lunes, 24 de junio de 2019

#hemeroteca #violenciasexual #justicia | Vox intenta desmarcarse ahora de los mensajes radicales contra el feminismo en los que basó su proyecto político

Imagen: El Diario / Santiago Abascal y Francisco Serrano
Vox intenta desmarcarse ahora de los mensajes radicales contra el feminismo en los que basó su proyecto político.
El portavoz de Vox en Andalucía ha sido desautorizado por el partido tras sus comentarios sobre la sentencia de La Manada. La formación de extrema derecha emitió una "nota aclaratoria" en la que reseñaba que "la versión del partido en Andalucía" sobre este fallo no era la de Serrano. Este posicionamiento del partido coincide con su institucionalización y su presión en las negociaciones para formar parte de gobiernos municipales y autonómicos.
Laura Galaup | El Diario, 2019-06-24
https://www.eldiario.es/politica/vox-extrema_derecha_0_913409226.html

Francisco Serrano lleva años cargando contra el feminismo o las políticas de género. El diputado de Vox en Andalucía critica siempre que puede lo que denomina "hembrismo, feminismo radical" o incluso "yihadismo de género". Hace un par de años llegó a bromear con la violación en grupo de una mujer. De esta forma quería apoyar a la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, después de que una ciudadana le desease por otra red social, Facebook, que le ocurriera esto.

Serrano ya fue el cabeza de lista a las elecciones andaluzas del 2015, por lo tanto sus posiciones no son desconocidas para la formación de extrema derecha. De hecho, el partido de Santiago Abascal ha asumido gran parte de sus argumentos, así como la pretensión de eliminar la ley contra la violencia de género, planteamientos en los que basó sus últimas campañas electorales y su proyecto político.

Sin embargo, con la institucionalización del partido, sus primeros pactos para apoyar gobiernos municipales y las negociaciones para formar parte de ellos, Vox ha decidido desmarcarse de las últimas declaraciones del juez Serrano y del discurso más incendiario contra el feminismo que reivindicó hasta hace apenas unas semanas.

Tras el fallo del Tribunal Supremo contra La Manada, el portavoz del partido de extrema derecha en Andalucía sorprendía asegurando que "es una sentencia dictada por la turba feminista supremacista". "A partir de esta sentencia, si una mujer dice sí pero en cualquier momento posterior dice no, inclusive varios días después, el denunciado será condenado a prisión por violación", apuntó en su perfil de Facebook, tras la condena emitida contra los cinco hombres miembros de 'la manada' a quince años de cárcel por un delito continuado de "violación".

A pesar de que los magistrados determinaron que los hechos sucedidos el 6 de julio del 2016 fueron un "auténtico escenario intimidatorio" en el que la víctima "en ningún momento consiente", el diputado de Vox llegó a asegurar que este fallo aboca a que "la relación más segura entre un hombre y una mujer, será únicamente a través de la prostitución". Posteriormente estos mensajes desaparecieron de su perfil de Facebook y optó por emitir un comunicado en el que señalaba que con esos mensajes no trataba de defender a los miembros de La Manada.

Ante estos comentarios, el partido decidió tomar distancia. Este sábado el equipo de prensa de la formación difundía una "nota aclaratoria" en la que aseguraban que "la versión del partido en Andalucía" sobre este fallo era únicamente la publicada por "Alejandro Hernández como portavoz de Vox en Andalucía". "De manera que cualquier comentario o valoración realizada al margen de lo oficial es lógicamente a título personal de quien los suscriba", reseñaban para desvincularse de los comentarios de Serrano.

Hernández, al que citaban en el comunicado, optó por un tono aséptico y alejado de la polémica, en el que se limitaba a manifestar su "máximo respeto por las resoluciones" judiciales. "Desde Vox pedimos ya hace tiempo un endurecimiento de las condenas para los delitos de violación. Seguiremos luchando por un poder judicial autónomo e independiente", añadió. Este mensaje fue retuiteado por las cuentas oficiales del partido.

Los portavoces de la formación no se pronunciaron sobre este tema, a excepción del ahora eurodiputado Hermann Tertsch, que salió en defensa de Serrano. Este lunes, el partido trataba de poner fin a la polémica reseñando, también a través de su perfil de Twitter, que les "preocupa la politización que han hecho de este caso la izquierda y el feminismo radical" y que mostraban su apoyo a todos los jueces, "incluido el juez del voto particular, Ricardo González, víctima de una campaña de acoso infame".

La llegada de Vox a las instituciones y su insistente petición de entrar en los gobiernos que está apoyando ha coincidido con la desautorización a Serrano. El juez ya hizo frente a cambios en el grupo parlamentario, pasando de ser portavoz a presidente. Actualmente la persona que ocupa la portavocía es Hernández, el mismo diputado al que remitieron desde Vox como emisario de la versión oficial del partido.

Serrano fue el cabeza de lista en las elecciones autonómicas y protagonizó el primer éxito electoral para la formación de extrema derecha. Encabezó la candidatura con la que se inició la entrada de Vox en parlamentos autonómicos. Para Vox Serrano no es un representante más, lidera uno de los ejes programáticos de la formación de extrema derecha y la desautorización del partido ha generado desconcierto entre algunos de sus seguidores de base.

#hemeroteca #literatura #homosexualidad | Jaime Bayly: "Traté de ser completamente gay, pero no lo conseguí"

Imagen: Elñ Mundo / Jaime Bayly
Jaime Bayly: "Traté de ser completamente gay, pero no lo conseguí".
Ana del Barrio | El Mundo, 2019-06-24
https://www.elmundo.es/papel/historias/2019/06/24/5d036103fc6c83fe6e8b461b.html

El escritor vuelve con ‘Pecho frío’, una novela en la que el protagonista descubre que le va mucho mejor cuando finge ser gay. Jaime Bayly, el ‘enfant terrible’ de las letras peruanas, ha sentado la cabeza, pero continúa siendo fiel a su lengua afilada.

P. ¿De qué trata tu nueva novela 'Pecho Frío'?
R. Es la historia de cómo un beso en televisión le cambia la vida a un hombre, que era un perdedor feliz. Ese perdedor razonablemente feliz se convierte en un hombre famoso y ganador, pero infeliz.

P. ¿La novela es una parodia del movimiento homosexual?
R. En realidad, es una parodia de las apariencias. Yo, hace 25 años, publiqué una primera novela titulada 'No se lo digas a nadie'. Era una novela traspasada de culpa y dolor por todo lo gay. El protagonista llevaba la pulsión gay como una condena. Ahora, 25 años después, el personaje de esta novela descubre que fingiendo ser gay le va mucho mejor. Le ofrecen mejores trabajos, le piden que sea político, le pagan por las entrevistas... Es una parodia de cómo ha cambiado el mundo gay en estos 25 años.

P. Y, ¿de qué manera ha evolucionado?
R. Radicalmente. Antes, cuando yo me sentía gay en mi juventud, lo que se decía era: "Hay que tenerle compasión y lástima al gay". Ahora, es lo contrario: está de moda ser gay. Es al homofóbico al que se le mira con compasión.

P. ¿Qué tópicos sobre el movimiento LGTB hay que romper?
R. Cuando yo descubrí que me gustaban los hombres, era una tragedia. Tu familia lo veía como una enfermedad terminal o que podía tener cura. Te llevaban a psiquiatras, a predicadores religiosos... América Latina ya no es la región lastrada por la homofobia de hace 35 años. En Perú, hay políticos gais. Esto era inimaginable hace 30 años cuando se tenían que ir del país. Ahora, no sólo nadie se escandaliza sino que la diversidad es valorada.

P. Tampoco está todo conquistado. En España, Vox vuelve a hablar de llevar a terapia a los hijos gais.
R. No está todo conquistado, pero la gran pregunta es dónde está la mayoría moral. Antes era homofóbica; ahora la mayoría moral es ‘gay friendly’. Vox representa a un parte de la sociedad española homofóbica, pero es una parte muy marginal. No es la mayoría. No han desaparecido, pero están en un rincón cada vez más acotado. Ya no mandan.

P. ¿Es fácil ser bisexual?

R. No, porque nadie te cree. El gay piensa que sigues siendo un gay, sólo que te da un poco de vergüenza o lo quieres maquillar. El hombre macho heterosexual de la caverna, a la antigua, tampoco te cree porque piensa que si te gustan los tíos no perteneces al club de los machos. Te quedas en el medio del camino.

P. ¿Cómo es ese lugar?

R. Yo he salido dos veces del armario. La primera vez cuando dije que me gustaban los hombres. Y, la segunda, cuando dije que había tratado de ser completamente gay fuera del armario, pero no lo conseguí. Veo que también me siguen gustando las mujeres. La pregunta que te hacen es que quién te gusta más y la respuesta es que no tengo ni idea. Eso depende de la persona y del momento. Yo me enamoré de Silvia hace 10 años y no me costó nada dejar a mi novio para estar con ella. Fue lo natural. Era lo que me pedía el corazón. Así como pagué un precio por decir que me gustaban los hombres, también lo he pagado cuando te asumen como gay y te enamoras de una mujer.

