domingo, 31 de marzo de 2019

#hemeroteca #trans | Charlotte Clymer: “No hay nadie más patriota que un soldado transgénero”

Imagen: El País / Charlotte Clymer
“No hay nadie más patriota que un soldado transgénero”.
Veterana del Ejército de EE UU, Charlotte Clymer critica el veto del Supremo y de Trump hacia los militares 'trasns' en el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero.
Yolanda Monge | El País, 2019-03-31
https://elpais.com/sociedad/2019/03/27/actualidad/1553707767_283660.html

Nadie va a invisibilizar a Charlotte Clymer, nadie. Ni siquiera el actual comandante en jefe de Estados Unidos y su política para 'borrar' del mapa a las personas transgénero. “Puede que Donald Trump desprecie a las personas transgénero, que aborrezca nuestra mera existencia, pero yo le digo que no existe nada ni nadie más patriótico que un soldado transgénero”. Clymer nació hace 32 años en Texas, no precisamente un lugar amable para descubrir a los tres años de edad que en ella había algo distinto, algo diferente a los demás niños. “Lo que pasa es que yo no sabía cómo hablar de ello, de hecho, no se hablaba de esas cosas”, explica Clymer en las oficinas en Washington de la organización Human Rights Campaign, donde forma parte del equipo de prensa, y que estos días preparan actos para celebrar este domingo el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero.

Pero esto es hoy. Esta es la valiente Clymer siendo una activista en las redes y en su vida cotidiana. Antes de hoy existió una Clymer que se llamaba Charles y que trató de convencerse a sí mismo de que su cerebro le dictaba órdenes incorrectas, que decidió entrar en el equipo de fútbol americano de su instituto para hacer las cosas que hacían los chicos y no llamar la atención. Quizá, en aquel momento, esa fue la razón por la que decidió alistarse en el Ejército, para probarse a sí misma que podía ser tan hombre como el que más. “Pero uno no puede engañarse a sí mismo, al menos no para siempre”, reflexiona la activista.

A los 28 años, “la dura verdad me cayó encima como una losa”, relata. Clymer no podía seguir cargando semejante peso sobre sus espaldas y pretender que nada pasaba. “Odiaba el hecho de vivir una vida siendo alguien que no era”. No hay duda de que el paso no fue fácil, que tuvo y tiene vértigo a todos los retos que vive cada día. Pero esta veterana del Ejército sabe a ciencia cierta que cada paso dado mereció la pena. Durante su estancia en West Point nunca reveló quién de verdad era. Ni una sola vez en su periodo en el Ejército sintió que estaría segura si salía del armario. “No podía confiar en nadie”.

Pero entonces llegó Barack Obama. Y las personas transgénero podían ser visibles en el Ejército. “Fue una gran victoria, comenzaba una nueva era”, explica Clymer. Porque lo cierto es que, dependiendo de las cifras que se manejen, entre 6.500 y 15.000 personas que no se sienten identificadas con el género que nacieron sirven a día de hoy en el mayor Ejército del planeta.

Y tras Obama llegó el histriónico huracán Trump. “Un presidente que no respeta los valores constitucionales, un hombre que insulta a nuestros veteranos”, relata esta mujer transgénero. “En definitiva, Donald Trump no respeta el estamento militar y solo lo utiliza para sacar rendimiento político respecto a ciertas bases de su partido”.

El pasado enero, el Tribunal Supremo de Estados Unidos asestaba un duro golpe a unos años de apertura y normalización del colectivo LGBTIQ dentro del Ejército. La máxima corte del país se alineaba con la doctrina Trump y mantenía el veto de la Casa Blanca a los militares transgénero en el Ejército. Ese veto es efectivo desde el próximo 12 de abril, a pesar de que esta semana la Cámara de Representantes votase en contra, ya que el Senado mantiene la mayoría republicana. “Este presidente no entiende que la gente que muere en uniforme defendiendo su país es enterrada en los mismos camposantos, en las mismas tumbas de Arlington donde yacen patriotas, dependiendo de su género”, defiende la activista.

“Ni confío en él ni respeto al comandante en jefe de la nación”, mantiene. “Soldados transgénero luchan ahora mismo en las guerras de este país a las órdenes de un hombre que se avergüenza de su existencia”. Charlotte Clymer asegura que quienes a día de hoy están en las fuerzas armadas seguirán haciendo su trabajo con honor, a pesar del odio, a pesar del rechazo, porque no hay nada más patriótico que un soldado transgénero.

Esta veterana insiste en que quiere ser visible, que necesita ser visible para todos esos niños que, como ella, crecen en Texas perdidos, con la sociedad burlándose de ellos por no estar dentro del sistema binario de hombre o mujer. “Desearía vivir en una sociedad en la que no existiera el concepto género”, prosigue, tras recuperarse de la emoción que ha sufrido al recordar sus días en el servicio armado. “Ahora he decidido vivir mi vida como una mujer y, en la medida de lo posible, ser altavoz de los que no tienen voz”.

La activista desea hacer una distinción y aclarar que la identidad de género no es equivalente a sexualidad. Son dos cosas diferentes. “A algunas mujeres transgénero les atraen hombres y a otras les atraen mujeres, o se sienten atraídas por hombres y mujeres”. En cualquier caso, eso debería ser algo exclusivamente del ámbito privado. Tanto como la morbosa pregunta que le suelen hacer en muchas entrevistas y que Clymer zanja, con mucho respecto, puntualiza ella, de la siguiente manera: “¿Qué si me voy a operar? Me temo que eso no es asunto suyo”.

#hemeroteca #gais #gestacionsubrogada | Una mujer de 61 años da a luz al bebé de su hijo gay en Estados Unidos

Imagen: El País / Matthew, Cecile Eledge, Uma y Elliot
Una mujer de 61 años da a luz al bebé de su hijo gay en Estados Unidos.
Cecile Eledge, de Nebraska, se convierte en madre y abuela a la vez de la pequeña Uma, a la que gestó para ayudar a su hijo y a su marido a formar una familia.
El País, 2019-03-31
https://elpais.com/sociedad/2019/03/31/actualidad/1554036925_676179.html

Cecile Eledge, una mujer de 61 años, se ha convertido en madre y abuela a la vez al dar a luz a la pequeña Uma, a la que gestó para ayudar a su hijo Matthew y a su marido, Elliot, a cumplir su sueño de ser padres. El caso de esta familia de Nebraska (Estados Unidos) ahonda en los dilemas éticos de los llamados vientres de alquiler o gestación subrogada, a los que se añaden, en este caso, la edad de la gestante. El bebé es fruto de un óvulo donado por la hermana de Elliot, que fue inseminado con el esperma de Matthew, y nació el pasado lunes.

"Si queréis que sea la gestante, lo haré en un santiamén", se ofreció Cecile hace dos años, cuando uno de sus tres hijos, Matthew, le contó sus planes de formar una familia, según cuentan en Buzzfeed_news. Matthew Eledge, de 32 años, y Elliot Dougherty, de 29, llevaban años ahorrando para el proceso, que calculan que les ha costado 40.000 dólares solo en la fecundación ‘in vitro’, más los gastos médicos del embarazo y el parto.

Lo que la pareja entendió inicialmente como una broma, se convirtió en realidad cuando empezaron a reunirse con especialistas en reproducción asistida para discutir las opciones que tenían. Matthew mencionó la oferta de su madre, y la médica, Carolyn Maud Doherty, lo consideró seriamente. Pese a ser una mujer ya posmenopáusica, Cecile siempre había sido, en palabras de su hijo, una fanática de la salud. El equipo del Hospital Metodista para Mujeres de Omaha, ciudad en la que reside el matrimonio, le hizo una serie de pruebas —citología, análisis de sangre, de colesterol, de estrés, mamografía, ecografía—, que mostraron que estaba lo suficientemente sana como para pasar un embarazo.

