sábado, 24 de febrero de 2024

#hemeroteca #inmemoriam | El legado de Claude Montana: ¿por qué se lee como empoderante, libre del fetichismo sexual original?

El legado de Claude Montana: ¿por qué se lee como empoderante, libre del fetichismo sexual original?
Claude Montona, el creador que una vez se puso el mundo por hombreras, falleció ayer en París convertido en un fantasma que apenas reconoce la moda actual. La poderosa silueta que propugnó en los años ochenta y definió las hechuras de la supermujer, sin embargo, domina hoy las pasarelas.
Rafa Rodríguez | El País, 2024-02-24
https://elpais.com/smoda/moda/2024-02-24/el-legado-de-claude-montana-por-que-se-lee-como-empoderante-libre-del-fetichismo-sexual-original.html 

Hacía tiempo que en París se hablaba bajito de Claude Montana. Con cierta reverencia, pero bajito. “¿No irás a decir nada malo de él, verdad?”, contaba la periodista y biógrafa de celebridades Natasha Fraser-Cavassoni que le inquirían con insistencia sus fuentes cuando quiso entrevistarlo, en 2013. Una conversación que finalmente publicaría ‘Vanity Fair’. Fue la última vez que hubo constancia profesional del diseñador, celebrado en una retrospectiva de su trabajo por Didier Ludot, rey del ‘vintage de luxe’ parisién, y recuperado para el oficio por su colega Éric Tibush, en cuya colección de alta costura otoño-invierno 2013 contribuyó con la creación de tres modelos. “Soy Claude Montana y hago lo que me da la gana”, proclamó entonces. La noticia de su muerte, ayer viernes en un hospital de la capital francesa, también se comunicó bajito. Tenía 76 años.

Para ser uno de los creadores que más ruido generó en sus días de gloria, el silencio que lo rodeó en las últimas tres décadas, o casi, resultaba un clamor. Cierto que desde su retirada, en 1997, jugaba a ser la Greta Garbo de la moda. El fantasma del Palais Royal, le decían, que no salía de sus aposentos en el ‘1er arrondissement’. Hace un lustro, la ‘boutique’ electrónica de reventa Byronesque y la plataforma Farfetch se aliaron para despachar una colección cápsula que recreaba una decena de sus diseños más emblemáticos, datados entre 1979 y 1994, que tampoco fue a parte alguna. Y eso que Alicia Keys lució una de las piezas en la gala de los Grammys 2019, venía avalada por Gareth Pugh y se publicitó con un corto producido por Nowness. En los apenas cinco minutos del metraje, colaboradores, amigos y admiradores como el sombrerero Stephen Jones, la modelo Yasmin Le Bon y el músico Nick Rhodes (Duran Duran) hablaron por él. Ensalzado en su momento por Alexander McQueen, Olivier Theyskens, Riccardo Tisci o Marc Jacobs –su colección de otoño-invierno 2018/19 fue un homenaje nada indisimulado–, para el caso la irrelevancia hacía tiempo que se había cebado con él. Lo reconocía en una rara entrevista concedida a la revista francesa Gala, en 2016: “Me han olvidado”, lamentaba.

Cuesta creer que el ideólogo de la silueta con más predicamento en las pasarelas desde hace al menos siete u ocho años no gozase del mismo alcance que otros de su generación. Y, sin embargo, del triunvirato que definió a la supermujer de los ochenta y principios de los noventa, su nombre es el que menos suena. Mientras el crédito de Azzedine Alaïa (muerto en 2017) y, sobre todo, Thierry Mugler (desaparecido en 2022) no ha parado de revalorizarse, a Montana casi ni se le echan cuentas, apenas un susurro al evocar aquellas ‘glamazonas’ de sexualidad feroz que dominaron la moda cuatro décadas atrás. Armadas de hombros que ni los de un ‘quarterback’, con ellas el creador dio carta de naturaleza al llamado ‘power dressing’, estilo luego sinónimo de indumentaria empoderante, aunque en origen respondía en realidad a premisas más eróticas, fetichistas incluso. Amazonas, sí, pero inútiles para otra cosa que no fuera exudar ‘glamour’. Sus espaldas con forma de triángulo invertido, exageradamente ancho por arriba gracias a las hombreras y estrechísimo a la cintura y caderas, nunca llamaron sin embargo a engaño, desde luego no en su época. He ahí la cuestión: Montana masculinizó a las mujeres porque, en realidad, no le gustaban.

“Cuando lo conoces tienes la sensación de que le han hecho mucho daño. Hay cosas del pasado que aún le duelen y no ha podido superarlas. Se acuerda de todo”, relataba una periodista estadounidense en 1990, al hacerse eco del fichaje de Montana por Lanvin. Es verdad que su experiencia vital no fue fácil: nacido en París, en 1947, hijo de exiliados –una alemana y un empresario textil catalán, su apellido paterno era en realidad Montamat– en una sociedad xenófoba, huyó de casa siendo adolescente ante la incomprensión de sus muy burgueses progenitores. Malvivió en el Londres de finales de los sesenta, creando bisutería de papel maché en el que incrustaba pedrería de cristal y plástico (el papel era higiénico, el único que le permitía pagar su economía), hasta que su paisano Olivier Echaudemaison, entonces estilista del ‘Vogue’ británico, se fijó en él y consiguió colocarle sus piezas a distintos distribuidores. De vuelta a París, se pone a las órdenes del diseñador danés John Voigt como cortador en la marroquinería Mac Douglas, y se desata. Su pasión por el cuero empieza ahí, no solo para trabajarlo –hizo de la piel su marca de la casa–, sino también para vestirlo. Las primeras noticias de sus legendarias batidas nocturnas por el circuito gay parisino, Saint-Germain-des-Prés adelante (el Drugstore, el Lipp, Les Deux Maggots, cuando aparecía por la puerta se hacía el silencio, contaban), datan de entonces, solo o en compañía de Thierry Mugler, con quien compartía apartamento. Terminaron odiándose.

Cuando lanza su firma, en 1979, ya es un personaje con tirón popular. Lo provocativo de sus creaciones, de líneas agresivas y andróginas, lo pone en el punto de mira con el cambio de década y el consiguiente vuelco sociocultural. Superada la fiebre Halston, los estadounidenses vuelven la vista a París en busca de sangre fresca y lo que ven les fascina: una mujer exuberante, opulenta, encuerada viva y de proporciones descaradas. Además de en volumen, Montana arriesga también en color (el azul cobalto será otra de sus señas de identidad) y en Saks Fifth Avenue y Bergdorf Goodman sus creaciones vuelan de los percheros. Pionero en convertir los desfiles en espectáculos a mayor gloria mediática, había tortas por conseguir una invitación. Quienes tenían el privilegio de acceder a ellos, lloraban, embargados por la emoción. O eso contaban las crónicas. En su cuartel general de Les Halles, entre los prostíbulos de la Rue Saint Denis, se visten Grace Jones, Diana Ross, Inés de la Fressange y Cher. Diez años después, encumbrado, en Dior lo requieren para remplazar a Marc Bohan. Dice que no, provocando casi una crisis de estado (su negativa le abrió la puerta a Gianfranco Ferré, un italiano, y no sentó especialmente bien entre los franceses). Sin embargo, acepta la oferta de Lanvin al año siguiente, eso sí, solo para diseñar las colecciones de alta costura, “para mí, el símbolo de mayor libertad [creativa]. Por fin tendré el poder de dar rienda suelta a mi imaginación, sin estar sometido a las restricciones de la producción en masa”, declaraba. Endiosado, Clau-Clau, como lo jalea su corte, pierde el rumbo. Y encima le sobreviene la tragedia.

