miércoles, 11 de noviembre de 2020

#hemeroteca #violencia #justicia | El jurado considera culpable de asesinato y robo al autor del crimen de Fernando Lumbreras

Imagen: Levante / Fernando Lumbreras
El jurado considera culpable de asesinato y robo al autor del crimen de Fernando Lumbreras.
Las partes cierran un acuerdo de 18 años y medio de prisión para el autor y dos años para su encubridor.
Ignacio Cabanes | Levante, 2020-11-11
https://www.levante-emv.com/sucesos/2020/11/11/culpable-asesinato-fernando-lumbreras-lgtb-lambda-23048115.html

El autor confeso del asesinato de Fernando Lumbreras, conocido activista en defensa de los derechos del colectivo LGTBI y uno de los fundadores de Lambda, golpeado y estrangulado en su domicilio de València en diciembre de 2018, cumplirá 18 años y medio de prisión después de que las partes hayan modificado hoy sus conclusiones, durante la última jornada del juicio, y hayan llegado a un acuerdo en las penas solicitadas, quince años por el delito de asesinato y tres y medio por el robo con violencia.

Los miembros del jurado popular lo han declarado culpable del asesinato, al contemplar probado que hubo alevosía y que la víctima no tuvo posibilidad alguna de defenderse, y del robo con violencia. En ambos casos se aprecia la circunstancia atenuante de confesión.

Respecto al segundo de los acusados, el Ministerio Fiscal ha retirado los cargos contra él por el delito de robo con violencia al no haber prueba alguna de su participación en el mismo y mucho menos de su implicación en el asesinato. Así, el jurado lo ha hallado culpable del delito de encubrimiento, por el cual tanto las acusaciones como las defensas solicitan dos años de prisión. Asimismo, el jurado se ha opuesto a la suspensión de la pena pese a no superar los dos años de cárcel.

Shalva E., de 26 años y origen georgiano, confesó su crimen tanto tras su detención como en la primera sesión del juicio el pasado lunes. La noche del 3 de diciembre de 2018 el acusado acudió al domicilio de la víctima, al que conocía previamente de haber contratado sus servicios sexuales, y tras mantener relaciones se inició una discusión por cuestiones que no han sido aclaradas en el juicio.

En el transcurso de la misma, “guiado por el ánimo de acabar con la vida de Fernando Lumbreras”, el declarado culpable por el jurado cogió un cuchillo de la cocina y le realizó cortes en el pecho. Posteriormente comenzó a golpearle con saña en la cabeza, con un bote de repelente de mosquitos, causándole lesiones en el rostro, principalmente en los ojos y los labios. Hasta que finalmente, después de atarle las manos a la espalda con el cinturón de un batín, lo estranguló con una cuerda.

Los médicos forenses que realizaron la autopsia al cadáver han detallado esta mañana las lesiones que presentaba la víctima. Como hematomas en ambos párpados, una herida incisa causada por un objeto con filo en el párpado derecho, así como en la sien derecha. De igual modo presentaba dos heridas inciso contusas - al ser golpeado con un objeto con filo - en el cuero cabelludo y otra en la parte frontal izquierda del cráneo, además de los golpes en labios y mentón. Aunque confirmaron que la causa definitiva de la muerte fue la asfixia mecánica por compresión del cuello.

El asesino confeso se apoderó de una mochila con un monedero y tarjetas de crédito, del teléfono móvil de la víctima y de la bicicleta eléctrica que Lumbreras utilizaba para desplazarse debido a sus problemas de movilidad por la polio.

El letrado de la defensa del principal encausado, ejercida por el abogado penalista Jorge Garcia-Gasco, destacó en su informe de conclusiones que su cliente ha facilitado la labor del la Justicia confesando los hechos, que ya reconoció incluso tras ser detenido en una conversación telefónica con su madre en presencia de dos policías. Hecho por el que se le rebaja considerablemente la pena inicial que solicitaba el fiscal de 27 años de cárcel.

Por su parte, el letrado Vicente Boluda, que representa al otro acusado, remarcó en su exposición ante el jurado que su defendido “no tuvo participación en el robo y mucho menos en el homicidio”, como demuestra que no se hallara ni huellas ni ningún resto biológico de él en la vivienda. Respecto al hecho de que estuviera vigilando la casa, explicó que su cliente, que no llegó a subir al domicilio, se marchó del lugar y se fue con su novia a un centro comercial cuando se estaba produciendo el crimen.

Por contra, del autor confeso del asesinato la policía halló huellas en una taza, en el cuarto de baño y e incluso en el bote de insecticida utilizado para golpearlo, así como restos biológicos en el cadáver de su víctima. En el último turno de palabra ambos acusados se mostraron arrepentidos. Antes de que el asesino fuera conducido de nuevo a prisión, su amigo, el mismo que cumplirá dos años por encubrirlo, se abrazó a él. Su testimonio le había exonerado de toda responsabilidad en el robo y el asesinato.

lunes, 9 de noviembre de 2020

#hemeroteca #redessociales | El novio de Jedet: "Presentadme a alguien que tenga coronavirus, le como la boca"

Imagen: As / Josh Ortiz y Jedet
El novio de Jedet: "Presentadme a alguien que tenga coronavirus, le como la boca".
Josh Ortiz, pareja de la influencer y actriz de 'Veneno', ha causado gran controversia por sus irreverentes declaraciones sobre la pandemia.
Claudia García | As, 2020-11-09
https://as.com/tikitakas/2020/11/09/portada/1604919889_604483.html

Desde que el pasado marzo estalló en España el primer brote masivo de coronavirus, no han sido pocos los famosos que se han metido en un lío por hacer comentarios públicos poco afortunados sobre la pandemia y sus efectos. Desde los negacionistas del virus a aquellos que han hecho campaña contra las mascarillas, pasando por los que consideran que la situación sanitaria oculta en verdad una agenda política para justificar el aumento de la vigilancia ciudadana y las restricciones de las libertades básicas, el espectro de 'argumentos' contra la narrativa principal de la crisis es de lo más variado.

La gran mayoría de voces disidentes han sido fuertemente vapuleadas en las redes sociales y los medios de comunicación por la irresponsabilidad que supone pasar por alto las evidencias científicas y los elevados números de muertos que continúa dejando la enfermedad. Y este domingo, el último en convertirse en diana de las críticas de los internautas ha sido el cantante Josh Ortiz, conocido sobre todo por ser pareja de la influencer, actriz y activista LGTBQI 'la Jedet', a la que hemos visto interpretando el papel de 'La Veneno', en su versión más joven, en la exitosa serie dirigida por 'los Javis'.

La controversia ha detonado a raíz de que el artista publicara en sus stories de Instagram una serie de clips en los que, a la vez que filma el telediario de Telecinco, despotrica contra los periodistas, niega la existencia de la pandemia y suelta una buena sarta de imprecaciones y expresiones ofensivas que han hecho que los usuarios de las redes se le echen encima.

"Hijos de puta, ya está bien", se le escucha decir en referencia a los medios y mientras en la pantalla de televisión aparecía un rótulo con la actualización de los datos sobre la ocupación de las camas UCI en La Rioja, "y ahora me va a escribir un montón de gente: 'Tío, que es una puta pandemia'. Pandemia mis cojones, socio, pandemia mi polla. Presentadme a alguien que tenga coronavirus, le como la boca y vais a ver que no pasa nada, socio. Me coméis la polla todos".

Tras el escándalo que han suscitado sus declaraciones, Ortiz se ha vuelto a grabar esta mañana asegurando que "acompaña en el sentimiento a todos los que han perdido algún familia", pero insistiendo en la idea de que todo es mentira: "la tele", "los políticos" y la propia pandemia. "Vamos a poner que hay un virus: no es tan mortal, no es tan contagioso. Es mentira", asegura, antes de añadir que "desde que empezó esto voy sin mascarilla, me he rodeado de miles de personas, no tengo nada, estoy perfecto".

Por otro lado, el cantante también ha denunciado el daño que toda la crisis está causando al sector de la hostelería. "¿Existe el virus? Vamos a poner que sí existe. Si existe, todos tenemos que pasarlo, vamos a pasarlo ya, tío", ha manifestado, "¿O vamos a dejar que todo el mundo se muera de hambre, socio? Todos los que tienen pequeños negocios, restaurantes...". El joven ha señalado que "hay gente que no está cobrando una puta mierda por esta puta basura", además de "gente pobre muriéndose de hambre aquí en España".

Ortiz ha acabado su parlamento con las siguientes palabras: "Luego está la peña diciéndome 'tus muertos', 'cateto'... Comedme la polla, ¿sabes lo que te digo? Meteros en vuestras putas vidas. Creo que conocéis a más gente que ha cerrado su puto negocio por esta puta mierda que gente que tenga el coronavirus".

La respuesta de Jedet
Ante el huracán que se ha montado por los comentarios de su pareja, y el volumen de ataques que está ella misma recibiendo, la propia Jedet se ha visto obligada a compartir un comunicado en sus perfiles sociales en el que pide que se la desligue de las declaraciones de Ortiz: "Lo que mi entorno piense sobre un tema no me hace responsable de sus opiniones. Soy una persona con sus propias ideas e ideales, me parece injusto que se me esté linchando públicamente por opiniones que no han salido de mi boca y que no he compartido ni comparto", empieza su mensaje.

"Sin comérmelo ni bebérmelo tengo el móvil a reventar de gente que me está faltando al respeto y no me parece justo", continúa la actriz, antes de zanjar el tema: "Quiero mandar todo mi respeto a las víctimas del virus y todo mi apoyo a los enfermeros y a los que están luchando a diario para que esta pesadilla acabe pronto".