Los médicos le advirtieron de los riesgos asociados a su edad, que incluían problemas pulmonares, coágulos de sangre y una mayor probabilidad de que el parto acabase en cesárea. Sin embargo, Cecile se quedó embarazada al primer intento de transferencia de embrión, tuvo una gestación normal, aunque con más náuseas de lo que recuerda en sus embarazos previos, y dio a luz de forma natural.

La pareja ha querido hacer pública su historia para mostrar que una familia como la suya puede crecer incluso en el corazón del Estados Unidos más conservador. Nebraska no tiene leyes estatales que prohíban la discriminación basada en la orientación sexual o en la identidad de género. De hecho, Matthew fue despedido en 2015 de su puesto como profesor de inglés en un instituto privado católico de Omaha cuando informó de que planeaba casarse con otro hombre.

Aunque poco habitual, el caso de Cecile Eledge no es el primero en el que una mujer da a luz a su propio nieto, ni siquiera es el de más edad. En 1987, Pat Anthony, de 48 años, dio a luz a los trillizos de su hija en Sudáfrica. En 1996, Edith Jones, de 51 años, se convirtió en la primera abuela de alquiler de Reino Unido, al ayudar a su hija y su yerno a ser padres. En 2016, la griega Anastassia Ontou se convirtió, con 67 años, en la mujer de más edad conocida en gestar para otra persona, en este caso también su hija.

Estos ejemplos altruistas se contraponen con los casos más frecuentes, en los que parejas que no pueden tener hijos recurren a mujeres para que gesten a un bebé a cambio de una contraprestación económica. En España está práctica es ilegal, por lo que cientos de parejas acuden cada año, a través de empresas intermediarias, a otros países con legislación más permisiva para llevar a cabo el proceso. El partido que más ha defendido la gestación subrogada en España es Ciudadanos. El resto de partidos se encuentran incómodos ante esta práctica.

#hemeroteca #trans #visibilidad | El colectivo Violetas reivindica los derechos de las personas trans en La Palma

Imagen: El Diario / Violetas LGTBI La Palma
El colectivo Violetas reivindica los derechos de las personas trans en La Palma.
Plantea “la necesidad de establecer recursos específicos para las familias trans en la Isla”.
La Palma Ahora | El Diario, 2019-03-31
https://www.eldiario.es/canariasahora/lapalmaahora/sociedad/colectivo-Violetas-reivindica-derechos-LaPalma_0_883661933.html

Con motivo del Día Internacional de la Visibilidad Trans, el colectivo Violetas LGTBI La Palma ha salido a la calle estableciendo un punto de información en Los Llanos este fin de semana para acercar a la población la realidad de la comunidad trans.

Violetas se suma así a las reivindicaciones de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales que reclama la modificación de la actual ley 3/2007. El colectivo subraya que “la negación del derecho de autodeterminación es la mayor discriminación que sufren las personas trans actualmente en el territorio español” y denuncia “las discriminaciones sufridas en los ámbitos educativos, sanitarios y laborales, además de ser víctimas frecuentes de delitos de odio por motivo de transfobia”.

El objetivo de estas acciones es el de “reflexionar y concienciar de las adversidades y obstáculos que encuentra el colectivo trans, así como su integración en la sociedad, recordando al mismo tiempo la necesidad de establecer recursos específicos para las familias trans en La Palma, donde todavía no contamos con estos recursos”.

La FELGTB denuncia que “más del 40% de las personas trans encuestadas sufrieron amenazas o maltrato psicológico en 2018. Los datos son significativos, como es el hecho de que casi el 70% personas entrevistadas fueron insultadas, el 31%, acosadas y que el 42% sufrieron negación al acceso laboral”, aseguran. Además, añaden, “nos muestra que el 16% fue víctima de agresiones o abusos sexuales, mientras que el 9% sufrió violencia con lesiones y el 12% violencia sin lesiones”. Por otra parte, “el 19% reconoció haber sufrido discriminación a la hora de acceder a los servicios sanitarios, el 31% haberla sufrido al intentar acceder a otro tipo de servicios”.

sábado, 30 de marzo de 2019

#hemeroteca #lenguajeinclusivo | El lenguaje inclusivo tensa a ‘todes’ en Argentina

Imagen: El País / Manifestación 8M en Buenos Aires, Argentina
El lenguaje inclusivo tensa a ‘todes’ en Argentina.
El país suramericano plantea para la igualdad soluciones ajenas a la gramática, como que los plurales acaben en ‘e’ o ‘x’.
Jesús Ruiz Mantilla | El País, 2019-03-30
https://elpais.com/cultura/2019/03/30/actualidad/1553959465_205850.html

Entre las múltiples bipolarizaciones del mundo de hoy, Argentina apuesta con fuerza por el lenguaje inclusivo. Las polémicas por la legalización del aborto y las movilizaciones feministas en torno a los últimos 8 de marzo han salpicado a la lengua. Pero las propuestas en el país suramericano van más allá que en España, donde el debate ha capitalizado gran parte de las polémicas lingüísticas en los últimos años. Si en este país se manejan opciones que afectan a la economía del lenguaje y tratan de desdoblar, pero dentro de la norma, en Argentina la propuesta es más radical: propone cambiar bases gramaticales sustituyendo con la ‘e’ principalmente o incluso la 'x' los géneros masculino y femenino. Un problema que desquicia a 'todes'.

Caminar por Buenos Aires o por Córdoba es toparse muy probablemente con una manifestación a favor del aborto y otra en contra. Ese ambiente se ha extendido al lenguaje de género. Todo empezó en este periodo con revueltas estudiantiles y entrevistas en la televisión, comenta Juliana Rodríguez, periodista y editora de ‘La Voz del Interior’. Natalia Mira, una muchacha que ejercía de portavoz en el encierro del centro Pellegrini comenzó a utilizar con una destreza asombrosamente natural la ‘e’ como solución intermedia. Los videos fueron virales y la ruptura gramatical estalló en medio de una onda expansiva que reivindicaba igualdad en todos los frentes.

Pero Diana Maffía, feminista curtida, filósofa, fundadora de la Red Argentina de Género, Ciencia y Tecnología, entre otras asociaciones, se remonta más atrás: "Ya en los ochenta se discutía el lenguaje inclusivo referido específicamente a la diferencia entre género marcado y no marcado. Las soluciones -como en España- pasaban por duplicar", comenta.

En los noventa irrumpió fuertemente un movimiento de la diversidad no binario. "Más allá de la orientación sexual y con reclamos de identidad y derechos: travestis e intersexuales. Las travestis sugerían el uso de la @ (tod@s) que era resistido por no lingüístico y no pronunciable. Desde el movimiento trans e intersex se evolucionó hacia el uso de la x (todxs) y el del asterisco * (tod*s) para señalar la condición no fija y siempre hipotética de la asignación de género. Mas recientemente, sobre todo entre adolescentes y jóvenes, se extendió el uso de la vocal 'e", describe Maffía.

Juliana Rodríguez cree que la reciente oleada estudiantil ha sido una reacción natural, no estratégica. “La idea de quienes defienden el uso de la ‘e’ como género no marcado, para así fijar un lenguaje inclusivo, no sólo se basa en utilizarlo como lenguaje no sexista y escapar al binarismo del idioma, sino también marcar una postura generacional y, también, antiacademicista”. En ese sentido también se expresó la escritora Claudia Piñeiro en el Congreso Internacional de la Lengua que se celebró hasta este sábado en Córdoba (Argentina): “A las mujeres que lo utilizan les da exactamente igual lo que opine la Real Academia Española (RAE). Lo hacen y ya está”.

Pero quizás sí les interese lo que sostiene la Academia Argentina de las Letras, que preside José Luis Moure: “Estas polémicas se exacerban en periodos como este, cuando se celebra un congreso de la lengua. Las manifestaciones tienen, a mi modo de ver, un cariz político”.