P. ¿Qué precio has tenido que pagar?
R. Pierdes lectores gais.

P. ¿Sí?
R. Hay un tipo de lector gay muy militante, muy radical, levemente intolerante, que si te había canonizado como gay, de inmediato te demoniza. Lo ven como una mancha y una traición. "¡Hombre, ya eras gay, ya lo habías conseguido". Piensa que eras uno de los suyos y ahora estás con una mujer. Pero el sexo es continuamente una traición. Las pasiones son ingobernables. Uno nunca sabe de quién se va a enamorar. Casi nadie se enamora de la persona correcta. Te enamoras de quién no tendrías que haberte enamorado y es lo que a mí me ha pasado toda la vida.

P. ¿Jaime Bayly ha sentado la cabeza?
R. Es verdad que estoy viviendo desde hace 10 años una suerte de felicidad familiar con esposa, con hijo de 8 años y perrito, que yo pensé que era imposible y que no estaba reservada para mí. No me cuesta ningún trabajo serle fiel a mi mujer. La amo.

P. ¿Sois una pareja abierta?
R. Si eso supone promiscuidad o estar sexualmente con otras personas, no. No necesito eso. No me lo pide el cuerpo. Que yo sepa ella tampoco. Somos una pareja abierta en la medida en que nos contamos todo: nuestros secretos y fantasías, eso es muy saludable.

P. En estos tiempos de corrección política, ¿puedes decir lo mismo ahora que hace 20 años?
R. Si una mujer es muy guapa, antes de decirla qué linda eres, me lo pienso dos veces. Hay muchas mujeres lindas que se sienten incómodas si uno las juzga por su apariencia física. Es mejor morderse la lengua. No me pasa esto con los hombres lindos. Si yo veo a un hombre muy guapo, que me gusta mucho y que me erotiza, no me corto para nada en decírselo. Con las mujeres, en estos tiempos, uno tiene que refrenar esa coquetería viril.

P. Carmen Lomana afirmó que estábamos castrando a los hombres.
R. Yo no diría que nos están castrando sino que nos están educando, nos están desasnando. El problema es que hay mujeres a las que todavía les gusta el hombre rudo que espolea a cierta fantasía. Creo que la seducción es un juego de a dos en el que las reglas no están inventadas ni son las mismas para toda pareja y, a veces, las reglas pueden ser políticamente incorrectas. Yo conozco mujeres que esperan que el hombre...

P. Las empotre contra la pared.
R. Sí y que no se ande con tantos remilgos y que no pida tantos permisos. Cada pareja tiene que redescubrir sus reglas de seducción.

P. ¿Eres un showman metido a escritor o un escritor metido a showman?
R. Yo diría que lo segundo. Soy un escritor que, como no vende suficientes libros, se tiene que resignar a salir en televisión todas las noches. No me quejo. Me pagan bien, pero uno sueña con vivir tan sólo de los libros y eso, en mi caso, no ha sido posible.

P. Sin embargo, la mayoría de los intelectuales menosprecia al medio televisivo.
R. Sí. Creo que se equivocan. La mayoría de los intelectuales no son inteligentes. Una persona inteligente debería ver con alergia el peso de sentirse un intelectual. La televisión tiene mala fama, pero hay formas y formas de hacerla. Yo creo que he encontrado una forma de hacer televisión, que no está reñida con la inteligencia.

P. ¿Hay muchos impostores en el mundo literario?
R. Yo diría imitadores. He conocido a muchos escritores argentinos que querían escribir como Cortázar. Se cuentan por centenares los escritores que han deseado escribir como García Márquez. Creo que es un paso en falso. El imitador es un impostor y hay que encontrar la voz propia. El estilo no hay que buscarlo, tiene que ser una cosa visceral, dictada por la intuición. Me pasa con los imitadores como con la pornografía: si tú quieres follar como los maestros de la pornografía, vas a fracasar. No puedes follar como ellos, es imposible. Sólo ellos pueden hacerlo así. En la literatura tampoco hay que intentar imitar. Los grandes maestros son inimitables.

P. ¿Cómo está tu relación con Mario Vargas Llosa?

R. Le sigo admirando mucho.

P. ¿Le tienes envidia?

R. Yo no describiría mi sentimiento hacia él como envidia. Yo diría que le tengo admiración. Es un gran maestro que ha escrito obras inmortales. Esto no se dirá nunca de mí. Uno como escritor es primero lector y uno como lector quisiera escribir las obras que más le han impresionado. Él en ese sentido será siempre un gran maestro para mí.

P. A la escritora Elvira Sastre le han llovido críticas demoledoras tras ganar el Seix Barral. Lo mismo te pasó a ti cuando quedaste finalista del Planeta y Marsé criticó la insuficiente calidad literaria de tu obra.

R. Marsé es un gran escritor y tenía razón. Ninguna de mis novelas estará nunca a la altura de las suyas. Comprendo que él encontrara insuficiente aquella novelita mía. A mí Elvira Sastre me gusta mucho. Me parece que es muy talentosa y que se merece el premio. Los lectores raramente se equivocan. Más frecuentemente se equivocan los críticos. Cuando un crítico se ensaña con una escritora que goza de tantos lectores, lo hace en parte porque asume que esa popularidad comercial es sospechosa.

P. ¿Nos quieren a todos igual de pobres?
R. [Ríe] Hay que tener cuidado con los charlatanes de la izquierda que dicen defender a los pobres. Y también con los de la derecha. En realidad, no quieren sacar al pobre de su abyecta pobreza, sino que quieren salir ellos mismos de la pobreza y la política es una vía bastante expedita para lograrlo. La pobreza que les preocupa es la suya. Una vez que lo han conseguido, se compran el chalé y ya están cómodos. ¿Son tan buenos para acabar con la pobreza en general? Yo digo que no. Es lo que yo veo en América y te voy a poner dos ejemplos radicalmente opuestos: Maduro y Macri. Maduro es un dictador chavista y Macri es un demócrata de derechas. En Venezuela, hay muchos más pobres ahora que hace 20 años, cuando comenzó el chavismo. En Argentina, también hay más pobres, cuatro años después de Macri. Hay que tener cuidado con los políticos que dicen que entregan su vida y se inmolan por los pobres.

P. ¿En España ha pasado lo mismo?
R. Yo creo que sí.

P. Los líderes de Podemos se compraron un lujoso chalé en Galapagar.
R. Son unos grandes charlatanes que han hecho de la política un estilo de vida que les procura pingües beneficios. No sólo han recibido consultorías del chavismo, sino que trabajan para televisiones iraníes. ¿Cómo puedes ser moderno, progresista, liberal, defensor de los pobres y de las minorías sexuales, de las mujeres que quieren abortar y cobrar un salario de la televisión iraní? ¿La dictadura iraní es progresista? No lo creo. Si vas de progresista, tienes que practicar una cierta coherencia moral. Descreo profundamente de los charlatanes que dicen que combaten la pobreza. En realidad, lo único que quieren es darse la gran vida ellos mismos. Y lo consiguen. ¡Fíjate en Venezuela! Ahora hay una camarilla riquísima y ladrona que se cuenta por decenas y el resto se muere de hambre. Y esa es una revolución que se hizo en nombre de los pobres. Cuatro millones de pobres venezolanos se han ido caminando por toda América del Sur.

P: Antes existía un complejo de inferioridad de la derecha ante el planeta progre, ¿está desapareciendo?
R. Sí. Antes la izquierda tenía el monopolio de la sensibilidad. Si defendías a los pobres y te atormentaban las desigualdades, tenías que ser de izquierdas. Si eras de derechas, defendías a la gente con dinero. Esto ha cambiado. Cada vez más los ciudadanos comprenden que no importa tanto quién es de izquierdas o de derechas, sino quién sabe crear riqueza y mejorar la calidad de vida de la gente. A veces, hay gente que llega desde la izquierda y pienso en la señora Bachelet en Chile. A veces, lo hace gente de derechas. Eso explica que haya tanto gobierno de derechas en América Latina cuando antes no había casi ninguno. Ahora, tenemos Brasil, Argentina, Paraguay, Chile, Perú, Colombia... Hay una primavera de derechas en América Latina.

P: La última pregunta. ¿Sigues teniendo ambiciones políticas?
R. [Ríe] No, ninguna. Soy feliz como escritor y periodista de opinión. Ambos oficios están reñidos con el ejercicio de la política profesional. Si uno se mete en la política, tiene que sentir esa llamarada en el estómago y estar dispuesto a tragarse todos los sapos crudos del mundo. Mira, Pedro Sánchez. Está allí porque no se rindió. Ése es un político profesional. Yo he hecho grandes sacrificios para tratar de convertirme en un escritor.

