jueves, 31 de marzo de 2011

#articulos #mujeres #ciencia | Químicas españolas en la Edad de Plata

Químicas españolas en la Edad de Plata / Carmen Magallón Portolés.
En: Anales de la Real Sociedad Española de Química (ISSN 1575-34179, n. 1 (2011), p. 94-101
/ ES / Artículos / RE / Open Access
/ Historia – Siglo XX / Mujeres – Historia / Mujeres en la ciencia / Segunda República
TEXTO COMPLETO | Dialnet
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3434042

Este artículo aborda las contribuciones de las españolas a la Química, en el primer tercio del siglo XX, periodo conceptualizado como la Edad de Plata. Incluye algunas notas sobre el acceso femenino a las sociedades científicas, en particular a la Sociedad Española de Física y Química, predecesora de la Real Sociedad Española de Química, y sobre el Laboratorio Foster de Química, en la Residencia de Señoritas. Se mencionan las que trabajaron en los laboratorios de Química del Instituto Nacional de Ciencias y las que lo hicieron en el Instituto Nacional de Física y Química.

#libros #feminismo | Vida y muerte de Mary Wollstonecraft

Vida y muerte de Mary Wollstonecraft / Claire Tomalin ; traducción de Antonio José Antón Fernández.
Villasar de Dalt, Barcelona : El Viejo Topo, 2011 [03].
368 p.
Colección: Retratos del Viejo Topo.
ISBN 9788492616947 / 24 €
/ ES / EN* / BIO
/ Feminismo / Filosofía / Gran Bretaña / Historia – Siglo XVIII / Igualdad / Inglaterra / Mary Wollstonecraft / Mujeres / Testimonios

Biografía de Mary Wollstonecraft nacida en 1759 en Londres y autora de ‘Una vindicación de los derechos de la mujer’, el primer libro en defensa de iguales derechos y oportunidades para los sexos. Mary asistió a escuelas de aldea sólo el tiempo suficiente para aprender a leer y a escribir, pero siguiendo su espíritu indomable y su interés por saber consiguió progresar bajo esa especie de abandono donde la relegaron de pequeña. Buscaba a personas adultas educadas, escuchaba su conversación y les pedía libros prestados, por lo que llegó a conocer los escritos de Milton y de Rousseau en su temprana adolescencia.

El pensamiento y la obra de Mary Wollstonecraft fueron un auténtico revulsivo en la sociedad de su época. Impulsora de las reivindicaciones feministas, su vida y muerte (provocada a los treinta y ocho años por una infección contraída en un parto) trazan la imagen de un espíritu apasionado y valiente. Su voz alertó sobre la discriminación social de la mujer como clase oprimida; su ideal, la igualdad de hombres y mujeres.

#hemeroteca #homofobia | Álvaro Pombo: “Soy un homosexual homófobo”

Imagen: Periodista Digital
Álvaro Pombo: “Soy un homosexual homófobo” 
Vicente Undurraga | The Clinic Online, 2011-03-31
http://www.theclinic.cl/2011/03/31/alvaro-pombo-%E2%80%9Csoy-un-homosexual-homofobo-%C2%BFes-que-no-se-puede-hacer-una-puta-broma-con-la-homosexualidad/

Fue, con su novela “El héroe de las mansardas de Mansard”, el primer ganador, en 1983, del hoy prestigioso (y apetecido) Premio Herralde de la editorial Anagrama. De visita en Chile como jurado del Premio Iberoamericano Planeta-Casa de América y como partícipe en un congreso literario, Álvaro Pombo (1939), uno de los narradores actuales más relevantes (y prolíficos) de España, habló con The Clinic sobre su afición a Wikipedia, sobre su homosexualidad distante del orgullo gay y sobre política, sorprendiendo, mientras come papas fritas, con su defensa de Pinochet y Franco.

¿Cómo ha estado la pasada por Santiago?
-Primera vez que he venido y me ha encantado.

¿Le gustó el smog?
  -¡El frío! Veníamos con la idea de que era verano y menos mal que he traído una gabardina. He pasado frío.

Andaba en un congreso sobre literatura y nuevos medios. ¿Qué se saca en limpio de una instancia tan fascinante?
-Es un tema muy apasionante, aunque yo no tengo ideas claras, pero todos tenemos miles de ideas sobre el asunto, y… déjame terminar las patatas antes de seguir.

¿Están buenas?
-Hombre, son muy ricas estas patatas fritas… Y hemos tomado mucho pisco sour, que no es chileno sino peruano.

Así parece.
-Es que a mí lo que me gustaría, en vez de que me entrevistaran a mí, pues estoy aburridísimo de mí mismo, sería entrevistarlos a ustedes, los chilenos, porque me interesa mucho Chile.

Hablemos un poco sobre Chile entonces. ¿Qué le ha parecido?
-Es que no me ha parecido nada. Llevo muy poco. Pero a Chile venimos todas las personas con montones de ideas.

¿Qué ideas? ¿Algún escritor chileno actual conoce?
-Nosotros conocemos Chile muy bien.

¿Sí? ¿La literatura por ejemplo? 
-Pues claro, la literatura chilena, hombre, la grande, desde Neruda, Edwards, Gabriela Mistral, aunque a mí no me gusta tanto ella. Las “Odas Elementales” para mí fueron un descubrimiento poético de primera magnitud. Y al “Canto General” le doy mucha importancia. Neruda es para mí un autor del calibre de Eliot, de Rilke, o de Thomas Mann en novela.

Pero algún escritor posterior a Neruda conocerá, José Donoso más que sea…
-Donoso, pues claro… Pero es que leo más ensayo que literatura últimamente. De todos modos tengo una muy buena opinión de lo que se está escribiendo en este continente. Se me van los nombres ahora… Lo que sí he seguido con mucha atención son los movimientos políticos. Particularmente el paralelo que se da entre Franco y Pinochet.

¿Cuál es el paralelo?
-Pinochet se modeló en la figura de Franco, lo tomó como referente, lo citaba mucho. Pinochet se muere en la cama, lo mismo que Franco, después de muchos años de mandato y otros tantos en los cuales es un senador… Es que es muy curioso. Pinochet fue una figura paternalista, muy análoga a la de Franco al final. Una especie de abuelo, aunque pesado.

No le termino de captar el tono; para explicitarlo le pongo una situación hipotética: usted es chileno y le toca votar para el plebiscito del 88; SÍ, para que siga Pinochet, o NO, para que se vaya. ¿Qué habría votado?
-NO, seguramente, pero hubiera hecho el recitativo de todas las ventajas que tiene un personaje, un gobierno fuerte en un país.

Si aprecia eso tanto, ¿por qué habría votado que no?
-Pues porque fue un hombre cruel.

¿Y lo que viene después de Pinochet en Chile, lo conoce?
-Hombre, claro, lo que viene después de Pinochet es la prosperidad. Parecidamente, lo que vino después de Franco fue la prosperidad.