A juicio de Moure, se trata de un asunto alentado por sectores bien formados e informados. “Siempre es necesario separar lo ideológico, cada uno tiene derecho a opinar como se le dé la gana. Es algo legítimo. Pero otra cosa es llevar eso al terreno del lenguaje, cuya propiedad resulta colectiva, más tratándose de un idioma que hablan más de 500 millones. En este caso, a mi juicio, aparece como un reclamo de un sector minoritario de clase media ilustrada, quien pretende que esa reivindicación se imponga de forma manifiesta en el lenguaje”.

Ahí observa el responsable de la Academia Argentina un problema práctico, difícil de resolver por imposición, aunque sea viral en las redes y tumultuosa por medio de manifestaciones en la calle. “La historia de la lengua nos demuestra a nosotros que los cambios vienen siempre de abajo hacia arriba, de manera paulatina y son admitidos cuando se imponen pero no afectan a la estructura de la lengua. Ésta tiene una composición morfológica en la que no es posible insertar un elemento que perturbe el equilibrio”.

Pese a todo, algunos políticos en el país han intentado llevarlo a la práctica. Con ello han ahondado en una curiosa confusión que ha dado para todo tipo de comentarios entre los mejores humoristas argentinos: “Cuando algunos políticos han intentado llevarlo a la práctica no pueden mantenerlo porque antes hay que atenderlo debidamente, como si aprendiéramos una lengua extranjera. No sólo se trata de intentar que cambien los sustantivos acabados en ‘e’ sino también los adjetivos, artículos y demás componentes de cada oración para que concorde. Eso implica un esfuerzo que contraría la tendencia natural aprendida”.

Moure no pretende denostar la tendencia: “Sólo aducir razones lingüísticas por las que, sospecho, no va a durar en el tiempo”, asegura. Diana Maffía se queja del sarcasmo que provoca el asunto: "Las reacciones han sido especialmente agresivas", comenta. "Cuanto más se avanza, más violenta se vuelve la disputa entre quienes no aceptan ser interpelados en sus convicciones binarias y rígidas sobre los géneros. Consideran banal y superficial ese activismo, como si reemplazaran cambios sustanciales en las relaciones sociales. Su extensión entre adolescentes en las escuelas suscitó incluso prohibiciones de uso por parte de las autoridades y desaprobaciones académicas por parte de docentes. Un castigo que muestra en su desmesura que estamos tocando un nudo muy sensible. La gramática no pertenece a las ciencias naturales, aunque se la pretenda eterna e inmutable", asegura la histórica feminista argentina.

Sus palabras prueban que el debate discurre con fuerza y cala en la sociedad de manera virulenta. “El tema no puede pensarse descontextualizado de todas las discusiones sobre tópicos relacionados al género que empezaron con el movimiento #NiUnaMenos de 2015”, agrega Juliana Rodríguez. Lleva mucha carga emocional. Y como la periodista expone, ciertamente política. “A los reclamos al Estado para reaccionar ante la tasa de feminicidios, los micromachismos, la despenalización del aborto, el cupo de mujeres en el Congreso, el techo de cristal en las empresas se añade al lenguaje no sexista”. Para ella, todo eso va mucho más allá de la ‘e’.

viernes, 29 de marzo de 2019

#hemeroteca #abolicionismo | El movimiento feminista crea una plataforma para abolir la prostitución

Imagen: Cadena SER / Front Abolicionista PV
El movimiento feminista crea una plataforma para abolir la prostitución.
El Front Abolicionista PV denuncia los intentos de disfrazar la prostitución de "trabajo sexual", tras el que está el lobby proxeneta.
Amparo Cots | Cadena SER, 2019-03-29
https://cadenaser.com/emisora/2019/03/29/radio_valencia/1553861328_967371.html

Se ha constituido el Front Abolicionista del País Valencià que es una plataforma que surge del Movimiento Feminista de València para luchar contra la mercantilización de los cuerpos de las mujeres y por la abolición de la prostitución, la pornografía y los úteros de alquiler. Mas de 30 asociaciones de mujeres forman parte de esta plataforma que tiene entre sus objetivos conseguir la legislación para abolir totalmente la prostitución.

En la presentación se ha denunciado de forma contundente y muy realista la doble moral que condena como machistas publicidad o imágenes de mujeres, o ciertas expresiones, y no condena de la misma forma la realidad de mujeres casi desnudas, explotadas 24 horas en calles, carreteras y pisos.

Amelia ha recibido este año el premio de Dones Progresistes. El manifiesto con el que se da a conocer el Front Abolicionista denuncia la infiltración de lo que denominan el lobby proxeneta en muchos ámbitos de la sociedad disfrazandose muchas veces de defensores de la libertad de la mujer a decidir sobre su cuerpo, y denominando "trabajo sexual" a la prostitución. Y lo más grave es que, como asegura Concha Hurtado, portavoz del Front, uno de los lugares donde actúa ese lobby proxeneta es en universidades y centros de educación donde se dan charlas sobre "trabajo sexual" tratando de crear una mentalización que acepte la prostitución sin tener en cuenta la vulneración de los derechos humanos ni la violencia que presupone.

Y es que, en el manifiesto se afirma que considerar la prostitución como trabajo implica una negación absoluta de la violencia y de la vulneración de los derechos humanos más básicos. Además es irresponsable y peligroso. En definitiva el Front Abolicionista pretende la erradicación de la prostitución mediante las leyes que persigan y sancionen a los proxenetas, y también a los clientes, a los que la plataforma denomina directamente "puteros". El 9 de abril, se presentará oficialmente en Valencia el Front Abolicionista.

#hemeroteca #lgtbi | Gabriel J. Martín: «Hay gais que tienen interiorizada la homofobia»

Imagen: El Correo / Gabriel J. Martín
Gabriel J. Martín - Psicólogo especialista en intersexualidad: «Hay gais que tienen interiorizada la homofobia»
El autor de 'Quiérete mucho, maricón', un manual de autoayuda para homosexuales, habla de su intersexualidad sin tapujos y ayuda a muchos hombres a salir «bien» del armario.
Itsaso Álvarez | El Correo, 2019-03-29
https://www.elcorreo.com/bizkaia/gays-interiorizada-homofobia-20190329151941-nt.html

Gabriel J. Martín (San Fernando, 1971) nació con apariencia femenina y testículos en las ingles. Le hicieron una exploración muy superficial y le llamaron Patricia. Su caso pasó desapercibido hasta la pubertad, cuando empezó a salirle bigote, nuez y pelo en las piernas. La regla no le bajaba ni desarrollaba pecho. A los 18 fue al endocrino con un volante de su médico de cabecera. Tras un periodo de pruebas médicas, vieron que tenía cromosomas XY. «Le consideraron niña falsamente y queda demostrado. Ordeno que se rectifique la partida de nacimiento. Tú eres Gabriel», sentenció un juez años después. Su peripecia de vida no acabó aquí. «La siguiente etapa comenzó cuando empecé a darme cuenta de que, además de ser hermafrodita, un término que ya no se usa, me gustaban los chicos». Gabriel forma parte del 1% de los españoles que es intersexual, la letra más desconocida de la sigla LGTBI. Salió del armario con 38 años. Es psicólogo y autor de varios libros de autoayuda para homosexuales, el más conocido, 'Quiérete mucho, maricón'. Este viernes imparte una charla en Bilbao invitado por el colectivo Ortzadar. «Ser gay tiene que ver con de quién te enamoras, no con quien te acuestas», advierte.

–Se presenta en Twitter como maricón. ¿Duele más la intención que la palabra?
–Los gais utilizamos maricón como marca lingüística de complicidad. Le hemos quitado la connotación negativa, la hemos resignificado. Pero si alguien se dirige a mí mirándome fijamente con ojos enrojecidos y me dice ma-ri-cón, ya sé que quiere insultarme.

–¿Está superado el debate de si uno nace o se hace?
–En la comunidad científica sí. Pero está el debate público va por otro lado. Cada uno dice lo quiere.