#hemeroteca #lgtbifobia | El Ayuntamiento de Madrid colgará la bandera LGTBI pese a eliminar parte de la campaña institucional del Orgullo

Imagen: Público / Ayuntamiento de Madrid con la bandera arcoíris
El Ayuntamiento de Madrid colgará la bandera LGTBI pese a eliminar parte de la campaña institucional del Orgullo.
Vox ha cargado este lunes contra la medida de colocar en Cibeles la bandera LGTBI con motivo de la celebración del Orgullo, pues consideran que es "un lobby que odia a todo el que no piensa como ellos".
Europa Press | Público, 2019-06-24
https://www.publico.es/sociedad/orgullo-2019-ayuntamiento-madrid-colgara-bandera-lgtbi-pese-eliminar-parte-campana-institucional-orgullo.html

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este lunes que el Ayuntamiento de Madrid colgará la bandera LGTBI durante la celebración del Orgullo. Lo hace, sin embargo, el mismo día en el que Más Madrid denuncia "censura" por "el gobierno de PP, Cs y Vox" de la campaña institucional del Orgullo.

Esta iniciativa, que había dejado preparada el anterior equipo municipal de Manuela Carmena, consistía en mostrar a activistas LGTBI con lemas como ‘Quienes guardan recuerdo de la represión’, ‘Quienes levantaron nuestros derechos’ o ‘Quienes estaban cuando no estábamos’.

Por su parte, Almeida ha asegurado que el Ayuntamiento de Madrid "por supuesto" que va a cooperar como ha hecho a lo largo de todos estos años con la fiesta del Orgullo, pero que no les busquen "ni en la bronca, ni en el enfrentamiento ni en la división, ni en la politización".

El pasado martes, el PP decidió retirar las pancartas contra la violencia machista y las de Welcome refugees de los edificios municipales de Madrid. La justificación que dieron entonces se contradice con la versión que mantiene ahora, ya que afirmaron que " la colocación de banderas y estandartes en los edificios institucionales está regulada por ley".

Vox rechaza que Almeida cuelgue en Cibeles la bandera LGTBI
Vox ha cargado este lunes contra la medida de colocar en Cibeles la bandera LGTBI con motivo de la celebración del Orgullo, pues consideran que es "un lobby que odia a todo el que no piensa como ellos".

"Si Almeida quiere demostrar que Madrid respeta los derechos de todos, al margen de su orientación sexual, que cuelgue la bandera española", ha indicado la formación liderada por Santiago Abascal a través de Twitter.

Todo ello después de que el regidor madrileño haya asegurado que el Ayuntamiento de Madrid colgará la bandera LGTBI durante la celebración del Orgullo, cuya manifestación será el 6 de julio, y ha pedido "no politizar" ni "excluir".

Además, ha aseverado que el Ayuntamiento de Madrid "por supuesto" que va a cooperar como ha hecho a lo largo de todos estos años con la con la celebración del Orgullo LGTBI, pero que no les busquen "ni en la bronca, ni en el enfrentamiento ni en la división, ni en la politización".

Sin embargo, Vox, cuyos cuatro ediles permitieron la investidura de Almeida, no ven con buenos ojos esta medida, y han recordado que aunque ello no se meten "en la cama de nadie", la bandera de España es "la de todos".

#hemeroteca #autosexualidad | Ni hetero ni homosexual: soy autosexual y estoy enamorada de mí misma

Imagen: El País
Ni hetero ni homosexual: soy autosexual y estoy enamorada de mí misma.
No lo confundas con narcisismo, hay sexólogas que piensan que es una desconocida orientación sexual.
Silvia C. Carpallo | Buena Vida, El País, 2019-06-24
https://elpais.com/elpais/2019/06/21/buenavida/1561118646_864522.html

"Desde hace años me masturbo principalmente con imágenes o fantasías de mí misma. Me imagino tumbada desnuda en la playa, o recuerdo alguna vez en la que me toqué en el baño mientras mis compañeros estaban abajo. Si es otro el que me toca, simplemente no disfruto de la misma manera". Es la experiencia que relataba para la BBC una mujer que prefería quedar en el anonimato, la de una persona que encarna una manera de vivir la sexualidad muy poco conocida pero real: la autosexualidad.

Si bien generalmente ya sea admite que las orientaciones sexuales son más diversas de lo que pensábamos, y que no todo se resume en sentirse atraído por el mismo sexo o por el contrario, muchas personas ni siquiera se han parado a pensar en si las preferencias sexuales pueden circunscribirse a la propia persona. Pero sí, resulta que uno puede sentirse atraído por uno mismo y que esto sucede hasta el punto en que nada ni nadie nos excite más que nuestro propio cuerpo.

La autosexualidad va un paso más a la idea de quererse, mimarse, y tener una sana autoestima. Incluso mucho más allá de disfrutar sin prejuicios del placer a solas o de tener más facilidad para llegar al orgasmo en la masturbación que con la pareja. Es la capacidad de tener una relación romántica y sexual con nuestra persona. Puede que hasta en exclusiva.

Ni narcisismo ni masturbación compulsiva
"Igual que los heterosexuales se sienten atraídos por personas de otro sexo y los homosexuales por personas del mismo sexo, los autosexuales se sienten atraídos por sí mismos", explica la sexóloga Emma Placer, e insiste en que se trata de una orientación sexual en sí misma, pero que suele generar confusión por tener una frecuencia muy baja.

"Es fácil confundir el narcisismo con esta orientación, pero tiene algunas diferencias fundamentales, sobre todo porque el trastorno de la personalidad narcisista necesita público". De esta forma, habría que matizar que "un narcisista se quiere mucho y se siente muy especial, pero espera que los demás lo reconozcan, necesita su admiración, es una personalidad arrogante extrema", explica la experta, y estas características no se dan en los autosexuales, quienes simplemente viven de forma diferente esta área de su intimidad.

También se puede confundir esta admiración de nuestro cuerpo con un caso de masturbación compulsiva, pero Placer aclara que también hay diferencias importantes. En el caso de los autosexuales, "se hace por puro placer, y no afecta a su vida cotidiana, la masturbación no es el centro de todo, simplemente es su manera de tener relaciones sexuales con la persona que más les gusta en el mundo: ella misma".

¿Es posible tener un romance con uno mismo?
Fue el terapeuta sexual Bernard Apfelbaum quien, en 1989, definió la autosexualidad como la dificultad para sentir atracción sexual por otras personas. Aunque esto no implica necesariamente que no se tengan relaciones sexuales con otras personas, sino que simplemente sus cuerpos no despertarían el mismo deseo. Porque la clave de la autosexualidad no parece estar en el hecho de gustarse uno mismo, sino en que nadie puede superar ese nivel de amor propio.

"Sé que la mayoría de mis amigos se excitan pensando en sus parejas sexuales. Si no están con ellos, se imaginan fantasías con ellos. Para mí es distinto. Sí que disfruto del sexo con otras personas, pero tengo que estar pensando en mí y tocándome para llegar al orgasmo", explica el testimonio anónimo de la BBC.

La sexóloga Elena Crespi expone que hay autosexuales en los que el componente romántico hacia su persona también tiene su peso, y explica: "A raíz de sentirse enamorada de una misma, el momento de la masturbación es el momento de encuentro íntimo con una misma bajo este sentimiento de amor". Por esa razón no se trata solamente de gozar de una buena autoestima, o de sentirse especialmente a gusto con el cuerpo, sino que "es un acto de enamoramiento hacia una misma", añade.

En este sentido, la relación de una persona autosexual puede ir más allá de lo erótico. En otra publicación, la escritora Ghia Vitale narraba así su propia experiencia como autosexual: "Salgo a tomar un café, salgo a pasear por la naturaleza, me visto con lencería y me acurruco a mí misma, o simplemente me siento en la oscuridad y disfruto de mi propia presencia". De esta forma, la escritora dejaba claro que "como autorromántica, experimento la relación que tengo conmigo misma como romántica. Y como la relación que tengo conmigo misma es romántica, me trato a mí misma como si tratara a un amante. Mi tiempo a solas para mí es esencialmente sagrado".

¿Y cómo es la relación con los demás?
Crespi insiste en que no tiene sentido "patologizar" este tipo de comportamientos, ya que "no elegimos nuestras orientaciones sexuales, nacemos con ellas". Por ello es importante que "en el mismo instante en que una persona se identifica como autosexual, como mínimo, respetemos lo que siente".

La única cuestión en entredicho puede estar en si esta forma de vivir la sexualidad supone alguna dificultad en el día a día de esta persona, principalmente en su forma de relacionarse con los demás. Y es que si todo lo que se salga del modelo heteronormativo suele suponer un trabajo extra para la persona, en el caso de una orientación sexual tan poco conocida, el esfuerzo puede ser mayor. Por esa razón la mayoría de personas autosexuales acude a consulta cuando "le genera malestar más allá de la opinión de los demás, si siente frustración, tristeza, soledad, ante el hecho de que los demás no entiendan su comportamiento", revela Emma Placer. Lo cierto es que no tiene por qué convertirse en un problema.

