jueves, 31 de mayo de 2012

#libros #mujeres #franquismo | Las rapadas : el franquismo contra la mujer

Las rapadas : el franquismo contra la mujer / Enrique González Duro.
Tres Cantos, Madrid : Siglo XXI, 2012 [05].
224 p.
ISBN 9788432316296 / 17 €

/ ES / ENS
/ Feminidad / Franquismo / Historia – Siglo XX / Mujeres / Mujeres en el franquismo / Persecuciones políticas / Segunda República
Biblioteca UPV/EHU
http://millennium.ehu.es/record=b1738878~S1*spi

Son pocos los libros que han mostrado la represión ejercida sobre las mujeres republicanas. Ellas fueron víctimas de abusos institucionalizados y sistemáticos que tenían como objetivo demonizar el estereotipo de feminidad que había comenzado a extenderse durante la Segunda República –que permitía un cierto escape respecto a la rigidez previa y, aun más, respecto a la que vino después. Mientras que ellos habían caído en el frente, habían sido ejecutados o huían ante la llegada de los sublevados, ellas permanecían en los pueblos, a cargo de sus familias, en miseria, y eran, muchas de las veces, juzgadas en tribunales militares en los que se decidía qué mujeres debían ser vejadas y marcadas por haber contribuido al derrumbe de la moral. Así se extendió el corte de pelo al rape y la ingesta de aceite de ricino para provocarles diarreas y pasearlas por las principales calles de las poblaciones «liberadas», acompañadas por bandas de música. No se trataba tanto de apartar o perseguir al enemigo, sino, más bien, de exhibir a una especie de «deformidad» generada en la República. Era algo más que un abuso ejercido sobre las mujeres, fue un ataque a un modelo de mujer libre e independiente.

#libros #hombres | Vidas de hombre(s)

Vidas de hombre(s) / Oscar Guasch (ed.)
Barcelona : Bellaterra, 2012 [05]
232 p.
ISBN 9788472905856 / 17 €

/ ES / ENS / REC
/ Hombres / Masculinidad / Sociología / Testimonios

Este libro habla de hombres, de sus ilusiones y de sus pasiones. Incluye doce relatos de vida escritos por sus protagonistas. Son autores que buscan contarnos sus miedos y sus ilusiones. Son hombres que eligen compartir lo que sienten. Quienes participan en este libro son de lo mejor que tenemos para revisar y criticar las maneras de ser hombre hoy en día vigentes. A través de los relatos se conocen las experiencias masculinas de sus autores. Cada uno de los textos contiene su propio universo y conforma una unidad narrativa que no depende del resto. En ese sentido, la lectura es flexible y depende del orden que quien lea le otorgue. Los relatos buscan dar a conocer las prácticas vitales, las estrategias, y las adaptaciones desarrolladas por estos varones. En los relatos destaca la importancia del conocimiento basado en la experiencia y que permite elaborar teoría basada en la vida. Lectores y lectoras disfrutarán de los textos; pero, especialmente, muchos lectores se reconocerán en alguno de ellos.

#libros #mujeres #educación | Doctas, doctoras y catedráticas : cien años de acceso libre de la mujer a la universidad


Doctas, doctoras y catedráticas : cien años de acceso libre de la mujer a la universidad / Consell Interuniversitari de Catalunya 
Generalitat de Catalunya, Barcelona : 2012 [05]
167 p.

/ ES / ENS / REC / Open Access
/ Ciencia / Educación / Igualdad / Mujeres – Historia / Rol según el sexo / Universidades
TEXTO COMPLETO | Universia
http://www.universia.net/nosotros/files/Doctas_doctoras_Castellano_Completo.pdf

Con motivo del centenario del acceso oficial de la mujer a la universidad española (Real Orden de 8 de marzo de 1910), la Universitat Ramón Llull y la Comisión Mujer y Ciencia del Consejo Interuniversitario de Cataluña, en colaboración con Universia, publicaron “Doctas, Doctoras y Catedráticas. Cien años de acceso libre de la mujer a la universidad”. Esta publicación recopila los principales aspectos de la mujer universitaria durante estos cien años, abordando el tema a partir de una perspectiva histórica, que va desde sus orígenes hasta nuestros días. Los temas tratados afectan a la situación de la mujer universitaria desde diferentes ámbitos: laboral, social, cultural, educativo, psicológico, científico, tecnológico y de investigación, etc. 

