen mostrar que están en el camino correcto. El software está haciendo su trabajo. El problema es que los beneficios terminan sirviendo como un sustituto de la verdad". O'Neil denuncia que esto es una "confusión peligrosa" que surge "una y otra vez". Facebook deja que su algoritmo seleccione y venda anuncios a "gente que odia a los judíos" y "adolescentes vulnerables" porque se hace rico con ello; si les pagan, no pueden estar equivocados.

Un regulador frente a la opacidad
Son problemas descubiertos por periodistas, investigadores e instituciones. O cuando se hacen manifiestos y obligan a la empresa a corregirlos, pero ¿qué pasa con todos los procesos que ya están mecanizados y desconocemos cómo nos afectan? ¿Cómo sabrá una mujer que se la privó de ver un anuncio de trabajo? ¿Cómo podría una comunidad pobre saber que está siendo acosada policialmente por un software? ¿Cómo se defiende un delincuente de una minoría étnica que ignora que un algoritmo le señala? Facebook y Google, por ejemplo, son perfectamente conscientes de este problema y hasta nos explican cómo sucede, pero son absolutamente opacos y no permiten a nadie vigilar de un modo eficiente estos sesgos, critica O'Neil. Hay muchos más programas de este tipo aplicándose en el sistema judicial estadounidense, pero sus sesgos se desconocen, porque cada empresa mantiene sus algoritmos secretos, como la fórmula de la Coca-Cola.

Si el algoritmo se ha convertido en ley, debe ser transparente, accesible, discutible y enmendable, como la ley misma. Es lo que exigen cada vez más especialistas y organismos, como la 'Liga para la Justicia Algorítmica' o 'Inteligencia artificial ahora', que aseguran que el problema de las máquinas inteligentes son sus prejuicios sociales rampantes y no que vayan a provocar un apocalipsis al estilo Terminator. Y que, por tanto, hace falta crear reguladores públicos que revisen sus sistemas. Es una crisis que no va a hacer sino crecer: hace unos días escandalizaba un polémico algoritmo que pretendía identificar a los gais por su cara; en EE UU, por ejemplo, ya la mitad de la población tiene su rostro registrado en bases de datos policiales de reconocimiento facial. Y los gigantes de la red ya conocen hasta nuestra orientación sexual incluso sin ser usuarios de sus servicios. "No podemos contar con el libre mercado para corregir estos errores", zanja O'Neil.

#hemeroteca #testimonios | Pelayo Díaz rompe con su último novio, el diseñador Sebastián Ferraro

Imagen: El Mundo / Pelayo Díaz y Sebastián Ferraro
Pelayo Díaz rompe con su último novio, el diseñador Sebastián Ferraro.
Llevan un año juntos. Aunque le vinculen ahora con Pablo Sáez, 'viudo' de David Delfín, el estilista podría estar interesado en otra persona.
Antonio Diéguez | LOC, El Mundo, 2017-09-22
http://www.elmundo.es/loc/famosos/2017/09/22/59c4031222601d7a2b8b45e2.html

Poco más de un año le ha durado a Pelayo Díaz su último novio, el diseñador argentino Sebastián Ferraro. El entorno del estilista desliza que su relación con el creador de la firma de moda Not Guilty Home se rompió hace "dos o tres semanas". Cabe señalar que la última fotografía que existe de la pareja fue tomada en Ibiza y publicada por Sebastián el 14 de agosto en su cuenta de Instagram.

Las mismas fuentes aseguran a este suplemento que la separación no ha sido una decisión fácil de tomar. "Pelayo ha quedado bastante tocado", cuenta el círculo del 'influencer' asturiano. Aun así, parece que ambos guardan la cordialidad. Así lo reflejan las redes sociales, donde el colaborador de 'Cámbiame' y el diseñador nacido en Buenos Aires permanecen vinculados. Díaz también continúa siguiendo a la firma de su ya ex, Not Guilty Home, en Instagram.

Fue en septiembre de 2016 cuando los ‘paparazzi’ retrataron al estilista por primera vez con Sebastián Ferraro, aunque hay constancia de que ya estuvieron juntos en Ibiza a principios de dicho verano. Precisamente, en la isla pitusa mantiene fijada su residencia el argentino, aunque sus compromisos profesionales le llevan constantemente Madrid y París a lo largo del noviazgo. Estos viajes, sumados a la apretada agenda del asturiano, que graba de lunes a viernes su programa para Telecinco, 'Cámbiame', podrían haber afectado a su historia de amor.

Se refugia en sus amigos
A pesar de todo, Pelayo no está dispuesto a quedarse en casa recreándose en su desengaño sentimental. De hecho, el miércoles 20 se le vio muy animado con Hiba Abouk en la presentación de la primera exposición fotográfica de Pedro Almodóvar, que acoge la Fresh Gallery de Madrid hasta finales de octubre. Además, en las redes han aparecido unas imágenes con el fotógrafo Pablo Sáez, 'viudo' de David Delfín, algo que ha generado ciertos rumores. Sin embargo, el entorno del estilista comenta a LOC que entre ambos no hay nada más que una amistad, añadiendo además que Díaz podría estar interesado en otro hombre del mundo de la moda.

Lo único que hay claro es que Sebastián Ferraro es la última conquista oficial de Pelayo, quien ya intentó suerte con otros diseñadores previamente. El 'influencer' saltó a la palestra gracias a su relación con David Delfín, con quien estuvo desde 2011 hasta principios de 2014. Pocos meses después, el asturiano lo intentó con Nicolas Ghesquière, director creativo de Louis Vuitton. Sin embargo, la cosa tampoco funcionó, porque ambos tomaron caminos separados en junio de 2015. Aunque se reencontraron semanas después en Barcelona, tampoco se produjo reconciliación alguna. Por otro lado, también hubo medios que especularon con la amistad entre Pelayo y Pablo Alborán a principios de 2016.

jueves, 21 de septiembre de 2017

#hemeroteca #memoria | La revista 'Nature' publica un editorial que justifica el mantenimiento de monumentos a científicos racistas

Imagen: El Diario / Estatua de James Marion Sims en Central Park, Nueva York
La revista 'Nature' publica un editorial que justifica el mantenimiento de monumentos a científicos racistas.
Aunque rectificó parcialmente el escrito, el artículo sigue afirmando que con la eliminación de sus estatuas se "corre el riesgo de blanquear la historia". El editorial destaca a dos relevantes científicos norteamericanos cuyos avances se sustentaron en experimentos realizados sobre población negra. La revista ha recibido multitud de cartas de protesta que la acusan de defender la conmemoración de personas cuyos actos han sido "abominables".
Teguayco Pinto | El Diario, 2017-09-21
http://www.eldiario.es/sociedad/racismo-Nature-memoria_historica-ciencia_0_686982129.html

"La versión original de este artículo era ofensiva y estaba mal redactada. No transmitió con precisión nuestro mensaje y sugería que Nature defendía las estatuas de científicos que han cometido graves injusticias contra minorías y otras personas". Esta es la frase que figura ahora al principio de un controvertido editorial que la revista Nature publicó la semana pasada y en el que se mostraba una posición ambigua respecto algunas figuras científicas que consiguieron importantes avances gracias a la experimentación con personas negras.

El debate sobre qué hacer con las estatuas erigidas en honor de personajes abiertamente racistas se ha recrudecido en los últimos meses en EE UU, especialmente debido a los sucesos que tuvieron lugar en Charlotesville por la retirada de la estatua del general confederado Robert Lee y que terminaron con el asesinato de una mujer que participaba en una marcha antirracista.

Pero las peticiones de varios grupos antirracistas no se han limitado a pedir la retirada de estatuas de militares confederados, sino que también han llegado a afectar a figuras del mundo científico y es ahí donde la revista pretendía hacer una reflexión, haciendo mención a dos personajes controvertidos: James Marion Sims, cuya estatua en Central Park de Nueva York fue pintarrajeada hace dos semanas con la palabra 'racista', y el médico Thomas Parran, máxima autoridad del Servicio de Salud Pública de EEUU entre 1936 y 1948.