De hecho, según la sexóloga, la orientación de autosexual "sería perfectamente combinable con una pareja que entienda nuestra forma de comportarnos sexualmente, y que también la use como recurso y juego. Y también para una persona que no quiera tener pareja, pero con la precaución de que no pierda su vida social, porque necesitamos a los demás para sobrevivir, independientemente de nuestra orientación sexual". A este respecto, la escritora Ghia Vitale añadía en su relato: "Mi relación conmigo misma no es precisamente primordial porque, ciertamente, me gusta la variedad y me aburriría si fuera mi única amante. Sin embargo, definitivamente ocupo una posición central en mi propia vida amorosa".

#hemeroteca #iglesia #pederastia | La Fiscalía alerta de la falta de respuesta a los abusos a menores en la Iglesia

Imagen: El País / Josep Maria Soler, abad de Montserrat
La Fiscalía alerta de la falta de respuesta a los abusos a menores en la Iglesia.
El ministerio público muestra su preocupación por la opacidad del clero y sugiere la creación de una comisión nacional de investigación como las de Australia y Holanda.
Iñigo Domínguez / José Manuel Romero | El País, 2019-06-24
https://elpais.com/sociedad/2019/06/23/actualidad/1561309862_393516.html

La Fiscalía General del Estado ha enviado un informe al Ministerio de Justicia en el que analiza la situación actual del problema de los abusos a menores en la Iglesia, y llega a la conclusión de que la respuesta de las instituciones es muy deficiente, necesita un gran impulso y el Gobierno debe moverse y tomar medidas. La Fiscalía muestra su preocupación y propone, en la práctica, que España abandone su pasividad oficial y se coloque a la altura del resto de países que han afrontado la cuestión. En el escrito, al que ha tenido acceso El País, sugiere imitar el trabajo de países como Australia y Holanda. En ellos se crearon comisiones nacionales independientes que investigaron los casos durante años, abrieron canales para que las víctimas pudieran aportar su testimonio, realizaron miles de entrevistas y entregaron un informe final exhaustivo. Después, las víctimas fueron indemnizadas.

La llamada de atención de la Fiscalía es un paso muy significativo. Constituye la primera reacción de los poderes públicos al creciente número de casos del pasado que están emergiendo en los últimos ocho meses, desde que El País comenzó a investigar el fenómeno en octubre de 2018. El ministerio público ha preparado el informe a petición de Justicia, que el pasado mes de febrero, en pleno auge del escándalo, le encargó un examen de la situación. En concreto, el ministerio pidió una relación de los casos de abusos a menores en la Iglesia abiertos en este momento en los tribunales, con diligencias previas. El escrito de respuesta no aporta mucha luz en ese sentido, pues se limita a responder con las cifras generales del delito de abusos a menores: las bases de datos de cada provincia no clasifican específicamente si el acusado es un religioso.

A pesar de la ausencia de cifras claras, precisamente el principal problema a la hora de abordar este asunto, la Fiscalía sí detecta una alarma social y hace sus valoraciones. El escrito detalla que el trabajo diario del ministerio público sobre estos casos ha podido constatar las tremendas dificultades que encuentran para detectar estos casos cuando los abusos sexuales se producen en el seno de la Iglesia o de colegios religiosos, por tratarse de entornos muy opacos.

Es más, la preocupación por esta circunstancia lleva a la Fiscalía General a recomendar que las personas que tengan conocimiento de algún caso de abuso de menores acudan inmediatamente, y en primer lugar, a las autoridades, y no a la Iglesia. Aconseja denunciarlo en la Fiscalía o a los departamentos de protección a la infancia de las comunidades autónomas, para evitar una intervención o un filtro previo de las instituciones religiosas. Es necesario también, subraya la Fiscalía, revisar y actualizar los protocolos de detección de abusos a menores.

El ministerio público señala que sigue muy de cerca la actitud de la Iglesia católica española a través de los distintos protocolos de actuación que ha puesto en marcha para luchar contra los abusos. Por ejemplo, los aprobados en las diócesis de Burgos, Astorga o Sigüenza. Sin embargo, la Conferencia Episcopal se sigue negando a investigar los casos del pasado, solo admite examinar las denuncias que se presenten caso por caso y, además, traslada la responsabilidad a cada diócesis. A finales del año pasado anunció la creación de una comisión para actualizar los protocolos existentes en la Iglesia contra los abusos a menores. Pero no ha dado cuenta del resultado de sus trabajos ni ha actualizado, de momento, sus protocolos.

En todo caso, al margen de la respuesta eclesiástica, la Fiscalía española propone iniciar contactos entre instituciones para articular iniciativas más intensas para combatir el problema. Es necesario, según señala el escrito, articular canales fluidos que permitan actuar cuanto antes. La Fiscalía española traslada al Ministerio de Justicia su compromiso para colaborar en cualquier iniciativa de este tipo.

Como fórmulas de referencia, el informe considera muy útil la experiencia de Australia. En este país se creó una comisión que trabajó durante cinco años y concluyó, tras escuchar a 8.000 víctimas y testigos, que la Iglesia católica había recibido 4.500 quejas entre 1980 y 2015 por presuntos abusos cometidos por 1.880 miembros de esa institución. La comisión remitió más de 2.500 casos a la policía. El Gobierno australiano se comprometió a indemnizar con dinero público a las víctimas.

La Fiscalía también cita en su escrito el caso de Holanda y la llamada comisión Deetman, por el nombre de su presidente, el exministro democristiano Wim Deetman. Su informe, presentado en 2011, estableció que desde 1945, entre 10.000 y 20.000 menores fueron víctimas de agresiones que oscilaron entre la violación —alrededor de un millar— y los tocamientos no deseados. Ocurrió en internados, orfelinatos, colegios y seminarios y los autores fueron unos 800 religiosos adultos. Al menos 105 de ellos seguían vivos en 2011. La Iglesia asumió indemnizaciones de entre 5.000 y 100.000 euros, en función de la gravedad de los hechos.

Los tribunales no tienen un registro oficial de los casos abiertos contra religiosos
El informe de la Fiscalía General del Estado responde a una petición del Gobierno. El Ministerio de Justicia le solicitó en febrero que le informase sobre las diligencias abiertas en los tribunales por agresiones y abusos sexuales a menores cometidos en el seno de congregaciones, colegios o cualquier otro tipo de institución religiosa. La caída del Gobierno y la celebración de las elecciones generales ralentizó la respuesta, pero finalmente la Fiscalía ha remitido un escrito donde explica que sus registros informáticos sobre diligencias abiertas por agresiones o abusos sexuales a menores no permiten discriminar si han sido cometidos en el seno de instituciones religiosas o en otros lugares. Por esa razón simplemente detalla al ministerio que durante el año pasado se registraron en España 293 diligencias de investigación por agresiones sexuales a menores. En el primer trimestre de este año se han iniciado otras 30. En total, 323 casos desde 2018.

De este modo no es posible saber en cuántos de esos casos han sido acusados religiosos. Para eso no basta una búsqueda informática, sino que cada Fiscalía provincial tendría que indagar en cada uno de sus expedientes.

Con este informe, en el que, al margen de los datos, la Fiscalía expresa su preocupación por el problema y pide medidas, el nuevo Gobierno deberá decidir si toma alguna iniciativa. Por el momento, el Ejecutivo de Pedro Sánchez aprobó en diciembre pasado un anteproyecto de ley de protección integral de la infancia que incluye la ampliación del plazo de prescripción de los delitos de agresión o abuso sexual a menores. La legislación actual fija la prescripción en cinco años para el abuso y 15 para la agresión sexual desde que la víctima cumple los 18 años. El borrador prevé que el plazo empiece a contar a los 30 años de edad, aunque las víctimas quieren que sea a los 50.

La Iglesia celebró en febrero una cumbre en el Vaticano para tratar el tema, pero la Conferencia Episcopal Española no ha comunicado qué medidas concretas va a impulsar ni ha publicado el nuevo protocolo antiabusos. Ha asegurado que planea obligar a los clérigos a comunicar los casos que se conozcan a la Fiscalía. En el actual protocolo, fechado en 2010, los obispos no están obligados a notificar a las autoridades los posibles episodios de los que pudiera tener constancia, solo “invita” a las familias a hacerlo.

domingo, 23 de junio de 2019

#hemeroteca #mujeres #memoria | Madrid tiene más placas conmemorativas dedicadas a edificios que a mujeres

Imagen: El Diario / Lyceum Club Femenino
Madrid tiene más placas conmemorativas dedicadas a edificios que a mujeres.
De las 387 placas que hay en Madrid, solo 40 homenajean a mujeres: 282 están dedicadas a hombres y 58 a lugares emblemáticos. Entre los lugares emblemáticos, muchos son espacios de tertulias masculinas. En 2017, y con la idea de revertir esta desigualdad, Carmena dedicó una placa al Lyceum Club Femenino y anunció varias para escritoras de la Generación del 27.
Analía Plaza / Ana Ordaz | El Diario, 2019-06-23
https://www.eldiario.es/madrid/Madrid-conmemorativas-dedicadas-edificios-mujeres_0_912009205.html

En Madrid hay 387 placas conmemorativas dedicadas a las personas, hechos y sitios más relevantes de la ciudad. Son rombos metálicos que llevan como mucho 30 años colocados en las paredes, porque su origen está en 1990: Madrid iba a ser Capital Europea de la Cultura en 1992 y, como parte del programa, se dedicó a ponerlas para dejar constancia en las fachadas de quién o qué había pasado allí.