#hemeroteca #violencia #justicia | El asesino del activista 'gay' Fernando Lumbreras admite que lo apaleó y lo ahogó, pero que lo hizo drogado: "No pude parar"

Imagen: Levante / Portal del domicilio de Fernando Lumbreras
El asesino del activista 'gay' Fernando Lumbreras admite que lo apaleó y lo ahogó, pero que lo hizo drogado: "No pude parar".
Xavier Borràs | El Mundo, 2020-11-09
https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2020/11/09/5fa91dc921efa085518b461d.html

Una discusión y un robo que acabaron con una agresión brutal y la muerte. El presunto asesino del activista LGTBI Fernando Lumbreras, agredido salvajemente hasta morir en su domicilio de Valencia en diciembre de 2018, ha admitido los hechos hoy ante el Tribunal del Jurado que le juzga a él y a su presunto encubridor y cómplice, Víctor Joaquín L.G., por un delito de asesinato y otro de robo con violencia. A Fernando no le mataron por sus ideas, sino para arrebatarle un móvil, una mochila y la bicicleta eléctrica con la que se movía por la ciudad y cuyo valor rondaba los 1.000 euros.

Pese a las sospechas iniciales de que Lumbreras podía haber sido asesinado por su activismo gay, las investigaciones giraron pronto hacia otro tipo de motivaciones. En este caso el robo. Shalva E., georgiano de 26 años, conocía a Fernando, de 60 años, porque en alguna ocasión ofreció servicios de prostitución masculina para sobrevivir. Y, dado que conocía sus movimientos, era una víctima propicia para apoderarse de sus bienes.

En su declaración ante el Jurado, el autor material confeso ha sido claro: "Reconozco los hechos". A preguntas de la fiscal, Socorro Zaragozá, el acusado, que se encuentra en prisión por estos hechos, ha admitido todos los detalles sobre los hechos. E, interrogado por su abogado, ha dicho sentirse arrepentido de todo: "Estaba bajo los efectos de sustancias ilegales. No supe llevar la situación, no supe parar". Además, ha pedido disculpas "por meter en esto" al otro joven que se sienta en el banquillo, su "amigo" Victor J., de nacionalidad española. La fiscalía pide 27 años de cárcel para él por asesinato y robo con violencia.

Por contra, el supuesto cómplice, Victor Joaquín L. sólo reconoce una parte del relato y el "error" del encubrimiento. Pero sostiene que no participó en el robo y menos en la agresión. "Sí, sabía que Shalva había quedado con Fernando (Lumbreras) para mantener relaciones sexuales, pero no del robo". Ese día acompañó a su amigo y le dejó allí, frente al portal de la vivienda de Lumbreras, en el número 9 de la calle Julián Peña de Valencia. Horas mas tarde, volvió a contactar con él y, según su relato, le pidió ayuda para deshacerse de los objetos robados. Así lo hicieron. Ambos se desprendieron hasta de la bici.

"Por teléfono no me dijo lo que había hecho, me lo dijo luego", ha admitido el joven. Preguntado por su abogado, Vicente Boluda, el supuesto encubridor ha señalado que "de ninguna manera" sabía que iba a robar. "Estoy arrepentido", ha dicho, del "error" de encubrirle. El Ministerio Fiscal y la acusación particular, que ejerce el abogado Santiago Monzón en representación de la familia, reclaman para él 5 años por encubrimiento. Un más que probable acuerdo entre las partes le permitirá no entrar en prisión.

El primer presidente de Lambda
Pese a las sospechas iniciales de que Fernando Lumbreras -primer presidente del colectivo Lambda de defensa de los derechos homosexuales-, podía haber sido asesinado por su activismo gay, las investigaciones giraron pronto hacia otro tipo de motivaciones. En este caso el robo. Shalva E. conocía a Fernando porque en alguna ocasión le ofreció servicios de prostitución masculina para sobrevivir. Y, dado que conocía sus movimientos, era una víctima propicia para un robo, tal y como relata la calificación fiscal provisional.

Aquella noche del 3 de diciembre de 2018 Lumbreras atendió la llamada del telefonillo de su casa y abrió la puerta a quien iba a ser su asesino. Habían concertado una cita, pero no acabó como las anteriores con unos billetes pasando de mano. Fue muchísimo peor. Le costó la vida. "Sube... pero apaga el cigarro", le concedió Lumbreras.

Según el relato del Ministerio Fiscal, lo que sucedió en el piso fue un ataque brutal. Tras mantener relaciones sexuales, Fernando fue salvajemente agredido, primero con dos cuchilladas en el pecho y después rematado a golpes con un bote de insecticida cubierto con un trapo para amortiguar el ruido de los impactos sobre todas las partes de su cuerpo. Supuestamente hubo una discusión previa y el agresor "perdió el control".

El ensañamiento fue tal que el agresor le tapó la boca a Fernando con un jersey para que nadie le escuchara y le ató las manos a la espalda con el cinturón del batín. Después le colocó una cuerda en el cuello y le asfixió. Esa fue la causa oficial de su muerte, la asfixia por estrangulación.

Fernando Lumbreras fue entre 1986 y 1994 líder y pionero del activismo por los derechos LGTB en la España del tardofranquismo represor. "Conseguir la libertad de afecto para todos. Hemos avanzado mucho en el plano legal, pero ahora nos queda traspasar todo eso a la sociedad. Nos queda lograr el pleno respeto", confesaba en una entrevista con estudiantes de la Universitat Politècnica de Valencia.

Nacido en Melilla, Fernando era hijo de legionario y ama de casa. Tuvo polio y una cojera como secuela física. Y una primer novia, Amparo, con la que la relación no prosperó. Ya en el gimnasio, según el perfil que El Mundo publicó sobre él, "había comenzado a fijarse en los cuerpos de sus compañeros". "Un día entré con mi novia a una discoteca de ambiente y vi a dos hombres barbudos dándose un beso de tornillo. Y le dije, 'sujétame, que me pierdo'". Ahí arrancó su nueva vida fuera del armario. La que le arrebató otro hombre para robarle lo poco que poseía.

#hemeroteca #violencia #justicia | El asesino de Lumbreras confiesa ante un jurado que lo mató tras una discusión

Imagen: levante / Fernando Lumbreras
El asesino de Lumbreras confiesa ante un jurado que lo mató tras una discusión.
La Fiscalía solicita 27 años de prisión, aunque tras el reconocimiento de hechos la petición de pena podría bajar a los 18 años.
Ignacio Cabanes | Levante, 2020-11-09
https://www.levante-emv.com/sucesos/2020/11/09/juicio-asesinato-fernando-lumbreras-valencia-lambda-lgtbi-22689723.html

El acusado de asesinar a Fernando Lumbreras, fundador del colectivo Lambda y uno de los mayores defensores de los derechos LGTBI en la Comunitat Valenciana, ha confesado ante un jurado popular que mató a su víctima tras una discusión y que posteriormente le robó. “No supe llevar la situación, no supe parar”, ha manifestado Shalva E., quien ha pedido perdón tanto a la familia del fallecido como a la de su amigo, acusado de encubrimiento, por “haberlo metido en esto”.

El Ministerio Fiscal solicita 27 años de prisión, 22 por el delito de asesinato y cinco por el robo con violencia, aunque tras su reconocimiento de hechos la pena se le podría rebajar considerablemente, a los 18 años de cárcel. Asimismo, el segundo procesado por el robo y por un delito de encubrimiento, para el que el fiscal pide siete años de cárcel, también ha reconocido parcialmente los hechos, aunque ha alegado que desconocía por completo de las intenciones de su amigo.

El crimen se produjo la noche del 3 de diciembre de 2018 cuando Shalva E., de 26 años y origen georgiano, acudió al domicilio de Lumbreras, en la calle Julián Peña de València. Previamente el otro acusado estuvo vigilando la casa para asegurarse de que la víctima, de 58 años, estuviera en ella.

Lumbreras abrió la puerta a su asesino ya que lo conocía de haber estado en su casa, al haber contratado previamente sus servicios sexuales. “Sube, pero apaga el cigarro antes”, le dijo la víctima por el telefonillo de la puerta. Una vez arriba mantuvieron relaciones hasta que en un momento dado se inició una discusión entre ellos.

Golpeado con un bote de repelente mosquitos y estrangulado con una cuerda
Según los hechos reconocidos por el acusado, éste cogió un cuchillo de cocina y le realizó dos cortes en el pecho, para posteriormente con un bote de repelente de mosquitos golpearle en la cabeza, causándole importantes lesiones en los labios, los ojos, la nariz y los oídos. Al ver que todavía seguía vivo, le tapó la boca con un jersey y, tras atarle las manos con el cinturón de un batín, lo estranguló con una cuerda. “Fue el error mas grande que he cometido en mi vida, estaba bajo los efectos sustancias ilegales, no supe parar”, ha alegado el autor confeso del asesinato.

Por su parte, el otro acusado ha reconocido que ese día acompañó a su amigo hasta el domicilio de Lumbreras y que sabía que iban a mantener relaciones sexuales, pero que desconocía por completo que tuviera intención de robarle y mucho menos que lo fuera a matar. Fue posteriormente cuando su amigo le llamó por teléfono. “Me dijo que necesitaba ayuda mía, estaba muy nervioso”, ha explicado.

La fiscal remarca en su informe que la víctima no tuvo posibilidad alguna de defenderse, debido a los golpes recibidos inicialmente y al encontrase absolutamente inmovilizado con las manos atadas a la espalda.

Shalva E. se apoderó de un teléfono móvil, una mochila con un monedero y tarjetas de crédito, así como de una bicicleta eléctrica, valorada en 1.109 euros, con la que huyó del domicilio. Según han reconocido ambos acusados, ese mismo día el autor material del crimen le contó al otro procesado como lo había matado y ambos decidieron deshacerse de los efectos sustraídos para evitar que la policía pudiera relacionarlos con el crimen.

En concepto de responsabilidad civil, la fiscalía solicita que el asesino confeso indemnice a la hermana de Lumbreras con 20.000 euros.

#hemeroteca #violencia #justicia | El presunto asesino del histórico activista LGTBI valenciano Fernando Lumbreras reconoce el crimen

Imagen: Ara / Fernando Lumbreras
El presunto asesino del histórico activista LGTBI valenciano Fernando Lumbreras reconoce el crimen.
El acusado afirma que estaba bajo los efectos de "sustancias ilegales".
Daniel Martín | Ara, 2020-11-09
https://www.ara.cat/es/Fernando-Lumbreras-historico-LGTBI-valenciano-asesino-confiesa_0_2560544165.html

El cuerpo de Fernando Lumbreras, de 60 años, referente valenciano del movimiento LGTBI, fue hallado sin vida en su casa en Valencia el 3 de diciembre del 2018. Esta mañana, su presunto asesino ha reconocido ser el autor del crimen en la primera jornada del juicio. Así lo ha explicado el abogado de la acusación, Santiago Monzón, al periódico El Mundo.