-¿Es más fácil salir del armario para una chica que para un chico?
-No, porque desafortunadamente vivimos en una sociedad machista que, además, sobre las chicas lesbianas carga un segundo componente discriminatorio. La mujer homosexual, además de por homosexual, por el hecho de ser mujer, tiene que cargar otra serie de dificultades. Y esto en el campo de la sexualidad se manifiesta todavía para sorpresa de muchos. Está incluso peor visto en una familia tener una hija lesbiana que no se vaya a casar, que no sea madre, que no se desarrolle como lo que típicamente se ha entendido que es ser mujer... Y para muchas mujeres, en el espacio público salir del armario tiene peores consecuencias que para los hombres.

-¿Un gay en su casa puede encontrar más homofobia que en la calle?
-Sí, sin duda. Algunas familias no perdonan la vergüenza que supone para ellas.

-Intersexuales, osos, daddies, twinks, amantes del leather, polisexuales... Detrás del arcoíris se esconden muchas banderas. ¡Es todo un laberinto!
- Parecen ganas de destacar, pero cada uno tiene unas necesidades afectivas específicas. Está muy bien, porque hasta ahora teníamos una visión muy monolítica de todo esto. Además, la naturaleza es variación.

-¿Se da por hecho que el hombre es XY y la mujer XX?
-Damos por hecho porque es lo que nos enseñan en el colegio. Sí que es verdad que recibo muchas solicitudes de estudiantes que tienen que presentar trabajos de investigación y quieren documentarse más.

-¿Cuándo y por qué decidió tratar sólo a gais?
-Lo hago desde hace más de una década. Empecé como psicólogo en la Coordinadora de Gais y Lesbianas de Cataluña. Pero las chicas todas preferían hablar con una mujer, lógico. Con lo cual me especialicé en hombres.

-¿Qué 'mochila' arrastran los homosexuales?
- Un heterosexual no tiene mierdo a ser como él ni lo discriminan ni lo insultan por ser como es. No sufre burlas ni insultos en la etapa escolar por serlo, ni tendrá secuelas, por tanto. El gay forma parte de un grupo que ha sido estigmatizado y ese estigma tiene un efecto pernicioso sobre su salud psicológica y emocional.

-¿Cuál es la preocupación que más escucha en su consulta?
-Depende. Cuando me llaman de países como Bolivia, Perú y Ecuador, la gran preocupación es no ser rechazado por sus familias ni por su entorno laboral. Tienen pánico a que lleguen a enterarse de su condición sexual. También depende de la edad. Se supone que cuanto más mayor eres, más superadas tienes ciertas cosas, pero lo cierto es que cuanto más mayor eres más homofobia has vivido y por tanto más secuelas te ha dejado. Los jóvenes, en cambio, tienen más preocupaciones de pareja.

-Utiliza mucho el término 'homofobia interiorizada'. ¿Cómo se detecta, incluso en uno mismo?
-La homofobia es la aversión hacia los homosexuales. Es lo que tiene una persona integrista religiosa. Cuando decimos interiorizada, es que está presente en una persona homosexual. Eso se entiende fácil porque ahora hablamos de los micromachismos y de cómo algunas mujeres pueden tener conductas machistas sin darse cuenta simplemente porque han crecido en un entorno cultural machista y han incorporado por imitación esos componentes. Eso mismo con la homofobia. Una persona homosexual que ha crecido en un entorno homofóbico le genera muchísimos conflictos. Por ejemplo, si tienes el prejuicio interiorizado de que el resto de los homosexuales son unos promiscuos, difícilmente te vas a fiar de un posible candidato a novio. Y si tienes la creencia interiorizada de que te van a rechazar o, peor, te van a agredir por el hecho de ser gay, eso te va a generar muchas dificultades para establecer vínculos con la gente que te rodea.

-¿Entiende que muchos lo oculten en su trabajo?
-Cada vez lo entiendo menos, sinceramente. No hay que llegar el primer día y decir tu nombre y apellidos y orientación sexual. Eso no. Pero con naturalidad, se puede hablar, si es pertinente, de tu vida cotidiana o del fin de semana con su pareja... Abogo por conseguir el estado de naturalidad a la hora de relacionarnos.

-¿Siguen siendo los gais foco del 'bullying'?
-En los institutos y colegios, sí. Lo tienen muy difícil. Hablando una vez con el presidente de la Asociación de Madres y Padres de alumnos gays, me decía que los que peor lo tienen son los discapacitados y todo el que sea diferente. Los niños tienen comportamientos inmaduros.

-¿Nuestros hijos lo van a tener más fácil?
-En temas de orientación sexual, sin duda. Eso no significa que debamos dormirnos. Está ayudando visibilizar la diversidad. Un niño que crece contemplando a su alrededor que hay otros niños con dos padres o dos madres, o con un niño que tiene sólo padre o madre porque así lo decidieron, lo verá como algo normal.

-¿Y la inquietud de los padres por el temor de que a su hijo, gay, le machaquen?
-Es incomprensible, lo hablo muchas veces en consulta. Toda madre sufre si a su hijo le hacen daño. Y toda madre quisiera que su hijo fuera el más hetero, el más alto, el más guapo, el más listo porque le irá mejor en la vida. Ahora, a partir de aquí, debe pensar aquí estamos y tiramos para adelante con lo que sea.

-Defiende con pasión el Orgullo gay. ¿Qué piensa de los homosexuales que lo menosprecian?
-A esos les digo, ve a un Orgullo. Cuando te pases dos horas y media viendo pasar pancartas reivindicativas y, pasado este tiempo, ves una carroza, te darás cuenta de que el Orgullo es reivindicación y activistas reivindicando derechos.

-Y no reniega de 'la pluma'. ¿Por qué?
-El problema de la pluma es que es un comportamiento femenino y rechazar la pluma es tener un comportamiento machista cien por cien. A una persona que tiene pluma hay que respetarla como es. Sólo faltaba que una persona no pudiera expresarse, hablar y moverse con naturalidad. Ya está bien de que a la gente la machaquen por cosas como esta. Y si hay que defender la pluma, lo hago.

jueves, 28 de marzo de 2019

#hemeroteca #abolicionismo | Nace la Plataforma Navarra por la Abolición de la Prostitución

Imagen: Naiz / Plataforma Navarra de Mujeres por la Abolición de la Prostitución
Nace la Plataforma Navarra por la Abolición de la Prostitución.
La Plataforma Navarra por la Abolición de la Prostitución ha sido presentada hoy en Iruñea. Nace con el objetivo de reclamar la desaparación de esta práctica sistémica que sirve para mantener la desigualdad y el heteropatriarcado.
Martxelo Diaz | Naiz, 2019-03-28
https://www.naiz.eus/eu/actualidad/noticia/20190328/nace-la-plataforma-navarra-por-la-abolicion-de-la-prostitucion

La presentación de la plataforma ha coincidido con la aprobación hoy por parte del Parlamento navarro de la Ley de Igualdad. Las promotoras de la plataforma ha destacado que la prostitución sirve para mantener la desigualdad, difundiendo la idea de el cuerpo de las mujeres puede ser comprado y vendido por la otra mitad de la población.

Según las datos que han facilitado, en Nafaroa existen entre 700 y 800 mujeres prostitutas, también menores. La mayoría de ellas son inmigrantes que han vivido episodios de violencia sexual e institucional. La prostitución se practica en clubs, pisos y calles y han recordado que según Médicos del Mundo en Nafarroa se realizan unos 2.000 servicios diarios.

A nivel estatal, la prostiución mueve ocho millones de euros al día, lo que supone más de 3.000 millones de euros al año, un 0,35% del PIB. Solo los anuncios de prostitución en prensa suponen 40 millones de euros.

El Estado español es el tercer país del mundo en consumo de prostitución y se estima que un tercio de los hombres ha recurrido a esta práctica.