De los quiénes, la gran mayoría -282- homenajean a hombres. A arquitectos, ingenieros, dibujantes, escritores, científicos o músicos. Las 105 restantes se reparten entre edificios, cafeterías, teatros, hoteles -lugares emblemáticos, en resumen- y mujeres. E incluso aquí las mujeres salen perdiendo: a ellas solo se les dedican 40 placas, mientras que para lugares hay 58. 18 más. También hay otras siete que son mixtas: casas en las que vivieron matrimonios célebres o una en Ronda de Segovia para las mujeres y hombres de Lavapiés que combatieron el 2 de mayo contra los franceses.

Los datos se desprenden del análisis del fichero publicado en el portal de datos abiertos de Madrid, que recoge la localización, fecha y motivo de cada una de las placas. ¿Quién decide qué placas se ponen y por qué?

"El Plan de Memoria de Madrid tiene unos criterios. Y luego los distritos ponen sus placas. También los vecinos pueden hacer sugerencias", explican técnicos de la Consejería de Cultura. "Pero porque lo sugiera un vecino no se pone una placa. La comisión lo estudia y finalmente se aprueba en los plenos. Pero estamos en un momento complicado: los de antes te pueden decir una cosa y los que vienen ahora, otra".

Desde 1990 hasta hace un par de años, esos criterios no habían sido homogéneos y la inercia llevaba a que se conmemorara a muchísimos más hombres que mujeres, como ya pasa en las paradas de metro, en los nombres de las calles o en los hijos adoptivos de la ciudad (solo la hija de Franco ha recibido tal distinción, aunque ya le ha sido retirada).

"El tema de las placas me quedó pendiente", indica Patricia Horrillo, autora de una investigación sobre los nombres de las calles de Madrid. Horrillo detectó que 3.025 calles madrileñas estaban dedicadas a personas, de las cuales el 89% eran para hombres y solo el 11% (529) a mujeres. "No hay un procedimiento para nombrar calles, solo la necesidad de ponerles un nombre. ¿Cómo lo haces? Pues en muchos casos, utilizas cosas no vinculantes: nombres de islas, de planetas... Pero cuando se usan seres humanos se visibiliza más a los hombres que a las mujeres".

La tendencia se repite al poner esculturas o placas, aunque en este caso sean reconocimientos y no haya una necesidad de nombrar. "El de los hijos predilectos es muy triste. Es un reconocimiento del Ayuntamiento que no tiene valor económico. Y encuentras casos de hombres que son hijos predilectos y además tienen medallas [un ejemplo es Plácido Domingo]", continúa Horrillo. "Dices: vamos a ver, ¿no hay más personas en el mundo? ¿No hay mujeres? Con estos distintivos, el tema del género es brutal".

Las tertulias, también masculinas
Las primeras placas de mujeres se colocaron en la gran tanda de 1991. De 115, a ellas les tocaron diez: tres beatas (Santa Teresa de Jesús, Mariana de Jesús y Santa María de la Soledad Torres Acosta) y el resto conocidas escritoras como Rosa Chacel, María Zambrano o Emilia Pardo Bazán. El de las escritoras es el mayor grueso que existe entre las féminas homenajeadas. Por debajo quedan las nobles, las religiosas y se cuela alguna cantante, política o actriz. En algunos casos se señala también el nombre del marido. A saber: en esta casa nació Lina Prokofiev, que no solo aparece como cantante sino también como esposa del compositor Serguei Prokofiev.

Curiosamente, las diferencias de género también aparecen al desmenuzar con detalle los lugares que las han recibido. El Café Comercial, "histórico lugar de encuentro y tertulia de la vida de Madrid", fue atractivo "para literatos como Galdós, Jardiel Poncela, los hermanos Machado, Camilo José Cela, Rafael de Penagos...". Comenta la información de la placa que "la variedad de su clientela" ha sido su característica y que allí "nada de prototipos", aunque los citados sean todos (menos la artista Celia Gámez) hombres.

El homenajeado Comercial fue sitio de reunión de literatos, como el Casino de Madrid nació inspirado en los clubes ingleses para ser punto de encuentro de la "burguesía emergente". Allí se reunieron banqueros y políticos, personajes que aparecen mencionados en el comentario de su placa. Todos son hombres. El casino no permitió entrar a las mujeres hasta 1987. La Fontana de Oro, la Fonda de San Sebastián o el Café de Fornos cuentan con historias similares: eran sitios de tertulia (política, taurina o periodística) masculina.

Consciente de la escasa visibilidad femenina, el equipo de Carmena revisó y actualizó los criterios con los que se daban las placas introduciendo una perspectiva de igualdad. Las mujeres también habían tenido sus sitios de reunión a principios del siglo XIX en Madrid, cuando -antes de la dictadura- emergió en España, como en otros países, la llamada "mujer moderna". Por eso la primera placa que puso Carmena bajo estos nuevos criterios fue la del Lyceum Club Femenino, sito en la Casa de las Siete Chimeneas, en la Plaza del Rey, y considerado la primera asociación feminista del país.

"La mujer 'moderna' que era escritora o artista podía ser vanguardista, pero no necesariamente lo era", describe la profesora Shirley Mangini en su libro ‘Las Modernas de Madrid’. "En Madrid no tenemos el caso de promotoras de las artes y/o artistas adineradas como las de los 'círculos sáficos' que vivieron en París (...) En Madrid eran mujeres de la burguesía o de clase alta, generalmente heterosexuales, que lucharon años, a veces de modo independiente, por lograr una voz propia dentro o fuera del movimiento vigente. Muchas eran feministas o tenían nociones sobre la emancipación femenina. Todas eran cultas y tenían conciencia política liberal".

Reuniones de chicas 'tontas y locas'
El Lyceum Club sucedió a la Residencia de Señoritas, el único espacio de reunión femenina que tenía placa antes de 2017 y que había nacido como homónimo de la Residencia de Estudiantes masculina. La 'Resi' daba casa y lugar de estudio a las jóvenes: el primer año, todas estudiaron Magisterio porque se consideraba la profesión más adecuada para la mujer.

Su directora fue María de Maeztu, que más tarde dirigió el Lyceum Club. Se fundó en 1926 inspirado en los Lyceum de capitales como Londres o París, "a modo de plataforma pública de la emancipación femenina". "Por entonces veníamos reuniéndonos unas cuantas mujeres con la idea, ya muy antigua en nosotras, de formar un club de señoras", explicaba Carmen Baroja en ‘Recuerdos de una mujer de la Generación del 98’. "Esta idea resultaba un poco exótica en Madrid y la mayoría de las que la teníamos era por haber estado en Londres, donde eran tan abundantes".

El Lyceum, continúa Mangini, "proporcionó a las mujeres que aspiraban a cultivarse un lugar para realizar sus metas". Carmen Martín Gaite lo describió como "un lugar donde muchas madrileñas de la burguesía ilustrada encontraron un respiro a los agobios familiares". Los señores de la época lo consideraban un auténtico escándalo y escribían columnas donde las llamaban "criminales" o "ateas desertoras del hogar".

"Pronto comenzó a formarse una leyenda desfavorable fomentada por las gentes de derecha. Las ordinarieces, los sarcasmos, las calumnias, cayeron sobre el modesto club, donde unas mujeres pretendían entretenerse de modo amigable e inteligente. Gran crimen. Se las pintó como a unas sufragistas ridículas o anglómanas, como ateas, enemigas de la familia cristiana, etc.", recoge una cita del historiador Julio Caro Baroja. El culmen de esta sarta de calumnias fue la famosa negativa de Jacinto Benavente a dar una conferencia "a tontas y a locas" allí.

En 1939, el franquismo devolvió todo al "orden" anterior y el Lyceum fue clausurado "por causas políticas". La placa que le puso Carmena sirvió para conmemorar su contribución a la conquista de los derechos civiles de las mujeres, puesto que entre las acciones que allí se llevaron a cabo hubo campañas contra la violencia de género y en favor del sufragio femenino. El Gobierno dijo entonces que esta placa era el inicio del nuevo plan de memoria, que homenajearía a las intelectuales de la Generación del 27.

El área de cultura anunció también placas para María Lejárraga, Ernestina de Champourcín, Maruja Mallo, Victoria Kent, Margarita Nelken y Luisa Carnés, pero hasta la fecha solo se ha colocado la de la escritora Luisa Carnés.

¿Qué hará el nuevo gobierno de las derechas PP y Ciudadanos con el plan y las placas de mujeres que aún quedan por colocar? El acuerdo entre ambas formaciones no incluye nada al respecto y, en términos de memoria, solo habla de construir un monumento por las 1.429 víctimas del terrorismo en la Plaza de Colón. El programa del PP, que regentará el área de Cultura con Andrea Levy al frente, sí hacía referencia a las placas conmemorativas. Pero, de nuevo, solo a las dedicadas a las víctimas del terrorismo.