A preguntas de la fiscal, Socorro Zaragozá, el acusado, Shalva Esiava, un joven de 26 años, ha admitido los hechos pero ha aducido que estaba bajo los efectos de "sustancias ilegales". "No supe llevar la situación, no supe parar", ha añadido. El trágico suceso habría tenido lugar después de que el autor confeso quedara con la víctima y, después de una discusión, lo golpeara, lo apuñalara y lo asfixiara hasta matarlo.

El testigo del principal acusado concuerda con las hipótesis policiales, que desde un inicio señalaron que no se trataba de un crimen de odio y que el agresor era un conocido de la víctima. Algunos de los elementos que reforzaron esta línea de investigación fueron que la puerta del domicilio no estaba forzada y que el activista ofrecía a menudo su casa para acoger a personas que le solicitaban ayuda, algunas de muy próximas y otras no tanto.

A diferencia del presunto asesino, quien ha negado cualquier participación directa en la muerte de Lumbreras ha sido Víctor Joaquín Lacasta, un joven de 27 años que ha afirmado que conoció los hechos a posteriori. Con todo, el presunto cómplice ha reconocido que sabía que el acusado había quedado con la víctima, que acompañó Esiava hasta el domicilio del activista LGTBI y que lo ayudó a deshacerse de los objetos robados: un móvil, una mochila y una bicicleta eléctrica.

La Fiscalía ha pedido 22 años de prisión para Esiava por asesinato y cinco más por robo. Para Lacasta, ha solicitado siete años por haber ayudado al autor confeso en el robo y por haber encubierto el crimen.

#hemeroteca #patriarcado | La concejala de Podemos Sonia Vivas asegura que los hombres con penes pequeños son más violentos

Imagen: Diario de Mallorca / Sonia Vivas
La concejala de Podemos Sonia Vivas asegura que los hombres con penes pequeños son más violentos.
La concejala polemiza en Twitter con sus declaraciones sobre el tamaño de los genitales masculinos.
Miguel Vicens | Diario de Mallorca, 2020-11-09
https://www.diariodemallorca.es/palma/2020/11/09/concejala-sonia-vivas-asegura-hombres-22694357.html

La concejala de Podemos en el ayuntamiento de Palma Sonia Vivas defendió ayer en su cuenta de Twitter que la mayor o menor violencia de un hombre depende del tamaño de su pene. «Los hombres con penes pequeños suelen ser más beligerantes. Se debe a que el mandato patriarcal valora mucho el tamaño de los genitales masculinos y asocia esa medida a la idea de potencia y fortaleza. El que no cumple, suple con violencia su carencia», afirmó la responsable de Justicia Social, Feminismo y LGTBI del ayuntamiento de Palma.

Según su argumentación, «el mandato patriarcal sobre la masculinidad como potencia se circunscribe al tamaño del falo. Se ve de manera clara en las películas pornográficas. Penes enormes, mejores cuanto más grandes. De esa construcción social, emanan muchas frustraciones masculinas», consideró la integrante del equipo de Gobierno municipal.

Sonia Vivas, número dos de Podemos en el ayuntamiento de Palma, además de regidora, abandonó la Policía Local de Palma en enero de 2019 tras denunciar homofobia y acoso. Nació en Barcelona en 1978 y es pedagoga y educadora social por la UNED.

Estas polémicas declaraciones en la red social Twitter las realizó después de comentar los dos últimos casos de violencia machista: «Mientras se investiga el asesinato de una mujer estrangulada y tirada a una acequia, otro hombre se ha entregado en Lloret de Mar después de matar a su pareja. Para acabar con la violencia machista hay que deconstruir la masculinidad», afirmó quien se define como «policía, denunciante de corrupción política y policial, lesbiana, catalana de izquierdas y feminista». Además de «activista, formadora en derechos humanos y demócrata».

Tras sus afirmaciones, las reacciones en la misma red social fueron inmediatas, circularon memes y otros usuarios de Twitter le cuestionaron qué argumentos científicos avalaban sus palabras.

En vista de la polémica creada, Sonia Vivas contestó horas más tarde: «Después del revuelo creo que es necesario hacer una charla sobre la masculinidad y el pene como constructo que obliga a los hombres a cumplir con el mandato del tamaño. Avisaré sobre el día y la hora para que, quien quiera escuchar, entre en Instagram».

#hemeroteca #lgtbifobia | La mayoría de delitos de odio son por homofobia o xenofobia

Imagen: Valencia Plaza / Susana Gisbert
La mayoría de delitos de odio son por homofobia o xenofobia.
La sección de la Fiscalía de València de tutela penal de la igualdad y contra la discriminación inició 52 diligencias de investigación en 2019 de las que se judicializaron un total de 27.
Laura Ballester | Levante, 2020-11-09
https://www.levante-emv.com/sucesos/2020/11/09/mayoria-delitos-odio-son-homofobia-22675655.html

La sección de la Fiscalía provincial de València que investiga los delitos de odio, formalmente identificada como la sección de tutela penal de la igualdad y contra la discriminación, inició un total de 52 diligencias de investigación en 2019, según la última Memoria de la Fiscalía, a la que ha tenido acceso Levante-EMV.

Los hechos que han motivado las actuaciones judiciales son mayoritariamente (47 diligencias) por «incitación al odio» o «actos que entrañen humillación, incluídos lesiones y amenazas», las más «frecuente por LGTBIHfobia o amenazas a personas migrantes»; otras dos investigaciones se inipor trato discriminatorio, una por ofensa a los sentimientos religiosos y otras dos por amenazas o insultos con la agravante prevista en el artículo 22.4 del Código Penal: «motivos racistas, antisemitas, ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza o nación a la que pertenezca, su sexo, orientación o identidad sexual, razones de género, la enfermedad que padezca o su discapacidad».

De este medio centenar de diligencias, aproximadamente la mitad (27) acabaron judicializadas. Otras veinte se archivaron por autor desconocido o dificultad para identificarlo, «fundamentalmente en delitos a través de las redes sociales», y en otras cuatro la sección de València se inhibió a favor de otras competencias territoriales (dos a la Fiscalía de Alzira, una a la Audiencia Nacional y otra al Supremo).

Ésta última es la que afectaban al diputado de Vox en el Congreso, Javier Ortega Smith, por las declaraciones que hizo en València y que «resultaban ofensivas por presunta islamofobia, tal como denunciaron los colectivos afectados», aunque finalmente las diligencias se archivaron en el Tribunal Supremo, tal como señala la memoria de la fiscalía.

Otros asuntos «de especial trascendencia» que ha realizado la sección de tutela penal de la igualdad y contra la discriminación es la investigación por las agresiones durante la manifestación vespertina del 9 d’Octubre de 2017 en la que manifestantes y periodistas fueron agredidos por grupos de personas de ideología supuestamente ultraderechista o neonazi que la actual fiscal delegada de la sección Susana Gisbert espera concluir a lo largo de 2020. «La causa se declaró compleja por lo prolijo de las diligencias de investigación como volcado de ordenadores, visionado y análisis de vídeos, periciales y declaraciones de testigos que ya superan los diez tomos». La anterior fiscal delegada de delitos de odio, Carmen Andreu, fue la que inició las diligencias de investigación que ha continuado la actual titular de la sección, Susana Gisbert.

Otro asunto que llevó la sección, inicialmente en Alzira y posteriormente se juzgó en un juzgado de lo Penal de València, fue el del delito contra la integridad moral por los insultos a un niño enfermo de cáncer a quien se homenajeó en una corrida de toros. Los dos acusados fueron finalmente absueltos pero la memoria de la Fiscalía destaca que «en este pronunciamiento debió influir -señala fiscal Gisbert- la actitud de contricción y arrepentimiento que mostraron los dos acusados, que usaron su derecho a la última palabra para pedir perdón a los padres del niño, que falleció a los pocos meses de suceder los hechos». La Fiscalía recurrió la absolución de los dos acusados, aunque el recurso aún no se ha resuelto.

Otras dos diligencias se iniciaron por mensajes publicados en Twitter desde cuentas oficiales del partido Vox: una tras la denuncia de colectivos homosexuales contra la cuenta de Vox Massamagrell, aunque «como se eliminó el tuit y se pidió perdón, se archivó» y otra por atribuir una violación en Cullera a magrebíes, cuando eran españoles los acusados, que también se archivó.

Colaboración con colectivos para investigar casos
«De capital importancia han sido las reuniones con instituciones, organismos, asociaciones, colectivos profesionales, grupos y demás agentes que trabajan la igualdad», señala la fiscal Gisbert. Esta colaboración es la que permitió abrir las diligencias por el tuit homofóbico de Vox en Massamagrell o la que facilitó la reunión con empresarios de discotecas para prevenir las agresiones homofóbicas.

#hemeroteca #lgtbifobia | Viaje a la Polonia de la homofobia

Imagen: El País / Cezary Nieradko
Viaje a la Polonia de la homofobia.
Krasnik es uno de los más de cien municipios del país autodenominados “zonas libres de ideología LGTB”, una iniciativa auspiciada por el Gobierno en la que los derechos de los homosexuales son una amenaza.
María Hervás | El País, 2020-11-09
https://elpais.com/internacional/2020-11-07/viaje-a-la-polonia-de-la-homofobia.html

Cezary Nieradko posa para la foto. Los puños cerrados, la cabeza erguida, el gesto serio. Alguna vez mira hacia la carretera, y lo hace desconfiado, como si sintiera vergüenza de que algún conductor le pudiera reconocer frente al cartel de la entrada del pueblo. En letras grandes se lee: Krasnik. Una localidad de unos 34.000 habitantes al sureste de Polonia, en una de las regiones más pobres del país. Desde hace más de un año, este es uno de los municipios polacos autoproclamados como “zonas libres de ideología LGTB”. Aquí la homosexualidad no está prohibida, pero pocos se atreven a salir del armario por miedo a represalias, a que les peguen o a que los excluyan. Nieradko, de 21 años, no tiene problemas en decir que le gustan los hombres, aunque lleva años sufriendo las consecuencias de ser gay en este ambiente opresivo. Él solo sueña con acabar de una vez sus estudios de Secundaria para irse lejos de Krasnik. Y del país. “A un lugar donde pueda besar a mi pareja en la calle sin temor a que me den una paliza”.