El suicido de su esposa, la modelo estadounidense Wallis Franken, en junio de 1996, supuso el principio del fin. Se habían casado tres años antes (aunque su relación platónica como diseñador y musa se remontaba tres lustros atrás), un matrimonio de conveniencia, claro, tramado para que ella pudiera heredar el patrimonio de él, en caso de desgracia eventual. El tiempo que pasaron juntos como marido y mujer fue un calvario para Franken –de la que se decía que estaba realmente enamorada, a pesar de la homosexualidad declarada de Montana–, con altercados regados de alcohol y cargados de drogas prácticamente a diario y sometida a maltrato psicológico sistemático por el diseñador: vieja, fea y gorda era lo más suave que la llamaba, también en público. Terminó saltando al vacío por la ventana de la cocina de su casa, tres pisos hasta estrellarse contra la acera. La policía parisién certificó la autolisis; no había señales de autodefensa, pero llaman la atención los desgarrones en su camisa, que señalan a una pelea violenta. El rumor no tardó en prender: ¿quién empujó a Wallis? Según algunas fuentes, el creador, ave nocturna, no se encontraba en su domicilio la noche de autos. Montana no volvió a hablar de ella tras el suceso, las preguntas al respecto en sus entrevistas posteriores quedaron proscritas.

Ese mismo año, el diseñador salía de Lanvin con el rabo entre las piernas, dejando unas pérdidas para la que fuera santo y seña seminal de la alta costura cifradas en 50 millones de dólares. El problema es que, en su propia casa, la situación iba de mal en peor: incapaz de gestionar un negocio que, amén de las colecciones de ‘prêt-à-porter’ femeninas y masculinas, arrastraba una línea de perfumes y varias licencias (siempre se resistió a contratar un director ejecutivo que pusiera orden, convencido de que solo él podía tirar de su carro), en 1997 se declara en bancarrota y echa el cierre. A pesar de haber relajado las siluetas y de incorporar el punto y el ‘cashmere’ para aligerar su propuesta, la venta de sus creaciones cayó en picado, incluso en Estados Unidos. Su resistencia a adaptarse a los nuevos aires que ventilaban las pasarelas, con el minimalismo por un lado y el ‘grunge’ por otro, acabó por pasarle factura. En 2000, vendió finalmente su etiqueta al empresario Jean-Jacques Layani, que mantuvo la venta del perfume homónimo y otras líneas de producto bajo el paraguas Montana Trademarks durante un tiempo. Y después, el silencio.

“Siempre está angustiado, es un rasgo característico de su carácter”, reconoció en cierta ocasión su hermana pequeña, Jacqueline. Directora de publicidad y mano derecha del diseñador, hay quien señala su fuerte ascendente sobre él como responsable, al menos en parte, de su extraño y reclusivo comportamiento. El que una vez fuera robacorazones del ‘gay Paris’, chico de póster de la sexualidad pre-sida (la misma que destilaban sus creaciones), terminó sus días como un fantasma. Un espectro que le cuesta reconocer incluso hoy a la moda. Ni su muerte ha sacudido las redes sociales como las de Mugler o Alaïa. Solo queda esperar a que la celebridad de turno aparezca luciendo en alguna alfombra roja un Montana ‘histórico’ –no está fácil, no hay archivo oficial– para que Claude Montana vuelva a salir a hombros.

viernes, 23 de febrero de 2024

#hemeroteca #inmemoriam | Muere el diseñador Claude Montana, una figura clave de la moda de los ochenta

Claude Montana en su casa de Paris en 1978 //

Muere el diseñador Claude Montana, una figura clave de la moda de los ochenta

El creador ha fallecido a los 76 años en un hospital de París. Sus diseños marcaron una época
Beatriz García | El País, 2024-02-23
https://elpais.com/smoda/moda/2024-02-23/muere-el-disenador-claude-montana-una-figura-clave-de-la-moda-de-los-80.html 

Claude Montana, modisto francés clave de la década de los 80, ha muerto en un hospital de la capital francesa a los 76 años. “El hospital Bretonneau en París informó de su fallecimiento esta mañana”, dijo a la agencia AFP una persona cercana al creador.

Con Montana se va una de las figuras esenciales de la moda de la década de los 80. Un creador que hizo de sus desfiles grandes espectáculos teatrales y que consiguió que toda la industria se pusiera de acuerdo para que sus ‘shows’ fueran considerados aspiracionales y virales, cuando esta palabra ni siquiera existía. Pensados para hacer mucho ruido en los medios de comunicación, se convirtieron en uno de los acontecimientos más seguidos por los amantes de la moda de los 80.

Con sus diseños andróginos y futuristas se hizo un hueco en la lista de los creadores más influyentes de la época. Pasadas varias décadas, se convirtió en una gran inspiración para otros modistos mucho más jóvenes que él, como a Alexander McQueen, Marc Jacobs u Olivier Theyskens. “El trabajo de Claude Montana encarnaba una artesanía excepcional. Sus atrevidas creaciones influyeron en toda una generación de diseñadores”, ha declarado Bruno Pavlovsky, presidente de la Federación Francesa de la Moda.

En el documental ‘Montana: el relanzamiento’, algunos colegas de profesión lo definen como “extremadamente perfeccionista”, obsesionado por “desafiar a lo convencional” y un creador que usaba “unas telas que nadie más tenía”. “Fueron sus mangas y sus hombreras los que me convirtieron en un seguidor de la moda o en un ‘fashion victim’”, asegura Marc Jacobs.

Claude Montana fundó su marca en 1979 y conoció el éxito muy rápido. Fue pionero en hacer ropa de mujer con grandes referencias a la moda masculina. Hizo del cuero su seña de identidad y se apropió de la moda militar para reconvertirla en piezas punk de colores fuertes. Su perfume Montana fue uno de los más vendidos e icónicos del momento.

Tras conseguir llegar a lo más alto con su firma, fue reclamado por Dior para convertirse en su director artístico. Montana rechazó la oferta. Tras pasar por problemas financieros, dijo sí a Lanvin y se puso al frente tanto de las colecciones de prêt-à-porter como de la alta costura. Trabajando en Lanvin recibió dos Dedales de oro, la más alta distinción de la moda francesa.