"Cumpliremos con los acuerdos que no fueron llevados a cabo por el equipo de gobierno anterior, como el de instalar placas conmemorativas a las víctimas del terrorismo en el llamado 'Itinerario de la Libertad', en las que se vuelva a incluir la palabra 'dignidad' y la bandera que nos une a todos". Respecto a los nombres de las calles, ese otro foco de invisibilidad femenina, simplemente decían que "no serán un arma política que sirva a los intereses de una determinada ideología" y que "revertiremos las actuaciones realizadas en contra de la concordia de todos los madrileños".

#hemeroteca #lgtbi #orgullo | Una marea contra la homofobia en Brasil

Imagen: El País / Beso en la marcha del Orgullo LGTBI de Sao Paulo, Brasil
Una marea contra la homofobia en Brasil.
Cientos de miles de personas toman São Paulo para defender las conquistas LGTB ante la amenaza del presidente Bolsonaro.
Naiara Galarraga Gortázar | El País, 2019-06-23
https://elpais.com/sociedad/2019/06/23/actualidad/1561312625_853317.html

En el Brasil de Bolsonaro ocurren cosas que parte de sus compatriotas creían desterradas. “Hace poco, en el cumpleaños de mi sobrina me llamaron anormal. Fue una amiga de mi cuñada”, explica dolida la emprendedora social Isabel Marçal, 37 años, junto a su esposa, Sofía Quevedo, artista plástica de 34. Enfundadas en banderas arcoíris, este domingo han venido al Orgullo gay de São Paulo tras muchos años de ausencia. “Nunca en 20 años había sufrido tanto prejuicio”, asegura. La creciente hostilidad que sufren en diversos ámbitos, del poder para abajo, ha empujado a la pareja de nuevo a las calles. “No va a ser tan fácil que nos arrebaten nuestros derechos”, advierte Marçal en el primer desfile de la era Bolsonaro.

A primera vista, el desfile de esta 23 edición es el de otros años. Música atronadora, baile, disfraces, mucha purpurina, mares de cerveza, drag queens, parejas sin y con hijos, adolescentes con ganas de ligar, de ver... de dejarse ver en el que se vende como el mayor Orgullo del mundo. Pero los cientos de miles de personas que han tomado varias grandes avenidas de la metrópoli también se han reunido en defensa de las conquistas sociales de los últimos años porque, como explica la cocinera Linda Suzana, de 34 años, Brasil tiene ahora un “presidente homófobo que ha levantado la bandera contra los gais”.

Jair Bolsonaro es un homófobo sin complejos. Orgulloso. Y con él, los prejuicios contra la comunidad LGTB han salido con fuerza del armario. “La gente siente que está más aceptado porque el discurso del presidente los legitima”, explica Renan Almeida mientras reparte pegatinas multicolor. “Volvemos a Stonewall”, afirma, en referencia al bar de Nueva York donde hace 50 años empezó la batalla del movimiento pero también a defender lo más básico.

Bolsonaro llamó homosexual a su predecesor Lula da Silva para insultarle en sede parlamentaria en 2005. Y en 2011 afirmó que preferiría “que un hijo muriera en un accidente a que apareciera por aquí con un bigotudo”. Existen muchos más ejemplos. Incluso recientes porque, ahora como presidente, insiste. Hace solo unos días calificó de “niñita” en un acto oficial a un antiguo diputado abiertamente homosexual. Y en abril declaró en un acto que Brasil “no puede ser un país de turismo gay” para añadir, como si fuera incompatible: “Tenemos familias”.

La familia formada por Wensell, de 6 añitos, y sus dos papás podría ser la idílica postal del Brasil más abierto. Pero Renato Teixeira, 51 años, admite la desilusión que supuso descubrir votantes de Bolsonaro entre parientes de los que siempre creyeron que los aceptaban tal como son. Su marido, el arquitecto Antonio Carlos Rodrigues, de 54 años, explica que el hijo que ambos adoptaron y al que han vestido de Batman para el Orgullo no ha notado la creciente hostilidad porque “vive en una burbuja” de críos con padres varones y “va a un colegio muy caro”.

Las conquistas de los últimos años, las legales y las simbólicas, son evidentes en el conservador Brasil desde que en 2002 la homosexualidad dejó de ser oficialmente una enfermedad. El matrimonio igualitario y la adopción fueron legalizados por el Tribunal Supremo en 2013, el Estado paga la reasignación de sexo… y las telenovelas van reflejando los cambios sociales. Millones de telespectadores vieron hace cuatro años el primer beso gay en ‘Amor a Vida’.

Pero tampoco hay que buscar mucho para encontrar la hostilidad de toda la vida, la primera, la familiar. Bien lo sabe Stefani, enfermera de 27 años, a la que su familia echó de casa después de que el año pasado saliera del armario. “No me aceptan. Mi madre es de la Iglesia (evangélica) y cree que tengo cura”, explica con infinita tristeza. Esta joven ha venido en autobús con una veintena de amigos desde Santa Catarina, una ciudad en la que es mejor no besarse en la calle con alguien del mismo sexo. El grupo entero disfruta con euforia de la ansiada libertad que les brinda São Paulo este par de días lejos de casa. Y cuentan divertidos que los participantes del Orgullo han compartido los hoteles del centro con miles de visitantes atraídos por la Marcha para Jesús, la mayor fiesta de los evangélicos. Ambos eventos coinciden en la ciudad el puente del Corpus Christi.

De todos modos, antes y después de la victoria de Bolsonaro, de las conquistas legales, de la visibilidad en las telenovelas, Brasil mantiene el récord de muertes violentas de personas LGBT. Nada menos que 126 personas han sido asesinadas solo en lo que va de 2019. El alcalde de São Paulo, Bruno Covas, defiende que “el poder público tiene la obligación” no solo de “proteger” la diversidad, sino “también celebrarla”.

Por esto estaba también allí Carlos, 20 años, cajero de supermercado, y máscara antifaz para completar su sexy disfraz de mujer gato. Para exigir que no le maten, además de “salir del gueto a rebelarse y a gritar con alegría” en una reivindicación de los derechos conquistados por quienes le precedieron.

#hemeroteca #lgtbi #lgtbifobia | «Hui de Camerún por ser gay, mi familia prendió fuego a mi habitación»

Imagen: Hoy / Solicitantes de asilo por LGTBIfobia, de Camerún y Venezuela respectivamente
«Hui de Camerún por ser gay, mi familia prendió fuego a mi habitación»
Un joven de 32 años cuenta el viaje que hizo caminando por el desierto y en patera hasta llegar a Cáceres, donde espera recibir asilo.
Álvaro Rubio | Hoy, 2019-06-23
https://www.hoy.es/caceres/camerun-familia-prendio-20190623002129-ntvo.html

«Cuando mis familiares se enteraron de que soy gay, tuve que salir de mi casa y alquilar una habitación. No pararon de seguirme hasta que dieron con el lugar en el que estaba viviendo. Cuando lo encontraron le prendieron fuego, pero tuve suerte porque esa noche no estaba en casa». Eso es lo que le sucedió a un joven de Camerún que hoy vive en Cáceres. Prefiere no revelar su nombre en la prensa porque tiene miedo a que puedan verlo en el lugar que nació. Tiene 32 años y ha vivido cinco huyendo por su orientación sexual. Hoy espera a recibir asilo y vive con temor a que la respuesta del Gobierno sea negativa. No quiere volver a pasar por el tortuoso viaje que comenzó en 2011.

«Después de que mis padres no lo aceptaran, me trasladé al norte de Camerún, donde me persiguió la banda terrorista Boko Haram, como al resto de la población. De ahí a Nigeria, luego a Níger y a Algeria. Para llegar allí pagué 150 euros a la mafia por un viaje en coche y andando unos 100 kilómetros por el desierto», explica justo antes de matizar que eso era solo el principio.

«Trabajé dos años en la construcción para volver a pagar a la mafia y llegar a Marruecos. En el primer intento la policía me cogió». A la segunda lo logró. Su objetivo era cruzar el Estrecho en patera hasta Málaga y en 2016 pudo hacerlo tras pagar 1.500 euros.

De la ciudad andaluza a Madrid. Luego a la localidad manchega de Sigüenza y a Ávila, donde pidió asilo, y el Gobierno le trasladó a Cáceres. Tras un año y medio bajo el cobijo de una oenegé, hoy vive en un piso y se mantiene gracias a lo que gana haciendo un curso de albañilería en una escuela taller. «En Camerún me perseguirán. Puede que me multen con 300 euros o incluso me condenen a seis años de cárcel», cuenta este joven con miedo a que le obliguen a volver a su país.

Él es una de las seis personas que el pasado jueves participaron en un acto en la biblioteca pública de Cáceres organizado por Fundación Triángulo, la entidad que lucha por los derechos de las personas LGBTI desde hace más de dos décadas.