Más de un centenar de localidades de Polonia, casi un tercio del país, han firmado en el último año una declaración contra la “ideología LGTB”, en una cruzada contra la libertad sexual auspiciada por el Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia y apoyada por gran parte de la Iglesia católica. Se trata de una declaración no vinculante, pero cargada de valor simbólico que defiende a ultranza el peso de la familia heterosexual y que ve como una amenaza para la sociedad tradicional el matrimonio entre personas del mismo sexo, así como la posibilidad de que puedan tener hijos.

La proliferación de estas “zonas libres de ideología LGTB”, cuyo lema recuerda demasiado a las “zonas libres de judíos” que los nazis colocaban en la Polonia ocupada, ha convertido a este país en el más hostil de la UE para el colectivo LGTB, según la ONG por los derechos de la comunidad homosexual ILGA. También ha generado una oleada de rechazo internacional que va desde el corazón de la UE (la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha llegado a definirlas como “zonas sin humanidad”) hasta el otro lado del Atlántico (el demócrata Joe Biden dijo en Twitter que estas zonas “no tenían lugar en la UE ni en ningún otro sitio del mundo”). Hartos de que la sexta economía del club comunitario incumpla las normas y valores de la UE, Bruselas retiró en julio una ayuda económica a seis de estos municipios que representan la cara más homófoba de Polonia.

Pero todas estas advertencias parecen quedar muy lejos en Krasnik, donde los ecos de la historia pesan todavía en la sociedad. “Krasnik fue una zona muy castigada por las dos guerras mundiales, durante la Segunda Guerra Mundial perdimos a la mitad de la población, que era judía. Luego vivimos la represión soviética. Los habitantes de Krasnik lucharon heroicamente por el derecho a practicar su religión. Todo esto nos ha marcado como sociedad, por eso no queremos perder la libertad y los valores que son importantes para nosotros”, explica Tomas Saj, de 52 años. Él fue uno de los concejales que en mayo de 2019 votó en amplia mayoría a favor de la declaración. “La ideología LGTB es una ideología de extrema izquierda, neomarxista, que quiere imponer una nueva revolución cultural”, añade desde uno de los despachos de la casa de la cultura del pueblo, uno de los pocos lugares abiertos un sábado por la mañana en plena pandemia.

No piensa así Pawel Kurek, un concejal del partido liberal Moderna que votó en contra de lo que él define como “una aberración contra los derechos de las personas”. El ambiente está tan enrarecido y polarizado entre los concejales de diferentes formaciones que hay que evitar a toda costa que la entrevista de uno coincida con la del otro en el mismo lugar. “Esta declaración solo nos ha traído más pérdidas económicas y ha hundido la imagen de Krasnik”, sostiene este profesor de Informática que ahora tiene miedo de perder su trabajo por involucrarse a favor de los homosexuales.

Pérdida de ayudas europeas
Krasnik depende en gran parte de los fondos europeos para salir adelante. En los últimos dos años ha recibido unos siete millones de euros de la UE. El pasado septiembre, la ministra de Asuntos Exteriores noruega advirtió a las autoridades locales que si seguían autodenominándose “zonas libres de ideología LGTB”, el país nórdico no les concedería una ayuda económica para un programa de desarrollo rural que oscila entre los tres y los 10 millones de euros.

Días después de esa advertencia, el pleno del Ayuntamiento, de mayoría conservadora, volvió a votar a favor de seguir siendo una zona libre de LGTB. El alcalde de la localidad, de la centroderechista Plataforma Cívica, el principal partido en la oposición del país, rechazó entrevistarse personalmente con este periódico, pero a través de un correo electrónico explica que todavía Noruega no ha tomado una decisión y que él está intentando explicarles que el Ayuntamiento de Krasnik trata a todos los habitantes por igual. “Todo eso es mentira, nos sentimos desprotegidos. Cuando yo le conté a la psicóloga de mi instituto que era gay, me dijo que la había decepcionado. Cuando mi profesora particular de Química se enteró de mi condición sexual, me echó de su casa. Es difícil ser un homosexual valiente aquí”, explica Cezary Nieradko. “Es una ciudad de la que todos huyen”.

Varsovia queda a dos horas y media en coche de Krasnik. Desde allí trabajan las principales asociaciones del colectivo LGTB que han visto cómo en los últimos años ha crecido el activismo en defensa de los derechos de las personas homosexuales, bisexuales, transgénero e intersexuales. Ola Kaczorek, de 29 años, es la vicepresidenta de la asociación El amor no excluye. “No somos una ideología, eso es la propaganda que se ha inventado el PiS para ganar todas las elecciones del último año”.

Los sondeos muestran más tolerancia
El presidente de la República, Andrzej Duda, llegó a decir este verano durante su campaña para la reelección que la “ideología LGTB” es peor que el comunismo. En el país eslavo, la orientación sexual se ha convertido en un arma política. Hace un mes, el vice primer ministro y líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski, declaró en un semanario conservador que “Polonia podría convertirse en un desierto católico” si se permitía una “ideología LGTB desenfrenada”. Según la reconocida socióloga de género, Malgorzata Fuszara, la sociedad polaca está avanzando en la tolerancia hacia este colectivo, pero la continua maquinaria política del Gobierno ha polarizado el debate.

Las encuestas de los últimos años revelan que, efectivamente, el número de polacos que se declaran abiertamente homófobos ha bajado del 41% al 24% en casi las dos últimas décadas. El apoyo a las uniones civiles entre parejas del mismo sexo ha crecido un 8% entre 2017 y 2019, hasta alcanzar una aceptación del 60%, según un sondeo de IPSOS. Muy lentamente, la tolerancia se abre paso, como demuestra el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo del año pasado, donde el tercer partido más votado fue Primavera, liderado por Robert Biedron, el primer alcalde abiertamente homosexual que ha tenido Polonia.

Pero Biedron ve con mucha preocupación lo que sucede en localidades como Krasnik. “Es un infierno vivir en sitios así. Lo digo por experiencia. Todavía nos queda tanto por avanzar...”, comenta el ahora europarlamentario. “Los partidos políticos en mi país siguen siendo muy conservadores, no tenemos un Zapatero que se atreva a luchar por los derechos de los homosexuales”, critica. Uno de los regidores que levantó la voz a favor de la comunidad LGTB fue el alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, de Plataforma Cívica. Trzaskowski firmó una declaración en apoyo a este colectivo en febrero de 2019, que recogía, entre muchas iniciativas, la inclusión de temas relacionados con la comunidad LGTB en las escuelas para promover la tolerancia desde la infancia. Esto destapó la caja de los truenos.

El PiS no tardó en acusar al alcalde de promover contenidos que sexualizan a los niños. Idea que secundaron los principales representantes de la Iglesia católica. Como contraofensiva, la organización ultraconservadora legal Ordo Iuris redactó una carta en defensa de los derechos de la familia. “La idea de explicar a los más pequeños que dos hombres pueden casarse puede originarles un caos mental que les afecta en su subconsciente. Tenemos que proteger a los niños de esa ideología”, afirma Rafal Dorosinski, de Ordo Iuris. Mientras, desde Krasnik, Cezary Nieradko se pregunta: “¿Cómo yo con mi pareja puedo ser una amenaza para una familia polaca?”.

viernes, 6 de noviembre de 2020

#hemeroteca #homofobia #musica | Homofobia musical

Imagen: 20 Minutos / Pablo Alborán
Homofobia musical.
David Moreno Sáenz | 20 Minutos, 2020-11-06
https://www.20minutos.es/opinion/david-moreno-saenz-homofobia-musical-20201106-4445318/

Estoy harto de las tonterías de algunos ‘twitontos’ expertos en polemizar gratuitamente a costa de los demás, de su trabajo, de su talento y de sus sentimientos. En un mundo pendiente de la no reelección de Trump ya no me resulta novedoso ver ataques, directos o indirectos, contra alguien por su condición sexual.

Esta semana se ha publicado una entrevista con un artista abiertamente homosexual y ha levantado unas cuantas ampollas. La polémica ha surgido en Twitter después de que este cantante, de más que demostrado talento y profesionalidad, dijese que el hecho de ser abiertamente gay le había perjudicado en su carrera musical. Ha sentado fatal.

Comentarios del estilo "tú no triunfas porque no tienes talento", "tu música es mala" o "estás ahí por amiguismo" son algunas de las cosas que esta semana ha podido leer sobre sí mismo simplemente por responder con honestidad a una pregunta. ¡Sorpresa! La inmensa mayoría de las personas que comentaban en su contra lucían en su perfil la bandera arcoíris.

Podemos opinar, comentar y comprar o no música, pero lo del odio en las redes está desmadrado y... ¿qué queréis que os diga? Pienso que el colectivo LGTBIQ+ se hace flaco favor a sí mismo. Como dije en Twitter, veo mucha envidia de artista frustrado que, en realidad, también es homofobia, porque si el cantante en cuestión fuese hetero o una diva del pop de estas petardas que tanto nos gustan, la mayor parte de los que comentaban criticándole estarían chorreando en sus conciertos.

Y hablando de homofobia y música... ¿Es casualidad que se haya retrasado el lanzamiento del nuevo disco de Pablo Alborán? ¿Es casualidad que se haya retrasado después de que sus dos últimos singles no hayan funcionado tan bien como se esperaba? ¿Es casualidad que su música esté dejando de gustar tanto después de su salida del armario? Casualidades y homofobia. ¡Queda taaaaaanto por hacer!