La contribución de ambos médicos ha sido reconocida y alabada durante años en EE UU, a pesar de que ambos se valieron de experimentos realizados sin el consentimiento de los implicados. En el caso de Sims, se sabe que realizaba cirugías a mujeres esclavas a mediados del siglo XIX, mientras que Parran supervisó varios experimentos con sífilis sobre hombres negros en EE UU y sobre ciudadanos guatemaltecos, ambos a mediados del siglo XX.

A pesar de reconocer sus crímenes, el editorial parece justificar en cierta medida a Sims cuando asegura que "estaba lejos de ser el único médico que experimentó con esclavos en 1849", a pesar de que el movimiento abolicionista ya estaba en marcha en EE UU, y al afirmar que "sus logros salvaron las vidas de mujeres blancas y negras".

Sin llegar a afirmarlo, el editorial también se pregunta si estos personajes "deben ser juzgados por sus logros más que por las normas modernas" y cuestiona el hecho de que la Asociación Americana de Enfermedades de Transmisión Sexual decidiera en 2013 cambiar el nombre de su prestigioso premio Thomas Parran.

La revista se opone la retirada de las estatuas
Pero si hay algo que ha enfadado a muchos lectores es la posición de la revista sobre las estatuas en sí. A pesar de que en la corrección los editores aseguran que no apoyan el mantenimiento de esos monumentos, tampoco abogan por la retirada de los mismos, sino que consideran que "esos monumentos deben ir acompañados de un contexto que haga clara la injusticia y reconozca a las víctimas".

El editorial asegura que al eliminar estas estatuas o los nombres de calles o premios se "corre el riesgo de blanquear la historia", porque de algún modo se olvidarían las atrocidades que hicieron. Así que la revista propone, que "las instituciones y las ciudades […] instalen placas señalando la controversia, o un monumento de igual tamaño conmemorando a las víctimas". Una equiparación entre víctimas y verdugos que ha levantado las críticas de varios lectores de la revista.

La investigadora de la Universidad de Princeton, Sonya Legg, señala en su carta de protesta que "el propósito de las estatuas no es ofrecer una lección de historia, sino honrar a ciertos individuos" y que "algunas personas representadas en estatuas no son dignas de tal honor". Además, Legg insiste en que "eliminar las estatuas no tendrá ningún impacto en nuestra comprensión de los errores históricas de esos individuos, sino que se asegurará de que ya no son honrados".

En la misma línea se ha expresado el profesor de la Universidad de Toronto Michael M. Hoffman, quien ha asegurado que "afirmar que las estatuas son un importante registro histórico es falso", ya que "la historia se registra en archivos, museos y libros" y ha recordado que "a pesar de la escasez de estatuas que conmemoran a los nazis en Alemania, nadie ha olvidado lo que hicieron".

Hoffman afirma en su crítica que "colocar una estatua en un lugar público es una decisión política" y acusa a Nature de haber "hecho su propia declaración política defendiendo la conmemoración continua de personas cuyos actos no han sido meramente 'cuestionables', como afirma el editorial, sino indiscutiblemente abominables".

Los crímenes de Parran y Sims
J. Marion Sims fue un reconocido cirujano del siglo XIX, a menudo mencionado como el padre de la ginecología moderna. Sin embargo, gran parte de los avances conseguidos por este médico se basaron en experimentos realizados con mujeres afroamericanas que fueron esclavizadas en EEUU. Sims realizaba operaciones quirúrgicas a estas mujeres, hasta 13 en una sola de ellas, tras pedir permiso a sus propietarios. Todas las intervenciones se realizaron sin anestesia, a pesar de que en esa época ya estaba disponible. Al pie de la estatua erigida en su honor en el Central Park de Nueva York se puede leer: "en reconocimiento de sus servicios en la causa de la ciencia y la humanidad".

El otro caso mencionado por la revista es el de Thomas Parran, máxima autoridad del Servicio de Salud Pública de EEUU entre 1936 y 1948. Parran fue el encargado de supervisar dos controvertidos estudios en los que se utilizó a individuos sin su consentimiento. En el primero, que se desarrolló entre 1932 y 1972 y que fue denominado experimento Tuskegee, las autoridades norteamericanas reclutaron a casi 400 hombres afroamericanos que tenían sífilis, sin informarles de su estado, ni tratarles la infección, con el objetivo de estudiar cómo progresaba la enfermedad y si podía llegar a producir la muerte. En un segundo experimento, realizado en Guatemala entre 1946 y 1948, los investigadores directamente inocularon sífilis y otras enfermedades venéreas, como gonorrea, a ciudadanos guatemaltecos, para posteriormente comprobar la efectividad de nuevos fármacos antibióticos como la penicilina.

#hemeroteca #homofobia | El crimen homófobo que inspiró ‘It’

Imagen: Cinemanía / Protestas y contraprotestas tras el asesinato de Charlie Howard en 1984
El crimen homófobo que inspiró ‘It’.
En los horrores de Stephen King hay mucho más que payasos: el asesinato de un joven gay en Bangor, su ciudad, fue una de las influencias decisivas para su historia.
Yago García | Cinemanía, 2017-09-21
http://cinemania.elmundo.es/noticias/crimen-homofobo-inspiro-it/

“Pinta tu aldea y serás universal”, escribió León Tolstoi. Y, aunque Stephen King no tenga mucho en común con el escritor ruso, sí lo ha leído a fondo y le ha sacado mucho partido a esa máxima. Sin ir más lejos, ‘It’ no deja de ser una descripción a fondo de Bangor, la ciudad de Maine en la que el ‘bestsellerista’ más popular de EE UU reside desde hace décadas. A través de los chavales del Club de los Perdedores (y también de sus versiones adultas, esas que llegarán próximamente al cine), King aprovechó su novelón para describir con detalle dicha localidad (33.000 habitantes en su casco urbano: lo que se dice una metrópolis), tanto sus cines y bibliotecas como sus barriadas obreras, sus descampados o un sistema de alcantarillas con fama de ser el peor de toda Nueva Inglaterra. Y en el cual, si hacemos caso al autor, habita un horror cósmico e inmencionable.

Así pues, si hubiese que resumir ‘It’ (la novela), podríamos decir que va sobre una ciudad que se come a la gente. Y, para aniquilar a sus habitantes, Derry (el nombre con el que King rebautizó a Bangor en su libraco) adopta formas muy diversas. Sobre las fuentes de inspiración para estas apariciones asesinas se ha escrito mucho, y más aún ahora que la adaptación de Andrés Muschietti va camino de ser el filme de terror más taquillero de la historia. Por ejemplo, es público y notorio que el payaso Pennywise (Bill Skarsgård en la película) está basado en John Wayne Gacy, el asesino en serie que asesinó a 33 chavales entre 1973 y 1978, y que actuaba como ‘clown’ en fiestas benéficas. Pero hay otra historia de la que no se habla tanto, y que influyó muchísimo en ‘It’.

¿De qué se trata? Pues del asesinato de Charlie Howard, un chico de 23 años que murió en 1984, cuando King llevaba ya tres años dándole forma a su obra magna. Y murió de una forma bastante horrible, además: tras propinarle una paliza, un grupo de adolescentes lo lanzó al río Kenduskeag, pese a sus súplicas. El motivo de dicho ensañamiento fue sencillo: Charlie Howard era homosexual. Sus asesinos lo habían visto salir del único bar gay del pueblo acompañado de su novio y decidieron darle una macabra lección. Durante los años anteriores, Howard había sufrido un acoso constante: no sólo vivía su identidad sin tapujos (algo que, en algunos pueblos y ciudades pequeñas, sigue siendo casi heroico en el día de hoy), sino que también participaba en un grupo parroquial de apoyo a personas LGTB. A resultas de esas actividades, había sido agredido, insultado y represaliado con ‘bromas’ tales como la muerte de su gato.