La moda de los años 80 no se podría entender sin las hombreras y la reinterpretación de la moda femenina que hizo Montana, quien fue también una figura destacada de la noche parisina y londinense. Convertido en un ídolo y un personaje de la crónica social, representó a la perfección lo que fueron los 80, una época de excesos, donde todo se llevaba al extremo. En 1993, sorprendió con su vida personal al casarse con una de sus musas, Wallis Franken, cuando siempre se había declarado abiertamente homosexual. Nada fue previsible y común en la vida y obra de este creador.

miércoles, 21 de febrero de 2024

#hemeroteca #homofobia #masculinidad | “La nueva masculinidad no resuelve la homofobia”: Germain Louvet, bailarín estrella

“La nueva masculinidad no resuelve la homofobia”: Germain Louvet, bailarín estrella
El bailarín de la Ópera de París, imagen de la primera colección masculina de Antik Batik, debate sobre cómo está cambiando la industria de la moda y las tendencias
Sandra Arbat | La Vanguardia, 2024-02-21
https://www.lavanguardia.com/magazine/moda/20240221/9523761/antik-batik-germain-louve-opera-paris.html 

Germain Louvet para Antik Batik //
Decía la bailarina y coreógrafa Martha Graham, mundialmente conocida por sus innovaciones en danza moderna, que “el movimiento es un lenguaje y el cuerpo es el vocabulario”. Una fórmula perfecta capaz de expresar emociones, ideas y narrativas a través de algo tan puro y genuino como el propio ser. Así entiende su profesión Germain Louvet, bailarín estrella de la Ópera de París, quien se convierte en el protagonista de la primera colección masculina de Antik Batik.

Gabrielle Cortese, fundadora y directora creativa de la marca, comparte esa sensibilidad por la belleza de la danza y se enzarza en la búsqueda de una moda inclusiva que abrace el cuerpo sin limitarlo. Con este fin, camisas y chalecos bordados, estampados y tejidos a mano, pantalones cortos surfistas, kurtas indias e incluso unos elegantes pantalones de pescador chinos se enmarcan en un viaje inmersivo que empieza en la Ópera de París.

P. ¿Por qué decidió trabajar con Antik Batik?

Me gusta la estética del universo de la marca. La calidad de sus tejidos, cómo estos se deslizan por el cuerpo, las siluetas... Todo esto me inspira y creo que caza muy bien con mi personalidad.

P. La moda también es muy relevante en su trabajo como bailarín

Todo es relevante hasta cierto punto y es importante tocar con los pies en la tierra. Bailar es mi vida y es a lo que dedico 6 o 7 hora diarias pero, en resumidas cuentas, es solo bailar. No soy un doctor que está salvando vidas, ni estoy luchando por mi supervivencia. Pienso lo mismo de la moda. Es una industria muy importante, por supuesto, y da trabajo a muchísimas personas. La moda tiene el superpoder de crear belleza y aportar personalidad y seguridad, pero no me parece algo vital. Yo la percibo como una manera más de expresarme, de jugar. Además me ayuda a ser más creativo en mi trabajo y esto me divierte mucho.

P. ¿Cómo definiría su estilo?

Tengo muchos estilos, creo que mi armario se compone entre una gran variedad de posibilidades de jugar. A veces me encanta vestir como super chic, con abrigos oversize, fulares y botas de cuero. Y al día siguiente me encanta vestirme en chándal con una sudadera y unas sneakers gigantes. Además comparto mi armario con mi novio porque tenemos exactamente la misma talla. Excepto en los zapatos. Siempre que llego al vestidor me encuentro con una prenda nueva, un accesorio diferente...

P. ¿Sigue las tendencias?

A mí las tendencias me aportan una visión muy amplia sobre cómo piensa la gente. Ante una guerra como la de Ucrania o un conflicto como el de Israel y Palestina, el público debate y se crean, de alguna manera, algunas tendencias. Es muy interesante ver cómo la moda reacciona ante las crisis mundiales. Que ahora la gente vuelva a vestirse con una estética muy ‘trash’, parecida a la de los noventas y los dos mil, no es casualidad. Al final es una manera de escapar de cierto estilo aburguesado, aunque todas esas grandes marcas y firmas de moda se dirijan precisamente a esa élite.

Yo que trabajo en la Ópera de París, un lugar muy frecuentado por gente adinerada, a veces voy a la gala vestido en chándal para provocar un poco. Es mi manera de decir: ‘¡hola! El mundo no solo está aquí en esta preciosa ópera’. Están ocurriendo cosas terribles ahí fuera y reflejarlo a través de tu vestuario me parece algo muy interesante.

P. ¿Se identifica con la nueva masculinidad liderada por Harry Styles o Timothee Chalamet?

No me identifico con ellos como individuos, pero sí con la manera en la que expresan otro aspecto de cómo puede ser la masculinidad. Y es algo que a mi especialmente me interesa como bailarín, porque desde hace 20 años practico algo que no está considerado un ideal de la masculinidad. El balet se ve como algo muy femenino y desde que era un niño se burlaban de mí cuando decía que practicaba esta danza.

Me parece muy interesante ver cómo juegan con los códigos de género, pero esto no resuelve la homofobia, ni todo ese bullying que tiene que soportar alguien gay o no, por ser considerado demasiado femenino. Ser queer no significa solo llevar vestidos y faldas o brillos en tus outfits. No puede quedarse en una fotografía. Tiene que haber un discurso detrás orquestado por alguien que esté en la misma situación de vulnerabilidad que el colectivo.

Con esto no quiero decir que ellos no estén haciendo suficiente por la causa pero, ocurre algo parecido con el racismo. Si no eres negro, nunca habrás experimentado realmente lo que es el racismo. Yo soy un hombre blanco y por esta razón siempre voy a darles apoyo pero respetando que no está en mi posición decir qué es o no lo correcto para ellos.

martes, 20 de febrero de 2024

#hemeroteca #inmemoriam | Falleció Magalí Muñiz, activista y "parte fundamental" del Archivo de la Memoria Trans

Falleció Magalí Muñiz, activista y "parte fundamental" del Archivo de la Memoria Trans
La sobreviviente de la última dictadura murió este lunes en el día que cumplía 60 años. La comunidad LGBTIQ+ la despidió este martes en General Pacheco.
Télam, 2024-02-20
https://www.telam.com.ar/notas/202402/655759-magali-muniz-memoria-trans.html 

'Maga' celebró sus 60 hace unos días //
Magalí "Maga" Muñiz, la activista, sobreviviente de la última dictadura y "parte fundamental" del Archivo de la Memoria Trans (AMT), falleció ayer en el día que cumplía 60 años, y la comunidad LGBTIQ+ que la despidió esta mañana en General Pacheco, inunda sus redes con manifestaciones de pesar por su prematura  al tiempo que recordaron su trascendente aporte al movimiento por los derechos de la diversidad.

"Es un día muy triste. Magalí Muñiz era parte fundamental del AMT. Su trabajo, legado y su maravillosa personalidad quedarán siempre en el corazón de toda la comunidad", posteó la organización que dirige María Belén Correa y que Muñiz integraba desde 2017 como una de sus caras más visibles.