Por ello, han reclamado a los poderes públicos que actúen contra esta práctica que fomenta la explotación de las mujeres. Han pedido a los gobiernos español y navarro que impongan medidas legales para ello.

miércoles, 27 de marzo de 2019

#hemeroteca #lesbianismo | Lo que las parejas lesbianas nos enseñan acerca de la desigualdad entre hombres y mujeres

Imagen: Fundación Triángulo
Lo que las parejas lesbianas nos enseñan acerca de la desigualdad entre hombres y mujeres.
Manuel Bagues | Nada es gratis, 2019-03-27
http://nadaesgratis.es/bagues/lo-que-las-parejas-lesbianas-nos-ensenan-acerca-de-las-causas-de-la-desigualdad-de-genero
Publicado también como: 
Lo que las parejas lesbianas nos enseñan acerca de la desigualdad entre hombres y mujeres. Manuel Bagues | The Conversation, 2019-03-31
https://theconversation.com/lo-que-las-parejas-lesbianas-nos-ensenan-acerca-de-la-desigualdad-entre-hombres-y-mujeres-114515

La brecha de género en el mercado laboral se ha reducido significativamente en las últimas décadas. Sin embargo, hay una dimensión en la que las cosas cambian muy lentamente. La llegada de los hijos afecta de manera muy diferente a padres y madres. Mientras que la paternidad no afecta a la carrera profesional de los varones, las madres tienden a sufrir un descenso notable en sus ingresos y en su participación en el mercado laboral. Kleben y coautores (2018) estiman que el 80% de las diferencias salariales entre hombres y mujeres se debe a la maternidad.

Cabe preguntarse hasta qué punto el diferente efecto de la maternidad y la paternidad refleja factores biológicos o culturales. Las mujeres paren y pueden dar pecho, lo que podría inducir cierta especialización dentro de la pareja. También podrían existir diferencias en las preferencias de hombres y mujeres para dedicarse al cuidado de los niños, o normas sociales que favorecen que sean las mujeres las que se encarguen. Con el fin de cuantificar la importancia de estos factores, en un reciente trabajo, Emily Nix y Martin Eckho Andresen examinan un grupo de control muy interesante: qué ocurre con las mujeres que tienen un hijo pero cuya pareja, en lugar de ser un hombre, es una mujer. ¿Se resiente su carrera profesional de la misma manera que en el caso de las madres heterosexuales? ¿Y qué ocurre con la carrera de sus parejas?

Evolución salarial de parejas heteros (i) y parejas lesbianas (d)
Los autores utilizan información de Noruega y su base de datos incluye unas 600 parejas lesbianas y un cuarto de millón de parejas heterosexuales. Las parejas lesbianas en su mayoría concibieron a su hijo a través de la inseminación in vitro, y es posible identificar tanto a la madre biológica como a su pareja. Las siguientes gráficas ilustran de manera muy elocuente los resultados. A la izquierda se observa la evolución salarial de las parejas heterosexuales. Los ingresos de ambos padres evolucionan de manera similar pero, tras el nacimiento de su primer hijo, las madres sufren un descenso de un 20% en sus ingresos mientras que la carrera de los padres prosigue normalmente. El impacto de la maternidad en las parejas lesbianas es muy diferente (gráfica de la derecha). En este caso la madre biológica experimenta una reducción de sus ingresos de únicamente un 13%. Su pareja, al contrario de lo que ocurre con los varones heterosexuales, sufre un impacto negativo en sus ingresos de cerca de un 5%. Otra diferencia notable entre madres homosexuales y heterosexuales es que, para estas últimas, la brecha salarial se perpetúa en el tiempo. En las parejas lesbianas se cierra al cabo de 5 años.

La evidencia de las parejas lesbianas sugiere que el impacto negativo de la maternidad en la carrera profesional de las mujeres heterosexuales no se puede explicar únicamente por el impacto del parto y la lactancia. Cuando la pareja es otra mujer, este impacto es menor, es compartido, y desaparece a los pocos años.

Los autores también comprueban que esto no se debe a que las parejas lesbianas dediquen menos tiempo a sus hijos. Al contrario, observan que el desempeño escolar de los hijos de madres lesbianas es significativamente superior al de los hijos de familias heterosexuales, incluso a igualdad de ingresos familiares y nivel educativo.

Los autores también estudian la efectividad de las dos principales políticas públicas con las que los gobiernos intentan atenuar el impacto negativo de la maternidad: la baja de paternidad y el acceso a guarderías. Con la baja de paternidad se espera que los varones se impliquen más en el cuidado de sus hijos y esto permita a las madres una rápida reincorporación al mercado laboral. Para estudiar su impacto, los autores explotan la introducción en Noruega de 4 semanas de baja de paternidad a principios los 90 y las ampliaciones sucesivas hasta alcanzar las 14 semanas en 2013. Comparando las familias que tuvieron un hijo unos días antes y unos días después de cada reforma, se observa que no hay ningún impacto sobre el desempeño laboral de las madres. Sus ingresos caen en igual medida independientemente de las semanas de baja de las que disponga el padre. Tampoco se observa ningún efecto sobre la carrera profesional de los padres.

Lo que sí que resulta efectivo es aumentar la disponibilidad de plazas de guarderías. En este caso los autores estudian el impacto de un programa de subsidios a guarderías para niños de 1 a 3 años que el gobierno noruego inició en 2002 y que progresivamente fue extendido a lo largo de todo el país. Los ingresos de las madres son significativamente mayores cuando disponen de guarderías. En términos cuantitativos, las guarderías reducen en cerca de un 25% la brecha salarial producida por la maternidad.

En resumen, el excelente trabajo de Emily Nix y Martin Eckho Andresen demuestra que el impacto negativo de la maternidad sobre la carrera profesional de las mujeres (heterosexuales) no se debe únicamente al parto y la lactancia sino que refleja normas sociales y/o diferencias en preferencias. Además, el análisis de las políticas públicas muestra que, si los gobiernos desean rebajar esta brecha de género, es más efectivo mejorar el acceso a guarderías que extender las bajas de paternidad. Pero más allá de las políticas públicas, lo más importante es la selección de la pareja. Si quieren evitar que la maternidad penalice su carrera profesional, no hay nada como emparejarse con otra mujer.

Manuel Bagues. Profesor del Departamento de Economía, University of Warwick.

#hemeroteca #queer | Angela Davis: por qué no llamarse lesbiana

Imagen: El País / Angela Davis
Angela Davis: por qué no llamarse lesbiana.
Una luchadora por la igualdad. En su visita a Montevideo le preguntaron por qué no milita por su elección sexual. Dio una respuesta muy política.
Patricia Kolesnikov | Clarín, 2019-03-27
https://www.clarin.com/cultura/angela-davis-llamarse-lesbiana_0_8kMGuRMj7.html

El teatro Solís, en Montevideo, estaba hasta el techo de admiradores que la acababan de escuchar durante una hora. Angela Davis ahora es una estrella y cada vez que la nombran le dicen "doctora". Antes, en los años 70, esa activista negra y comunista fue encarcelada, bajo acusación de secuestro y asesinato. En los meses en que estuvo presa hubo una campaña internacional para sacarla, que incluyó marchas, carteles, dibujos con su cara y sus rulos, canciones de los Rolling Stones, de John Lennon y de Pablo Milanés. Salió, inocente, y siguió: se ocupó de cruzar el racismo, la cuestión de las mujeres, el capitalismo.

Por esas cosas la vivaban en estos días en Montevideo, frente a una platea mayormente negra, por una vez negra en el teatro lírico del Uruguay.

Sin embargo, no hay estrellas intocables. Y por eso, cuando terminó la conferencia formal y hubo preguntas, una le cuestionó que Angela Davis, que es lesbiana, no se presentara como tal. Ella contestó con tranquilidad y, sobre todo, con un fundamento teórico.

"En la historia de los Estados Unidos -dijo- el movimiento de mujeres, el movimiento gay y lésbico, era blanco". Y explicó que esos movimientos se ocupaban sólo de cuestiones relativas a la sexualidad, al género, dejando afuera muchas cuestiones -racismo, pobreza- que a gente como Davis apremiaban. Conseguir la igualdad con los varones era el objetivo de estos movimientos. ¿Podría ella tener esa igualdad? ¿La quería? Por ejemplo, que las mujeres accedieran a altos grados en el ejército. Davis estaba con los que iban más allá: "¿No era que queríamos deshacernos del ejército?"