Para algunos.
-El asunto es que Chile es hoy un sitio próspero e integrado. Yo no voy a hacer el argumento de decir que todo fue gracias a Pinochet. Hubo gente después que ayudó a eso, pero sí es verdad que no hubiera podido hacerse nada con el allendismo, nada con lo que había antes de Pinochet. Esto no es un argumento a favor de los dictadores crueles…

Así suena.
-Sé que suena mal, el asunto es que España prosperó gracias a Franco, la gente tuvo su cochecito, su residencia, y la democracia fue posible gracias a Franco.

¿Está diciendo que necesitan los pueblos a caudillos de esa calaña para tener democracia y prosperidad? ¿Esa es la tesis?
-No, vamos, esa no puede ser la tesis.

Pareciera serla. La suya, no la mía.
-Esa no puede ser la tesis, pero esa es desde luego la pregunta. Pero sí me hago esa pregunta, de si no tendríamos, por ejemplo en España, que pasar a una fase suprapolítica, suprapartidista, de gestores firmes. ¡Si tenemos cinco millones de parados (cesantes)! Y hay parados irrecuperables, gente de 60 años que ya es un lío. Estoy preocupado porque en España tenemos una mala situación; ¿vamos realmente a ser capaces de recolocar a toda esa gente? ¿Va España a reabsorber esa mano de obra de gente joven o vamos a sacrificar dos generaciones de gente joven que no tiene empleo y no tiene nada?

¿Y qué hace falta? ¿El fantasma de Franco?
-Un dictador con mano fuerte… No lo sé, no lo sé, pero hay que tener cuidado de no ponerse demasiado bravo con los dictadores que produjeron riquezas económica. Hitler fue un dictador que metió a los países en una guerra espantosa, pero Franco no. Y Pinochet tampoco.

A usted lo podría matar por estas declaraciones.
-Lo sé, lo sé.

¿Tiene problemas con la izquierda en España?
-No, pero los tendré si sigo diciendo estas cosas. Es que creo que la izquierda de España está totalmente desactivada.

Usted le tiene ojeriza a José Luis Rodríguez Zapatero.
-No, hombre, ojeriza no, pero a todos nos ha cansado. Yo le voté la primera vez, y no le tengo ojeriza, pero su “buenismo”, su especie de “aquí aparezco yo e invento la política” me cansó. En España hemos pasado por un periodo muy “buenista” con Zapatero.

¿Qué es el buenismo exactamente?
-Cuando todo el mundo es bueno y todo sucede para bien.

Optimismo y autocomplacencia ha criticado usted en el zapaterismo.
-Sí, exacto. Esa es una mezcla que nos pone muy enfermos a los de la vieja generación.

Usted se metió de lleno en la política presentándose hace unos años como candidato a senador por el Partido Unión Progreso y Democracia (fundado por Rosa Díez y Fernando Savater).
-Sí, aunque me presenté porque estaba asegurada la no elección. Tenía una finalidad noble: apoyar a Rosa Díez y su partido, y hacer visible la posibilidad de una tercera vía entre el Socialismo y el Partido Popular. Hay una posible transversalidad que coja lo mejor de las dos partes. Y se puede lograr modificando las leyes electorales.

Desde sus inicios (años 70) usted ha publicado muchos libros de narrativa (y poesía), y cuando ganó el Premio Planeta, pasándose de su editorial histórica, Anagrama, a una transnacional, no tuvo complejos en asumir que lo había hecho por dinero. Es raro, o inusual al menos, escuchar a un escritor reconociendo como móvil al dinero.
-Hombre, es un móvil sin duda. Hay que reconocer las cosas porque si no se está mintiendo. Y yo digo lo mismo en política: si no se reconoce que España se benefició mucho con la dictadura franquista, y que la democracia fue posible gracias a Franco, se están diciendo cosas raras. Eso no quiere decir que queramos otro Franco. Yo no quiero otro Franco. A mí me echaron del país…

¿Diría usted que el fin justifica todos los medios?
-Yo no justifico todos los medios, pero a veces los gobiernos demasiados sublimes… a veces nos ponemos demasiado finos, quiero decir.

¿Le gusta entonces el dinero?
-Sí, yo hago una vida muy sencilla, pero vamos: tengo que vivir.

Y con ese premiazo, ¿qué hizo?
-Me lo estoy gastando, he vivido con él todos estos años.

¿Dándose una muy buena vida?
-No, una vida idéntica a la que llevaba antes de ganármelo.

¿Ningún lujo?
-Soy dado a pocos excesos, soy una persona rutinaria, con una vida muy ordenada.

Ha reconocido por ahí su afición a Wikipedia. ¿Cómo aprecia una enciclopedia popular un miembro, como usted, de Real Academia Española (RAE)?
-Leo mucho Wikipedia. No sé si me fío de todo, pero cuentan ahí muchísimas cosas. Aunque asumas que pueda haber cosas mal, no quita para que de verdad haya mil cosas valiosas. Y me da la sensación de que estoy sabiendo las cosas que saben los jóvenes al leer Wikipedia. Y por tanto puedo hablar mejor con la juventud ahora, comunicarme, pues puedo saber lo que ellos saben.

Como miembro de la RAE, ¿qué valor le atribuye al garabato? En España tienen un contenido religioso… Acá, en cambio, remiten más a la sexualidad o derechamente a la genitalidad.
-He escrito un libro que se llama “Contra natura” en el cual he utilizado deliberadísimamente el garabato y el lenguaje amoroso garabatero. Uso el discurso amoroso desde la perspectiva del garabato puesto que los homosexuales no tienen un discurso amoroso fino.

¿No?
-No hay trovadores homosexuales, no hay Petrarcas homosexuales, la homosexualidad ha sido una cosa prohibida y sin discurso. Y ahora que lo tiene, es muy próximo al garabato, es decir a lo malsonante. El uso de palabras como falo, pene, polla, a mí me parecen legítimos. No te digo que estemos todo el día con eso, pero me parece legítimo si estás, por ejemplo, describiendo ciertos actos amorosos. ¿Cómo sino vas a decir mamada? Si una mamada es una mamada, y una mamada es un acto de amor.

No siempre. Puede ser un negocio.
-Sí, puede ser un negocio. Pero cómo, si no mamada, le vas a llamar a una mamada.

Justamente su novela “Contra natura” tiene una crítica al matrimonio gay, en circunstancias que usted mismo lo es.
-Sí. Bueno, yo estoy dispuesto a morir por el matrimonio homosexual, pero no estoy dispuesto a no reírme cada vez que un tío me dice: “Este es mi marido”. Me da la risa tonta. Porque soy un machista, por lo que quieras, por que soy un homófobo.

¿Un homosexual homófobo?
-Soy un homosexual homófobo.

¿Cómo es eso?
-Dale la explicación que quieras, pero me da la risa tonta cada vez que escucho cosas de esas. No olvides mi edad (72). Es una causa por la que moriría la del matrimonio homosexual, pero la boda con velo y lazo entre dos hombres o dos mujeres me dará risa siempre… El fundamento del matrimonio homosexual lo veo en la necesidad que todo amor tiene de institucionalizarse. Lo apoyo en ese sentido aunque me río… ¡es que es muy cómico, perdona, pero son muy cómicas las cosas que te pueden decir!