#hemeroteca #homofobia #musica | Retrasan el lanzamiento del nuevo disco de Pablo Alborán por… ¿homofobia?

Imagen: 20 Minutos / Pablo Alborán
Retrasan el lanzamiento del nuevo disco de Pablo Alborán por... ¿homofobia?
David Moreno Sáenz | Dando la nota, 20 Minutos, 2020-11-06
https://blogs.20minutos.es/dando-la-nota/2020/11/06/retrasan-el-lanzamiento-del-nuevo-disco-de-pablo-alboran-por-homofobia/

Me fascina Pablo Alborán, me encanta él, su música y su sencillez. Creo que lo que le está ocurriendo es una auténtica faena.

En la columna que he escrito para la sección de opinión del periódico de hoy, he hablado de la “homofobia musical“. En mi texto he tratado de analizar y dar mi opinión sobre algo que ocurrió hace tan solo unos días en las redes sociales a raíz de unas declaraciones de un artista. Os recomiendo leer el artículo, pero resumiendo decía: el artista dice que, entre otras cosas, el hecho de ser abiertamente gay le perjudica en su carrera musical, y un montón de ‘twitontos’ con banderas LGTBIQ+ en sus perfiles de twitter le atacan diciendo que él “fracasa” (sin que esto sea verdad) porque no tiene talento. ¿Mi resumen? Envidia y homofobia dentro del colectivo gay. Y añado: y fuera de él.

Dicho esto, al final de la columna comento lo del retraso del nuevo disco de Pablo Alborán, y es que ‘Vértigo’, que estaba previsto para lanzarse hoy, pero se ha retrasado hasta el 11 de diciembre. ¿Por qué? Según mi opinión, por homofobia.

Según la discográfica... el lanzamiento se retrasa por el coronavirus y dicen que fijan la nueva fecha en el 11 de diciembre “con la esperanza de que la situación haya mejorado”. Pinta mal la cosa.

Entiendo que el coronavirus pueda afectar a un lanzamiento, a la distribución del mismo, etc… pero ¿es esto verdad? En mi opinión, el retraso del esperado Vértigo se debe a la fría acogida de los dos singles que Alborán publicó como adelanto las pasadas semanas.

‘Si Hubieras Querido’, la primera de las canciones que lanzó de este disco solo ha llegado al número 51 de las listas de ventas oficiales y después de dos semanas... desapareció de la misma. En YouTube tiene 8 millones de reproducciones. No está mal, pero no es lo que se espera de Alborán.

El siguiente ‘single’, Hablemos de amor, entró la pasada semana al número 89 de la lista de singles y ya ni está. En YouTube tiene menos de 3 millones de reproducciones. Un temazo que es… ¿un fracaso? Pues para ser de Pablo Alborán… sí.

¿Lo último? ‘Corazón Descalzo’, que acaba de publicarse con un fantástico ‘lyric’ video hace 3 días y que no suma ni un millón de reproducciones en YouTube.

Un parón musical de dos años y una polémica salida del armario el pasado mes de junio… ¿habrá tenido algo que ver? ¿Ha perdido la gente el interés en Pablo Alborán por ser gay? Teniendo en cuenta que su música sigue siendo fantástica y que su sensibilidad a la hora de cantar es siempre mágica, la única diferencia que veo en Pablo Alborán como “producto musical de consumo” es que ahora, sabemos oficialmente que es homosexual.

Queda mucho por hacer… y uno de los primeros pasos es educar a la gente para que ame la música independientemente de quién la cante y cuál sea su tendencia sexual. ¿O escuchamos música pensando en acostarnos con el cantante de turno?

Para mí está claro: Pablo Alborán ha perdido fans por hacer pública su tendencia sexual. Menos fans = menos ventas/escuchas. Varios lanzamientos decepcionantes (que no fracasos) y su discográfica se replantea la estrategia de marketing para ganar tiempo. Elemental querido Watson.

miércoles, 4 de noviembre de 2020

#hemeroteca #lgtbifobia #politica | Italia da primer paso para una ley contra la homofobia y la transfobia

Imagen: Nueva Tribuna
Italia da primer paso para una ley contra la homofobia y la transfobia.

EFE | Nueva Tribuna, 2020-11-04

https://www.nuevatribuna.es/articulo/global/italia-da-primerpaso-leyhomofobia-leytransfobia/20201104180313180900.html

La Cámara de los diputados de Italia aprobó hoy un discutido proyecto de ley para combatir la violencia y la discriminación por motivos relacionados con la homofobia, la transfobia, la misoginia y la discapacidad y que ahora debe continuar su aprobación en el Senado.

El texto, que toma su nombre del ponente - el diputado del Partido Demócrata Alessandro Zan - originalmente contenía medidas de prevención y combate solo por razones relacionadas con el sexo, el género, la orientación sexual y la identidad de género, pero durante la discusión en el aula se incluyó igualmente la protección a la discapacidad.

Durante la votación de hoy, que concluyó con 265 votos a favor y 193 en contra, los partidos de la derecha protestaron enérgicamente al grito de "Libertad" y se taparon la boca al considerar que se trata de una ley "liberticida" que introduce el "delito de opinión sobre cuestiones relacionadas con el sexo y el género".

Algunos de los diputados de Forza Italia y Hermanos de Italia anunciaron que será la primera ley que eliminarán cuando ganen las elecciones.

La mayoría gubernamental, formada por el Partido Democrático, el Movimiento 5 Estrellas y otros partidos progresistas, votaron en bloque ante una ley "esperada desde hace muchos años" y que se inspira en los principios de igual dignidad social, sancionados por la Constitución para combatir los delitos de odio.

Uno de los puntos más criticados por la oposición es la institución, el 17 de mayo, de la Fiesta Nacional contra la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia, con ceremonias e iniciativas también en escuelas de todos los niveles, incluida la primaria.

La ley también incluye la elaboración de estadísticas sobre discriminación de género que el Instituto de Estadística, previa consulta al Observatorio de seguridad contra actos discriminatorios (Oscad), deberá realizar al menos cada tres años.

Incluye además que se organicen centros antidiscriminación para apoyar a las víctimas de la violencia homotransfóbica, con la asignación de 4 millones al Fondo para políticas de derechos e igualdad de oportunidades.

El artículo 2 modifica el Código Penal integrando la circunstancia agravante de discriminación con motivos de sexo, género, orientación sexual o identidad de género o discapacidad.

"Con el visto bueno de la ley contra la homotransfobia, la Cámara lanza una primera señal clara de civismo. La batalla debe ganarse definitivamente. No podemos repetir los fracasos del pasado y ahora esperamos un proceso rápido en el Senado", declaró Giuseppe Brescia, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara y diputado del Movimiento 5 Estrellas.

"También en este frente, el Parlamento debe cancelar una demora de décadas. Somos uno de los pocos países de Europa que no cuentan con un organismo independiente para la protección de los derechos humanos y la lucha contra la discriminación", agregó.

#hemeroteca #libertadsexual | Llega la ley de libertad sexual: el silencio no es un sí

Imagen: El País / Protesta en Valencia por la sentencia a la Manada, junio 2018
Llega la ley de libertad sexual: el silencio no es un sí.
España define por primera vez el consentimiento en la futura norma sobre la libertad sexual, un aspecto que fue clave en el caso de La Manada. El enunciado marca un camino, pero no es la panacea. La clave, alertan los especialistas, la tienen los jueces.
Pilar Álvarez | El País, 2020-11-04
https://elpais.com/sociedad/2020-11-03/llega-la-ley-de-libertad-sexual-el-silencio-no-es-un-si.html

Una mujer de 18 años, cinco hombres y un portal angosto. En abril de 2018, la Audiencia Provincial de Navarra sentenció que aquel episodio supuso un abuso sobre la joven en el que no hubo violencia. Han pasado dos años y medio de aquel fallo que sacó a las mujeres a la calle en una ola de indignación generalizada y que después enmendó de plano el Tribunal Supremo: no, no era un abuso. Fue violación. Los cinco integrantes de La Manada fueron condenados a 15 años de cárcel y se abrió un debate social sin precedentes que ha llevado a España a sumarse a los países que definen y acotan el consentimiento en su legislación con una premisa: la que calla no otorga. Es decir, tanto si la víctima dice que no, como si permanece en silencio —el caso de la joven en Pamplona—, se trata de un ataque a la libertad sexual.

Todo arrancó con aquella primera sentencia de un caso que convulsionó a la sociedad desde su inicio en los sanfermines de 2016. Cinco días después del fallo, el Gobierno convocó a un grupo de especialistas, la llamada comisión de codificación, para revisar el Código Penal y atender el creciente malestar social. Lo primero que se cambió fue la composición de ese equipo, formado íntegramente por hombres. El encargo pasó de un Gobierno del PP a otro del PSOE hasta llegar al Ejecutivo actual, la coalición de PSOE y Unidas Podemos. Los socios acordaron elaborar una ley específica basada en el trabajo previo de Podemos. Es la futura Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, conocida como la ley del solo sí es sí, que ahonda en el consentimiento de la víctima. España ya castiga los actos sexuales sin consentimiento, pero este no está definido en el Código Penal, que se centra en la violencia o intimidación para determinar cuándo hay agresión.

La nueva ley, en fase de borrador y que puede sufrir modificaciones, incluye por primera vez esa definición sobre dos ejes. El primero, que la mujer haga una manifestación libre por actos “exteriores, concluyentes e inequívocos” de su voluntad de participar. El segundo, que esta manifestación sea entendida “conforme a sus circunstancias concurrentes”.

Cambio de paradigma
La nueva propuesta elimina del Código Penal la definición de abuso sexual, un aspecto en el que hubo acuerdo desde el principio para dejar claro que lo que marca el delito no es la violencia del agresor sino la concurrencia de la víctima. Definir el consentimiento busca un cambio de paradigma: ahondar en la idea de que callar no es consentir en ningún caso, de ahí el solo sí es sí. Los especialistas consultados, que difieren en los efectos que pueda tener la definición, sí coinciden en una cosa: el cambio no es la panacea. Dos alertan de que puede ser beneficioso para la víctima, otros dos defienden que puede crear indefensión jurídica y que es peor que el modelo actual. Todos admiten que depende de la interpretación de los jueces, que en su mayoría no están formados con perspectiva de género.