Quienes transitamos la discusión por el matrimonio igualitario en la Argentina sabemos todo lo que se movió a partir de ella, cuántos prejuicios salieron a la luz y cuántos fueron derrotados por el peso de la ley. Pero Angela Davis es una militante de tiempos de grandes sueños y la lucha por los derechos civiles parece quedarle chica. "¿Como reclamar derechos civiles y, a la vez, trabajar para que esas instituciones sean abolidas", preguntó. "Por ejemplo, el matrimonio. Una institución que incluye la violencia y que simboliza el heteropatriarcado. ¿Cómo se hace para apoyar el matrimonio igualitario y, a la vez, hacer una crítica profunda del matrimonio en general?"

Minutos antes la teórica -es autora, entre otros libros del estudio 'Mujeres, raza y clase'- había cuestionado cierta visión del feminismo que se centra en "el techo de cristal", esa tapa invisible que impide crecer profesionalmente a las mujeres.

Su interés, dijo, no está en "las mujeres que sólo tienen que romper el techo para llegar a donde quieren ir". Sino en "las mujeres que están realmente en el fondo. Mujeres pobres, mujeres negras, mujeres musulmanas, mujeres indígenas, mujeres queer, mujeres trans."

Por esas cosas, explicó, no milita como lesbiana aunque es público que su deseo está con las mujeres. "Creo que la categoría ‘queer’ es más inclusiva". Queer, una palabra que se empezó a usar en la década del 90, quería decir "raro". Pero con el tiempo pasó a representar a todo aquel que viviera y amara fuera de lo establecido. En la teoría queer, el sexo y el género son construidos y no dados y lo que se busca no es integrarse a la sociedad tal como es.

Queer, se define Davis, entonces. Porque ella es lesbiana pero la palabra queer habla también -dice- "de anticapitalismo y antirracismo". Porque no es una sola cosa el feminismo.

#hemeroteca #prostitucion | “Ir de putas” como ritual grupal masculino

Imagen: Público
“Ir de putas” como ritual grupal masculino.
Beatriz Ranea Triviño · Investigadora especializa en prostitución | Público, 2019-03-27

https://blogs.publico.es/dominiopublico/28235/ir-de-putas-como-ritual-grupal-masculino/

Según la Encuesta Nacional de Salud Sexual de 2009 se estima que en el Estado español un 32,1% de los hombres mayores de 16 años han acudido al menos una vez en su vida a la prostitución. Desde ese año no se ha vuelto a encuestar a nivel estatal sobre prácticas sexuales y, por tanto, desconocemos cifras actuales de consumo de prostitución. No obstante, la magnitud de la industria de la prostitución sirve como indicador que muestra que el porcentaje de hombres que acude a la prostitución hoy en día podría ser mayor. Según el propio Ministerio del Interior en 2013 la trata de mujeres con fines de explotación sexual movilizaba unos cinco millones de euros al día (Atencio, 2015), por ello, es necesario plantear que la industria de la prostitución estará invirtiendo esfuerzos en generar demanda; y a su vez el incremento de la demanda de prostitución seguirá alimentando una industria que percibe la explotación sexual como un negocio altamente rentable. Además, la demanda de prostitución no es sólo autóctona sino que, en distintas webs internacionales España ocupa uno de los puestos principales como destino preferido de turismo sexual.

De toda la demanda, es difícil saber cuántos hombres acuden en grupo a la prostitución, pero los estudios al respecto nos permiten afirmar que en muchas ocasiones es el grupo, o algún referente masculino, quienes actúan como elementos “facilitadores” del acceso a los espacios de prostitución por primera vez. Este hecho se convierte en un ritual grupal de iniciación que genera lazos masculinos a través de compartir experiencias y prácticas de instrumentalización y subordinación de las mujeres.

En la actualidad, el elemento grupal es especialmente significativo entre los hombres jóvenes que normalizan la prostitución como una opción de ocio masculino. Incluso siendo menores de edad nos encontramos con grupos de chavales que acuden a pisos de prostitución o calles, porque en los clubes de alterne aún no les permiten entrar. Se banaliza el consumo de prostitución mientras se busca reproducir un imaginario sociosexual aprendido de la pornografía hegemónica a la que acceden también siendo cada vez más pequeños.

Una vez que un hombre se ha iniciado en el consumo de prostitución es factible que siga acudiendo a la prostitución en grupo y/o en solitario. Si nos centramos en el ritual grupal, hay muchos motivos o excusas que hacen surgir la prostitución entre diferentes grupos de hombres: con relativa frecuencia un hombre propone ‘¡Vámonos de putas!’, y lo más probable es que no se encuentre con oposición por parte de los individuos que conforman el grupo. También es habitual la celebración de despedidas de soltero en clubes de alterne. Incluso previo a la celebración de la “despedida”, en los grupos de ‘Whatsapp’ se harán bromas sobre “ir de putas” sin que ninguno de los integrantes del grupo critique estas actitudes: algunos jalean la propuesta, otros se ríen y otros guardan silencio.

Hay más ejemplos que motivan este ritual grupal masculino como: terminar las cenas de empresa; cerrar un pacto empresarial o político en el prostíbulo; ir a burdeles tras un Congreso internacional científico o tecnológico; continuar o acabar una noche de fiesta; o simplemente acudir con el grupo de colegas para desconectar de lo que catalogan como “complicadas” relaciones con las mujeres fuera de los espacios de prostitución.

Historias y anécdotas masculinas en contextos de prostitución hay muchísimas que no suelen ser compartidas con mujeres. Para ilustrar el grado de confraternización masculina que se produce en los clubes de alterne comparto una de las muchas historias que he ido encontrando en estos años de estudio de la demanda de prostitución: en un club de alterne en el que se encontraban arriba las habitaciones, una noche mientras baja las escaleras un hombre se cruza con su yerno (el compañero afectivo-sexual de su hija) que sube esas mistas escaleras. Suegro y yerno se miran sin sorpresa y uno le dice al otro mientras le toca el hombre: “lo que ocurre aquí, se queda aquí”.

En este sentido, los contextos de prostitución se constituyen como espacios masculinos y masculinizantes donde la fratría no es interpelada, sino que se mueve de forma cómoda. Es decir, son refugios de la masculinidad hegemónica como explica Beatriz Gimeno. Estos espacios se rigen por un principio claro de exclusión y segregación: son espacios para hombres en los que las mujeres solo pueden aparecer con un carácter marcadamente instrumental, para cubrir deseos masculinos. Estos deseos que tendrán un carácter sexual, siendo su concepción del sexo claramente patriarcal, heteronormativa, androcéntrica y falonarcista -que diría Bourdieu-; pero también pueden proyectar sobre las mujeres en prostitución otros deseos como ser escuchado, ser complacido o agradado de distintas maneras. En el imaginario colectivo muchas veces aparece el estereotipo del “pobre hombre” que acude a la prostitución porque no le queda otra o porque “necesita” hablar. Estas representaciones patriarcales se cimientan sobre la idea de que las mujeres han de satisfacer los deseos de los hombres sin reciprocidad, es decir, la vida de las mujeres no tiene la misma importancia y ellas han de presentarse como buenas oyentes del hombre sin desestabilizar la relación jerárquica porque, por contrapartida, ellos no desean escuchar a las mujeres en prostitución. De hecho, si ellas muestran su humanidad, la relación de prostitución (que implica deshumanización del putero hacia la prostituta) se quiebra para ellos. Son espacios donde los puteros son sujetos y las mujeres aparecen representadas únicamente como cuerpo-objeto: ellos pagan por el acceso a su corporeidad y por la ‘performance’ de hiperfeminidad que ellas representan.