Diana Magalí Muñiz había nacido el 19 de febrero de 1964 en la localidad bonaerense de Tigre y durante la dictadura cívico-militar llegó a estar detenida en el Centro Clandestino de Detención Comisaría 1° de esa ciudad, que fue señalizado como sitio de la memoria en 2020.

Con el retorno de la democracia, la situación no mejoró sustancialmente para las trans, porque seguían vigentes los edictos policiales que criminalizaban su identidad y la prostitución callejera, situación que la empujó a emigrar a Neuquén en 1988.

"En 1989, tuvo su segundo exilio a Chile por la situación que estaba viviendo nuestro país donde el presidente Alfonsín entregaba el mando antes de tiempo y se corría el rumor de que podía volver la dictadura", dijeron desde el AMT.

En los '90 volvió a Neuquén, donde vivió por 30 años y desarrolló un intenso activismo, llegando a presidir la "Asociación Conciencia Vihda" que trabaja por los derechos de las personas seropositivas.

En 2017, después de haber salvado milagrosamente su vida tras un robo violento, volvió a su Tigre natal y se vinculó al AMT, donde se desempeñó con gran entusiasmo hasta el día de su muerte.

El año pasado se había casado por civil con su compañero de siempre, lo que había anunciado con mucha alegría en sus redes sociales

Además, era muy amiga de la hermana Mónica Astorga Cremona, conocida como "la monjita de las trans", a quien en un posteo reconocía como su "madre espiritual (…) la que me ayudó a salir de un infierno tan grande como son las drogas y el Alcohol y me enseñó qué había otros caminos mejores para andar en mi vida qué yo no conocía".

Consultada por esta agencia, la presidenta del AMT María Belén Correa, recordó que Muñiz se incorporó a la organización 5 años después de su creación, en 2017 y durante esa transición entre un archivo que era solamente virtual a uno que también era material, que significó la muestra en el Centro Cultural Haroldo Conti "Esta se fue, a esta la mataron, esta murió".

"Ella entró cuando se hizo más conocido el AMT y nos empezaron a reconocer dentro del ámbito de la memoria, fotografía y los museos. Y por eso cuando lo conocen, lo conocen como Magalí dentro", dijo.

"Ella era la referente cuando se necesitaba el testimonio presencial de alguien del AMT, porque era una sobreviviente de la violencia policial en la Panamericana, de la dictadura, del exilio en Neuquén y Chile. Con el tiempo vuelve para Buenos Aires, después de una agresión muy fuerte, cuando la llegaron a dar por muerta y que le dejó marcas en la cara", agregó Correa.

La activista contó que Muñiz venía desde hace tiempo con "muchos problemas de salud" como secuela de las violencias sufridas, en los últimos meses había tenido que someterse a "diálisis dos veces por semana por problemas renales", situación que le impedía trabajar desde septiembre, una indicación médica que ella a veces desobedecía porque "decía que la despejaba".

"Era una persona con muchas ganas de vivir, los últimos posteos son de sus amigas en carnavales, quizás pensando que le gustaría estar allí", dijo Correa.

La presidenta del AMT rescató que Magalí "fue muy querida por los lugares por los que pasó" y destacó la posibilidad que le dio el Archivo -donde hay un fondo documental con su nombre- "de rescatar su vida, sus luchas, y todo el ejemplo que fue para las jóvenes"

"Al Estado le exijo una reparación por todo el daño, pero no va a cubrir el daño que me hicieron que no se va a reparar nunca, y menos con dinero, porque yo viví presa la mitad de mi vida, pasé un montón de cosas que no tendría que haber pasado", había dicho en una entrevista para el AMT en 2022, con motivo de un nuevo aniversario del 24 de marzo de 1976.

"Yo era muy inteligente de chica, quería estudiar pero tuve que elegir entre ser trans y estudiar porque las dos cosas no eran compatibles, así que todo eso me lo deben. Yo fui trabajadora sexual porque no tenía oportunidad de ser otra cosa, y si viví todas las cosas que viví en la vida es responsabilidad del Estado por no darme derechos, un nombre, una identidad. No van a poder reparar nada del daño que nos han hecho pero por lo menos vamos a poder tener una vejez digna", dijo.

Muñiz falleció ayer sin haber recibido esa reparación que el colectivo trans viene reclamando para las mayores de 40 y sin haber dado su testimonio en los juicios por los crímenes de lesa humanidad de la última dictadura.

lunes, 19 de febrero de 2024

#hemeroteca #lgtbifobia #deporte | Jesús Tomillero: "Creo que en el fútbol es donde más homofobia hay"

Jesús Tomillero impartiendo la charla en Melilla //

Jesús Tomillero: "Creo que en el fútbol es donde más homofobia hay"
Amlega y la Ciudad Autónoma organizan una conferencia en la UGR para conmemorar el Día Internacional Contra la LGTBIfobia en el Deporte
Juan Luis Espinosa | El Faro Melilla, 2024-02-19
https://elfarodemelilla.es/jesus-tomillero-creo-que-en-el-futbol-es-donde-mas-homofobia-hay/ 

Jesús Tomillero, primer árbitro gay de fútbol en España, ha impartido una conferencia sobre la LGTBIfobia en el deporte a los alumnos de la Universidad de Granada. La charla, que ha sido organizada por la Ciudad Autónoma y la asociación Amlega, conmemora una fecha tan importante en el calendario como es el 19 de febrero, Día Internacional Contra la LGTBIfobia en el Deporte.

Junto a él, han asistido a la ponencia el consejero de Educación y Deporte, Miguel Ángel Fernández, y la viceconsejera de Igualdad, Fadwa Abelhadj, quienes han destacado la importancia de combatir la LGTBIfobia en cualquier ámbito, pero especialmente en el deporte, donde todavía existe mucha discriminación y es fundamental que el respeto sea “la seña básica de identidad” de cualquier deporte, señala Fernández.

Cuando salió del armario públicamente en 2015, Jesús Tomillero lo pasó realmente mal y fue víctima de cientos de insultos y amenazas. Una experiencia que ha querido compartir con los estudiantes de la UGR en esta fecha tan señalada porque, aunque se ha avanzado, el colectivo todavía tiene mucho camino por recorrer para evitar ser objeto de discriminación y de delitos de odio.

Rafael Calatrava, presidente de Amlega, ha querido mandar un agradecimiento especial a todo el equipo y la dirección de la Unión Deportiva Melilla y a las consejerías de Educación, Deporte e Igualdad por hacer posible un acto "tan bonito y cargado de importancia" como el que vivió la asociación este domingo, en el que un miembro del colectivo tuvo el honor de realizar el saque inaugural. Una oportunidad, señalan desde Amlega, para demostrar que el deporte se practica con personas, independientemente de sus orientaciones y diversidades.