“Pre-gay” le apodan sus amigos.
-Sí, pre-gay; soy pre-todo.

“A mí la cultura gay tal y como se manifiesta, lo que se vende como cultura gay, me cansa un poco y me preocupa su frivolidad”, dijo a una entrevista hace unos años.
-Sí, me pasa eso.

Toma distancia del orgullo gay. ¿Por qué?
-Te convido a que vengas a Madrid a ver cómo es un día del orgullo gay -no sé si aquí es igual-: es grotesco. Los osos van con las chupas con una raja en el culo ridículo. Que te tiren condones y vaselinas desde las carrozas es ridículo y además reduce la homosexualidad a una sola clase de homosexualidad: la gay. Hay otras formas, como por ejemplo la de la película “Secreto de la montaña”, que fue mucho la de nuestra generación. La homosexualidad no era una cosa que pudiera salir adelante, el amor entre dos personas del mismo sexo no podía salir adelante, había una especie de sentimiento entre los homosexuales de que fracasaríamos, y eso daba una especie de dignidad, y ahora hay una especie de facilidad plana: chico-encuentra-chico y Pedro Zerolo les da la bendición, ay qué bien. Pero no tienen sentido del humor, no se puede hacer una puta broma con la homosexualidad, ¡por favor! Cuando subes a un ascensor y un gay cruza los brazos sobre su pecho exageradamente, es que da mucha risa.

Pero gracias a estos gays activos…
-Sí, gracias a ellos se han creado leyes justas.

¿Usted por qué decidió hacer pública su homosexualidad sólo reciente, tardíamente?
-Yo no lo he contado tardíamente, en el primer libro que publiqué en España aparecen muchos relatos homosexuales.

Pero es una colección de ficción, no es una confesión…
-Es que yo no creo en esas confesiones. Hay un punto en que para el homosexual su ideal es Ricky Martin, bueno: livin la vida loca. ¡Por favor! ¿Qué quieres que te diga? Mi ideal es Borges o qué sé yo. La vida privada es privada, no hay que andar subiéndose arriba de un piano para contarla. Eso de “ay, vamos a contarlo”, no, no. La vida privada, la sexualidad, la ternura, no se puede contar. Convertir en movimientos políticos todas esas cosas es complicado. Hay una película muy interesante, “Milk”. Aceptando su movimiento y dándole la razón, yo hubiera odiado a Milk. Me hubiera llevado muy mal con él. Su compañero se suicida, no puede soportar la chorrada de la perpetua exposición. 

Álvaro Pombo: "España prosperó gracias a Franco"
"Eso no quiere decir que queramos otro Franco. Yo no quiero otro Franco. A mí me echaron del país…"
Periodista Digital, 2012-08-27
La endohomofobia de Álvaro Pombo
Shangay Lily | Palabra de Artivista | Público, 2011-11-15
http://blogs.publico.es/shangaylily/2011/11/15/la-endohomofobia-de-alvaro-pombo/

#libros #testimonios | Cartas a Yves

Cartas a Yves / Pierre Bergé ; traducción de Milena Busquets
Elba, Barcelona : 2011
86 p.
Colección: Elba ; 5
ISBN 9788493844806 [2011-03] / 12,50 €

/ ES / FR* / BIO
/ Amor / Moda / Parejas / Yves Saint Laurent / Relaciones de pareja / Testimonios

«¡Qué mañana tan joven y hermosa hacía el día que nos conocimos! Librabas tu primera batalla. Aquel día conociste la gloria y, a partir de entonces, ya no os volvisteis a separar. ¿Cómo iba yo a imaginar que cincuenta años más tarde estaríamos aquí, cara a cara, y que yo me dirigiría a ti para un último adiós? Es la última vez que te hablo, la última vez que puedo hacerlo. Muy pronto, tus cenizas llegarán a la sepultura que te espera en los jardines de Marrakech.» Así comienza la primera de las cartas que Pierre Bergé escribe a lo largo de poco más de un año, el año que sigue a la muerte de su compañero, amante y socio Yves Saint Laurent. Las “Cartas a Yves” son el canto de amor y muerte —el ‘diario de ausencia’— que Bergé dedica a la genial figura de Saint Laurent, pero también al hombre brillante, contradictorio y a veces terrible que fue Yves.

Alta costura y topos bulímicos
Manuel Rodríguez Rivero | El País, 2011-03-26

http://elpais.com/diario/2011/03/26/babelia/1301101961_850215.html

[…] Pero hoy quiero recomendarles especialmente las “Cartas a Yves”, que recoge las que Pierre Bergé escribió, a modo de adiós definitivo, a su socio y amante Yves Saint-Laurent, tras la muerte de éste en junio de 2008. Bergé, empresario, millonario, socialista, militante homosexual y conspicuo mecenas y coleccionista de arte, conoció a Yves Saint-Laurent en 1958, poco después de su ruptura sentimental con el pintor Bernard Buffet, quien, a su vez, se había enamorado perdidamente -y contra todo pronóstico- de la cantante, modelo y escritora (y luego su musa) Annabel Schwob. Cuando se conocieron, Saint-Laurent trabajaba como estilista en la casa Dior y ya se había hecho notar en el competitivo mundo de la haute couture. Aquel encuentro inició una apasionada relación amorosa y una fructífera alianza profesional que duró medio siglo. Bergé fue el artífice económico y gerencial de la carrera artística de su amante: consiguió fondos para montarle su propia firma, financió todos sus proyectos y le permitió dedicarse exclusivamente a la creación. Estas cartas dirigidas a quien ya no podía leerlas son el emocionante testimonio de aquel amor y de la soledad y el desgarro que abatieron a Bergé, los mismos que han experimentado todos los amantes a quienes separa la muerte: "Por mucho que me esfuerce en vivir como si no hubiese pasado nada (...) no hay nada que hacer: tropiezo una y otra vez con tu ausencia". Un hermoso libro, apasionado y culto, y una despedida que es, a la vez, el repaso elegíaco de una fascinante vida en común. […]

DOCUMENTACIÓN
Cartas a Yves
elputojacktwist | Dos Manzanas, 2011-10-28

http://www.dosmanzanas.com/2011/10/cartas-a-yves.html
Yves y el Marqués de Sade
Eugenia de la Torriente | El País, 2011-07-17

http://elpais.com/diario/2011/07/17/revistaverano/1310853606_850215.html
Diario de la ausencia
Felisa Pinto | Soy, Página 12, 2011-06-03
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/soy/1-1995-2011-06-03.html

#libros #sexualidad | Sociodiversidad y sexualidad

Sociodiversidad y sexualidad / José Antonio Nieto Piñeroba.
Madrid : Talasa, 2011.
320 p.
ISBN 9788496266353 [2011-03] / 33,65 €
/ ES / ENS
/ Diversidad sexual / Sexualidad / Sociología

Este libro trata la diversidad. Y por la diversidad será tratado. En ella, en la diversidad se desactiva el pensamiento único. Que socialmente, en su propuesta carencial, se muestra como activador unilateral. La desactivación es laboriosa, lleva tiempo. Como la pluralidad de lo diverso es inmensa, su tratamiento parece inabarcable. Empero, los fenómenos que se germinan en sociedad necesitan una nueva mirada interpretativa. La “olla social” ya no asume las viejas designaciones de "melting pot o salad bowl": los ingredientes sociales requieren ser sazonados de otra forma. Aunque solo fuera porque los ingredientes del crisol social están constituidos por personas. En conjunto, los contenidos del libro forman parte de un proyecto docente sobre sociodiversidad. Proyecto que, como tal, es innovador en los planes de estudio de las facultades de sociología. Como en sí misma, la sociodiversidad pudiera ser inagotable se decide acotarla. La acotación, pues, se lleva a efecto mediante una muestra, de las muchas posibles: la sexualidad.