Así, se buscan espacios masculinos y masculinizantes como los contextos de prostitución, o también, las comunidades virtuales que generan en algunos foros. Es decir, la práctica de consumir prostitución adquiere un carácter colectivo no sólo cuando se acude a los espacios de prostitución acompañado de otros hombres; sino también cuando se narra la experiencia con otros hombres ya sea en persona o en foros de internet.

El carácter grupal en estos contextos puede derivar en que cada uno elija a una o varias mujeres y vaya con ella/s a la habitación; o que entre varios hombres se elija a una prostituta y suban con ella a la habitación. Toda esta ‘performance’ grupal tiene el carácter expresivo al que se refiere Rita Laura Segato en su libro “La guerra contra las mujeres” (2016) cuando aborda la cuestión de la violencia sexual en grupo. El cuerpo-objeto de las mujeres no es más que un instrumento para que los hombres se comuniquen entre ellos expresando su masculinidad. Es decir, se busca el reconocimiento del estatus de masculinidad (hegemónica) de los unos a los otros. Están agrediendo sexualmente a una mujer entre varios hombres porque el deseo sexual y la excitación se produce mediante la agresión colectiva y los cuerpos violentados de las mujeres son significados como elemento para reforzar el vínculo grupal masculino.

Además, tenemos que reflexionar acerca de las representaciones masculinas de lo que es una prostituta: muchos hombres identifican a la prostituta como aquella a la que es legítimo violar y agredir tanto física como verbalmente. Cuando nos acercamos a los espacios es frecuente que las mujeres en prostitución expresen que muchos hombres cuando pagan se sientan con el derecho incluso de agredirlas y de imponer prácticas sexuales que ellas en un principio habían dejado claro que no iban a realizar. Hace unos meses, un grupo de hombres identificados en los medios de comunicación como “La manada de Murcia” justificaron y legitimaron una agresión sexual a una mujer en prostitución justamente por esto: porque ella era prostituta. La prostituta es imaginada por ellos como un deshecho (y la sociedad contribuye a reforzar este imaginario estigmatizante), un cuerpo-objeto para uso y abuso por parte de los hombres. Esta es una más de las ficciones que se construyen los agresores sexuales para no reconocerse como agresores: desde que las mujeres consienten la agresión, pasando porque las mujeres disfrutan las violaciones, hasta afirmar que hay mujeres que pueden ser violadas porque son prostitutas. La masculinidad hegemónica se sostiene sobre diversas ficciones que legitiman y justifican la violencia contra las mujeres.

Es por esto, entre otras razones, por lo que la prostitución se encuentra en la encrucijada entre la violencia sexual y las lógicas neoliberales y consumistas. Sobre la violencia sexual: los hombres de forma individual o en grupo consiguen acceder al cuerpo de mujeres que no les desean, algo que fuera de la prostitución se consigue mediante la violencia o la intimidación. Por otro lado, las lógicas neoliberales –que tanto han colonizado el imaginario colectivo- nos presentan todo objeto, persona o relación, como mercantilizable; y las lógicas consumistas refuerzan la idea de que los cuerpos de las mujeres pueden ser representados como bienes intercambiables (sin subjetividad) en un mercado que satisface los deseos masculinos con inmediatez y ofreciendo una amplia gama de “productos” entre los que elegir.

Por todo esto, la masculinidad hegemónica y su carácter grupal pueden ser catalogados como un problema social que ha de ser abordado con urgencia; un problema que forma parte y sostiene la estructura patriarcal. Es probable que al afirmar esto, alguno esté pensando contestarme un ‘not all men’, “no todos los hombres”. Aquellos que no se identifican con este modelo de masculinidad no necesito/necesitamos que nos señalen que ellos no realizan estas prácticas (quizá a la espera de un aplauso o un agradecimiento por no agredir a las mujeres) sino que necesitamos que sean capaces de interpelar a sus iguales. Necesitamos hombres disidentes del patriarcado que interpelen al resto de hombres que ejecuta y reproduce el terror sexual dentro y fuera de los espacios de prostitución.

  • Bibliografía
  • Atencio, Graciela (2015): “La cultura putera mata mujeres en España” en Feminicidio: el asesinato de mujeres por ser mujeres. Madrid: La Catarata.
  • Bourdieu, Pierre (2000): La dominación masculina. Madrid: Anagrama.
  • CIS (2009): Encuesta Nacional de Salud Sexual. Madrid: CIS.
  • Gimeno, Beatriz (2012): La prostitución. Aportaciones para un debate abierto. Barcelona: Bellaterra.
  • Segato, Rita Laura (2016) La guerra contra las mujeres. Madrid: Traficantes de sueños.
  • Sobre turismo sexual: http://www.elmundo.es/sociedad/2016/10/13/57fe88b2e5fdea63208b4583.html

martes, 26 de marzo de 2019

#hemeroteca #violencia #justicia | Jussie Smollett: retiran todos los cargos contra el actor de "Empire"

Imagen: BBC / Jussie Smollett
Jussie Smollett: retiran todos los cargos contra el actor de "Empire", quien estaba acusado de pagar para simular un ataque racista en su contra.
BBC, 2019-03-26
https://www.bbc.com/mundo/noticias-47701198

En un giro inesperado, este martes los abogados de Jussie Smollett anunciaron que las autoridades de Chicago retiraron todos los cargos en contra del actor de la serie "Empire", quien estaba acusado de pagar a dos hombres para que simularan un ataque racista en su contra.

Smollett se había declarado no culpable de los 16 cargos presentados en su contra por "alteración del orden público y presentar una denuncia falsa a la policía".

Este martes el actor, tras comparecer frente a las autoridades, aseguró haber sido "honesto y consistente en todos los niveles desde el primer día".

"No sería hijo de mi madre si fuera capaz de haber hecho una porción de lo que se me acusaba".

La oficina del Fiscal estatal del condado de Cook dijo en un comunicado: "Tras revisar todos los hechos y circunstancias del caso, incluyendo el trabajo voluntario del señor Smollett en la comunidad y su acuerdo para ceder su fianza a la ciudad de Chicago, creemos que esta decisión es una disposición justa y una resolución adecuada para este caso".

Pese a la retirada de los cargos, el superintendente de la policía de Chicago, Eddie Johnson, aseguró que sentía que no se había hecho justicia y que "la ciudad se merece una disculpa".

"Al final fue el señor Smollett el que cometió este engaño", dijo a la prensa.

Por su parte, el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, insistió en que él se inventó un delito de odio para autopromocionarse.

El ataque
El caso arrancó en enero cuando Smollett, quien es abiertamente gay, dijo que un día había salido a comprar comida tarde por la noche cuando dos hombres blancos le gritaron insultos racistas y homofóbicos, lo golpearon, le lanzaron una sustancia química y le pusieron una soga alrededor del cuello.

"Esto es un país MAGA", aseguró que le dijeron, en referencia al slogan del presidente estadounidense Donald Trump "Make America Great Again" ("Que América vuelva a ser grande").

El incidente generó una ola de apoyo hacia el actor, que recibió mensajes de estrellas como Viola Davis y Naomi Campbell.

¿Invención?
Semanas más tarde, la policía de Chicago acusó al actor de haberse inventado lo sucedido -pagando a dos hombres para simular el ataque- para ganar notoriedad y lograr que le subieran el sueldo por su participación en "Empire".

Eddie Johnson, superintendente de la policía de Chicago, aseguró que Smollett "explotó el dolor y la ira del racismo para promover su carrera".

"Smollett pagó US$3.500 para montar este ataque y, en el proceso, arrastrar por el lodo la reputación de Chicago", agregó Johnson.

Poco después de la conferencia de prensa de Johnson, el propio presidente Donald Trump reaccionó a las declaraciones policiales con un mensaje en Twitter.

Trump afirmó que Smollett insultó a "decenas de millones de personas" con sus comentarios "racistas y peligrosos".

Los abogados de Smollett aseguraron en ese momento que harían "una investigación minuciosa y montarían una defensa agresiva". Esta estrategia parece haber dado sus frutos.