Al ser menores de edad, los tres asesinos de Charlie Howard fueron condenados a penas de cárcel casi testimoniales: 22 meses entre rejas, la más larga. Las protestas de la comunidad LGTB corrieron en paralelo a otras, de signo opuesto, organizadas por grupos de extrema derecha. Por otra parte, los periodistas que investigaron sobre el crimen descubrieron que las agresiones homofóbicas en Derry… perdón, en Bangor, eran algo cotidiano. Sólo que, como sigue ocurriendo actualmente en muchos lugares, el miedo a salir del armario y la actitud hostil de la policía llevaban a los agredidos a no denunciarlas. Para un escritor de izquierdas y ‘gayfriendly’ como Stephen King, aquella historia era material de primera. Y no digamos si estaba escribiendo un novelón en el que pretendía exponer el lado oscuro de su pueblo.

Así pues, Charlie Howard (con el nombre de Adrian Mellon) acabó apareciendo en ‘It’, así como sus asesinos. En la novela, el crimen es descrito casi tal cual, con un pequeño añadido de carácter sobrenatural que preferimos no desvelar. En su momento, el caso había llamado la atención del público estadounidense, pero fue el interés de King el que lo convirtió en una causa célebre, elevando a Howard al estatus de mártir LGTB en Nueva Inglaterra.

¿Aparecerá esta historia en la segunda parte de ‘It’? Seguramente, sí, porque no hablamos de un incidente aislado, sino de un hecho muy importante en la vida adulta de los protagonistas. Por otra parte, dado el clima político de EE UU en la actualidad, seguro que Andrés Muschietti y los guionistas Chase Palmer y Gary Dauberman no desaprovechan la ocasión de mostrar los delitos de odio como una fracción más del mal que acecha en Derry. Porque, si en ‘El resplandor’ los verdaderos monstruos eran el alcoholismo, la soledad y el miedo a ser un mal padre, el vórtice del horror en ‘It’ está en la falta de expectativas vitales, la miseria y el secretismo que afectan a quienes viven en una ciudad pequeña, pobre y de provincias. Ante tales espantos, los engendros con rostro de payaso son lo de menos.

#hemeroteca #transfobia | Altercados tras la llegada del autobús de HazteOir a Bilbao

Imagen: Deia / El bus tránsfobo de HazteOir en Bilbao
Altercados tras la llegada del autobús de HazteOir a Bilbao.
La Ertzaintza identifica y abre expediente a uno de los manifestantes por la Ley de Seguridad Ciudadana.
Europa Press | Deia, 2017-09-21
http://www.deia.com/2017/09/21/bizkaia/altercados-tras-la-llegada-del-autobus-de-hazteoirog-a-bilbao

Cientos de personas han aguardado este jueves la llegada del autobús de HazteOir a Bilbao. Los manifestantes han abucheado su presencia durante unos quince minutos en la plaza Euskadi de la capital vizcaina, y tras su partida se han producido algunos altercados, que han acabado con la identificación y la apertura de un expediente por la Ley de Seguridad Ciudadana a uno de los manifestantes por un "encontronazo" con uno de los agentes de la Ertzaintza.

La llegada del autobús de HazteOir, que pretendía recorrer las calles de la capital vizcaína con el lema 'Podemos y su Ley Mordaza LGTBI: ¡Van a por tus hijos! Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva, que no te engañen', tenía prevista su llegada a las 12.00 horas en la plaza Moyúa de Bilbao, pero finalmente ha recalado en torno a las 12.45 horas en la plaza Euskadi, entre fuertes medidas de seguridad.

Centenares de personas esperaban la llegada del autobús con pancartas con diferentes lemas, como 'No es libertad de expresión. Transfobia Kanpora' o 'Tod@s contra el heteropatriarcado', y profiriendo gritos de 'kanpora', 'zuek faszistak, zarete terroristak' o 'la transfobia no es opinión'.

El portavoz de HazteOir, Miguel Vidal, ha señalado que el autobús ha acudido a Bilbao "porque en el País Vasco existe un doble ataque contra el derecho de los niños y sus padres". "Hay una ley autonómica LGTB y está a punto de aprobarse en el Congreso de los Diputados una ley nacional. Leyes que, por ejemplo, permiten cerrar un medio de comunicación sin intervención judicial cuando las organizaciones LGTB consideren que ha publicado un comentario ofensivo", ha denunciado.

"Quien decide qué es un comentario ofensivo y que se cierre el medio son organizaciones LGTB según esta ley, como dice el artículo 94. Es una ley que también adoctrina a los niños, introduce elementos en todo el sistema educativo sin intervención de padres, APAS, ni nadie, ya que va a ser por ley en todos los estadios del sistema educativo. Quita la patria potestad a los padres, porque un niño de 16 años puede cambiarse de sexo sin autorización de sus padres, y por eso estamos aquí", ha añadido.

Por su parte, la representante del colectivo gay Izaro Antxia ha subrayado que los representantes de HazteOir han podido comprobar "que tienen el rechazo de la gente, aunque ya sabían que lo tenían". "La protesta ha sido incluso mayor del que esperaba, porque esto lo supimos ayer por la tarde, y hoy ha habido bastante gente mostrando su rechazo a unas personas, entre comillas, que lo que quieren es decirnos cómo tenemos que ser, y actuar, y eso no se puede tolerar", ha manifestado.

Antzia ha afirmado que si se dice que "estamos en una sociedad tolerante y democrática", no se pueden permitir estos actos. "Y si las autoridades al final los toleran porque no hay leyes que puedan hacer nada contra ello, acudiremos para mostrar a los convocantes nuestro rechazo total y unánime", ha advertido.

La concentración de protesta ha concluido con algunos pequeños altercados cuando uno de los manifestantes ha tenido un "encontronazo" con uno de los agentes, según el Departamento vasco de Seguridad, por lo que ha sido identificado y se le ha abierto expediente por la Ley de Seguridad Ciudadana. HazteOir, por su parte, ha denunciado el lanzamiento de huevos y piedras al vehículo.

#hemeroteca #vih | Euskadi registra cada dos días una nueva infección por VIH

Imagen: Noticias de Gipuzkoa
Euskadi registra cada dos días una nueva infección por VIH.
El 80% de los pacientes diagnosticados son hombres con una media de edad de 39 años. Sanidad pide “no bajar la guardia” ante una enfermedad detectada tarde en la mitad de los casos.
Jorge Napal | Noticias de Gipuzkoa, 2017-09-21
http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2017/09/21/sociedad/euskadi-registra-cada-dos-dias-una-nueva-infeccion-por-vih

No puede darse por erradicada una enfermedad que cada dos días sigue haciendo de las suyas. La percepción social ha relegado al VIH a la categoría de patología de segundo orden, pero cada 48 horas se produce en Euskadi una nueva infección, y solo el afectado conoce el shock emocional que conlleva la confirmación.

Ahora, afortunadamente, no mata. La evolución de la epidemia permite atisbar un horizonte más optimista, pero todo avance ofrece contrapartidas. La sociedad le ha perdido el miedo a la enfermedad y los colectivos de riesgo descuidan las medidas de prevención, exponiéndose a una patología que sigue muy activa. El año pasado se notificaron en Euskadi 158 nuevos diagnósticos de VIH, unos siete casos por cada 10.000 habitantes. “Queremos lanzar un mensaje claro a la sociedad de no bajar la guardia porque el VIH no es una enfermedad erradicada. La lucha contra el VIH continua siendo un grave problema sanitario”. Así lo manifestó ayer el consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, en una rueda de prensa celebrada en Donostia, en la que ofreció los datos de la memoria de actividad del año pasado, acompañado por el coordinador del Plan del Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), Antonio Arraiza; la presidenta de Euskalsida, Marta Pastor y Joseba Rekalde, de la Asociación Harribeltza.