SUMARIO
7 / Introducción / Esther Giménez-Salinas Colomer
9 / 01. Una visión de género desde el departamento responsable en materia de universidades e investigación / Victòria Miquel Martí, Montserrat Solé San Millán y Fina Villar López
25 / 02. Las mujeres en las universidades: un cambio de modelo / Anna Solà Arguimbau
33 / 03. Políticas de igualdad en el ámbito universitario: nuevas perspectivas / Carolina Gala Durán
45 / 04. Mujeres y carreras técnicas / Marisol Marqués Calvo y Antoni Roca Rosell
57 / 05. Mujeres en la Universidad: cien años de prohibiciones / Esther Giménez-Salinas Colomer, Rosa Nomen Ribé
73 / 06. El acceso de la mujer a las nuevas figuras del profesorado universitario laboral en el ámbito de Cataluña / Ana M. Romero Burillo
87 / 07. Las mujeres de la psicología y la “psicología” de las mujeres / Teresa Cabruja Ubach
101 / 08. Las mujeres en la Universidad. ¿De la igualdad de oportunidades a la igualdad efectiva? / Inma Pastor
115 / 09. La alianza de las maestras. Apuntes sobre la renovación pedagógica en la formación inicial del profesorado / Antoni Tort Bardolet
127 / 10. La mujer trabajadora y la nueva realidad laboral. El reto de armonizar trabajo y familia hoy / Consuelo León Llorente
139 / 11. Mujeres, toma de decisiones y liderazgo en las organizaciones / Amparo Acereda
151 / 12. “Por amor al saber”: las acciones de las mujeres y la búsqueda de espacios en la Universidad / Montserrat Cabré
159 / 13. Las mujeres en la investigación científica: apuntes sobre la historia y el futuro / Assumpció Vila

martes, 22 de mayo de 2012

#libros #garcialorca | Los amores oscuros

Los amores oscuros / Manuel Francisco Reina
Temas de hoy, : 2012 [05-22]
608 p.
Colección: TH Novela
ISBN 9788499981284 [2012-05] / 22 €

/ ES / NOV / BIO
/ Amor / Federico García Lorca / Homofobia / Homosexualidad / Juan Ramírez de Lucas / Parejas / Persecuciones políticas / Segunda República

«Yo fui el último amor de Lorca y, tal vez, la razón de su muerte.» Con la rotundidad de esta frase se inicia la novela que da noticia, por primera vez, de la última relación amorosa del poeta y que pudo ser la razón por la que no huyó de España a pesar de que sabía que su vida corría serio peligro. En un apasionante relato de ficción, Los amores oscuros nos traslada a los felices últimos días de Federico García Lorca. Mientras España vive agitada bajo el gobierno del denominado Bienio Negro, el autor de Yerma disfruta los días de su consagración gracias al éxito como poeta y como uno de los autores dramáticos más aclamados. Pero lo que definitivamente convierte a Federico en un hombre pleno es su relación con un joven que, por primera vez, se compromete con él y le corresponde en un amor firme, maduro y apasionado. Embriagado por la dulzura con la que los días transcurren al lado del joven, Federico se anima a presentarle a su más íntimo círculo de amistades. Ambos conviven con personajes como Rafael de León, Juan Ramón Jiménez, Rafael Alberti, Margarita Xirgu, Vicente Aleixandre, Miguel Hernández, etc., mostrándonos el fértil paisanaje que recorre los años previos al desenlace de la contienda. También aparecen las mujeres que forman el Lyceum Club Femenino, olvidadas de la historia pero fundamentales en el mundo de Lorca y en esta relación, como Pura Ucelay, María Teresa León o Lola Membrives, cómplices del poeta, que compone en esos días los versos que dedica a su amado y que de forma póstuma darán cuerpo al poemario Los sonetos del amor oscuro.Sin embargo, toda la felicidad que recorre la novela está atravesada por un aciago destino: debido a su magnetismo personal, Lorca va convirtiéndose en el adalid y el icono de una corriente de pensamiento sobre la que se ciernen peligrosas amenazas. Cuando los acontecimientos empiezan a sucederse desbocados, el aire que respira la pareja se contamina de negros presagios que finalmente desembocan en el trágico fin del poeta que su amado llevará toda la vida como una silenciosa carga.Los amores oscuros es una fina, documentada e inteligente novela que retrata el convulso Madrid de los años treinta, las disputas políticas y sociales, y el hervidero cultural en el que está convertida una España a punto de explotar. Pero, sobre todo, es la reivindicación de una bellísima historia de amor truncado, condenada durante años a la oscuridad.