Por su parte, Tomillero ha reivindicado la necesidad de que haya una regulación legal dentro del ámbito deportivo para las personas LGTBI. "Sabemos que cuesta mucho salir del armario, por eso yo fui el primer árbitro en 2015 que dio el paso públicamente a nivel español y europeo", afirma. Un paso que, por desgracia, vino acompañado por 1.500 amenazas de muerte.

Asimismo, adelanta que va a dirigir el área LGTBI de la Federación Española de Fútbol para apoyar a futbolistas y entrenadores que pertenezcan al colectivo. Considera que es un gran avance y un "hito" dentro de la propia federación. "Vamos a luchar para apoyar la salida del armario a cualquier futbolista, entrenador o directivo de cualquier club. Creemos que este es el avance que necesita el colectivo para seguir andando en la constitución de nuestros derechos".

El apoyo de la federación al colectivo LGTBI es fundamental para conseguir que en las gradas, estadios y vestuarios la situación consiga cambiar. Pero destaca que es muy importante recibir el apoyo de los principales órganos para conseguirlo. Apuesta porque se legisle un deporte más inclusivo y que "si a los clubes lo que les duele es el bolsillo, le sancionamos doliendo el bolsillo" se podrá erradicar esa LGTBIfobia. Aunque parezca que "venimos de la Prehistoria", cree que en estos últimos años la sociedad ha ido avanzando poco a poco, pero es necesario que haya referentes, es decir, un Cristiano Ronaldo o un Mesi que visibilice el colectivo y consiga acabar con la homofobia dentro del mundo del deporte.

En ese sentido, aunque la discriminación está presente en muchas disciplinas deportivas, cree que el fútbol es donde más homofobia hay. Como ejemplo pone a Victor Gutiérrez, que no sufrió homofobia en el mundo del waterpolo, o algunos jugadores de baloncesto que tampoco han sido víctimas de delitos de odio por salir del armario. Por ese motivo, cree que el fútbol femenino representa los valores del deporte y que si se toma el mundo femenino como ejemplo "avanzaremos en la construcción social del deporte".

Como también activista LGTBI, asegura ser conocedor de muchos futbolistas que no salen del armario por las repercusiones que eso pueda acarrear, y lo hacen una vez que han terminado su carrera profesional.

Para cerrar ha lanzado un mensaje de ánimo a todos los deportistas que todavía siguen en el armario y agradeciendo el apoyo y la labor de Amlega. "Desde aquí animo a todos esos deportistas y a todos esos futbolistas que no tengan miedo y que salgan del armario sin ningún tipo de distinciones. No estamos en 2015, hemos avanzado en una consecución de los derechos. A día de hoy tenemos una ley nacional que nos ampara y apoya, tenemos una federación que está ahí para apostar por el colectivo ante todo. No estáis solos".

#hemeroteca #lgtbi #deportes | 5 deportistas valientes que han hecho frente a la homofobia

5 deportistas valientes que han hecho frente a la homofobia
Cada vez son más las voces de los profesionales que dan un paso al frente y se alzan contra la discriminación
Aitor Ruiz | Noticias de Álava, 2024-02-19
https://www.noticiasdealava.eus/gente/2024/02/19/5-deportistas-valientes-frente-homofobia-7892229.html 

Jakub Jankto //
Hoy, 19 de febrero, se celebra el Día Internacional Contra la Homofobia en el Deporte, una fecha clave para el colectivo LGTBI. Esta jornada tiene su origen en Justin Fashanu, el primer futbolista que declaró públicamente su homosexualidad. Desde entonces, cada vez son más los deportistas que dan el paso y hacen pública su orientación sexual.

Con motivo de este día, es necesario repasar varios casos de deportistas que desafiaron al odio y lucieron con orgullo su orientación sexual.

Izaro Antxia
Natural de Barakaldo, fue la primera transexual en convertirse en jugadora federada de fútbol sala tras una larga trayectoria en el deporte masculino.

Desde que tomara esta decisión en el año 2016, la vasca ha tenido que lidiar con numerosos insultos por parte del público rival por su condición de trans.

Enrique Sarasola
En 2003, fue el primer deportista español de élite en declararse abiertamente como gay. Lo hizo en la revista ‘Zero’ junto a su pareja Carlos Marrero, con quien se casó en 2006.

Sarasola fue uno de los jinetes más talentosos entre finales de la década de los años 90 y principios de los 2000. En la actualidad, es un destacado empresario del sector hotelero.

Mapi León
La defensa del FC Barcelona anunció su salida del armario en 2018. Este paso adelante le valió para ser una referente para la comunidad LGTBI dentro y fuera del campo.

Gracias a este gesto, Mapi decidió animar a más deportistas masculinos a que revelaran su condición sexual y a que no tengan miedo en mostrarse tal y como son.

Víctor Gutiérrez
Una de las grandes estrellas del waterpolo que hizo pública su homosexualidad en 2016. Actualmente milita en el Real Canoe Natación Club, y sigue tratando de dar más visibilidad a las personas LGTB.

Es conocida su relación con el nadador Carlos Peralta, el cual reconoció haber sido atacado por ser gay y sufrir depresión, llegando a abandonar el mundo del deporte.

Jakub Jankto
En febrero de 2023, el futbolista checo se convirtió en el primer jugador de LaLiga en admitir públicamente su homosexualidad.

El extremo, perteneciente al Sparta de Praga pero cedido al Getafe, publicó un vídeo en sus redes sociales dando la gran noticia: “Soy homosexual y no quiero esconderme más”.

Mucho trabajo por hacer
A pesar de los innumerables avances que se han conseguido en las últimas décadas por reivindicar los derechos de las personas LGTBI en ámbitos como el deporte, no cabe duda de que, por desgracia, aún queda mucho por hacer en cuanto a conciencia social.

Dar visibilidad a este colectivo y no ceder ni un milímetro ante la discriminación es la mejor manera de plantar cara a la homofobia. Buen ejemplo son los partidos profesionales, en los que en no pocas ocasiones se escuchan insultos aludiendo a la condición sexual de los profesionales.

Por esta razón, las declaraciones públicas de deportistas presumiendo de sus preferencias sexuales son un gran paso adelante contra esta lacra como es la homofobia.

jueves, 15 de febrero de 2024

#hemeroteca #lgtbi #matrimonio | Grecia da un paso histórico con la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo

El Nacional / Grecia aprueba el matrimonio igualitario //

Grecia da un paso histórico con la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo

El Parlamento heleno ha aprobado una ley que legaliza el matrimonio y la adopción de niños para personas homosexuales, una votación a la que el partido del primer ministro ha acudido dividido y que convierte a Grecia en el primer país cristiano ortodoxo en dar este paso
Queralt Castillo Cerezuela | El Diario, 2024-02-15
https://www.eldiario.es/internacional/grecia-da-paso-historico-legalizacion-matrimonio-personas-sexo_1_10928206.html 

Tras un largo debate, el Parlamento heleno ha aprobado un proyecto de ley que legaliza el matrimonio entre las parejas del mismo sexo, un paso histórico que convierte a Grecia en el primer país cristiano ortodoxo del mundo en legalizar estos enlaces. El resultado ha sido: 176 votos a favor, 76 en contra, y 46 abstenciones.