Ocho de cada diez nuevas infecciones corresponden a hombres con una edad media de 39 años entre los cuales la principal vía de transmisión son las relaciones homosexuales (44,3% del total). Consciente de la problemática que anida, Osakidetza ha habilitado una consulta virtual on line dirigida a este colectivo para que pueda plantear de forma anónima prácticas de riesgo que hayan podido tener y recibir, asimismo, derivación asistencial si se hace necesario. Un total de 526 hombres han utilizado esta aplicación durante los últimos cinco años.

Casi 6.000 casos de sida
La calidad de vida de los pacientes ha mejorado ahora de tal manera que el sida ha pasado a convertirse en una enfermedad crónica. Los espectaculares avances en el tratamiento antirretroviral han obrado poco menos que un milagro, y la esperanza de vida de los pacientes es hoy muy cercana a la del resto de la población.

Desde 1984 se han diagnosticado en Euskadi 5.930 casos de sida, prácticamente el 40% de ellos en Gipuzkoa, continuando la tendencia descendente iniciada a mediados de los noventa gracias a la generalización de los tratamientos antirretrovirales.

Pero nada de ello ocurriría si se tomaran las medidas oportunas a tiempo. Es otro de los datos relevantes que arroja la memoria del año pasado: el 52% de los nuevos diagnósticos de VIH llegan tarde, es decir, se pierde un tiempo determinante para rebajar la carga viral y frenar el curso de la infección.

El Departamento de Salud recordó ayer que en Euskadi hay 50 farmacias repartidas por los tres territorios a las que se puede acudir de una forma anónima, discreta y sencilla para realizarse el test rápido y detectar lo antes posible si una persona está infectada o no. El año pasado se realizaron 2.775 test rápidos de VIH, de los que 27 resultaron positivos.

El VIH no es solo una infección puramente sanitaria, sino que guarda estrecha relación con el impacto social que se instaló en los 80. Desde entonces, la idea de muerte o transgresión moral ha perdurado y socialmente la enfermedad no ha conseguido desprenderse por completo del estigma. “Es algo que desgraciadamente se transmite de generación en generación, y es lo que nos obliga a seguir trabajando por la sensibilización de la población”, expuso Marta Pastor, presidenta de Euskalsida, la federación de asociaciones que trabajan en el ámbito del VIH en Euskadi.

Plan de prevención
La CAV es en la actualidad una de las pocas comunidades autonómicas que mantiene activo y a pleno rendimiento un plan de prevención y acción ante el VIH. Una línea de trabajo que no sería posible sin las organizaciones sociales, que cobran un papel fundamental allí donde no puede llegar la Administración. “Durante el año pasado recibimos miles de consultas sobre dudas respecto a vías de transmisión y posibles infecciones. Contestamos muchas dudas y preguntas. Con todas las personas que nos llegan trabajamos ese miedo y ese shock inicial que les embarga. Intentamos acercarles lo antes posible a Osakidetza. Cuanto más reduzcamos ese tiempo, antes se pondrán en tratamiento y antes mejorará su salud para evitar posibles transmisiones”, advirtió Pastor.

El Departamento de Salud anunció que seguirá impulsando “todas las iniciativas y programas en marcha”, como los que se realizan en los centros escolares con adolescentes; los compartidos con los Colegios de Farmacéuticos; los desarrollados en centros penitenciarios o los que se llevan conjuntamente con las ONG.

Con estas últimas se está llevando a cabo un plan novedoso para los pacientes diagnosticados de VIH. Según remarcó Darpón, la evolución de la enfermedad requiere de una responsabilidad por parte del afectado. En este sentido, el programa Paciente Activo está formando a “formadores” que “van a permitirnos llegar a pacientes a los que enseñar cómo mejorar su autocuidado para conseguir que dispongan de una mayor autonomía en la gestión de su enfermedad”.

Deben aprender a hacer frente a los nuevos problemas de salud que se plantean a una edad más avanzada ya que, “afortunadamente, la enfermedad se ha hecho crónica”.

Memoria de 2016
Nuevos diagnósticos. Se notificaron 158 nuevos diagnósticos de VIH, lo que supone una tasa de 7,3 casos nuevos por cada 100.000 habitantes.
Perfil. El 79,7% de infecciones afecta a hombres con una media de 39 años. La transmisión en hombres que tienen sexo con hombres continúa siendo mayoritaria (44,3% del total)
Acudir a la farmacia. El 52,5% de las nuevas infecciones presentaron un diagnóstico tardío. Salud recuerda a la población de riesgo de contraer VIH que en Euskadi hay 50 farmacias repartidas por los tres territorios a las que se puede acudir de forma anónima.
Sida. Desde 1984 se han diagnosticado 5.930 casos, el 38,5% en Gipuzkoa; el 51,3% en Bizkaia y el 10,2% en Araba. Se constata la tendencia descendente iniciada a mediados de la década de los noventa gracias a la generalización de tratamientos.


Antonio Arraiza · Coordinador del Plan del Sida e Infecciónes de Transmisión Sexual: “Pensar que hay curación y que uno ya no se muere de sida ha hecho bajar la guardia”.
El coordinador del Plan del Sida e Infecciones de Transmisión Sexual, Antonio Arraiza, recomienda someterse a los test a los colectivos de riesgo, e incide en la prevención “para que no llegue la infección”.
Jorge Napal | Noticias de Gipuzkoa, 2017-09-21-09-21
http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2017/09/21/sociedad/pensar-que-hay-curacion-y-que-uno-ya-no-se-muere-de-sida-ha-hecho-bajar-la-guardia 

- ¿Cómo definiría la actual situación?
- Podemos decir que estamos en la línea de la Europa occidental. Son 158 nuevos diagnósticos, en una línea similar a la de años anteriores.

- ¿Pero un diagnóstico cada dos días no es demasiado?
- Tenemos que seguir trabajando, tanto desde el punto de vista estructural (centros educativos, farmacias...) como cultural, puesto que muchos afectados son inmigrantes y sin arraigo social. Hace falta prevenir, y una vez que llega el contagio, tratarlo para que no se convierta en enfermedad y se transmita.

- ¿Qué lectura hace de los nuevos contagios?
- Como las cifras son las que son y no aumentan, sabemos que las conductas de ciertos colectivos están cambiando. Así como hace veinte o treinta años el contagio por VIH podía ser mayoritariamente por compartir jeringuillas, ahora estamos viendo que el colectivo de los hombres que hacen sexo con hombres es el que más está subiendo. Conforme va cambiando la manera de contraer la infección, va cambiando el modo de abordar el trabajo.

- ¿Por qué tanto diagnóstico tardío?
- El contagio no da síntomas. La infección por VIH puede estar años sin avisar. Por eso es tan importante que las personas que tienen prácticas sexuales de riesgo acudan a hacerse análisis en cualquiera de las 50 farmacias de la CAV, o través de las asociaciones y ONG que ofrecen el test. Una vez en tratamiento, se rebaja la carga viral hasta hacerla indetectable, con lo cual tampoco se puede transmitir.

- Una vez confirmada la infección, ¿cuál suele ser la reacción?
- El ‘shock’ emocional es tremendo, el mismo que hace treinta años. Se asimila como a quien le decían antes que tenía una enfermedad irremediable. Ahora es verdad que también es posible darle la vuelta de una manera mucho más rápida. Los tratamientos antirretrovirales actuales permiten que una persona con VIH tenga una esperanza de vida muy similar a la de una persona de la población en general.

- ¿Saber que hay antirretrovirales tan efectivos ha rebajado la percepción de riesgo?
- Totalmente. Es por ello por lo que se le está dando menos importancia. Pensar que hay curación y que uno ya no se muere por la infección ha hecho bajar la guardia. Es algo que no nos podemos permitir de ninguna manera, incidiendo de un modo especial en la prevención para que no llegue la infección. Hay que adoptar las medidas adecuadas, principalmente mediante el preservativo, que es el medio idóneo para evitar los contagios.