DOCUMENTACIÓN
Lorca, entre Rodríguez Rapún y Ramírez de Lucas
Luis María Ansón | El Cultural, 2013-09-20

http://www.elcultural.es/revista/opinion/Lorca-entre-Rodriguez-Rapun-y-Ramirez-de-Lucas/33309
"Rapún era un cerdo que se acostaba con mujeres"
Luis María Ansón | El Cultural, El Mundo, 2013-09-13

http://www.elcultural.es/version_papel/OPINION/33272/Rapun_era_un_cerdo_que_se_acostaba_con_mujeres
"La relación de García Lorca con Ramírez de Lucas cambió su vida"
Jesús Arias | El Día de Córdoba, 2012-06-06

http://www.eldiadecordoba.es/article/ocio/1276014/la/relacion/garcia/lorca/con/ramirez/lucas/cambio/su/vida.html
“Los amores oscuros” es una novela para disfrutar y sufrir
Daniel Monserrat | El Periódico de Aragón, 2012-06-04

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/escenarios/los-amores-oscuros-es-novela-disfrutar-sufrir_762165.html
El amor secreto de Federico García Lorca
Rubén Díaz Caviedes | El Confidencial, 2012-05-27

http://www.elconfidencial.com/cultura/2012/05/27/el-amor-secreto-de-federico-garcia-lorca-98695
El último amante secreto de Lorca
Una novela revela el verdadero nombre del muchacho al que el poeta dedicó sus 'Sonetos del amor oscuro'
Jesús Arias | Granada Hoy, 2012-05-15
http://www.granadahoy.com/article/ocio/1258416/ultimo/amante/secreto/lorca.html
El amor oscuro de García Lorca
Un nuevo libro relata la relación secreta del poeta con Juan Ramírez Lucas
Juan Luis Tapia | Ideal, 2012-05-11
http://www.ideal.es/granada/v/20120511/cultura/amor-oscuro-garcia-lorca-20120511.html
“Querido Juan, es preciso que vuelvas a reír...”
Una carta y un poema simbolizan la pasión de la pareja
A. C. / L. M. | El País, 2012-05-10
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/09/actualidad/1336592881_755639.html
El amor oscuro de García Lorca
Durante toda la vida, Juan Ramírez de Lucas calló su apasionada relación con el poeta, truncada por una familia conservadora y por el asesinato del escritor
Amelia Castilla / Luis Magán | El País, 2012-05-10
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/09/actualidad/1336592315_908655.html
>
Y TAMBIÉN…
"Sólo quiero reivindicar una historia de amor de hace 75 años"

El bailaor linense David Morales estrena mañana en Jerez 'Lorca muerto de amor', basado en el libro de Manuel Francisco Reina
Fran Pereira | Europa Sur, 2014-06-26
http://www.europasur.es/article/ocio/1803006/solo/quiero/reivindicar/una/historia/amor/hace/anos.html
Lorca y el amor, vistos desde el flamenco de David Morales
El bailaor linense lleva al Villamarta de Jerez de la mano de Cope su último espectáculo, dedicado al poeta granadino
La Voz, 2014-06-14
http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20140614/sociedad/lorca-amor-vistos-desde-20140614.html

jueves, 17 de mayo de 2012

#hemeroteca #travestis | Malva, retrato de una travesti de 90 años

Imagen: Rolling Stone
Malva, retrato de una travesti de 90 años
Cruzó los Andes a pie y vivió los años en que la homosexualidad se pagaba con cárcel; la historia de una travesti que, en el último tramo de su vida, se decidió a escribir sus memorias.
Violeta Gorodischer | Rolling Stone, 2012-05-17
http://www.rollingstone.com.ar/1474097