Bajo el nombre 'Ciudadanía Global: migraciones y derechos humanos LGBTI' y con motivo del Día Mundial de los Refugiados que se celebra el 20 de junio, jóvenes de Rusia, Camerún, Guinea, Nicaragua, Marruecos y Venezuela contaron cómo se vive en un país que les persigue por querer a una persona del mismo sexo o decir que han nacido en un cuerpo con el que no se sienten identificados.

Los seis son solicitantes de asilo en Extremadura y todo están a la espera de respuesta. Como ellos, el año pasado pidieron protección en esta comunidad autónoma 240 personas (129 en Cáceres y 111 en Badajoz), el doble que las solicitudes registradas en 2017, según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Además, las tres entidades que gestionan la acogida de refugiados en Extremadura (Cepaim, Cruz Roja y ACCEM) atendieron a más de 600 personas en la región en 2018.

Desde el pasado mes de enero hasta abril se registraron 127 solicitudes de asilo en Extremadura (68 en Badajoz y 59 en Cáceres). Lo hicieron por temor a ser perseguidos por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de genero u orientación sexual.

Mientras esperan la resolución de su solicitud de asilo tiene derecho a permanecer en España hasta que se resuelva, a no ser que sean reclamados por otro país de la Unión Europea o de un Tribunal Penal Internacional. En ese periodo hay oenegés que ofrecen acompañamiento e integración entre seis y 18 meses. De lo contrario, la autorización de estancia legal de los que tengan una resolución desfavorable o los que no reclamaron asilo expira, por lo que la Policía puede iniciar los trámites para expulsión. En ocasiones incluye el ingreso en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) hasta que son deportados.

Todos esperan que esa situación no se dé y así lo dejaron claro en la jornada organizada por Fundación Triángulo en la que se ofreció una visión global de la situación de las personas LGBTI en diversas partes del mundo. En total hay 72 países que criminalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo e incluso ser gay o lesbiana puede costar la vida en ocho de ellos. La pena de muerte está vigente en Irán, Arabia Saudi, Yemen y Sudán. También en Somalia y Nigeria se aplica en algunas provincias. Además, la organización terrorista Estado Islámico castiga con la muerte a esas minorías sexuales en los territorios que controla en el norte de Siria y el noroeste de Irak.

En lugares como Uganda, Zambia, Tanzania, India, Barbados o Guyana las relaciones homosexuales se castigan con penas que van desde los 14 años de prisión hasta la cadena perpetua. En países del norte de África como Libia, Argelia o Marruecos, las leyes contemplan penas de entre tres y siete años de prisión.

Sistema lento
CEAR lamenta que en el año 2018 en España solo se resolvieran favorablemente una de cada cuatro solicitudes de asilo registradas. Además, critican que el sistema acumula expedientes sin resolver y ya hay más de 100.000 personas que esperan una respuesta. La responsable del Área Jurídica de CEAR Sur/Occidental, Lourdes Navarro, reconoce que «ese colapso también se está produciendo en Extremadura».

Entre las peticiones las que más se repiten son las de Venezuela, que fue el primer país de origen de los solicitantes, con más de 19.000 peticiones, seguido de Colombia (8.650), Siria (2.775) y Honduras (2.410). Sin embargo, la venezolana también fue una de las nacionalidades con más demandas de asilo denegadas, con 30 favorables y 1.495 rechazadas.

Precisamente de ese país es otra de las jóvenes que hoy vive en Cáceres y participó en la jornada de Fundación Triángulo. Llegó hace nueve meses. «Tengo familia en Extremadura y decidí salir por la difícil situación que vive mi país. Allá sobrevives, no vives. Un día comes y otro no», destaca. «Por mi orientación sexual tampoco me sentía libre. No lo decimos abiertamente porque la sociedad no lo acepta. Las personas gais y lesbianas no pueden donar sangre, por ejemplo. Casarse o adoptar a un niño es impensable», añade, a sus 22 años, tras explicar que ha pedido asilo en la región extremeña. En su caso, al contar con familiares en esta comunidad, no pasará por un centro gestionado por una oenegé. «Ahora estoy haciendo un curso que me ayudará a acceder a formación del Servicio Extremeño Público de Empleo», añade.

Quiere hacer una vida en esta tierra como su compañero de Camerún. Ambos coinciden cuando se les pregunta por su sueño: encontrar trabajo y vivir en libertad.

#hemeroteca #gais #deportes #visibilidad | Carlos Peralta y Víctor Gutiérrez: un beso contra el "maricón el último"

Imagen: El Mundo / Carlos Peralta y Víctor Gutiérrez
Carlos Peralta y Víctor Gutiérrez: un beso contra el "maricón el último".
Uno ha competido en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y es plusmarquista de España. El otro, máximo goleador de la liga de waterpolo. Ambos son gais visibles en un terreno tan complicado como el deportivo y recogen el guante del diario deportivo 'L'Equipe'.
José Luis Romo | LOC, El Mundo, 2019-06-23
https://www.elmundo.es/loc/famosos/2019/06/23/5d0c9cf5fc6c8354068b46a7.html

Ninguno de los dos prueba la temperatura del agua antes de lanzarse a la piscina. Carlos Peralta (25 años), nadador olímpico, se tira de cabeza, tras ajustarse su gorro con la bandera de España. Le sigue Víctor Gutiérrez (28), máximo goleador de la liga Premaat de Waterpolo, con su impresionante 1,93 cm de estatura. Ambos se han criado prácticamente en el agua y están en su ambiente.

Es mediodía de un caluroso jueves de junio y se encuentran en el madrileño Centro de Natación Mundial 86. En la piscina cubierta en la que Gutiérrez y Peralta chapotean, un nadador entrena ajeno a la presencia de los dos deportistas. Al fondo, varios adolescentes están estirando cuando se percatan de la presencia de un fotógrafo. Algunos vuelven la vista hacia este par de chicarrones, que comienzan a reírse mientras se acercan. El fotógrafo hace un par de pruebas, mide la luz y les dice: "Venga, vamos a hacer un prueba". Entonces, ambos emergen del agua y juntan sus labios entre risas y cloro. Ahora sí que han captado la atención de la muchachada...

Ni Víctor ni Carlos son pareja. Aunque sí son gais y amigos desde hace años. Ambos han aceptado el reto que les ha propuesto LOC, emular la portada de L'Equipe en la que dos nadadores de waterpolo se besaban para derribar tabúes. El titular del diario deportivo galo rezaba "Besa a quien quieras" y hacía un rotundo alegato contra la homofobia en el deporte profesional.

Sin embargo, en la publicación francesa los atractivos protagonistas de la imagen eran un director y un actor, Adrien Leongue y Cédric Le Gallo, que habían filmado una película sobre su equipo de waterpolo gay, ‘Les Crevettes Pailletées’, en el que ambos jugaban. El mérito de Carlos Peralta y Víctor Gutiérrez es que ellos sí han participado en competiciones deportivas de élite, no sólo en las restringidas al terreno LGTBI. Ambos, además, se han atrevido en los últimos años a dar un paso al frente y hablar públicamente de su homosexualidad. Su objetivo: contribuir a la visibilidad de gais y lesbianas en el terreno deportivo y ayudar a jóvenes que quizás se sientan tan desorientados como todo homosexual se ha sentido en algún momento de su vida cuando se da cuenta de que hay algo diferente en él. "Si un beso como éste va a ayudar a que la gente vea esto como algo normal, cómo no lo vamos hacer", cuenta Víctor Gutiérrez sonriendo.

Hace tiempo que ni él ni Carlos esconden quiénes son y cada uno tiene su propia historia sobre lo qué supone salir del armario en el mundo del deporte de élite. Comencemos con la cruz.

"No era feliz"
21 veces campeón de España absoluto en 200 metros mariposa, Carlos Peralta tiene los anillos olímpicos tatuados en su antebrazo. En 2016, cumplió uno de los grandes sueños de su vida, competir en las Olimpiadas de Río de Janeiro. Allí se encontró con uno de los grandes nadadores de todos los tiempos, Michael Phelps. Y, sin embargo, este malagueño confiesa que aquellos días no fue feliz. "No lo era porque no era yo mismo". Peralta asegura que, durante mucho tiempo, negó su sexualidad y se volcó en la natación. "El deporte te hace sentir especial porque ganas medallas. Pero yo no quiero sentirme especial, quiero ser feliz".

Cuando decidió hablar de lo que sentía, se chocó con la oposición de su club de natación. "Que no me digan que no hay homofobia en el deporte porque no es verdad". Asegura que sintió el rechazo de compañeros y entrenadores. "Yo estudiaba medicina mientras entrenaba. Me ponían las cosas muy fáciles porque hacía muy buenas marcas y, de repente, de un día para otro, se me castigaba y penalizaba por cosas absurdas".

Una de las frases más dolorosas que escuchó fue a un entrenador, por el que sentía mucho aprecio, que le dijo que prefería un hijo enfermo a un hijo gay. "Yo llevo escuchando lo de maricón toda mi vida. 'El último que llegue, maricón'. 'No llores, no seas maricón'".