- ¿Cómo es la calidad de vida de los nuevos pacientes?
- Gracias a los nuevos tratamientos es la misma que la de cualquier otra persona. No tiene prácticamente ninguna diferencia. Tanto es así que la edad media está subiendo mucho, y a partir de ahí se plantean problemas de otro tipo relacionados con enfermedades crónicas, como pueden ser la hipertensión, insuficiencia cardíaca o renal.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

#hemeroteca #literatura #sociologia | Belén Gopegui: "La desigualdad se corrige con hechos y no con una ficción de supuestas oportunidades"

Imagen: El Diario / Belén Gopegui
Belén Gopegui: "La desigualdad se corrige con hechos y no con una ficción de supuestas oportunidades".
La autora madrileña se atreve a disparar a Google y a la meritocracia en su nueva novela, donde también explora el futuro de la Inteligencia Artificial. "Hemos creado mecanismos no inteligentes que ya nos están destruyendo, así que una inteligencia que sea mejor que los humanos sería el menor de nuestros problemas". "Si no pensamos en la ciencia de manera política y también narrativa, dejamos que una parte amplísima de la realidad se nos expropie".
Mónica Zas Marcos | El Diario, 2017-09-20
http://www.eldiario.es/cultura/libros/Belen-Gopegui-desigualdad-ficcion-oportunidades_0_688731274.html

En la era de la inmediatez, enviar un currículum a Google que exceda una cara de folio es un acto de rebeldía. No digamos uno de más de 50.000 palabras. Lo más probable es que el seleccionador que lo reciba lo mande directamente a la papelera de reciclaje, o incluso que no sea una persona, sino un algoritmo programado para penalizar la longitud y la pérdida de tiempo.

Para la escritora Belén Gopegui (Madrid, 1963) estas pequeñas irreverencias valen la pena, porque reflejan que aún hay gente que se niega a ser reducida a una suma de datos y una hoja de papel. Así lo expresa en 'Quédate este día y esta noche conmigo' (Literatura Random House) a través de los personajes de Olga y Mateo. Ella tiene sesenta años, un pasado doloroso y grandes expectativas puestas en su nuevo amigo, un veinteañero sin recursos económicos pero con un potencial enorme para la robótica.

Olga, como Belén, no cree en la fantasía de la meritocracia y convence a Mateo para plantar cara a Google con esa solicitud prohibida de 50.000 palabras. Un texto que también sirve para repasar la amistad de esta extraña pareja, sus diatribas filosóficas y sus puntos irreconciliables. Nos reunimos con Gopegui en una cafetería de Madrid para charlar distendido como sus dos protagonistas, pero sin ninguna Inteligencia Artificial que nos haga de interlocutor.

P. Olga y Mateo no caen en la típica representación de aprendiz y maestra. En su novela no salen a relucir el paternalismo o la condescendencia.

R. Pues gracias por decírmelo, porque quería evitar caer en el estereotipo. Quería construir la relación de dos personas que atraviesan momentos diferentes, con necesidades diferentes, pero que también se sienten indefensas de alguna forma y se pueden ayudar entre sí.

P. En la cultura, la figura del maestro suele recaer en los hombres. Olga es mujer y matemática, un campo que también ha reivindicado tarde la aportación de las mujeres. ¿Se está rompiendo el paradigma?

R. Me parece importante que se propongan otros destinos posibles distintos para las mujeres a los que proponen, todavía, la inmensa mayoría de las narraciones. Narrar es seleccionar y es también proponer visiones del mundo. Ninguna es neutral y ninguna se limita a reflejar la realidad.

Como decía la gran editora Elsa Aguiar, describir es prescribir. O lo es al menos en parte. También Marvin Minsky decía que "antes de poder formarnos una imagen del bosque -él se refería a la psicología pero pensemos en el de los géneros- es necesario imaginar más árboles".

P. La novela se la dedica a la memoria de Carmen Martín Gaite. ¿Fue ella su Olga?

R. En cierto modo. Nuestra relación era muy distinta a la que mantienen Olga y Mateo; sin embargo, hay pasajes en los que sí he evocado nuestras largas charlas en su casa. Fue un regalo.

P. Volviendo a la diferencia de edad entre los dos protagonistas. ¿Hace falta más literatura que explore el diálogo intergeneracional?

R. Me interesaba mucho plantear una relación con cuarenta años de diferencia: uno es una vida en construcción, en donde, aunque a veces no te des cuenta, es posible cambiar. Y al otro lado, una persona como Olga, que ya ha vivido seis décadas y puede contemplar con cierta distancia lo que ha hecho.

Quería combinar esas dos perspectivas en una relación de dos seres que se saben vulnerable. Fuera de la novela creo que sí, que cualquier diálogo entre posiciones diferentes puede, en principio, ser más fértil que el que se produce entre grupos homogéneos.

P. En el 15M destacó precisamente por fraguar relaciones entre gente de distintas generaciones y, en principio, sin nada más en común que el hartazgo político. ¿Qué queda de ese espíritu de colaboración y respeto?

R. Esa fue una de las mejores cosas del 15M: ver a distintas generaciones en el mismo barco. Por lo menos en el mismo barco de intención. Y creo que algo de eso todavía dura. Han nacido múltiples grupos organizados donde todavía hoy participan personas de edades muy distintas. Es algo que ojalá logremos que permanezca.

P. Dijo en una entrevista que le gusta dirigir sus novelas a personas que aún están en construcción. ¿Qué hay de esa brecha generacional tan recurrente en los medios de comunicación?

R. Yo no percibo un conflicto entre generaciones más allá de la competitividad que impone el mercado, pero creo que en general hay voluntad de comprensión y ayuda mutua. Si bien, como te decía, la lucha por un lugar en el sol puede interferir, distorsionar y dejar bastante tocada esa voluntad.

P. Algo en lo que Olga y Mateo no logran ponerse de acuerdo es en el concepto de mérito. Él lo ve como un resquicio de esperanza para alguien sin recursos. Ella intenta convencerle de que es un engaño. ¿Cómo se hace entender eso a las nuevas generaciones, que están creciendo con el paro más alto de la historia?

R. A veces tiene que haber diferentes niveles en las discusiones y en las ideas. Una persona puede considerar, desde el punto de vista racional, que la meritocracia es una ficción. Pero, al mismo tiempo, si quiere un trabajo tendrá que jugar sus cartas, y tratará de recordar que son cartas falsas.

Si en algún momento Mateo necesita un trabajo, es probable que presente un CV normal y no uno como el de la novela. Pero también es posible, aunque quizá menos probable, que encuentre la forma de romper el código del que le va a contratar y hacerle ver que no es el mérito lo que debería juzgarse.

P. Entonces, ¿qué diferencia habría entre juzgar el mérito y el esfuerzo?

R. Desde mi punto de vista, el mérito es una ficción porque lo que somos y lo que hacemos forma parte de una lotería genética, del ambiente, del azar de los encuentros.

Es cierto que puede hablarse del esfuerzo: cuando una persona con orígenes sociales difíciles, sin apenas medios, logra obtener las mismas calificaciones que alguien que lo tuvo todo mucho más fácil gracias a una beca. Sin embargo, a la larga, el mecanismo de las becas es reconocer el derecho del privilegiado a serlo, puesto que, supuestamente, el mecanismo corrige la desigualdad de las no privilegiadas.

No es que esté en contra de las becas, ahora son necesarias, pero sí estoy en desacuerdo con la ideología que hay detrás. La desigualdad se corrige creando sociedades más igualitarias en los hechos, y no alimentando la ficción de la igualdad en las supuestas oportunidades.