El autor, José Antonio Nieto Piñeroba, es catedrático de Sociología de la Diversidad y Antropología de la Sexualidad de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Su último libro publicado es "Transexualidad, intersexualidad y dualidad de género".

domingo, 27 de marzo de 2011

#hemeroteca #feminismo | Wassyla Tamzali: «El feminismo islámico no existe»

Imagen: ABC / Wassyla Tamzali
«El feminismo islámico no existe»
Ha dirigido veinte años el programa de igualdad de género en la Unesco. La activista argelina se siente defraudada por una izquierda que no se opone a esa «cárcel de tela» llamada burka
Sergi Doria | ABC, 2011-03-27
http://www.abc.es/20110327/internacional/abcp-feminismo-islamico-existe-wassyla-20110327.html

La argelina Wassyla Tamzali es partidaria de llamar a las cosas por su nombre. En «El burka como excusa» (Saga editorial) Tamzali aconseja a nuestros dirigentes que aborden el problema más allá de la coyuntura política.Veterana luchadora por los derechos de las mujeres, le indigna ver cómo el Gobierno español frenó la prohibición de «ese sudario» porque identificaba la iniciativa con la derecha.

—¿El burka no es musulmán?
—Definitivamente, no. En los países musulmanes es pre-islámico y su práctica está delimitada: península arábiga, Afganistán, sur de Irán... El burka no tiene nada que ver, por ejemplo, con la población bereber del Magreb: las mujeres bereberes no llevan velo.

—¿Ni un símbolo religioso?
—No es un símbolo religioso. No existe ningún pasaje del Corán que hable del burka: supone, pura y simplemente, un símbolo de dominación. Una forma de terrorismo intelectual, religioso y moral contra la libertad de las mujeres.

—Hay quien habla de «feminismo islámico».
—El «feminismo islámico» es un oxímoron, una impostura que se ha infiltrado no sólo en las universidades, sino en organismos internacionales como la Unesco. Las instituciones europeas dedicadas al diálogo con los países del sur del Mediterráneo también han escogido el llamado «feminismo islámico». En España ya se conocen las posiciones ambiguas de la Casa Árabe, y ahora hay que añadir la de la Casa del Mediterráneo de Alicante. No nos engañemos. El feminismo es una ideología de liberación y el islam es de obediencia.

—Afirma que la izquierda no se enfrenta al burka...
—El discurso de la izquierda no deja de sorprenderme. Soy consciente de que hay que controlar la islamofobia de la ultraderecha, pero las respuestas de políticos, intelectuales y feministas de izquierda son inaceptables, erróneas. El pensamiento posmoderno ya no aspira a transformar el mundo, lo acepta tal como es y afirma que el universalismo es europeo y no se debe imponer a otras culturas. La izquierda es incapaz de formular una moral: todo le parece tolerable... La barbarie del burka no hace callar a los corifeos del culturalismo.

—Presentan el velo como un acto de libertad religiosa...
—Si discutes el velo te adscriben a la derecha: no se lo cuestionan porque su idea de libertad se funda en la voluntad subjetiva.

—¿Cómo ve las revueltas en el mundo árabe?
—En esas revueltas nadie ha escuchado eslóganes antioccidentales, ni antiisraelíes, ni proclamas islámicas. Por primera vez, desde la independencia, los pueblos árabes ponen la Historia en marcha. Con la descolonización, la Historia quedó frenada con las dictaduras militares de Siria, Egipto o Argelia.

—Gadafi asegura luchar contra Al Qaida.
—También decían que eran el freno contra el islamismo y por eso los apoyaba Occidente. No se lo crea. Totalitarismo e islamismo se retroalimentan.

—Muchos historiadores sugieren que el islam no ha vivido una Reforma como el catolicismo. ¿Los cambios políticos pueden ayudar?
—El catolicismo se reformó cuando cambiaron los sistemas políticos. La caída del absolutismo abrió las puertas a la reforma religiosa. Este cambio político, si se produce, comportará una reforma en la religión musulmana.

—Dice que muchos musulmanes ya no se reconocen en el islam...
—Si los católicos no se identifican con la Inquisición es lógico que algunos musulmanes no crean en un islam absolutista.

—Quienes no se oponen al burka argumentan que es un fenómeno minoritario, que prohibirlo provocaría un efecto rebote entre los musulmanes más antioccidentales...
—De los musulmanes integrados en la vida democrática no se habla. Es un islam silencioso, mientras que el islam violento acapara los medios. Cuando hablamos de burka nos referimos a un símbolo, no a una simple prenda de lino.

—¿Y la Alianza de Civilizaciones?
—La izquierda española se ha hecho adepta del relativismo cultural. La Alianza de Civilizaciones es un «gadget» político, la respuesta al Choque de Culturas. Si el Choque dividía el mundo entre buenos y malos, la Alianza lo subdividía en civilizaciones múltiples que había que respetar. Acaban en lo mismo: explotar las diferencias.

—Supongamos que los países árabes alcanzan la democracia. ¿Qué hacemos si, como sucedió en Argelia, un partido islamista gana las elecciones?
—El peligro islámico en Argelia ha pasado y no creo que Egipto o Túnez salgan de una dictadura para caer en otra. El peligro es que los militares que controlan aún el poder, como en Egipto, se aliaran con los Hermanos Musulmanes. Llegar a un acuerdo resulta fácil entre quienes no creen en la democracia.

lunes, 21 de marzo de 2011

hemeroteka | Lento adiós al piropo

Imagen: El País
Lento adiós al piropo
La lisonja fugaz y pública pierde adeptos a medida que crece la concienciación en materia de igualdad. El límite entre el halago y el ataque verbal sigue generando debate. El halago por la calle es propio de sociedades extravertidas. "Se creen con derecho de acceso a la mujer", dice un experto. El hombre suele hacer estas alabanzas cuando está acompañado. Los piropos pueden hacerse para ensalzar o para denigrar. A veces muestran más la impotencia por poseer, que el deseo de hacerlo. Un halago público no puede considerarse por sí mismo sexista.
Raquel Seco | El País, 2011-03-21

Lo de "¡guapa!" cada vez se escucha menos. La escena del albañil (o el taxista, ejecutivo o peatón) que piropea a una mujer en la calle, con más o menos intensidad y acierto, sigue presente en las calles españolas, pero en menor grado que en generaciones anteriores y, sobre todo, con cada vez menos aceptación. A medida que han evolucionado los papeles de hombres y mujeres -que se educan, conviven y se relacionan con mucha más fluidez que antes-, el piropo ha dejado de ser "la única puerta por la que un hombre se dirigía a una desconocida" -como lo describe Hermógenes Domingo, miembro del grupo Prometeo de Hombres por la Igualdad- y ha pasado a convertirse en una herramienta más excepcional y delicada, que fácilmente puede halagar u ofender.