El cambio “cumple una función de pedagogía social”, apunta la catedrática de Derecho Penal de la Universidad de A Coruña, Patricia Faraldo, estudiosa de la figura del consentimiento en las distintas legislaciones del mundo y una de las personas que participaron en la elaboración de la ley. “Si antes el silencio significaba consentimiento tácito y disponibilidad del cuerpo femenino, ahora supone negativa e indisponibilidad de ese cuerpo. El silencio no es acuerdo ni consentimiento”, explica Faraldo, que también participó en la comisión que analizó el Código Penal una vez que fue reformada para dar cabida a las mujeres. La nueva definición está en línea con los cambios incluidos en otras legislaciones europeas, como las de Suecia o el Reino Unido. Sigue el espíritu del convenio de Estambul, el acuerdo del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia hacia las mujeres.

Marisa Cuerda, catedrática de Derecho Penal de la Universidad Jaume I de Castellón, considera que el Código Penal actual ya se interpreta con la mirada puesta en el consentimiento y sigue los postulados del Convenio de Estambul. Argumenta que la primera sentencia de Pamplona fue “una excepción” corregida por el Supremo y que incluir una definición puede crear problemas. “La reforma es bienintencionada y busca ampliar el ámbito de libertad sexual, pero va a plantear problemas interpretativos en los casos límite, y eso es muy grave en materia penal”. Cuerda señala, por ejemplo, las diferentes interpretaciones que se pueden dar sobre lo que son las “circunstancias concurrentes”.

“Es una ensoñación creer que solo con ese cambio puedes modificar por completo toda una cultura de interpretación social, que habrá más supuestos en los que se considere que se ha quebrantado la voluntad de las víctimas o que va a haber más protección para ellas”, añade Manuel Cancio, catedrático de Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Madrid. “Mediante un acto legislativo no puedes cambiar la cultura de las relaciones entre hombres y mujeres”, según este experto, que también forma parte de la comisión de codificación. “Hace 20 o 30 años se entendía que o te defiendes hasta correr el riesgo de que te maten o iba a pasar como un acto consentido. Ya no es así”.

Con un mismo Código Penal, el actual, ha habido juzgados que han visto violencia donde otros no, que han entendido que una mujer consentía mientras otros no. Incluir la definición del consentimiento ha sido un trabajo arduo porque busca simplificar un ámbito complejo y lleno de grises, como señala Patricia Faraldo. El siguiente paso está en manos de los jueces: “En la ley no podemos hacer más, la interpretación es otra lucha distinta y necesitamos formar a los jueces”. “Tendremos interpretaciones restrictivas”, augura Encarna Bodelón, profesora de Filosofía del Derecho, que pide también un avance en la formación de los jueces: “Si no se hace, corremos el riesgo de que estos conceptos se apliquen de manera muy restrictiva y poniendo de nuevo el problema de qué se entiende por consentimiento”. Faraldo apunta a un largo camino por delante: “No es la panacea, el derecho es profundamente conservador y los jueces mantendrán sus criterios. Habrá adaptación pero también resistencia”.

martes, 3 de noviembre de 2020

#hemeroteca #homofobia #musica | Críticas y halagos a Ricky Merino por decir que le "habría ido mejor en la música si fuera heterosexual"

Imagen: 20 Minutos / Ricky Merino
Críticas y halagos a Ricky Merino por decir que le "habría ido mejor en la música si fuera heterosexual".
"En la industria todavía impera lo heteronormativo", opinó el exconcursante de 'OT 2017'.
20 Minutos, 2020-11-03
https://www.20minutos.es/noticia/4441842/0/criticas-y-halagos-a-ricky-merino-por-decir-que-le-habria-ido-mejor-en-la-musica-si-fuera-heterosexual/

Ricky Merino se ha convertido en tendencia este martes por unas declaraciones que dio en una entrevista y que han levantado ampollas. El exconcursante de OT 2017 aseguró que su homosexualidad ha influido negativamente en su carrera musical y le habría ido mejor si fuera heterosexual, algo que ha desatado las críticas en redes pero también los tuits de gente que estaba de acuerdo con su afirmación.

El sábado, en una entrevista con FormulaTV, el ‘triunfito’ habló de su éxito en la profesión y en cómo la sexualidad influye en los cantantes: "Tú ves la lista de los artistas más reproducidos en ‘streaming’ y no hay nadie del colectivo, no estamos. Luego ves nominados a los Billboard, y tampoco".

Por ello, el entrevistador le preguntó si creía que le habría ido mejor dentro y fuera de la Academia si fuera heterosexual. "Sí, sin lugar a duda. Creo que me habría ido mejor, pero por lo que te digo, porque en la industria todavía impera lo heteronormativo", respondió.

Esto hizo que muchos usuarios de las redes viralizaran este fragmento y le echaran en cara que una supuesta falta de éxito fuera por estos prejuicios y no por otros asuntos: "Sigue sin asumir que tu fracaso viene de la total falta de talento", criticó un tuitero.

Son muchos los que comentaron en este tono, pero otros también destacaron que, aunque Ricky Merino no es un nombre tan potente en la música como Lola Índigo o Aitana, lo cierto es que ha sido presentador de ‘El chat de OT’ y tiene su propio programa de música en Netflix, ‘¡A cantar!’, por lo que no consideran que no le haya ido tan mal.

Pero otros, dejando al margen el éxito o el no éxito que haya tenido el mallorquín, han aplaudido su afirmación, pues consideran que es totalmente cierta la influencia de los prejuicios y la homofobia que aún está presente, implícita o explícitamente, en la industria.

viernes, 9 de octubre de 2020

#hemeroteca #homosexualidad #cine | 'Verano del 85': la película que podrían escribir a cuatro manos Patricia Highsmith y Éric Rohmer

Imagen: El Diario / Fotograma de 'Verano del 85'
'Verano del 85': la película que podrían escribir a cuatro manos Patricia Highsmith y Éric Rohmer.
François Ozon estrena un filme a medio camino entre el thriller y el relato adolescente de despertar sexual que sorprende por su interesante mezcla de referentes.
Francesc Miró | El Diario, 2020-10-09
https://www.eldiario.es/cultura/cine/verano-85-pelicula-escribir-cuatro-manos-patricia-highsmith-eric-rohmer_1_6281585.html

Alexis Robin lleva un tiempo sacando malas notas en el instituto, se ha buscado algún que otro problema con la ley y no tiene nada claro su futuro. Lo que sí tiene son 16 años y un padre que no le conoce. Una argamasa de silencios y desacuerdos ha terminado por levantar un muro entre ellos que su madre no es capaz de salvar en ninguna de las dos direcciones. Se siente perdido y desalentado.

Un buen día, el joven se hace a la mar en un pequeño velero, pero se duerme tomando el sol y de pronto se ve atrapado por una tormenta veraniega. La embarcación termina volcada y él está a punto de morir. Entonces aparece en escena David Gorman: un joven de su edad que, tras salvarle la vida, empieza a descubrir a Alexis un mundo de deseo y liberación sexual que desconocía.

La nueva película de François Ozon, probablemente el realizador francés más prolífico del panorama actual, se nos presenta en sus pósters e imágenes promocionales como un relato de iniciación homosexual y adolescente, pero pronto deja claro que es también un ‘thriller’ cuyos referentes plantean un tono muy distinto al esperado.

El talento de Mr. Robin
"Debo estar chalado. Debí darme cuenta hace tiempo. Solo un chalado escogería la muerte como pasatiempo. Cuidado, he dicho 'chalado', no 'loco'. No estoy trastornado. Los cadáveres no me van. A mí me interesa la Muerte, con eme mayúscula", dice Alexis durante los primeros compases de la nueva cinta de Ozon. El joven se encuentra esposado y en una comisaria, pero el espectador ignora las razones.

Desde el primer momento, Ozon plantea ‘Verano del 85’ como una narración romántica articulada en torno a un misterio. Un supuesto crimen cuya naturaleza desconocemos, pero que impregna las imágenes de un halo de tensión en lo sucesivo.

Una incertidumbre potenciada por un narrador que no sabemos si es fiable, por ser adolescente, estar confundido y tener un carácter voluble. Y apuntalada por un montaje de saltos temporales que reavivan la presión cuando el relato bordea lo afectadamente melifluo. De tal forma que la película se desarrolla dejándose llevar por unos contrastes incómodos pero interesantes.

A la extrañeza del conjunto contribuye en no poca medida que el Alexis Robin que interpreta Félix Lefebvre parezca un reflejo moderno del Mr. Ripley que encarnase Alain Delon en ‘A pleno sol’ de René Clément. Un personaje que luego interpretaría aún mejor y con más matices Matt Damon en ‘El talento de Mr. Ripley’ de Anthony Minghella. Es más, su relación con David Gorman dialoga con la que el protagonista de ambas establece con Philippe Greenleaf al que daban vida Maurice Ronet y Jude Law en sus respectivas versiones.

Ambos filmes adaptaron la novela más célebre de Patricia Highsmith, traduciendo en imágenes —con desigual resultado— la pericia de la escritora para narrar la atracción y el homoerotismo entre los dos jóvenes, así como la armarización, el autoodio y la misoginia que guía los actos de Ripley en la novela original.

Como si de un hijo bastardo y contemporáneo de ‘El talento de Mr. Ripley’ se tratase, ‘Verano del 85’ supera la armarización forzosa para narrar la liberación sexual de un joven entregado a descubrirse a sí mismo a pesar de la incomprensión paterna. Pero manteniendo un poso enigmático y un tempo para la intriga puramente 'highsmithiano'.

Otro cuento de verano
Por otra parte, ‘Verano del 85’ es también un romance entre dos hombres que se siente cómodo entre las texturas y los patrones cortados por los ochenta que Luca Guadagnino convirtió en icono en ‘Call me by your name’. La alargada sombra del fenómeno de la historia de Elio y Oliver se proyecta aquí en escenas hedonistas de baile, vestires y andares juveniles, así como en concepciones de puesta en escena que remiten a lo que ya sería un lugar común.