P. En una sociedad que basa el éxito en la competitividad, ¿cuándo consiguió librarse de esa concepción del mérito?

R. Es muy difícil llegar a pensar que no se trata tanto de estar encima de los demás, como de hacer las cosas bien, que el esfuerzo vale la pena, pero no para estar arriba. Es difícil asumir esta idea porque la contraria está en todas partes: en la publicidad, en los relatos, en las series, en el sistema educativo. Pero creo que, poco a poco, apenas prestando atención a la realidad, muchas personas se dan cuenta de que carece de sentido hablar de lo que una o uno ha conseguido, puesto que una persona sola no es nadie.

A veces acudo a la imagen de las letras. Más que pensar que somos átomos en el vacío, a menudo somos letras dentro de un texto que no controlamos. Una letra sola no significa. Cuando te das cuenta de que tu significado depende de otros, y al revés, empiezas a interiorizar que lo de menos es lo que te mereces. En todo caso lo que haces y el significado que tú le das a lo que haces.

Hay una frase que a mí me gusta mucho del libro, que es que el esfuerzo vale la pena para intentar hacer las cosas bien, pero no hacerlas mejor que otra persona. Es en eso en lo que se basa nuestro sistema, y lo que yo creo que hay que destruir.

P. Ya hubo quien le tachó de anacrónica y utópica por confiar en la acción de colectivos de activistas antes del 15M. ¿Cómo explicaría esta destrucción del sistema a los más escépticos?

R. Bertolt Brecht decía: "Si piensa que esto es utópico, le ruego que se pregunte por qué". Desde el punto de vista de lo deseable, habría que plantearse por qué necesitamos un mundo donde para que las personas vivan tienen que pedir que las contraten, sabiendo que muchas caerán, serán expulsadas del trabajo o no lo tendrán nunca.

Lo lógico sería crear una sociedad donde todo el mundo pudiese trabajar, donde el paro no fuese una amenaza. Donde no hubiera prácticamente diferencias salariales, excepto en los trabajos más duros. Si a nadie le apetece estar limpiando baños, ese trabajo deberá estar mejor pagado. A todo el mundo le puede apetecer dirigir Repsol una temporada, no entiendo por qué hay que valorar eso más. Quizá lo idóneo fuera que los peores trabajos rotasen de tal modo que nadie tuviera que estar haciendo algo que no quiere durante cuarenta años o más de su vida.

P. Volviendo a la novela, establece la robótica como campo para hilar un discurso social y político. ¿Nos cuesta asumir que no es solo cosa de ciencia ficción?

R. Creo que estamos muy acostumbrados a este yo de la novela del siglo XIX, a una psicología muy tradicional, y a una literatura que relega la ciencia sólo al género de la ciencia ficción.

La ciencia y las transformaciones sociales nos están mostrando aspectos de nuestro cerebro, de nuestro cuerpo, de nuestro nicho ecológico. La literatura no está para descubrir hipótesis, pero sí para pensar en cómo será la vida de quienes empiecen a asumir algunas hipótesis de la ciencia. Porque la ciencia tampoco es neutral y si no pensamos en ella de manera política y también narrativa, dejamos que una parte amplísima de la realidad se nos expropie.

P. De hecho, el antagonista de la novela no es una persona, sino una empresa: Google. ¿En qué momento se da cuenta de que es su villano perfecto?

R. Es un extraño villano porque lo que caracteriza a los supervillanos es su voluntad, mientras que Google está dirigido por un mecanismo muy poco inteligente: la máxima rentabilidad, la caída de la tasa de ganancia. Un mecanismo que está dispuesto a destruir el medio que le permite vivir.

Por eso, aunque me gusta la imagen del villano perfecto, no lo usé exactamente así, Google no interviene, es el destinatario. Un ser colectivo que, sin embargo, está compuesto de seres individuales.

P. Describe a Google como una compañía autoritaria. ¿Idealizamos su función informativa cuando en realidad vemos lo que su algoritmo quiere que veamos?

R. Google, que no quiere que nadie tenga secretos, mantiene sin embargo su algoritmo en secreto porque sabe que ese secreto a veces es necesario. En todo caso, incluso su forma de decidir qué páginas tienen contenidos relevantes, ya pone de manifiesto cómo el capital por la vía de generar más páginas y más enlaces distorsiona la supuesta democracia de una web colonizada.

P. Nos sorprende que los algoritmos sean racistas o machistas (aunque quien los programe son personas con prejuicios). Les exigimos ser mejor. Pero a la vez tememos la Singularidad Tecnológica.

R. Los algoritmos en realidad son listas de instrucciones que alguien realiza. Obedecen a unos propósitos y, por ahora, somos nosotros quienes establecemos esos propósitos. No sabemos si llegará un día en el que seremos capaces de crear una inteligencia que establezca sus propios fines, no parece que vaya a suceder en un plazo breve.

Muchas veces la ficción nos ofrece el escenario apocalíptico en el que llegará una Inteligencia que venga a destruirnos. Sin embargo, hemos creado demasiados mecanismos no inteligentes que ya nos están destruyendo: somos incapaces de controlar la suciedad de los océanos, del aire, la venta de armas, los conflictos por la energía, las condiciones que podrían hacer que la mayor parte de la población viviera una vida buena. Si aparece una inteligencia que sea mejor que los humanos, sería el menor de nuestros problemas.

P. Los protagonistas interpelan a la IA de Google, pero con una ligera esperanza de que les esté leyendo una persona de carne y hueso con empatía. ¿Es esa nuestra única esperanza de rebelarnos contra su autoritarismo?

R. Lo que quiero pensar es que tanto Google como cualquier empresa la componen personas. En ellas radica su fuerza, pero también su debilidad, su talón de Aquiles. Las personas tienen criterio, pueden escoger fines, decidir a qué otorgan sentido y significado, por qué y para qué vivir.

Están sometidas a presiones, pero quizá se acerque el día en que el trabajo deje de ser una especie de esfera apartada de la vida. Un día en el que aquel lejano concepto de democracia laboral vuelva a ser un objetivo por el que luchar. Parece altamente improbable, pero el 15M también era un suceso improbable y sucedió. Así que ¿quién sabe?

#hemeroteca #homofobia | La moraleja del diputado ultraortodoxo y su sobrino gay

Imagen: El País / Yigal Guetta
La moraleja del diputado ultraortodoxo y su sobrino gay.
Un parlamentario israelí dimite forzado por el rabinato tras asistir a una boda homosexual.
Juan Carlos Sanz | El País, 2017-09-20
https://elpais.com/internacional/2017/09/19/mundo_global/1505838170_578321.html

La quiere tanto que no pudo negarse a bendecir con su asistencia la boda del hijo de su hermana. El diputado ultraortodoxo israelí Yigal Guetta, de 51 años, acudió en 2015 junto con toda su familia a la ceremonia en la que su sobrino homosexual se unió en matrimonio a otro hombre. “A mis hijos les dije: ‘Tenemos que asistir al enlace, eso hará feliz a mi hermana. Pero la Torá prescribe que esta unión está prohibida. No lo olvidéis", puntualizó entonces, invocando el conflicto entre ley judaica y deber de familia.

Este gesto de amor fraternal por encima del fervor religioso había permanecido ignorado durante dos años, hasta que el parlamentario del Shas lo desveló a finales de agosto en un programa de radio. Pretendía mostrar un talante de tolerancia pese a estar afiliado a un partido ultrarreligioso que cosecha votos entre los conservadores judíos de origen sefardí y emigrados desde países árabes.

Cuando su comportamiento liberal llegó a oídos de la cúpula de rabinato, un sanedrín de cinco rabinos condenó de forma inapelable el “abominable pecado” y exigió su dimisión. Le acusaron de “profanar la voluntad de Dios” por asistir a una boda entre dos hombres. Conmocionado por la relevancia que sus dilemas morales cobraron ante la opinión pública israelí, Guetta renunció al cargo ante el líder del Shas, el ministro del Interior, Arye Dery.

Israel es un país avanzado en materia de libertades para la comunidad homosexual. Más de 200.000 personas asistieron el pasado mes de junio en Tel Aviv al mayor desfile del orgullo gay del Mediterráneo oriental. Pero la tolerancia que se respira en las grandes ciudades de la costa choca con el tradicionalismo que rige en Jerusalén y el interior del país. En 2016 se denunciaron 500 ataques homófobos, según datos de la asociación Aguda, que agrupa a colectivos LGTB.