#libros #politica #identidades | Indalecio Prieto: la nación española y el problema vasco : textos políticos

Indalecio Prieto: la nación española y el problema vasco : textos políticos / Ricardo Miralles Palencia.
Bilbao : UPV/EHU, 2019 [03-26].
364 p.
ISBN 9788413190136 / 24 €

/ ES / ENS
/ España / Historia – Siglo XX / Identidades / País Vasco / Política / PSOE / Segunda República

Indalecio Prieto Tuero (1883-1962), ‘socialista a fuer de liberal’, como se intituló él mismo, fue un reformista, que entendió el socialismo como la culminación del liberalismo. Le importó siempre el carácter político del régimen existente y se preocupó por movilizar a la opinión pública y por vocear su estado de espíritu en el ámbito máximo de la soberanía nacional: el Congreso de los Diputados, donde concebía que se hallaba ‘la fuente de toda energía política’.

Si se le compara con sus compañeros de organización, el PSOE, íntimamente preocupados por el crecimiento ‘orgánico’ del Partido Socialista, a la espera de la revolución, Prieto fue un dirigente activo, dispuesto a usar de la política parlamentaria y/o gubernamental para transformar la realidad de España. Por ello, para Prieto, ni la divisoria fue nunca la clase, sino el carácter político del régimen existente, ni el interés nacional coincidió con el interés de clase. De ahí que este socialista ‘político’, ‘reformista’, de raíz liberal, hiciera siempre imperativa la presencia del Estado, como instrumento de cambio y modernización de España.

En relación a la llamada ‘cuestión vasca’, Indalecio Prieto la vivió en primera persona desde que amaneció a la vida pública en 1911, aunque su aportación fundamental a la resolución de dicha ‘cuestión vasca’, la hizo durante la II República. Fue entonces cuando Prieto situó el ‘problema vasco’ en una dirección ‘constituyente’, al concebir el Estatuto de autonomía otorgado al País Vasco por la República como formando parte de la ordenación constitucional española, incardinada, por tanto, en un mismo proyecto de democratización y modernización de España.

#hemeroteca #iglesia #mujeres | Dimite la directora del suplemento femenino del periódico del Vaticano por los intentos de silenciarlo

Imagen: El País / Lucetta Scaraffia
Dimite la directora del suplemento femenino del periódico del Vaticano por los intentos de silenciarlo.
Lucetta Scaraffia y su equipo se marchan denunciando el retorno a la cultura de “la mujer obediente” en la Iglesia y la imposibilidad de abrir un "diálogo libre y valiente"
Daniel Verdú | El País, 2019-03-26
https://elpais.com/sociedad/2019/03/26/actualidad/1553599594_604218.html

El Vaticano y el Papa han sufrido una nueva baja que cuestiona directamente la apertura de la Iglesia a las mujeres y a la libertad de expresión. La directora del suplemento mensual femenino de L’Osservatore Romano, Lucetta Scaraffia, y todo su equipo han dimitido de sus funciones. En su despedida, denuncian el intento de “silenciar una iniciativa útil”, la vuelta al clericalismo y a la cultura de “mujeres obedientes”. La dimisión aísla más al pontificado de Francisco, que pierde aliados a ambos lados del esquema ideológico y social.

La directora de ‘Mujeres, Iglesia, Mundo’ y su redacción han escrito una carta al Papa para explicar sus motivos. Algo que también detallarán en el próximo editorial de la publicación, que ya ha sido adelantado. Denuncian que su línea editorial "no ha encontrado el apoyo de la nueva dirección de ‘L'Osservatore Romano’" [hubo un brusco cese del anterior director el pasado diciembre] y que "se ha vuelto a la selección de mujeres de arriba, a la elección de colaboradores que aseguran obediencia y a renunciar a cualquier posibilidad de abrir un verdadero diálogo, libre y valiente”.

La redacción explica en su carta al papa Francisco que tiran la toalla porque se sienten rodeadas de "un clima de desconfianza y deslegitimación progresiva, desde una mirada sin estima y crédito para continuar la colaboración". "Con el cierre de ‘Donne Chiesa Mondo’ –termina- se rompe, por primera vez, una experiencia nueva y excepcional para la Iglesia: un grupo de mujeres, que se han organizado de forma autónoma, que han votado entre ellas la incorporación de nuevas colaboradoras, que han podido trabajar en el corazón del Vaticano y de la comunicación de la Santa Sede con inteligencia y corazón libres, gracias al consentimiento y apoyo de dos papas”.

El suplemento, creado durante la fructífera dirección del anterior responsable del periódico del Vaticano, Giovanni Maria Vian, fue una publicación contracultural dentro de los muros de una institución masculina. Scaraffia impulsó la publicación de grandes temas, incluido el del largamente silenciado abuso a las monjas por parte de sacerdotes. Este reportaje, que sacó a la luz una realidad incómoda para la Iglesia, cayó como una bomba en la Santa Sede. Justo cuando la Iglesia empezaba a afrontar el tema del abuso a menores, se encontró con un nuevo frente para el que no estaba preparada.

El propio director de la publicación, Andrea Monda, ha contestado hoy a la dimisión del equipo y niega que el suplemento vaya a dejar de publicarse. "En estos pocos meses, desde que he sido nombrado director, he garantizado para Scaraffia y para el equipo editorial de mujeres, la misma autonomía y la misma libertad que han caracterizado la revista mensual desde que nació, absteniéndome de interferir de cualquier manera en la creación del suplemento mensual del periódico". Monda ha negado cualquier tipo de injerencia al tiempo que ha señalado que el suplemento femenino de ‘L'Osservatore Romano’ "no se interrumpe" y va a continuar "sin ningún tipo de clericalismo".

#hemeroteca #iglesia #pederastia #justicia | La fiscalía australiana pide prisión para varios periodistas por informar del caso del cardenal Pell

Imagen: El País / George Pell
La fiscalía australiana pide prisión para varios periodistas por informar del caso del cardenal Pell.
El juez había prohibido divulgar detalles del juicio por pederastia para no influir en otro proceso.
Agencias | El País, 2019-03-26
https://elpais.com/sociedad/2019/03/26/actualidad/1553589633_434402.html

Decenas de periodistas australianos podrían enfrentarse a una multa o a prisión por haber violado supuestamente una prohibición que impedía divulgar detalles sobre el juicio contra el cardenal George Pell, condenado a seis años de cárcel por agredir sexualmente a dos niños. La Fiscalía australiana ha demandado a 13 grupos mediáticos y 23 periodistas locales por desacato. Varios medios internacionales divulgaron el veredicto en diciembre pasado, pero la prensa australiana tenía obligación de guardar silencio para no influir en un juicio posterior.

El ministerio público acusa a ‘The Herald’, ‘Weekly Times’ o ‘News Life’, entre otros medios, de "perjudicar o interferir con la debida administración de justicia" con sus informaciones, según un comunicado del tribunal Supremo del estado de Victoria. Los imputados, según la acusación, violaron la orden impuesta por el juez Peter Kidd en diciembre pasado, que prohibió divulgar pruebas relativas al caso de pederastia contra Pell y el veredicto del juicio contra el ex número 3 del Vaticano. Los demandados deberán comparecer ante el tribunal el 15 de abril.

El pasado 11 de diciembre, el jurado declaró culpable a Pell de cinco delitos de pederastia, uno de ellos por penetración oral, perpetrados contra dos niños del coro de la catedral de St Patrick, en Melbourne, en la década de 1990. Entonces, varios medios australianos informaron del caso pero sin nombrar a Pell o los cargos concretos, aunque la prensa internacional sí que nombró al cardenal.

El apagón informativo estaba vigente en Australia y "en cualquier página web u otro formato electrónico o de retransmisión accesible dentro de Australia". Solo se levantó el pasado 26 de febrero, despúes del sobreseimiento del segundo proceso contra Pell por abusos sexuales a menores en la década de 1970.