En general, "los piropos han cambiado, y las expresiones sexistas se cuidan mucho más que hace 20 años", apunta Nina Infante, presidenta del Fórum Feminista. "Tenemos leyes, una cultura que va impregnando nuestro sentir. Yo creo que se nota el cambio en positivo. Pero todavía hay demasiadas expresiones, piropos, dichos, chistes, que van conformando un pensamiento discriminatorio que debemos erradicar", afirma.

El arraigo de estas expresiones, aun así, es evidente: "A los hombres jóvenes les gusta decir piropos a una mujer guapa que pase por la calle (...). [Ella] debería no hacer caso y mantener una cara neutra, para no animarlos. Después, puede reírse y contárselo a sus amigos", explica un artículo actual sobre costumbres típicas españolas en la página web de viajeros Trip Advisor. El lingüista alemán Werner Beinhauer ya hablaba en los años treinta de "comentarios lisonjeros con los cuales un hombre español alaba la belleza femenina".

¿Por qué se da en ciertos países y no en otros? La palabra viene del sustantivo griego pyros, que significa fuego. "Los piropos son como fuegos artificiales", compara Esther Forgas, catedrática de Lengua española en la Universitat Rovira i Virgili, "y estas expresiones se dan en sociedades extrovertidas porque se trata de una explosión hacia fuera". Aquellas sociedades que tienen tradición de piropo, como las mediterráneas y árabes, tienden asimismo a la hipérbole, al empleo habitual de la retórica y los juegos de palabras y a la proliferación de metáforas en el lenguaje, señala Forgas.

La aceptación del piropo sí ha cambiado, aunque todavía tiene la capacidad de hacer sonreír o sonrojar, como cuenta Ana Álvarez, que trabajó en la edición y montaje del corto Mi señora (2003): "En general me río. No hay que echarle tanta leña al fuego", opina sobre quienes se toman los comentarios como un ataque. "En una escuela de teatro a la que iba, teníamos una obra y las taquillas estaban en el pasillo donde pasaban los obreros. Nos pillaban a menudo en ropa interior. Había que verlos, mirando para abajo, abochornados. Cuando pasábamos por la calle, vestidas, gritaban desde lo alto de la obra. Allí se sentían en su lugar". El cortometraje en el que trabajó Álvarez versa precisamente sobre el piropo y ha ganado multitud de premios. Todavía hoy se proyecta en talleres para la prevención de la violencia de género.

Mi señora retrata a un hombre que se deshace en piropos más o menos originales, primero -y auténticas barbaridades después- hacia una desconocida que pasa por la calle. Es una historia totalmente real: "Me la contó una amiga. Me dejó alucinado el descaro del tipo. Además, pasó en medio de un atasco y nadie dijo nada", explica el director, Juan Rivadeneyra, quien cree que en el piropeo "hay una línea muy fina" entre el ataque y el halago y pretende, con su obra, hacer pensar sobre lo que considera una sociedad mayoritariamente "patriarcal". Siempre espera que quienes vean su corto piensen después en cómo se sentirían si la destinataria de los gritos fuese una novia, una madre o una hermana, porque el corto trata sobre la posesión de las personas. "El título no es casual, Mi señora. Es lo mío, no se toca. Pero yo sí puedo tocar lo de los demás, porque no es mío", reflexiona. "Y además, todos los hombres lo pensamos", añade Rivadeneyra.

Por lo general, el emisor del piropo "considera a la mujer un terreno, un objeto al que puede acceder libremente", señala Hermógenes Domingo. "De manera inconsciente creemos que tenemos una especie de derecho de acceso a una mujer que vaya sola o a un grupo de mujeres que camina por la calle sin compañía masculina". La mujer sigue pareciendo un destinatario mudo. O ni eso, según algunos expertos. Esther Forgas destaca que el piropeador no suele hablar para que le escuche (o para que le responda) la destinataria del mensaje, sino principalmente "por una necesidad de expansión, para un lucimiento personal", es decir, para que lo oigan los demás. "Generalmente, el hombre no dirige un piropo a una mujer si está solo, sino más bien cuando se encuentra acompañado de otros hombres, o donde pueden oírlo otros hombres", corrobora Domingo.

El piropo es todavía a menudo "lo que se espera del hombre, al menos cuando está en grupo", asegura la psicoanalista Clara Bermant. Y Esther Forgas añade: "Destacan de manera muy evidente los roles diferenciados de los dos sexos: hombre activo y mujer pasiva. Se espera que la mujer no conteste. De hecho, si lo hace, se pierde la gracia".

La manera de recibir el piropo, su calificación de halago o de ataque verbal sexista, coinciden los expertos, depende de tantos factores que prácticamente habría que estudiar caso por caso: "Habría que ver quién lo hace y quién lo recibe, qué, cómo, en qué momento...", subraya Nina Infante, del Fórum Feminista. Hermógenes Domingo distingue el piropo agresivo, "dañino, incluso insultante", que no tiene intención de halago, de los comentarios "benévolos", pero precisa que incluso estos últimos encierran, según él, una visión parcial de la mujer: "Suelen ir dirigidos casi exclusivamente al aspecto físico, estético. Se le da un valor exacerbado a ese aspecto en las mujeres. Lo hacen también las propias mujeres. A un hombre no se le suele decir 'qué guapo estás". "La mayoría de piropos cosifica o animaliza a la mujer", señala Esther Forgas.

La psicoanalista Clara Bermant tiene una opinión distinta. "Hay que distinguir entre el piropo con intención elogiosa y el comentario con función violenta y ofensiva. No creo que en todo lo que se dice con ánimo erótico haya intención de molestar. Los comentarios hostiles (no los considero piropos) apuntan a la fragmentación del cuerpo de la mujer, como "qué culo tienes" o suponen un ánimo exhibicionista a la destinataria, y lo que muestran, más bien, es más la impotencia del hombre por poseerlas que el deseo de hacerlo", asegura. Además de la intención de quien piropea, quien decide el sentido no es el emisor, sino la receptora: "El piropo es una expresión del lenguaje, está vinculado al juego de palabras, por lo cual está presente el malentendido, el equívoco".