El diputado ultraortodoxo no precisó si la boda de su sobrino se celebró en el exterior. Las parejas homosexuales no pueden contraer matrimonio en Israel, aunque si la unión se lleva a cabo en un país donde esté reconocido ese derecho surte plenos efectos en Israel.

Tampoco los heterosexuales laicos pueden recurrir a un enlace civil, ya que el rabinato mantiene el monopolio sobre la validez de matrimonios y divorcios —salvo que también lo formalicen en el extranjero—, para la población judía, que suma las cuatro quintas partes de los 8,7 millones de habitantes de Israel.

La moraleja de la controvertida renuncia del parlamentario ultraortodoxo con un sobrino gay ha sacudido los cimientos de la Knesset. Han mantenido un interesado silencio los otros cinco partidos que junto con el Shas integran la coalición que sostiene en la Cámara el Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu, considerado el más derechista en la historia de Israel. Desde la oposición se han multiplicado las censuras.

“Es triste que en 2017 un diputado tenga que dimitir por acudir a la boda de dos personas que se aman”, lamentó el líder centrista Yair Lapid. El temor a Dios del haredí Yigal Guetta no quebrantó el amor por su hermana.

#hemeroteca #inmemoriam | Fallece David Martín, uno de los primeros galardonados en los premios LGTB

Imagen: CórdobaHoy / David Martín Moreno
Fallece David Martín, uno de los primeros galardonados en los premios LGTB.
El también director de Fitur LGTB sufrió una complicación pulmonar por los tubos de respiración asistida tras su ingreso en la UCI del Hospital Ruber de Madrid.
CórdobaHoy, 2017-09-20
http://www.cordobahoy.es/articulo/la-ciudad/fallece-david-martin-moreno-primeros-galardonados-premios-lgtb/20170920182824033066.html

La Dirección de los Premios LGTB Andalucía ha lamentado esta tarde, a través de un comunicado público, la muerte de David Martín Moreno, fundador de Diversity Consulting Internacional y director de Fitur Lgbt, fallecido esta mañana por una complicación hospitalaria tras una lesión en un hombro. Según la misma fuente, ingresó en la UCI del Hospital Ruber de la capital española hace una semana y por los tubos respiración asistida se lo provocó un edema pulmonar que ha causado su muerte.

Diversity Consulting Internacional, de Juan Pedro Tudela y David Martin Moreno fue uno de los galardonados en los I Premios LGTB Andalucía, que se celebraron el 26 de septiembre de 2015 en los Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba. Otros de los Galardonados fueron Pedro Zerolo y Pepe Espaliú (a título póstumo), Carla Antonelli (Mención Especial), la Unidad de Infecciosos del Hospital Reina Sofía de Córdoba y Fundación Triángulo Andalucía.

Y TAMBIÉN…
Muere a los 45 años David Martín Moreno, gran empresario LGTB.

Era embajador en España de la IGLTA (International Gay And Lesbian Tourism Association) y organizador, junto a Juan Pedro Tudela, de FITUR Gay.
Alfonso Llopart | Shangay, 2017-09-21
http://shangay.com/muere-a-los-45-anos-david-martin-moreno-gran-empresario-lgtb
Fallece David Martín Moreno.
Gayles_tv, 2017-09-21

https://gayles.tv/news/fallece-david-martin-moreno/
Grupo Excelencias ofrece sus condolencias por fallecimiento de David Martín.
Caribbean News Digital, 2017-09-20

http://www.caribbeannewsdigital.com/noticia/grupo-excelencias-ofrece-sus-condolencias-por-fallecimiento-de-david-martin

#hemeroteca #television | Sexo, mentiras y redes sociales: el truco de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'

Imagen: El Mundo / Un momento de MYHYV
Sexo, mentiras y redes sociales: el truco de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'.
Comenzó como programa de citas, pero evolucionó hasta llenar el hueco de las ficciones tipo 'Al salir de clase'.
Paula Hergar | Papel, El Mundo, 2017-09-20
http://www.elmundo.es/papel/cultura/2017/09/20/59c10a51468aeb56538b4663.html

Hubo un tiempo (largo) durante el que muchos adolescentes corrían a mediodía desde el instituto a casa para comer y ver ‘Al salir de clase’. Fueron seis años, de 1997 a 2002, en una época en la que la ficción juvenil (diaria en este caso) parecía un filón inagotable. ‘Compañeros’, ‘Un paso adelante’, ‘Física o química’... Jóvenes guapos, toques de culebrón, problemas desde lo tópico a lo estrambótico... La adolescencia televisada, en definitiva. Y de golpe, hace una década, desaparecieron tan de golpe como llegaron, dejando sin referentes de ficción a una generación de chavales.

Porque, sí, esas series educaban. Lo explica el psicoterapeuta y escritor Luis Muiño: «Las series son aprendizaje por imitación, educación emocional, que es el proceso didáctico más importante de los seres humanos. Hay grupos de amigos que han aprendido a relacionarse viendo ‘Friends’ o ‘Cómo conocí a vuestra madre’. Estas narrativas de educación emocional en la adolescencia siempre han existido y son muy necesarias».

Así que el fin de la ficción juvenil ha creado un hueco y, no se engañen, la televisión siempre llena los huecos. ¿Y quién se encarga ahora de esa educación emocional? Respiren hondo porque es posible que la respuesta no les guste. Allá va: ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ (MYHYV). Sí. En serio.

Lo primero, pongamos esta revelación en contexto. ¿Por qué dejaron de producirse series juveniles? «En el momento en el que triunfaron había un número de canales limitado y la tele sólo se veía en el televisor. Por lo tanto se buscaba llegar a diferentes públicos con distintos productos», explica Arantxa Écija, directora de ficción de Mediaset. «Pero hoy contamos con una amplísima oferta de canales con ‘targets’ más definidos y con nuevas formas de consumo del contenido [plataformas de ‘streaming’, YouTube...], lo que lleva a las cadenas a apostar por series que no se dirigen a un solo target sino a un gran espectro de público, incluyendo por supuesto al joven».

En una línea parecida se posiciona Sonia Martínez, directora de ficción de Atresmedia, el grupo que un día apostara por ‘Compañeros’ o ‘Un paso adelante’: «La franja donde puede programarse una serie diaria [la de sobremesa], tiene hoy un público mayoritariamente adulto y sería ir en contra del target natural. Lo mismo ocurre en ‘prime time’, y es que el público que ve la tele de forma convencional también es adulto».

Y aquí, en este escenario de audiencias compartimentadas y contenidos vía internet, es donde ‘MYHYV’ conquistó el territorio joven de la televisión. En 2008 nacía en Telecinco con alma de clásico programa de citas con toques de ‘reality’. Pero, quizás sin proponérselo, fue evolucionando hacia una ficción (más o menos) disimulada que ha tomado el relevo de aquellas historias en las que se veían reflejados los adolescentes.

Y es que el ‘dating’ de Emma García ha demostrado durante estos años de emisión contener varios de los ingredientes de una serie. El principal, unos claros protagonistas recurrentes que enganchan y fidelizan a una audiencia ansiosa por seguir sus aventuras. La propia presentadora nos señala a esas estrellas: «Manu y Susana, una de mis parejas favoritas, vivieron intensamente el trono. Noel y María, con los que vivimos una final muy emocionante. Y Ruth e Iván, una pareja que desbordaba atracción, pero que no lograba ponerse nunca de acuerdo».

También existen los personajes secundarios que animan las tramas y acaban por llevarse legiones de fans a sus redes sociales. Unas plataformas que arden durante la emisión de cada entrega, convirtiéndola a diario en ‘trending topic’ e involucrando a sus jóvenes espectadores con una intensidad inalcanzable en la época de ‘Al salir de clase’.