Sin embargo, la ambientación del relato situada en Le Tréport, población costera de la Alta Normandía, sus calles y paseos marítimos, sus casas y tiendas de ‘souvenirs’ remiten constantemente a Saint-Malo, el pueblo de la bretaña francesa en el que se ambientaba ‘Cuento de verano’ de Éric Rohmer.

La conexión con este cineasta francés, de hecho, parece de todo menos casual: en la concepción de los diálogos, en las conversaciones que mantienen estos jóvenes perdidos pero ansiosos por encontrar su lugar en el mundo, se tienden puentes constantes entre la obra de Ozon y la de su compatriota.

La depresión y la incapacidad para explicitar sentimientos concretos que siente Alexis podría recordar a la que vive la protagonista de la maravillosa ‘El rayo verde’. Y las relaciones afectivas que se tejen entre él, David y una tercera persona, una joven británica llamada Kate e interpretada por Philippine Velge, recuerdan a más de una de las que se narran en los cuentos de las cuatro estaciones de Rohmer. ‘Cuento de verano’ y ‘Verano del 85’, de hecho, comparten hasta un actor: el siempre solvente y empático Melvil Poupaud.

Del híbrido extraño entre el espíritu de Éric Rohmer y el nervio de Patricia Highsmith bien podría nacer ‘Verano del 85’. Y ese es su mayor mérito: escapar tanto al molde del relato adolescente como al del ‘thriller’ clásico para proporcionar un texto irregular, lleno de contrastes y, con todo, siempre sugestivo.

martes, 6 de octubre de 2020

#hemeroteca #bifobia | Un tribunal juzga si un hombre ocultó su homosexualidad “deliberadamente” a su esposa

Imagen: El País / Javier Vilalta
Un tribunal juzga si un hombre ocultó su homosexualidad “deliberadamente” a su esposa.
La demandante exige la nulidad civil de un matrimonio que acabó en divorcio de mutuo acuerdo hace nueve años y reclama una reparación de 10.000 euros. Él se declara bisexual.
Eugenio Viñas | El País, 2020-10-06
https://elpais.com/sociedad/2020-10-06/un-tribunal-juzga-si-un-hombre-oculto-su-homosexualidad-deliberadamente-a-su-esposa.html

Javier Vilalta se sentó el pasado jueves en un juzgado de Valencia para responder si ocultó a su exmujer que era homosexual antes de que se casaran. Ella lo ha demandado nueve años después de pactar el divorcio de mutuo acuerdo. La mujer cambió de parecer cuando, según relata en su demanda, dos amigos comunes le aseguraron que “conocían la homosexualidad” de Vilalta desde su infancia, y había mantenido una relación con un hombre también conocido por ambos desde la juventud. Ese hombre, más tarde y, “por teléfono, [...] corroboró” a la mujer esta relación, de acuerdo con el escrito. Él se declara bisexual.

La demandante, M. J. R., decidió iniciar un procedimiento civil, que sigue el Juzgado de Instrucción 9 de Primera Instancia de Valencia, para obtener la nulidad de su matrimonio y una indemnización de 10.000 euros por los daños “económicos y morales” derivados de haber contraído aquel matrimonio. “De haber tenido conocimiento de la condición de homosexual [...], no hubiera prestado su consentimiento”, según se explicita en la demanda. M. J. R. sostiene que el acusado lo ocultó “deliberadamente” y que, por tanto, el enlace no podía tener éxito.

El demandado se declaró bisexual en el juicio a través de su abogado. Vilalta no tuvo voz en la vista, a pesar de que quería, porque la Fiscalía –que se alineó públicamente con su defensa– consideró que no era necesario. La demanda no contempla la posibilidad de que Vilalta sea bisexual, solo habla de homosexualidad. “Aunque admitiéramos que Javier tuvo una relación con un hombre en el pasado, en cualquier caso, no existe ninguna razón por la cual una persona bisexual no pueda mantener un matrimonio feliz”, señala el abogado del demandante, Javier Molpeceres. Este periódico ha intentado recabar la versión de la demandante a través de su abogada, pero esta rechazó pronunciarse.

En el relato de la demandante, las relaciones heterosexuales trataban de ocultar en realidad la homosexualidad de su marido. El demandado, por su parte, asegura que no solo mantuvo con su esposa relaciones sexuales sino también con otras mujeres antes y después del matrimonio. La demanda incide en que Vilalta utilizó su unión “como refugio social que solapara totalmente su verdadera condición sexual”. La demandante pide la nulidad civil de su matrimonio con el propósito de borrar el rastro de su relación incluso en los documentos públicos. Además, solicita la indemnización.

El hombre asegura que no fue consciente de su bisexualidad hasta después del matrimonio, si bien admite haber tenido relaciones con hombres. “En cualquier caso, creo que no tendría por qué dar explicaciones en este sentido”, apunta Vilalta a este periódico. Además, insiste en que su relación emocional y sexual con la demandante, con la que compartió más de cinco años de relación de pareja (dos de noviazgo y tres casados), no estuvo afectada por su condición sexual.

“Es un juicio público sobre la orientación sexual de una persona”
En la vista estaba presente el trabajador social y sociólogo Ferran Senent, experto en igualdad y diversidad, que se mostró muy crítico con la celebración del juicio: “Es un juicio público sobre la orientación sexual de una persona. Envía un mensaje a cualquier persona fuera de la heterosexualidad: 'Escóndete porque en el futuro te van a poder juzgar, porque tu intimidad no es la normativa”. El también responsable técnico del Área de Inclusión Social y Convivencia del Ayuntamiento de Valencia argumenta que la legislación, “como es lógico, no contempla que una persona heterosexual pueda querer y desear a una persona de su mismo sexo” y que sea motivo para anular un matrimonio, apostilla.

En el mismo sentido se pronuncia Mar Ortega, vocal de Feminismos en la Federación Estatal LGTB: “Lo terrible de esta demanda es que visibiliza que para la justicia no existe la bisexualidad y que la homosexualidad sirve para abrir un juicio moral”. “Si gana la demandante, ¿qué precedente se crea? El mensaje para la sociedad es que la homosexualidad es algo que arruina vidas”. Ortega destaca que las modificaciones legislativas son “las más lentas de todo el sistema”, pero advierte que el caso de Vilalta ha generado una alarma interna en el colectivo.

Vilalta acudió al juicio acompañado por 30 personas. “Hasta hace 15 días apenas lo sabía nadie. He pasado unos meses encajando la situación, porque la demanda es el primer mensaje que recibí de ella después de años de amistad. Me ha costado asimilarlo, pero dada mi trayectoria como activista he decidido que ha de servir para evidenciar un grave problema de inconstitucionalidad y legislativo”, afirma el demandado, abogado especializado en la defensa de los derechos humanos y, en particular, de los reclusos.

“Lo grave de esta situación es que estamos asistiendo a un juicio moral, que vulnera varios derechos fundamentales de paso. El hecho de que se celebre el juicio demuestra que no existe ni libertad ni equidad sexual, y que la homosexualidad o la bisexualidad se pueden penalizar”, comenta Vilalta a El País.

La abogada de la demandante llegó a pedir a la defensa que presentara testimonios de mujeres que habían mantenido relaciones sexuales con Vilalta. La defensa hizo caso omiso. “Exponer este proceso y mi juicio público debe servir para que se extienda una mirada crítica en la opinión pública. ¿Para qué sirven los derechos a la intimidad, a la privacidad o las leyes de igualdad? Es algo que deben plantearse los representantes políticos, que deben recibir el mensaje, asumir que esto sigue pasando y que en sus manos está proceder para que nadie se vea obligado a enfrentarse a una demanda por su sexualidad”, afirma Vilalta.

lunes, 5 de octubre de 2020

#hemeroteca #queer #flamenco | Manuel Liñán, coreógrafo: "La homofobia existe en el flamenco porque existe en el mundo"

Imagen: El Diario / Manuel Liñán
Manuel Liñán, coreógrafo: "La homofobia existe en el flamenco porque existe en el mundo".
El creador granadino, premio Max del público por '¡Viva!', trasviste a sus bailaores para que el espectador "no vea a hombres ni mujeres en escena, sino a seres humanos".
Alejandro Luque | El Diario, 2020-10-05
https://www.eldiario.es/andalucia/lacajanegra/teatro/manuel-linan-coreografo-homofobia-existe-flamenco-existe-mundo_1_6268547.html

Manuel Liñán recuerda que el origen de ‘¡Viva!’, su último espectáculo, se remonta a su más temprana infancia, cuando a escondidas se vestía con la falda de su madre, se ponía flores en el pelo y se maquillaba. Hasta que este bailaor y coreógrafo granadino de 40 años decidió convertir el recuerdo en propuesta escénica; aunque no esperaba que fuera a convertirse en una de las sensaciones de la temporada en el ámbito flamenco, o que fuera a conquistar el premio Max del Público.

"Todo nace de un anhelo", explica. "Pretender recuperar algo que se convirtió en privado por miedo a las represalias familiares, sociales o artísticas. Y reivindicar el derecho a elegir cualquier prenda o movimiento que a uno se le antoje, sin necesidad de preguntarse a cada momento si es de hombre o de mujer. Esa es la razón por la que, donde unos ven una propuesta transgresora, yo digo que es regresora: es volver a aquel momento, desde el respeto, la formalidad y la seriedad con que siempre he entendido el travestismos".

Siete bailaores sobre las tablas, con el atuendo y los movimientos que se atribuyen a las bailaoras. Así comenzó el desarrollo de un espectáculo que la compañía acogió desde el primer momento como algo especial. "Algunos de los bailaores habían tenido experiencias similares a la mía, y desde luego todos aceptaron entrar en el juego desde el minuto cero. Nos hemos reído y nos hemos emocionado mucho, tanto en escena como en peluquería, maquillaje... Lo más difícil para mí ha sido mantenerme en el papel de director, cuando en realidad lo que me pedía el cuerpo era hacer travesuras con ellos", sonríe Liñán al recordar los ensayos.