La percepción suele ser distinta dependiendo del género: "En el corto Mi señora, los espectadores hombres no perciben las faltas de respeto asociadas a los nuevos valores de igualdad ("¿tú cómo no llevas un hombre al lado para lucirte?"), valores que las mujeres ya tiene incorporados y nosotros no. Eso sí, todos entendemos que utilizar palabras malsonantes ("vaya culo que tienes") es ya un insulto, algo que no se le hace a una desconocida en la calle", explica Hilario Sáez, de Hombres por la Igualdad, que proyecta el corto en sus talleres sobre violencia de género.

"Hay estudios sobre cómo los piropos no siempre tienen función de elogiar la belleza femenina, sino que se pueden hacer con el objetivo de denigrar a las mujeres, marcar diferencias de poder... Por ejemplo, en el caso de los jefes que acostumbran a piropear a sus subordinadas", dice Virginia Acuña, lingüista especializada en lengua y género. "Se podría decir que el piropo, de por sí, no se puede considerar abiertamente sexista, pero en muchos casos sí que puede formar parte importante de comportamientos sexistas", puntualiza.

La aceptación del piropo, coinciden muchos expertos, ha cambiado. Es el caso de las usuarias de Hollaback, una red social que se está extendiendo por varios países del mundo y que pretende denunciar el acoso a mujeres, un concepto que incluye los "comentarios lascivos", pero también los casos de "persecuciones, tocamientos, masturbación pública...", aclaran desde la organización. Nació en EE UU en 2005 y ya se ha implantado en Reino Unido, Francia, República Checa, Argentina, México e India, países en los que las internautas cuelgan sus historias (incluso, si se atreven, con foto de la persona que las molesta) y las localizan en un mapa interactivo. El portal reivindica el derecho a que las mujeres se sientan "seguras, confiadas y sí, incluso atractivas, sin convertirse en la fantasía de algún pervertido". ¿La diferencia entre un piropo y el acoso? "Si lo sientes como tal, es acoso", sintetiza Inti Maria, coordinadora en Buenos Aires.

Hollaback sirve, además de para alertar de estas situaciones y subrayar que el acoso sigue existiendo en todo el mundo, para otorgar capacidad de respuesta a las mujeres: los fundadores usan el verbo to empower (lo que se ha dado en llamar "empoderar", algo así como "dar poder"). La traducción de Hollaback es, de hecho, una especie de "Hola a ti también", la respuesta femenina ante una situación que puede ser menos frecuente, pero que sigue teniendo la capacidad de dejar muda a la receptora.
 
La voz de la zalamería
Esther Forgas, catedrática en Lengua Española que coordina el posgrado de Feminismos, masculinidades y equidad de género de la Universidad Rovira y Virgili, clasifica en cuatro los factores lingüísticos que suponen un caldo de cultivo para que el piropo haya enraizado en nuestra sociedad:

Primero, el carácter expansivo o extravertido de la sociedad, compartido con los pueblos del Mediterráneo, que lleva a un uso generalizado de la exclamación y el apóstrofe.

En segundo lugar, la tendencia a la exageración y a la hipérbole, propia de la lengua española ("Me hielo de frío", "me muero de sed").

Un tercer elemento a tener en cuenta sería la tendencia a la retórica y los juegos de palabras. El español juega con el lenguaje (comparaciones inéditas, chistes, invención de nuevas palabras), se toma libertades con él. "No le tiene respeto, en definitiva, como aseguraba el hispanista alemán Werner Beinhauer", dice Forgas.

Por último, es una lengua con tendencia metafórica. Junto con la mayoría de lenguas semíticas y mediterráneas, en España metaforizamos, utilizamos parábolas, refranes... En la metáfora se toma como ejemplo algo compartido y conocido por la sociedad para definir otra idea de distinto, por ejemplo: "Nena, con estas pestañas no vayas por El Retiro, que están de poda"

Fuente
Lento adiós al piropo
La lisonja fugaz y pública pierde adeptos a medida que crece la concienciación en materia de igualdad. El límite entre el halago y el ataque verbal sigue generando debate. El halago por la calle es propio de sociedades extravertidas. "Se creen con derecho de acceso a la mujer", dice un experto. El hombre suele hacer estas alabanzas cuando está acompañado. Los piropos pueden hacerse para ensalzar o para denigrar. A veces muestran más la impotencia por poseer, que el deseo de hacerlo. Un halago público no puede considerarse por sí mismo sexista.
Raquel Seco | El País, 2011-03-21

#libros #queer | Pornoterrorismo

Pornoterrorismo / Diana J. Torres
Tafalla : Txalaparta, 2011
231 p.
ISBN 9788481366099

/ ES / ENS
/ Activismo / Feminismo / Pornografía – Aspecto social / Sexualidad / Teoría Queer / Transfeminismo / Vida sexual
Biblioteca UPV/EHU
https://millennium.ehu.es/record=b1721570~S1*spi
TEXTO COMPLETO | Pornoterrorismo 2014-10-09
https://fasterthanacop.files.wordpress.com/2014/10/pornoterrorismo_diana_j_torres_version_digital.pdf

Este trabajo no quiere ser la simple elucidación de un concepto, algo teórico. Busca algo más. Quiere darnos a conocer una forma de ser, de vivir. Porque el ‘pornoterrorismo’ es algo que late, que chorrea, un impulso compuesto por el deseo y la imaginación. De este modo, este libro es un relato biográfico y una profunda reflexión en torno al sexo y las prácticas sexuales, la moral, la política… Es una llamada a romper los tabúes aún imperantes en nuestra sociedad. Un grito por el derecho a que cada uno disfrute como quiera de su cuerpo y de su sexualidad. Un atentado contra las convenciones. Un acto terrorista contra las normas. «¿Acaso hay fusión más hermosa que la de las palabras ‘porno’ y ‘terrorismo’?».

DOKUMENTAZIOA
Terrorismoaren apologia
Mikel Soto | Gaur8, 2010-04-01

http://www.gaur8.info/edukiak/20110402/257427/Terrorismoaren-apologia
Diana J. Torres · Artista | «Elizak, Estatuak eta sendagileek lortu dute denok sexualitate ziztrina izatea»
Feminismo klasikoaren ekinbidea baztertu eta «pornoterrorismoa» proposatzen du sortzaileak. Txalaparta argitaletxearekin argitaratu berri duen liburua aurkeztuko du, performance baten bidez.
Edu Lartzanguren | Berria, 2011-03-17
http://www.berria.eus/paperekoa/1732/027/001/2011-03-17/elizak_estatuak_eta_sendagileek_lortu_dute_denok_sexualitate_ziztrina_izatea.htm
>
DOCUMENTACIÓN
Pornoterrorismo: “Aterrorizar al enemigo, mover la carne”