Y hemos visto, igual que en cualquier serie juvenil, cómo el amor, el sexo, la familia y la amistad eran los grandes temas alrededor de los que giraba toda la trama. «Recuerdo con mucho cariño la historia de Juanjo», confiesa Emma, «un pretendiente que lo había pasado muy mal a nivel familiar. Su madre tenía problemas de salud y él aprovechó el programa para decirle cuánto la admiraba y la quería. Fue toda una lección de amor de madre e hijo».

Quizás la gran diferencia con las series sea que mientras aquellos actores soñaban con que su carrera diera el salto al cine (y muchos son ahora figuras consolidadas, de Pilar López de Ayala a Elsa Pataki), los protagonistas de ‘MYHYV’ aspiran a saltar de ‘reality’ en ‘reality’ dentro del universo Mediaset. Y ellos también lo consiguen...

Es el premio a nueve temporadas plagadas de giros de trama, clímax sobreactuados al escoger pareja y los tan amados como odiados finales abiertos cada vez que Emma García pronuncia su ya famosa frase: «Seguimos grabando».

Y es que el papel de la presentadora es esencial en toda esta puesta en escena. Se ha convertido en los ojos del espectador, la observadora privilegiada que da voz a los pensamientos de la audiencia, la narradora que guía a la audiencia a través de la historia, de sus giros y tramas.

Pero, a diferencia de aquellas series adolescentes de hace años, ‘MYHYV’ da foco a una imagen muy sesgada de la juventud. Todo apunta a un sector sociocultural muy concreto. Cuando alguien, en cualquier circunstancia, llama a otro ‘tronista’, sabemos de qué tipo de apariencia física está hablando. Y si luego pones la tele y ves a los verdaderos ‘tronistas’, lo ha clavado: todos se parecen. «Cuando introduces una narrativa, una forma de ver el mundo, lo haces con todo el ‘atrezzo’: si enseñas una forma de amar, también introduces el prototipo físico que mejor va a funcionar», indica Muiño.

En cambio, César Benítez nos explica que cuando crearon ‘Al salir de clase’ intentaron «que hubiera perfiles distintos: del más maduro al más inconsciente, el más audaz y el más cobarde. Intentábamos tener un abanico en el que se reflejara un universo mucho más amplio para hablar de la sociedad juvenil del momento».

Ésta es una de las cuentas pendientes de un programa que se esfuerza continuamente en señalar lo real que es, sin darse cuenta de que a sus jóvenes espectadores lo que más les interesa es ya la parte de ficción y la posibilidad de verse reflejados en ella. De encontrar esos modelos guionizados que añora desde hace más de una década.

Curiosamente, Netflix ha anunciando que en 2018 rodará su segunda serie española y esta vez será juvenil. Se llamará ‘Élite’ y transcurrirá en el colegio más exclusivo del país. Tal vez aún haya esperanza para la ficción adolescente. La que no se viste de ‘reality’, me refiero.

#hemeroteca #homofobia | Indignación en Brasil después de que un juez autorice ‘terapias’ para gais

Imagen: El País
Indignación en Brasil después de que un juez autorice ‘terapias’ para gais.
Una sentencia acaba con la prohibición de que los psicólogos traten a homosexuales para intentar cambiar su orientación.
Felipe Betim | El País, 2017-09-20
https://elpais.com/internacional/2017/09/19/actualidad/1505853454_712122.html

Una ola de indignación, que se extendió sobre todo a través de las redes sociales, se ha desatado en Brasil después de que un juez anulase la prohibición de que los psicólogos traten a homosexuales para cambiar su orientación. Brasil era hasta ahora uno de los tres países del mundo que declaraban expresamente como ilegales las terapias psicológicas para intentar modificar las inclinaciones sexuales. El asunto de la conocida en Brasil como cura gay es especialmente sensible en un país en el que conviven grupos muy activos en favor de los derechos de la comunidad LGTB e importantes colectivos ultrarreligiosos que defienden públicamente que las relaciones entre personas del mismo sexo constituyen una enfermedad.

Un juez de Brasilia, Waldemar Cláudio de Carvalho, atendió el pasado lunes el recurso de una psicóloga vinculada a grupos evangélicos extremistas y dictó un auto en el que acepta como legales las pseudoterapias de reversión sexual. El incendio se desató de inmediato en las redes sociales, donde el magistrado fue acusado de homófobo y de defender que la homosexualidad es una enfermedad. En realidad, Carvalho no llegó a justificar explícitamente esas pseudoterapias y ni siquiera anuló una resolución del Consejo Federal de Psicología (CFP) que, desde marzo de 1999, prohíbe su práctica. En la resolución, el juez incluso deja claro que asume la doctrina científica de la Organización Mundial de la Salud de que "la homosexualidad constituye una variación natural de la sexualidad humana, no pudiendo ser, por lo tanto, considerada como condición patológica".

Pero, al mismo tiempo, el juez determina que el CFP debe alterar la interpretación de sus normas para no impedir a los profesionales "promover estudios o atención profesional, de forma reservada, pertinente a la (re)orientación sexual, garantizándoles así la plena libertad científica acerca de la materia, sin cualquier censura o necesidad de licencia previa". La regla a la que se refiere el magistrado es una resolución del organismo de los psicólogos brasileños que determina que los profesionales de esa área "no ejercerán cualquier acción que favorezca la patologización de comportamientos o prácticas homoeróticas, ni adoptarán acción coercitiva tendente a orientar a homosexuales para tratamientos no solicitados". El juez apela a la "libertad científica" para concluir que debe permitirse que los psicólogos puedan "estudiar o atender a aquellos que voluntariamente acudan en búsqueda de orientación acerca de su sexualidad, sin cualquier forma de censura, prejuicio o discriminación".

La acción ante la justicia fue promovida por Rozangela Alves Justino, psicóloga y autocalificada como "misionera" que fue suspendida del registro profesional en 2009 por ofrecer pseudoterapias para curar la homosexualidad masculina y femenina. Alves Justino defendía que la atracción por el mismo sexo es una simple consecuencia de "abusos sufridos en la infancia y en la adolescencia por personas que sintieron placer en eso". "El movimiento en favor de los homosexuales se ha aliado con los consejos de psicología y quiere implantar la dictadura gay en el país". proclamó. "Yo tengo mi experiencia religiosa que no niego. Todo lo que hago fuera del consultorio está impregnado por lo religioso. Me siento dirigida por Dios para ayudar las personas que están homosexuales".

Reacciones de las redes
Mientras el Consejo de Psicólogos anunciaba que recurrirá la sentencia, la indignación no cesa desde el lunes en las redes hasta convertir en tendencias mundiales los hashtags #TrateSeuPreconceito (trate su prejuicio) y #HomofobiaNãoÉDoença (homofobia no es enfermedad). Artistas muy populares en el país como las cantantes Anitta y Preta Gil o la actriz Taís Araújo, publicaron vídeos para expresar su protesta. A través de las redes se convocó una manifestación para este viernes en São Paulo. En el Facebook, más de 3.000 personas confirmaron su presencia y otras 15.000 demostraron interés.

Además de Brasil, solo Ecuador y Malta prohíben expresamente que psicólogos ofrezcan pseudoterapias que asociaciones científicas de todo el mundo consideran ineficaces y perjudiciales. Pero ciertos grupos, sobre todo conectados a algunas de las poderosas iglesias evangélicas que en los últimos años han ido ganando terreno en el país, predican soluciones milagrosas o terapéuticas para acabar con la homosexualidad. Esos colectivos actúan como un lobby y tienen aliados dentro del Congreso Nacional, donde el diputado Ezequiel Teixeira, de un pequeño partido llamado Podemos, ha promovido un proyecto de ley que defiende las prácticas psicológicas para acabar con el "trastorno de orientación sexual" y garantizar el "derecho a la modificación de la orientación sexual en atención la dignidad humana".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...