Con el negro de la pava que usan para matear y la raspadura del jabón mojado, arman una pasta compacta como rimel para pestañas. El tizne seco es el delineador de ojos y cejas. Las paredes son de color rosa: raspan el revoque y tienen rubor para las mejillas. Los aros los fabrican con el papel plateado de los cigarrillos, que se pegan al lóbulo de la oreja con jabón común. Del techo de la celda cuelgan un jarrón que hace las veces de micrófono y ahí sí: que empiece el show. Ellas cantan, bailan y se olvidan del mundo. Una es Blanquita Amaro, otra Nélida Roca, otra Alicia Márquez. Los del pabellón vecino aplauden primero y chistan después, con el consabido "putoooos de mieeeerrrrda, dejeeeen dormir" y alguna que otra amenaza. Los guardiacárceles las dejan hacer, hasta que se cansan.

La escena de este grupo de "locas" montando un variété carcelario no salió de un libro de Copi, ni de Manuel Puig, ni de Pedro Lemebel, ni de ningún otro clásico de la literatura queer latinoamericana. Es parte de la biografía de Malva: una travesti de más de 90 años que, en el último tramo de su vida, quiso dejar huella en el circuito cultural porteño. Hasta hace un par de años, nadie la conocía ni sabía quién era. Hoy es columnista en el suplemento Soy de Página/12 y pertenece al staff de El Teje, la primera revista trans de América latina, amadrinada por la célebre cronista María Moreno. Como no tiene computadora, escribe todo en un cuaderno y después lo pasa en limpio con su máquina de escribir. Aunque le tiemblen las manos. Aunque se canse. Aunque le lleve demasiado tiempo y sus editoras le supliquen que encuentre otra forma. "Mis ideas, mis reflexiones, son muy coordinadas. Coordino bien", dice Malva mientras sirve con cuidado un café de saquito. Es flaca y tiene el pelo blanco, muy blanco. Usa pantalones y camisas holgadas que define como "vestimenta unisex". Ya no se maquilla. "Yo no tuve una preparación, digamos, en cuanto a cómo tenés que escribir, pero ya es nato; en mí, es nato. Se me ocurre una idea, la transformo en manuscrito, leo, voy corrigiendo, voy dándole forma", explica.

Estuvo presa en tiempos de gobiernos peronistas y después se las rebuscó como pudo, donde pudo. Recolectó fruta, trabajó de modista en el teatro de revista de la calle Corrientes e incluso viajó a Río para armar los trajes de algunas “escolas de samba”. Vio el cambio de siglo, Malva. Y es una de las pocas travestis ancianas que hay en Argentina. Su voz es gruesa y habla mucho, tanto que a veces se queda muda y tiene que hacer silencio por un par de días. Cuando sale a comprar pan o a tomarse el colectivo, la gente le dice "abuela". Hace un tiempo decidió escribir sus memorias y pocos meses atrás el Centro Cultural Rojas le ofreció publicarlas. "Se dio de una manera muy casual, porque yo no estaba destinada a esto", dice. "Estaba destinada a ser una viejita ñoña que ya terminaba sus días recordando lo que había vivido." Sin embargo, el destino cambió su curso y así apareció el primer libro de Malva, que ella escribió íntegramente a mano y tituló Mi recordatorio. El primer capítulo se llama "El cruce de los Andes."

Leé la nota completa acá

sábado, 12 de mayo de 2012

#hemeroteca #garcialorca | La última carta de García Lorca

La última carta de García Lorca
El País saca a la luz la misiva dirigida desde Granada a su novio, Juan Ramírez de Lucas. Querían viajar a México pero el asesinato del poeta lo impidió.
Amelia Castilla / Luis Magán | El País, 2012-05-12
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/11/actualidad/1336767388_044828.html

“En tu carta hay cosas que no debes, que no puedes pensar. Tú vales mucho y tienes que tener tu recompensa. Piensa en lo que puedas hacer y comunícamelo enseguida para ayudarte en lo que sea, pero obra con gran cautela. Estoy muy preocupado pero como te conozco sé que vencerás todas las dificultades porque te sobra energía, gracia y alegría, como decimos los flamencos, para parar un tren”. Sobre la cuartilla blanca, fechada el 18 de julio de 1936 en Granada, Federico García Lorca trataba de consolar a su enamorado Juan Ramírez de Lucas.