La ley no solo contempla el matrimonio, sino que garantiza una serie de derechos en asuntos familiares para la comunidad LGTBI que hasta ahora no habían sido contemplados, como el reconocimiento como tutores legales a progenitores no biológicos del mismo sexo o la posibilidad de adoptar. Hasta ahora, las parejas homosexuales solo tenían derecho a contraer uniones civiles, consagrado en una ley presentada en 2015 por el entonces primer ministro, Alexis Tsipras.

En una de sus primeras intervenciones en el Parlamento, el primer ministro conservador, Kyriakos Mitsotakis, ha asegurado que esta nueva ley “pondrá fin a la desigualdad”, “hará visibles a muchas de las personas que tenemos alrededor” y “protegerá los derechos de los niños”. Mitstotakis –que se ha enfrentado a un gran revuelo en las filas de su partido, Nueva Democracia, por impulsar la medida– considera que el proyecto ha quedado estos días “empañado por mitos y exageraciones”. También ha hecho referencia a la necesidad de una “sociedad inclusiva” y la “modernización” de las instituciones del país.

Por su parte, Stefanos Kasselakis, el líder del principal partido de la oposición, el izquierdista Syriza, lleva días señalando que se trata de un proyecto de ley “imperfecto”, que, no obstante, supone un “gran paso adelante” para la sociedad helena. Kasselakis había advertido ya hace algunas semanas de que iba a imponer la disciplina de partido, algo que no sentó bien en parte de las filas progresistas. Este miércoles, lo volvió a repetir: “Habrá consecuencias para quien vote en contra o se abstenga”.

Un Parlamento dividido
Pocas sorpresas en Nueva Democracia, el partido que gobierna el país desde el año 2019 y que tan solo hace unos meses revalidó el mandato con mayoría absoluta. El ex primer ministro y una de las caras más visibles de la formación conservadora, Antonis Samaras, ha votado en contra, como llevaba días anunciando. La oposición de Samaras al proyecto de ley fue inmediata tras su publicación y durante una dura intervención parlamentaria ha asegurado que “es peligroso”, ya que puede “abolir la familia nuclear de padre y madre”. Otras figuras importantes del partido, como el ministro de Estado, Makis Voridis, habían anunciado su abstención.

A favor de la ley también han votado los partidos Rumbo a la libertad y Nueva Izquierda, escisión reciente de Syriza. En contra han votado los partidos de la ultraderecha: Niki, de ideología ultrarreligiosa y ultraconservadora; Espartanos, de ideología neonazi y Solución Griega, de corte ultranacionalista y religioso.

De hecho, desde el momento en que Mitsotakis anunció su voluntad de modificar la normativa, hace unas cuatro semanas, han tenido lugar algunas manifestaciones en contra de ley, organizadas por grupos religiosos ortodoxos afines a la derecha radical. El domingo pasado, unas 4.000 personas, según fuentes policiales, se reunieron en la plaza Syntagma de Atenas, frente al Parlamento heleno, para protestar contra la nueva ley, mientras que la poderosa e influyente Iglesia ortodoxa griega ha leído comunicados en contra del proyecto en las misas dominicales.

También ha votado en contra el Partido Comunista (KKE). En un comunicado anterior a las votaciones, los comunistas ya habían asegurado que la “primera razón básica” de su negativa “a ampliar el matrimonio civil a las parejas del mismo sexo, que establece el cuidado parental compartido, es la comercialización de la procreación y la maternidad”. “Una segunda razón, igualmente básica e interrelacionada, es que en la práctica, los artículos del proyecto de ley eluden el derecho social del niño a la relación de maternidad-paternidad como relación biosocial en evolución”, agregaron.

Décadas de reivindicación
Durante décadas, el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo ha sido una de las reivindicaciones principales de la comunidad LGTBI en el país heleno. El matrimonio entre personas del mismo sexo, reconocido en 15 Estados miembros de la UE, continúa siendo motivo de cisma en la sociedad griega, donde persiste la influencia de la conservadora Iglesia ortodoxa.

“La sociedad griega tiene que hacer frente a dos temas distintos. Por un lado, el tema del matrimonio, y por el otro, el tema de las criaturas. Tengo la sensación de que el problema no es lo primero, sino lo segundo”, dice explicaba hace unos días el abogado Vassilis Sotiropoulos. “En este momento se producen dos tendencias: la de la gente que no tiene problema en aceptar el paquete completo de la ley que permitirá los matrimonios y el reconocimiento de los vínculos familiares con las criaturas, así como la adopción por parte de parejas del mismo sexo; y la de la gente que ve con buenos ojos que las parejas LGTBIQ+ se casen pero que no están de acuerdo con los aspectos referentes a las maternidades y las paternidades. Para esto segundo, aún hay una parte de la sociedad griega que no está preparada para el debate”.

Si bien garantiza los derechos parentales, la nueva ley no contempla que las parejas del mismo sexo puedan optar a los tratamientos de reproducción asistida y a la gestación subrogada, como sí ocurre con las parejas heterosexuales que no pueden concebir de manera biológica. Esta última ha sido una de las cuestiones más polémicas en el debate alrededor del proyecto de ley. 
 
Y TAMBIÉN...
Grecia aprueba el matrimonio homosexual a pesar de la oposición de la iglesia ortodoxa

Grecia es el país número 20 de Europa y el primero cristiano ortodoxo en permitir el matrimonio de parejas del mismo sexo
Alba Solé Ingla | El Nacional, 2024-02-16
https://www.elnacional.cat/es/internacional/grecia-aprueba-matrimonio-homosexual-oposicion-iglesia-ortodoxa_1160650_102.html

miércoles, 14 de febrero de 2024

#hemeroteca #terf #lgtbifobia | Carmen Calvo ajusta cuentas con el otro feminismo: el día "fatídico" de la Ley Trans, con plante al PSOE, y el vacío a Montero en más de 200 páginas

Carmen Calvo //

Carmen Calvo ajusta cuentas con el otro feminismo: el día "fatídico" de la Ley Trans, con plante al PSOE, y el vacío a Montero en más de 200 páginas

La exvicepresidenta del Gobierno carga contra la doctrina ‘queer’ y pide separar el feminismo de las reivindicaciones LGTBI por tener "intereses enfrentados"
Paloma H. Matellano | El Mundo, 2024-02-14
https://www.elmundo.es/espana/2024/02/14/65cb5976e4d4d80f758b45a7.html 

"Quiero revisar los avances conseguidos por el movimiento feminista, la actividad desarrollada por los distintos partidos políticos y su responsabilidad en conseguir la igualdad", enuncia Carmen Calvo, ex vicepresidenta del Gobierno, en la introducción de su libro sobre feminismo, titulado 'Nosotras'. Sin embargo, en ese repaso hay una ausencia notoria: Irene Montero, que no aparece en las más de 200 páginas del cuerpo del texto, aunque sí en una referencia dentro de las notas y no precisamente para halagarla. Los casi cuatro años de Podemos al frente del Ministerio de Igualdad son un vacío en el ensayo de Calvo, quien por el contrario no duda en alardear de su propia etapa al frente de esa cartera (2018-2020), aunque sin rango de Ministerio entonces: "Fue la más feminista de la historia".