Una respuesta frente a la guerra de las instituciones que controlan nuestro cuerpo y nuestra sexualidad, así entiende nuestra entrevistada el pornoterrorismo.
Jara Cosculluela | Diagonal, 2012-05-29
https://www.diagonalperiodico.net/cuerpo/pornoterrorismo-aterrorizar-al-enemigo-mover-la-carne.html-0
Mikel Soto, mi editor, es un amor
"Apología del terrorismo" (Traducción del artículo de Mikel Soto, "Terrorismoaren apologia", publicado originalmente en Gaur8)
pornoterrorismo.com, 2011-04-10
http://pornoterrorismo.com/2011/04/10/mikel-soto-mi-editor-es-un-amor/
'YouTube' retira el vídeo donde se presenta el libro 'Pornoterrorismo'
Txalaparta denuncia la censura del archivo, donde la autora no lleva camiseta
J.I. | Noticias de Gipuzkoa, 2011-04-05
[Sin versión electrónica]
Pornoterrorismo
Diana J. mezcla en sus espectáculos sexo, sangre, religión y política
Carlos Dávalo | Interviú, 2010-10-04
http://www.interviu.es/reportajes/articulos/pornoterrorismo
Diana J. Torres · Artista multidisciplinar | «Mi vagina me ha salvado de muchas cosas malas»
Diana J. Torres (Madrid, 1981) es licenciada en Filología Hispánica por la Universitat de Barcelona y una artista multidisciplinar cuyas herramientas son la poesía -ha sido traducida al inglés y francés-, el vídeo y la pornografía/postpornografía. Desde el año 2006, su trabajo se centra sobre todo en el pornoterrorismo, movimiento que ha adquirido gran relevancia a través de la red y que ahora se concentra en la obra «Pornoterrorismo» (Txalaparta, 2011).
Koldo Landaluze | Gara, 2011-03-27
http://gara.naiz.eus/paperezkoa/20110327/256331/es/Mi/vagina/me/ha/salvado/de/muchas/cosas/malas%C2%BB/
Pornoterrorismo
Txema Agiriano | Comisario de arte | Gara, 2011-03-27

http://gara.naiz.eus/paperezkoa/20110327/256332/es/Pornoterrorismo/
>
ENLACES

Web | Pornoterrorismo
www.pornoterrorismo.com
Txapaparta | Pornoterrorismo
http://www.txalaparta.com/libro/4114/pornoterrorismo/
SurPlus | Pornoterrorismo
http://surplusediciones.org/index.php/catalogo/book/pornoterrorismo

viernes, 18 de marzo de 2011

#hemeroteca #violencia | El jurado aprecia alevosía y ensañamiento en el asesinato de Benito Múgica

Imagen: El Mundo / El asesino de Benito Múgica en el juicio
El jurado aprecia alevosía y ensañamiento en el asesinato de Benito Múgica.
El juicio queda visto para sentencia, que será pública en los próximos días.
EFE | El Mundo, 2011-03-18
https://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/18/paisvasco/1300443925.html

El jurado del crimen del ex seleccionador de Euskadi de balonmano Benito Múgica, fallecido en 2008 tras recibir 23 puñaladas en su domicilio de Lasarte-Oria (Guipúzcoa), ha encontrado al acusado culpable de un delito de asesinato con las agravantes de alevosía y ensañamiento.

La posible apreciación de ambas agravantes era la principal incógnita del veredicto, dado a conocer a primera hora de la noche de ayer por el jurado, ya que el procesado, un joven riojano que cuando ocurrieron los hechos tenía 24 años, había reconocido la autoría del crimen el primer día del juicio, que comenzó el pasado lunes.

Según han informado hoy fuentes judiciales, en su fallo el tribunal del jurado también ha considerado al procesado responsable de un delito de daños por incendio, asumiendo por completo las tesis defendidas en sus informes finales por la Fiscalía de Guipúzcoa y la acusación particular, ejercida por la hija del fallecido.

En la última sesión de la vista oral, celebrada pasado miércoles, ambas partes explicaron que Benito Múgica, de 60 años, recibió aún con vida gran parte de las 23 puñaladas que le asestó su agresor, hasta que una de ellas, de diez centímetros de profundidad le alcanzó el corazón y lo mató.

En su opinión, esta circunstancia incrementó inútilmente el sufrimiento de la víctima, que además no tuvo oportunidad de defenderse ni de pedir auxilio, ya que se encontraba atada de pies y manos, amordazada y con los ojos vendados, tras lo que prendió fuego a una silla de la vivienda que causó una gran humareda.

Tras la lectura del veredicto y la disolución del jurado, el presidente del tribunal celebró una vistilla en la que las partes adecuaron sus peticiones de condena al fallo del jurado. La Fiscalía solicitó penas que suman 25 años de cárcel para el procesado, la acusación particular 27 y la defensa 21.

Inicialmente, el Ministerio Público reclamaba 40 años y la acusación particular 42 ya que consideraban al inculpado responsable de un delito de asesinato con las agravantes de alevosía y ensañamiento, y de un delito de incendio, aunque tras el juicio sustituyeron este último por un delito de daños por incendio, cuya pena es sensiblemente inferior.

Al término de la vistilla, el presidente del tribunal levantó la sesión y declaró el juicio visto para sentencia que será pública en los próximos días.

El asesinato de Benito Múgica causó gran conmoción en Guipúzcoa, ya que era una persona muy conocida en los ámbitos deportivos de la provincia, después de que en el año 2003 fuera distinguido con el Premio Euskadi del Deporte a la Promoción, Formación y Dedicación, que recibió de manos del entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Además, Múgica había sido seleccionador de Euskadi en varias categorías inferiores de esta disciplina deportiva, y ejerció el cargo de director técnico de la Federación Guipuzcoana de Balonmano que le concedió su insignia de oro a título póstumo y organizó varios partidos de homenaje tras su muerte.

El fallecido trabajó también como profesor de Educación Física en el Colegio La Salle de San Sebastián.


Las acusaciones inciden en el ensañamiento del asesinato de Múgica.
Hablan de un delito de asesinato con las agravantes de alevosía. El ex seleccionador de balonmano recibió las 23 puñaladas estando con vida. La defensa sostiene que fue un robo "chapuza" que acabó con una muerte. Los jurados se retirarán a deliberar a partir de este jueves.
EFE | El Mundo, 2011-03-16
https://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/16/paisvasco/1300288687.html

La Fiscalía y la acusación particular han incidido hoy en la alevosía y el ensañamiento del asesinato de Benito Múgica, quien recibió aún con vida gran parte de las 23 puñaladas que le asestó su agresor, cuya defensa ha mantenido que el crimen fue un robo "chapuza" que acabó con una muerte.

Las partes personadas en el caso han presentado hoy sus conclusiones definitivas y sus informes al jurado en la última sesión del juicio por el asesinato del ex seleccionador de Euskadi de las categorías inferiores de balonmano, quien murió acuchillado en su domicilio de Lasarte-Oria (Gipuzkoa) el 16 de agosto de 2008, mientras se encontraba atado de pies y manos, amordazado y con los ojos vendados.

Tras la confesión de los hechos que hizo el acusado el pasado lunes, el principal interés de las acusaciones durante la jornada de hoy se ha dirigido a dejar patente ante el jurado que, además de asesinar a Múgica, el inculpado, un joven riojano que cuando ocurrieron los hechos tenía 24 años, lo hizo con intención de causarle un sufrimiento innecesario mientras su víctima, de 60 años, se hallaba indefensa y sin posibilidad de pedir auxilio.