La pareja se encontraba llena de ilusiones y de proyectos. Lorca había decidido aceptar la invitación de Margarita Xirgu para viajar a México pero quería marcharse con el estudiante de 19 años, que soñaba con ser actor y que ya había hecho sus primeros pinitos en el Club Teatral Anfistora. La complicidad era mutua pero necesitaban la aprobación del padre del muchacho, un reputado médico albaceteño. El poeta había cumplido 38 años pero a su amante le faltaban dos para alcanzar la mayoría de edad. Podrían haberse fugado. Seguramente Lorca tenía los contactos necesarios para que pudieran salir de España con papeles falsificados pero se negó a hacerlo. Ramírez de Lucas debía convencer a su familia para marcharse juntos pero las cosas no estaban saliendo bien: “Yo pienso mucho en ti y esto lo sabes tú sin necesidad de decírtelo pero con silencio y entre líneas tú debes leer todo el cariño que te tengo y toda la ternura que almacena mi corazón”, prosigue el poeta.

Los tres folios, escritos a mano, con palabras subrayadas y alguna tachadura, llegaron a su destino cuatro días después, antes de que se cortaran las comunicaciones entre la zona republicana y la nacional. Ese mismo día se conocía el alzamiento franquista, la sublevación militar no tardaría en convertirse en guerra civil y empezaba el reinado del horror.

El valor documental de estos folios, junto con el poema, los dibujos y los cuadernos, en los que Ramírez de Lucas cuenta sus recuerdos sobre la relación de ambos, deberá ser determinado por los historiadores pero para eso hace falta que los herederos den el visto bueno a la publicación. Hermanos y sobrinos se debaten sobre qué hacer con los documentos, que ya han merecido el interés de un gran sello editorial. Para los partidarios de sacarlos a la luz se trata de una cuestión de tiempo pero otro sector de la familia se niega a utilizar el histórico material. La trascendencia de los documentos podría ser de enorme importancia, puesto que aportarían nuevos datos sobre los últimos días del poeta.

La resonancia internacional de lo publicado estos días por El País, con una reproducción de un poema de amor inédito de Lorca dedicado a su novio, ha sido enorme, como casi todo lo que se relaciona con el poeta español más traducido de todos los tiempos. Desde Nueva York, Laura García Lorca ultima los detalles técnicos de una exposición sobre el poeta que se realizará en la Biblioteca Municipal, cuanta cómo ha sido requerida por algunos de los periódicos más prestigiosos para hablar del tema. Y lo mismo Ian Gibson. Ayer mismo, desde un tren camino de Córdoba, el biógrafo más conocido de Lorca destacaba la importancia de que afloren nuevos documentos y de que se remuevan las vías de investigación sobre el escritor. En su opinión, los documentos deberían publicarse cuanto antes para ser estudiados.

Dado que se trata de una carta fechada el mismo 18 de julio de 1936, Gibson considera que podría tratarse de la última misiva del poeta de la que se tiene constancia, aunque sea difícil determinarlo al cien por cien. “Según mis datos, el pintor Pepe Caballero le escribe una carta a Lorca en esos días y se la devuelven diciendo que en esa dirección ya no vivía nadie”, añade. A sus 73 años, el escritor considera que su cabeza se encuentra repleta de nombres y de fechas pero le bastó escuchar los apellidos Ramírez de Lucas para situarse en el tiempo: “¿Vive todavía? Hice todo lo posible por entrevistarme con él pero fue imposible. Sabía que era fundamental su relación con Lorca pero no logré hablar con él y eso supuso una gran frustración. Cuando conseguí hablar con él me dijo que no quería verme, que él mismo preparaba su propia versión de los hechos, pero supongo que era una manera de quitarme de en medio”.