Y pese a todo, Peralta no se arrepiente de su decisión. "Saber que he ayudado a muchos jóvenes haciéndome visible me ha hecho muy feliz. Recibí muchos mensajes de ánimo y ahora me siento yo mismo". ¿Intentará competir en los juegos de Tokio? "No lo sé, he estado entrenando pero no lo tengo claro. El agua me recuerda a una época en la que no era feliz ".

La otra cara de la moneda es la historia luminosa de Víctor Gutiérrez. Su salida del armario fue para él tan natural como bracear en el agua. "La vida me cambió muy poco", confiesa. "Tenía miedo a exponerme y que pasaran cosas negativas. No llevaba bien lo que pudiera pasar en las redes. Pero mi equipo reaccionó estupendamente igual que me familia", cuenta.

Protocolos contra la LGTBfobia Desde que hablase en Shangay sobre su homosexualidad hace tres años, Víctor no ha visto afectado su rendimiento deportivo. Más bien al contrario. Hace un par de meses recibió una propuesta del CN Terrassa y ha fichado con ellos, tras ser el máximo goleador de su liga. "Con el Canoe quedamos octavos y el Terrassa es el segundo", cuenta contento. "Creo que la mejora en mi juego tiene que ver con que me he quitado un lastre de encima y me muestro como soy. Los clubs de waterpolo, por suerte, son muy abiertos".

Para Víctor es sintomático que en la España de 2019 se pueda hacer una foto como la que ilustra este reportaje. "Ahora, hay deportistas visibles, medios que los apoyan, como vosotros, las instalaciones no poden pegas porque hay un convenio contra LGTBfobia impulsado por la propia consejería de Deportes...".

En efecto, el apoyo de las instituciones es fundamental. Madrid cuenta con un Consejero de Deportes en funciones, Jaime de los Santos, que no ha tenido problemas en hablar de su homosexualidad y que ha creado en los últimos cuatro años un protocolo para acabar con la homofobia. Algo de lo que tomó nota la Real Federación Española de Fútbol.

En febrero la RFEF puso en marcha una plataforma para acabar con la discriminación y la homofobia en el deporte rey. Esa oficina pretendía asesorar a los futbolistas homosexuales de cualquier división. Felipe Sánchez-Pedreño, director de responsabilidad social corporativa de la asociación, la califica como un éxito. "Nadie esperaba algo así por nuestra parte, al principio hubo muchas sorpresas pero hemos recibido muchísimos emails de futbolistas que nos han pedido que les asesoráramos" ¿Alguno de la Primera División? "Por parte de futbolistas profesionales no hemos tenido contacto, sólo de base". Así pues, la eterna pregunta de cuándo saldrá del armario un futbolista de la Liga sigue flotando en el aire.

Los derechos de todos
El año pasado, María León, jugadora de la selección española, que acaba de lograr la gesta de clasificarse para octavos en el mundial de Rusia dio el paso a salir del armario en LOC. Entonces, dijo que "era importante dar la cara por los derechos de todos". Su gesto de valentía no le supuso ningún problema. Con el Barça, su equipo, llegó a la final de la Champions, otro hito del deporte femenino y en redes sus seguidores aumentaron hasta superar los 100.000 seguidores. De hecho, tiene incluso su propio club de fans.

"Por los datos que tenemos en el fútbol femenino la homosexualidad está mucho más aceptada, ellas lo viven con libertad. Dentro del fútbol masculino, detectamos más agresiones en el ámbito adolescente que en el adulto, hemos comprobado que existe una regresión en esto. Hoy en día, un chico de 14 o 15 años lo tiene más difícil que uno de 20 o 25, que decide llevar a su novio a la cena del equipo. Son más castigados", concluye Sánchez-Pedreño.

Por eso, besos como el de Víctor Gutiérrez y Carlos Peralta aún son importantes. Porque el deporte, para los más jóvenes, sigue siendo un terreno en el que el amor entre dos hombres aún es tabú.

#hemeroteca #violenciasexual #justicia | El líder de Vox en Andalucía sobre La Manada: “La única relación segura será la prostitución”

Imagen: El País / Francisco Serrano (d)
El líder de Vox en Andalucía sobre La Manada: “La única relación segura será la prostitución”.
El partido desautoriza al exjuez Serrano y advierte de que ellos "defienden el endurecimiento de las condenas para los delitos por violación".
Eva Saiz | El País, 2019-06-23
https://elpais.com/politica/2019/06/22/actualidad/1561193529_640135.html

El presidente de Vox en el Parlamento andaluz, Francisco Serrano, ha lamentado este sábado a través de Twitter que la sentencia del Tribunal Supremo que condena a los miembros de La Manada por un delito de agresión sexual, y no de abuso sexual, como sí se hizo en primera instancia, esté "cargada de condicionantes mediáticos y políticos", alineándose con las consideraciones que un día antes había hecho el abogado de los condenados, Agustín González Becerra. Más adelante, el exjuez se ha recreado en su cuenta de Facebook en la que, entre otras consideraciones, ha asegurado que: "La relación más segura entre un hombre y una mujer será únicamente a través de la prostitución". A primera hora de la tarde, el portavoz parlamentario del partido de extrema derecha en la comunidad, Alejandro Hernández, recalcaba en un tuit "su máximo respeto por las resoluciones de los tribunales", y recordaba que su partido ha pedido "desde hace tiempo un endurecimiento de las condenas para los delitos de violación". Poco después, el propio partido ha asegurado que la "versión oficial de Vox en Andalucía" era la de su portavoz, desautorizando las consideraciones del juez en excedencia.

A primera hora de la mañana, Francisco Serrano publicaba un hilo en Twitter en el que, apelando a su experiencia jurídica, ofrecía su versión sobre el fallo del Supremo, asegurando que lo que otros tribunales habían dictado con anterioridad "técnicamente que no se puede cambiar, alterar ni empeorar", en relación con la sentencia condenatoria. En este sentido, continuaba: "nos volvemos a encontrar con una sentencia cargada de condicionantes mediáticos y políticos que acabará ante el Tribunal Constitucional". "No es la primera vez ni será la última", ha zanjado. Hoy mismo, el abogado de La Manada, a su salida del centro penitenciario Sevilla I donde se encuentran sus cinco defendidos, condicionaba el recurso al Alto tribunal a conocer el contenido completo de la sentencia.

Serrano también alegaba en ese hilo de Twitter que "la diferencia entre el delito de violación y agresión sexual no depende más que de la propia apreciación de unos hechos probados que no se pueden alterar y que se practicaron, valoraron y razonaron con inmediación en primera instancia".

Ante el revuelo suscitado por sus comentarios en Twitter, Serrano ha vuelto a la carga, de manera mucho más extensa, en Facebook. En su cuenta, además de la alusión a la "paradoja progre en la que la relación más segura entre un hombre y una mujer, será únicamente a través de la prostitución", llega a asegurar que "hasta un gatillazo o no haber estado a la altura de lo esperado por la mujer, podría terminar en prisión". En su publicación, el exjuez también ha sostenido que "se nota que es una sentencia dictada por la turba feminista supremacista", un argumentario al que ha apelado en sucesivas ocasiones desde el comienzo de esta legislatura en Andalucía.

En estos meses, desde el Parlamento regional, Serrano ha cargado contra los profesionales de los servicios psicosociales y de las Unidades de Violencia de Género que atienden a las mujeres y menores en procesos judiciales, cuestionando su capacidad y a las asociaciones feministas y de mujeres, asegurando que son "chiringuitos de género".

El rechazo frontal de Serrano al proceder de los magistrados del Supremo contrasta con la afirmación que horas después ha hecho Hernández a través de su cuenta de Twitter, en la que ha hecho hincapié en el respeto "por las resoluciones de nuestros juzgados y tribunales". El dirigente recordaba cómo desde Vox han pedido mano dura para los delitos de violación, sin cuestionar en ningún momento las diferencias entre abuso y agresión que sí había desarrollado el exjuez en sus argumentaciones en Twitter.

La afirmación de Hernández ha sido elevada a versión oficial de Vox en Andalucía, horas después, a través de un comunicado emitido por el partido de extrema derecha. "La versión del partido en Andalucía sobre el asunto de la sentencia de La Manada es la que ha publicado el señor Alejandro Hernández como portavoz de Vox Andalucía, así como la que aparece en las cuentas oficiales de Vox de manera que cualquier comentario o valoración realizada al margen de lo oficial es lógicamente a título personal de quien los suscriba". De esta manera tajante la formación de Abascal se ha desvinculado de manera clara de las consideraciones de Serrano.

Hernández sustituyó a Serrano en las tareas como portavoz en el Parlamento de Andalucía, casi desde el comienzo de la legislatura. Su tono duro, seguro y vehemente era del gusto de la dirección nacional. En estos meses, Hernández ha copado el protagonismo del partido en la Cámara regional, ejerciendo su liderazgo al margen del juez en excedencia. El respaldo del partido a las palabras de su portavoz, desvinculándose de las de su hasta ahora cabeza más visible, oficializa el cambio de poder en Vox Andalucía.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...