La que fuera mano derecha de Pedro Sánchez, ascendida a presidenta del Consejo de Estado esta semana, salió del Gobierno de coalición en 2021 en plena disputa por el sí es sí y con el PSOE decantado hacia la Ley Trans en contra de su criterio. Carmen Calvo se saltó la disciplina de partido en aquella votación, negándose a aceptar la autodeterminación de género, y esto terminó costándole el puesto en lo que se entendió como una victoria de Irene Montero. En su libro, Calvo califica de "fatídico" el día que se aprobó la Ley Trans, aunque evita entrar en detalles sobre el porqué de su decisión: "No pude apoyar una ley de mi partido porque mi doble militancia (socialista y feminista) me obligaba a elegir, y me elegí a mí". Nadie en el PSOE le pidió explicaciones ni le reprochó su voto.

"No hubo reconsideración posible, desde mi mirada éramos nosotras". Es la reflexión de la que surge el título del libro y con la que Carmen Calvo justifica su postura, que aboga por vincular el concepto de mujer con el sexo biológico, y no con el género. En el ensayo, son repetidas las veces que Calvo menciona la "igualdad de sexos", en lugar de la "igualdad de género", y que defiende que es el sexo lo que "determina el curso de la vida de forma radical". La ex vicepresidenta reprocha a quienes cuestionan el significado de 'ser mujer' y considera que "dotar al género de un estatus de esencialidad en detrimento de la categoría de sexo pone a las mujeres en riesgo de discriminación".

Así, Carmen Calvo carga en su ensayo contra la doctrina ‘queer’, acusándola de "apuntalar el patriarcado", y defiende la eliminación del género, pues sostiene que este es el que "encarcela, transforma y construye sin libertad" a las mujeres. La ex vicepresidenta es también muy contundente respecto a la integración de otras causas en la lucha feminista, calificándola de "inaceptable": "El movimiento feminista ha actuado como vaso comunicante de los derechos de los menores, de las minorías racializadas y de los colectivos LGTBI, pero esa fraternidad solo funciona hasta que emergen intereses enfrentados".

Por el contrario, más adelante en el libro y en un tono más conciliador, Carmen Calvo dice que las discrepancias entre las distintas corrientes del feminismo "forman parte de la madurez del movimiento". "Si alguien esperaba que esto no ocurriera, es un ingenuo", ha bromeado en la rueda de prensa de presentación del ensayo. Entre esas diferencias, la ex vicepresidenta pone especial atención al debate sobre la abolición de la prostitución, lamentando que "aparezcan tanto en la extrema derecha como en la extrema izquierda regulacionistas que consideren la prostitución un trabajo".

No es la única alusión que Calvo hace a quienes ocupan el espacio político más a su izquierda, pues en todo momento insiste en la existencia de un "feminismo socialista" y otro "feminismo comunista", aunque nunca llega a explicar claramente la diferencia. Además, si bien no hay en todo el ensayo mención alguna a Irene Montero o a Podemos, sí aparece en la webgrafía final un artículo de prensa que les ocupa. En él se recoge la reacción de la exministra de Igualdad y otros dirigentes de la formación morada ante unas declaraciones de Pedro Sánchez en las que el presidente calificaba las políticas de Montero como "discursos incómodos" formulados "desde la confrontación". Así, la única aparición de la exministra en el ensayo de Calvo se produce en la última página, en un enlace a una web.

Reproches a la derecha
Partido Popular y Vox sí están omnipresentes en el libro, pues son la principal diana de los dardos de Calvo. A los primeros les recrimina que sus pactos con Vox en gobiernos autonómicos y municipales hayan sido "a costa de sus obligaciones político-democráticas con los derechos de las mujeres", mientras de los segundos condena que tengan como "caballo de batalla" la derogación de la Ley Integral contra la Violencia de Género de 2004. La ex vicepresidenta socialista considera que los diecinueve escaños que perdió la formación de Santiago Abascal en las últimas elecciones generales son "consecuencia inequívoca del voto de las mujeres" y asegura que es el movimiento feminista el que está "batallando políticamente" contra la derecha.

Así, Calvo reprocha a PP y Vox que "no se posicionen de forma clara" en contra de los vientres de alquiler, una práctica ante la que la socialista sí manifiesta una rotunda oposición, reivindicando que "tener un útero es un deseo, pero no puede ser un derecho". Además, felicitándose por haber sacado adelante la ley del aborto, la ex vicepresidenta critica que el PP votase en contra de aquella proposición pese a que "buena parte de su electorado estaba a favor", según afirma que le reconocieron dos diputadas populares en la cafetería del Congreso. "Nos dijeron que, pese a estar a favor de la aprobación de la ley, 'aquel marrón' nos lo íbamos a 'tragar' nosotras solas", recuerda.

Asimismo, Carmen Calvo ha criticado que las formaciones de derecha traten de avivar las polémicas internas del feminismo para desviar el foco de lo verdaderamente importante. "Hacemos debates que no hacen falta y faltan debates que necesitamos", ha denunciado en la rueda de prensa de este miércoles, aludiendo al peligro que supone la pornografía, que "atenta contra la dignidad de las mujeres". Calvo no ha querido pronunciarse sobre a qué manifestación, de las dos que de nuevo marcharán el 8-M, debe acudir la ministra de Igualdad.

#libros #terf | Nosotras : el feminismo en la democracia

Nosotras : el feminismo en la democracia / Carmen Calvo.

Barcelona: Planeta, 2024 [02-14].
224 p.

/ ES / Libros / ENS / Política / TERF / Testimonios

📘 Ed. impresa: ISBN 9788408283485 / 19,90 €
📝 Cita APA-7: Calvo, Carmen (2024). Nosotras: el feminismo en la democracia. Planeta.

Para Carmen Calvo, una de las voces feministas más reconocidas de España, la agenda del debate público todavía no termina de entender la gravedad de los temas que afectan a las mujeres. Hacer una política feminista real implica desmontar y reconstruir la estructura de la vida humana, y, por eso, tanto desde una perspectiva socialista como democrática, es la cuestión fundamental de nuestros tiempos. ‘Nosotras’ tiene la vocación de explicar, con una visión de conjunto, cuáles son los grandes problemas de la desigualdad de las mujeres y las grandes soluciones que aporta el feminismo.

‘Nosotras’ es un ensayo feminista divulgativo que parte de la propia trayectoria vital de su autora para reconocerse y reconocernos en otras muchas mujeres. Lejos de quedarse en el terreno teórico. Este ensayo lanza propuestas de acción muy concretas y pegadas a un terreno cotidiano en el que las mujeres de todas las edades puedan sentirse identificadas.