De esta manera, quedarían acreditadas las agravantes de ensañamiento y alevosía que reclaman y que, en opinión de la defensa, no concurren en este caso, ya que, según su versión, el acusado tan sólo pretendió robar al fallecido, aunque lo hizo "tan mal" que acabó asesinándolo.

Durante su informe final al jurado, el fiscal ha mantenido que los hechos han quedado "plenamente probados" en el juicio "sin ninguna sombra de duda" ya que, además de la confesión del procesado existen pruebas genéticas que le vinculan a la escena del crimen, como manchas de su sangre en el arma homicida y en un bote de alcohol, y un pelo con su ADN localizado en el piso de Múgica.

El representante del Ministerio Público ha recordado además que la víctima se encontraba atada y amordazada sin ninguna posibilidad de defensa y que en esa situación el procesado le asestó 23 puñaladas que le causaron un sufrimiento físico innecesario, hasta que una de ellas, de diez centímetros de longitud, le afectó al corazón y le causó la muerte.

El fiscal ha mantenido también que hay "pruebas objetivas" de que el inculpado provocó un incendio al rociar con alcohol una butaca a la que luego dio fuego.

La acusación particular, que ejerce la hija del asesinado, ha advertido al jurado de que "la sociedad se tiene que defender y no puede dejar sin castigo un hecho tan execrable como éste", ya que "las pruebas son contundentes".

La defensa, por su parte, ha recordado que desde el primer momento su patrocinado ha reconocido que cometió el asesinato, si bien ha insistido que su intención cuando acudió a la vivienda de Múgica no fue matarlo sino robarle, aunque "lo hizo tan mal que el robo acabó en asesinato".

El defensor también ha restado importancia al incendio provocado por su cliente ya que, en su opinión, no tuvo intención de quemar toda la casa, pues en ese caso, habría acudido al lugar pertrechado con un bote de gasolina.

Tras la intervención de las partes, el presidente del tribunal ha dado la última palabra al acusado, quien ha insistido en que su intención fue la de robar a Múgica pero, según ha dicho, le salió "todo mal". "Sólo quería que se callara. Me volví loco en ese momento, pasó lo que pasó y ya está", ha concluido.

Antes de los informes, el fiscal y la acusación particular han calificado los hechos como constitutivos de un delito de asesinato con las agravantes de alevosía y ensañamiento y de un delito de daños por incendio, lo que abre la puerta a la posibilidad de una condena menor para el acusado que los 40 y los 42 años de prisión que pedían inicialmente, cuando consideraron lo ocurrido como un delito de incendio que conlleva una pena mayor.

El presidente del tribunal entregará mañana a mediodía el objeto del veredicto a los jurados, quienes a partir de ese momento se retirarán a deliberar hasta emitir su fallo. 


El acusado reconoce que mató al ex seleccionador de Euskadi de balonmano.
EFE | El Mundo, 2011-03-14
https://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/14/paisvasco/1300121701.html

El asesino de Benito Múgica, el seleccionador de las categorías inferiores de la selección autonómica de balonmano de Euskadi, ha admitido hoy ser el autor de las múltiples puñaladas que sufrió el fallecido, al que previamente amordazó y ató de pies y manos.

La confesión del acusado ha condicionado la primera jornada del juicio con jurado que a lo largo de los próximos días se celebrará en la Sección Primera de la Audiencia de Guipúzcoa por este crimen, por el que la Fiscalía solicita 40 años de cárcel, mientras que la acusación particular eleva su petición hasta los 42 años.

En esta primera sesión de la vista, la defensa ha explicado que su cliente no niega que actuó con intención de robar a Benito Múgica, si bien mantiene que lo hizo sin "ánimo" de matarlo, algo que intentará probar en las próximas jornadas del juicio.

No obstante, las respuestas del imputado al interrogatorio del Fiscal han disipado ya las principales incógnitas del caso, al explicar que el 16 de agosto de 2008 acudió al domicilio de Múgica, situado en Lasarte-Oria, lo ató de pies y manos con unas bridas, lo amordazó y le vendó los ojos con unos trapos, tras lo que le agredió con un arma blanca "repetidamente" en diferentes partes del cuerpo, hasta en 23 ocasiones según el Ministerio Público.

Aunque en la vista el encausado ha dicho desconocer la cantidad de puñaladas que asestó a Múgica, éste presentaba cinco heridas en la cara, dos en el cuello, cuatro en el pecho, una en el brazo izquierdo y once en el abdomen. En concreto, una de ellas, de diez centímetros de profundidad, alcanzó su corazón y fue la que le causó la muerte.

El procesado ha reconocido asimismo que intentó incendiar la vivienda rociando con alcohol una silla a la que prendió fuego. Tras esta breve declaración, en la que también ha respondido afirmativamente a una pregunta directa de la acusación particular sobre sí reconocía los hechos, el encausado, que cuando ocurrieron los hechos tenía 24 años, ha pedido perdón a la familia del asesinado y ha dicho sentir "mucho" el "daño" causado.

Tras esta declaración, el presidente del tribunal ha levantado hasta mañana la sesión del juicio, que tras la confesión del acusado tendrá una duración inferior a la inicialmente prevista.

En cualquier caso, las próximas jornadas serán especialmente relevantes para dilucidar el ánimo de matar del procesado, inexistente según la defensa, y que, en opinión de la Fiscalía y la acusación particular, queda patente por el supuesto ensañamiento que supone asestar hasta 23 puñaladas a una persona, lo que podría agravar la condena que en su caso se imponga.

Otra cuestión que centrará el juicio será el incendio de una butaca por parte del acusado, ya que el fuego, que originó abundante humo que se extendió por todo el bloque de viviendas donde en ese momento había varias personas, es otra circunstancia que, en su caso, podría incrementar una eventual condena.

Un tercer aspecto de relevancia pendiente serán las pruebas genéticas obtenidas en el caso, pues el arresto del imputado, que tuvo lugar el 6 septiembre de 2008, fue posible gracias a una investigación en la que, según informó entonces el departamento vasco de Interior, la Ertzaintza fue descartando sospechosos gracias a rastros de ADN y dactilares, además de otras evidencias.

La muerte de Benito Múgica Illarramendi, de 60 años y padre de una hija, causó gran conmoción en Guipúzcoa, ya que era una persona muy conocida en los ámbitos deportivos de la provincia.

En el año 2003 había sido distinguido con el Premio Euskadi del Deporte a la Promoción, Formación y Dedicación, que recibió de manos del entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Además, fue seleccionador de Euskadi en varias categorías inferiores de balonmano y ejerció el cargo de director técnico de la Federación Guipuzcoana de este deporte que le concedió su insignia de oro a título póstumo y organizó varios partidos de homenaje tras su muerte. El fallecido trabajó también como profesor de Educación Física en el Colegio La Salle de San Sebastián.