Enmascararse para desnudarse
Estrenado en febrero del año pasado en Madrid, en los Teatros del Canal, '¡Viva!' no es, evidentemente, el primer montaje en que un varón se viste de mujer. En la mente de todos los aficionados están esos personajes femeninos –los lorquianos especialmente– que han sido defendidos por bailaores. Lo singular en el trabajo de Manuel Liñán es que en este caso el elenco no representa a ningún personaje. "Queríamos mostrar a la sociedad que seguimos siendo nosotros, no representamos a nadie más. Hasta cierto punto nos enoja que nos sigan preguntando, ¿tú de qué te vistes, quién eres? Ante eso solo puedo responder una cosa: soy yo mismo. Con el travestismo he llegado al fondo de mi alma", afirma.

En efecto, el creador granadino define la transformación a la que se someten los bailaores como "enmascararse para desnudarse". Además de usar peluca, todos emplean en abundancia maquillaje y complementos, "porque nos encanta, es la manera de recuperar esos momentos tan íntimos", asevera. Pero también hay un reto de fondo: cuestionar lo que las convenciones llaman ropa o baile "de mujer" y "de hombre".

"Queríamos desafiar los roles", prosigue Liñán. "Desde que empecé a bailar, me dejaron claro que había una forma de mujer y otra de hombre. Pero yo nunca he compartido esa distinción. Recuerdo que veía a mujeres que no cumplían esas normas estéticas, y me encantaban. Y siempre me costó mucho encajar esa separación por sexos: mi búsqueda, a lo largo de mi carrera, ha tenido mucho que ver con encontrar un lenguaje que no se encasillara en ninguna de las dos formas. Por supuesto, he tenido que aguantar críticas contra mi baile afeminado, amanerado o poco viril".

La andadura de '¡Viva!' ha sido hasta la fecha más que exitosa, especialmente en el Festival de Jerez, donde fue aclamada por crítica y público. ¿Significa esto que ya nadie se escandaliza por ver a hombres bailando vestidos de mujeres? "Eso nunca falta", responde Liñán. "Hemos seguido viviendo ataques e insultos en redes sociales, nos dicen que lo que hacemos es una falta de respeto... Pero por otro lado ha habido una gran aceptación, no nos esperábamos que fuera tan buena".

"El público no ha visto a hombres ni mujeres, sino a seres humanos bailando", celebra. "Mi madre tenía mucho miedo antes del estreno, ¿cómo vais a hacer eso? Estaba muy nerviosa pero luego lo disfrutó un montón, se ha vuelto fanática del montaje. Y es curioso, cuando le pregunté si le había gustado el vestuario, me confesó que no recordaba qué llevábamos puesto. Es lo que más me gustó".

Llegó la Covid-19
Cuando estalló la crisis de la Covid-19, Liñán y su compañía estaban a punto de viajar a Estados Unidos para realizar una gira que les llevaría hasta México, y el mismísimo New York Times les dedicó un amplio reportaje lleno de piropos. Y aunque la pieza especificaba la homosexualidad del creador, él asegura que el dato no tiene importancia: "Mis trabajos nunca han hablado de con quién me acuesto ni con quién no. De hecho, creo que la homosexualidad debería desligarse del travestismo, porque la orientación sexual no tiene nada que ver con la estética. Conozco a bailaores heteros a los que les habría encantado trabajar aquí. Ojalá algún día el hombre pueda vestirse con cualquier ropa en escena".

Por último, sobre la vieja polémica de si hay homofobia o no en el flamenco, Liñán zanja el asunto con elegancia: "La hay, la hemos vivido. Pero no me gustaría responsabilizar al flamenco. El flamenco no es homófobo, pero hay gente homófoba, individuos, en él. La homofobia existe en el flamenco porque existe en el mundo, y nuestro arte no viva aislado de aquél".

Una de las manifestaciones más sutiles es, según el bailaor, que los elogien como algo cómico. "Qué gracioso, qué aje, estáis sembrados", les decían. "Pero no por travestirnos tenemos que caer en la comicidad. Claro que eso ha sido también desde siempre un refugio para el homosexual. Cuando yo era chico y en una fiesta me vestía de mujer, también me decían que era muy gracioso. Uno iba de Batman, otro de Superman, y yo con una falda de lunares. Pero yo iba en serio", apostilla.

viernes, 2 de octubre de 2020

#hemeroteca #lgtbifobia #justicia | La Policía atribuye delitos de "odio ideológico" a ocho jóvenes de Sevilla que en 2017 no dejaron circular al autobús tránsfobo de HazteOir

Imagen: El Diario / El bus tránsfobo en Sevilla
La Policía atribuye delitos de "odio ideológico" a ocho jóvenes de Sevilla que en 2017 no dejaron circular al autobús tránsfobo de HazteOir.
La Brigada Provincial de Información 'imputa' diferentes delitos a "activistas antifascistas de extrema izquierda".
Javier Ramajo | El Diario, 2020-10-02
https://www.eldiario.es/andalucia/sevilla/policia-atribuye-delitos-odio-ideologico-ocho-jovenes-sevilla-no-dejaron-circular-autobus-transfobo-hazteoir_1_6227569.html

La Brigada Provincial de Información de Sevilla, dependiente de la Dirección General de la Policía, ha elaborado un informe a instancias del Juzgado de Instrucción número 16 en el que atribuye presuntos delitos de odio ideológico, entre otros, a ocho jóvenes de Sevilla que no dejaron circular al autobús tránsfobo de HazteOir el 29 de marzo de 2017 por sus mensajes contra el reconocimiento de los menores transexuales y su lema 'Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujeres, seguirás siéndolo, que no te engañen'.

El caso se archivó en un primer momento pero, hace año y medio, los recursos de la Fiscalía y de la organización ultracatólica consiguieron que la Audiencia de Sevilla lo reabriera por los daños materiales que se le imputan a los jóvenes, a los que la Policía ahora pone en el punto de mira con un pormenorizado informe donde desgrana, además de su supuesta actuación el día de autos, sus vinculaciones con diversos colectivos o asociaciones, y a los que clasifica como "activistas antifascistas de extrema izquierda". El informe, de más de 130 páginas, incluye las actas de visualización de imágenes de medios de comunicación, de diversos perfiles de redes sociales, con innumerables fotografías de aquel día, y repasa la trayectoria activista de los jóvenes investigados.

El juzgado había pedido a la Policía, en mayo de 2019, un "estudio fisionómico con objeto de identificar a cada uno de los investigados en las grabaciones, describiendo la identidad de cada uno y la participación en los hechos". En cambio, más allá de identificarlos, la Brigada de Información apuesta por desarrollar "una investigación más completa para confirmar o descartar un posible delito de odio por motivo ideológico". En ese sentido recuerda el relato de los hechos, donde ya fueron identificados y propuestos para sanción nueve personas, que declararon en octubre de 2017. Uno de estos jóvenes falleció el pasado mes de marzo.

"Discrepancia ideológica"
Además de concluir que los hechos "constituyen" delitos de daños, desórdenes públicos y contra seguridad vial, la Policía se detiene en "la existencia de un presunto delito de odio de carácter ideológico" con base a unos "indicadores esgrimidos para probar la adscripción ideológica de los participantes" como la "relación del investigado con grupos o asociaciones caracterizados por su odio o animadversión u hostilidad contra otros grupos ideológicos", la "enemistad histórica entre la víctima y los presuntos culpables", los "antecedentes policiales del investigado", "tatuajes, vestuario o estética del autor de los hechos", los "análisis de sus perfiles en redes sociales", etc. En esa línea concluye que "la única motivación de los hechos radica en la diferente ideología entre los autores de los hechos y la organización víctima de los mismos, y el odio que les provoca esa discrepancia ideológica".

Se recuerda al comienzo del informe que el anuncio de la llegada del autobús a la ciudad hispalense "enervó los ánimos de colectivos y activistas, a favor de la lucha LGTBI y feministas, así como activistas de extrema izquierda antifascistas". Los indicativos de la Unidad de Intervención Policial "tuvieron que interponerse entre los concentrados y el autobús para evitar más incidentes", relatan, desgranando los hechos atribuido a cada uno de los supuestos participantes.

"En virtud" de dichos hechos "esta Instrucción ve indicios de la existencia de un posible delito de odio, además del delito de daños, al sospechar la existencia de una motivación de odio ideológico detrás de dichos daños", sentencia el informe de la Brigada Provincial de Información, que explica que dispuso la localización de todos los documentos gráficos disponibles de los hechos y procedió a una "exhaustiva búsqueda en fuentes abiertas, de cuentas de redes sociales o de medios de comunicación".

"El mundo al revés"
A una de las jóvenes se le identifica como la persona que lanzó una piedra al autobús, a otro como el autor de una pintada en uno de sus laterales, a otros por lanzar huevos al autobús, a otro por romper la luna, otro por romper el limpiaparabrisas, etc. "No se trató de una acción individual sino que estamos ante una acción organizada y premeditada", señala el informe, que vincula a tres de los investigados con el desaparecido Kolectivo Antifascista Obrero de Sevilla, surgido en febrero de aquel año 2017. Asimismo, señala la Policía que "constan numerosos antecedentes policiales que relacionan con colectivos anarquistas, antifascistas y de extrema izquierda" en Sevilla en otros tres investigados. Los otros tres imputados carecerían de antecedentes, según recoge el informe.

A juicio de Luis de los Santos, abogado de la cooperativa Derechos Al Sur que defiende a uno de los investigados, "la Policía se atreve a calificar jurídicamente como delito de odio la actitud de dichos manifestantes (¿?!) y por supuesto, para corroborar lo malos y lo rojas que son, insertan las reuniones y colectivos a los que pertenecen o han pertenecido durante los últimos años, todo ello con el ánimo de influir el juzgador y dictar una sentencia acorde con los fines de los sectores tránsfobos que existen en nuestra ciudad y que no soportan la defensa de las libertades". "El mundo al revés: manifestantes pro derechos humanos acusados y manifestantes con discursos de odios presentados como víctimas", apunta.