«Este libro nace para reconocernos en el tiempo y en el lugar que ocupamos. Es la mirada que he compartido durante muchos años, muchos kilómetros y con muchas de nosotras para hablar de nuestros derechos, de nuestras quejas y de nuestras esperanzas.»

#hemeroteca #lgtbi #trabajo #empresas | El Gobierno empieza a negociar ahora el protocolo LGTBI que las empresas deberán aplicar por ley en 15 días

El Mundo / Joaquín Pérez-Rey y Yolanda Díaz //

El Gobierno empieza a negociar ahora el protocolo LGTBI que las empresas deberán aplicar por ley en 15 días

Si un empresario discrimina a una persona por su orientación o identidad sexual se enfrentará a multas de hasta 150.000 euros y al cierre de su empresa por tres años
Fernando Villar | El Mundo, 2024-02-14
https://www.elmundo.es/economia/2024/02/14/65cb8d3ce4d4d8fa098b45c5.html

El Gobierno aprobó el 28 de febrero del año pasado la ‘Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI’, conocida comúnmente como Ley Trans, que estipulaba la obligación para todas las empresas de más de 50 trabajadores de disponer en el plazo de un año de un protocolo de actuación para velar por la igualdad de este colectivo. En esa norma, no se especificaba en qué tenía que consistir ese protocolo, pero el Ejecutivo se comprometía a explicarlo en un reglamento posterior.

Pasado casi un año desde de ese momento y a quince días de que entre en vigor la obligación de las empresas de contar con este protocolo -que aplica a partir del 2 de marzo-, el Gobierno todavía no ha hecho ese desarrollo reglamentario y fue este martes cuando convocó por primera vez a los agentes sociales para negociar su contenido.

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez-Rey, achacó ayer el retraso al adelanto electoral del año pasado en declaraciones posteriores al encuentro, pero desde el 16 de noviembre en que Pedro Sánchez fue investido presidente han pasado tres meses en los que tampoco se ha avanzado en este contenido.

De hecho, en la cita de ayer la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, recabó la propuesta de los sindicatos -acudieron con un borrador de reglamento que ellos habían preparado-, mientras que CEOE y Cepyme se comprometieron a enviar sus propuestas en los próximos días. Una vez analizadas las de unos y otros, el Ejecutivo volverá a convocarles a una nueva reunión para avanzar en un acuerdo que sirva de base para desarrollar el reglamento, que aspiran a tener "cuanto antes".

Incluso si el Gobierno hubiera acudido este martes a la mesa con un borrador que hubiera recibido el visto bueno de los interlocutores sociales no daría tiempo a aprobarlo en plazo, ya que la aprobación de un reglamento requiere de un trámite de consulta pública, un informe del Consejo de Estado y un informe del impacto económico de la medida.

Esta guía explicitará las "medidas y recursos" que deben tener a partir del mes que viene las empresas "para alcanzar la igualdad real y efectiva de las personas LGTBI", estableciendo un protocolo de actuación en caso de acoso o violencia contra este colectivo y una serie de medidas "disuasorias" para evitarlo. "Las personas tienen derecho a salir del armario dentro y fuera de la empresas", reivindicó Pérez-Rey.

Mientras no se apruebe este reglamento, lo cierto es que la inminente entrada en vigor de esta obligación está generando inquietud en muchas empresas, sobre todo en las pequeñas, ya que a veces pasar de 49 a los 50 trabajadores entraña un cúmulo de obligaciones burocráticas. "Una de las materias que está generando mucha incertidumbre para las empresas es la obligación establecida por la llamada Ley trans de negociar un conjunto planificado de medidas y recursos para alcanzar la igualdad real y efectiva de las personas LGTBI, que incluya un protocolo de actuación para la atención del acoso o la violencia contra las personas LGTBI. Esta obligación entra en vigor el 2 de marzo de 2024 pese a no contar a día de hoy con desarrollo reglamentario", señalaba hace unos días Borja González, abogado Of Counsel de Laboral de Gómez Acebo y Pombo en declaraciones a El Mundo.

Multas de 150.000 euros o cierre de empresas por 3 años

La norma incluye una serie de infracciones pero no han quedado aún definidas las sanciones que se aplicarán a las empresas en caso de no contar con estos planes o no aplicarlos.

Por ahora, se considerará leve la utilización de expresiones vejatorias por razón de su orientación o identidad sexual; negarse a participar o no facilitar la acción investigadora de la Inspección; o causar daños a bienes de personas LGTBI por esta razón. Estas actuaciones serán sancionadas con apercibimiento o multa de 200 a 2.000 euros.

Se considera grave (y es sancionado con entre 2.000 y 10.000 euros) que no se retiren esas expresiones vejatorias; que se dé un trato menos favorable a la persona por su orientación o identidad sexual. A la multa económica se puede sumar en estos casos la supresión de subvenciones recibidas, la prohibición de acceder a ayudas públicas o de contratar con la Administración.

Finalmente, la norma tipifica como muy grave: el acoso discriminatorio; las represalias cuando se ha producido una denuncia; la negativa a atender o asistir a quienes hayan sufrido cualquier tipo de discriminación; la convocatoria de espectáculos públicos o actividades recreativas que tengan como objeto la incitación a realizar conductas tipificadas como graves o muy graves; la denegación del acceso a servicios públicos como la vivienda; la vulneración de la prohibición de prácticas de modificación genital en personas menores de doce años; o la victimización secundaria, "entendida como el incumplimiento por parte de las Administraciones públicas de las obligaciones de atención previstas en esta ley que den lugar a un nuevo daño psicológico para la víctima".

Estas actuaciones son sancionadas con multas de 10.000 a 150.000 euros, a las que puede sumarse además de las represalias de las infracciones graves el cierre del establecimiento en el que se haya producido la discriminación por un máximo de tres años, si la persona infractora es la responsable del establecimiento, y el cese en la actividad económica o profesional desarrollada por la persona infractora por un término máximo de tres años.

La propuesta de UGT
UGT propone que, antes de la realización del plan de igualdad, se haga una encuesta del clima laboral de la compañía para conocer el estado de la situación. En cuanto a las medidas concretas de su borrador, al que ha tenido acceso este medio, proponen que se especifiquen medidas de mantenimiento del empleo de las personas LGTBI, formación y sensibilización a los trabajadores sobre sus derechos y uso de lenguaje inclusivo, entre otras.

El sindicato que lidera Pepe Álvarez proponer que sólo con que un empresario declare que no tiene intención de contratar a una persona trans, ya incurra en discriminación. "Constituirá vulneración del principio de igualdad de trato y no discriminación por orientación sexual la conducta de mera declaración pública de intenciones de un empresario de no contratar personas trans aun cuando ello no se haya traducido real y actualmente en la no contratación efectiva de ninguna persona perteneciente a este colectivo", recogen en su propuesta.

Además, apuestan por que se cree una Comisión de Seguimiento del plan en las empresas que elabore cada dos años un informe con las medidas susceptibles de mejora.