Tres cuartos de siglo después, Federico García Lorca sigue siendo noticia. Resulta casi un milagro que el histórico material haya sobrevivido a tantos avatares. Ramírez de Lucas, al que algunos han comparado en las fotos que se conservan de cuando era joven con el galán de cine Alan Ladd, guardó durante años los recuerdos que le unían a Lorca sobreponiéndose a todos los peligros que conllevaba haber tenido relaciones con un poeta tan estigmatizado por el franquismo. En la carta de tres folios quedaban las últimas palabras que le enviaba el poeta. A los pocos días de recibirla, Albacete quedaba bajo el mando republicano y Granada en poder de los nacionales, lo que agravó la situación de Lorca.

El poeta, tan famoso como carismático, se encontraba en la cumbre de su fama. “Bodas de sangre” se estaba traduciendo al francés y estaba a punto de publicarse “Poeta en Nueva York”. Margarita Xirgu lo había invitado a México pero en los planes de Lorca también se encontraba la idea de regresar en otoño a Madrid para estrenar “Doña Rosita la soltera”. Sin embargo, en el otro bando solo importaba su fama de rojo y de homosexual. La situación en Granada se volvía insostenible. Su cuñado, el alcalde socialista de la ciudad, Fernández Montesinos, fue arrestado el 20 de julio en el Ayuntamiento y fusilado el 16 de agosto, dos días antes del asesinato de su cuñado Lorca.

Durante un registro en la Huerta de San Vicente, en busca de uno de los empleados de la familia, el padre del poeta fue golpeado brutalmente por números de la Guardia Civil. Ante el peligro evidente y la posibilidad de que el poeta fuera el siguiente, Lorca se esconde en casa de la familia Rosales, cuyos hijos, y en especial Luis, eran íntimos del autor de “Yerma”. El poeta no quiso que Luis Rosales y Pepinique Rosales lo pasasen en su propio coche al bando republicano, como habían hecho con otros amenazados. Fue detenido el 16 de agosto, tras ser denunciado por Ramón Luis Alonso, exdiputado de la CEDA, que odiaba tanto a Garcia Lorca como a la familia Rosales por no querer admitirlo en la Falange de Granada.

Queipo de Llano, gobernador militar de Andalucía Occidental, fue informado telefónicamente del arresto que se acababa de llevar a cabo. “¡Que le den café!” fue su respuesta. La madrugada del 18 de agosto era fusilado “por rojo y por maricón”. La noticia, pese a los rumores y las protestas internacionales que ocasionó, no se confirma hasta el 20 de septiembre, un mes y dos días después de su asesinato.

Como algunos españoles que no podían acreditar un pasado glorioso al lado del bando nacional, Ramírez de Lucas se alistó en la División Azul, donde fue herido grave en la batalla del río Lovat y condecorado posteriormente. Todavía se encuentra en Internet una de las cartas que mandó a su casa desde el frente ruso. Con la ayuda de Luis Rosales buscó trabajo en “ABC”. Se ganó la vida como periodista y crítico de arte y arquitectura, rehizo su vida sentimental con un compañero con el que compartió treinta años. Ni siquiera a él le contó nada sobre ese amor de juventud.

Mucho tiempo después, seguramente cuando la herida dejada por esa relación frustrada de manera tan dramática, Ramírez de Lucas comenzó a verter todos sus recuerdos en unos cuadernos, en los que cuenta la época que le tocó vivir, los momentos junto a Federico y sus ideas políticas. Todo ello podría ser de enorme valor para los historiadores. Hace dos años, poco antes de fallecer en un hospital madrileño, legó los documentos a una de sus hermanas. Su última voluntad fue que los documentos en su poder se conocieran.

Y TAMBIÉN…
Manuel Francisco Reina: “Ya es hora de descorrer este velo de silencio”

El autor de 'Los amores oscuros', la novela que recrea el amor entre Lorca y Juan Ramírez de Lucas, reclama que la Ley de Patrimonio Histórico Artístico sea extensible a documentos.
Amelia Castilla | El País, 2012-05-11
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/10/actualidad/1336676221_353822.html
El amor oscuro de García Lorca
Durante toda la vida, Juan Ramírez de Lucas calló su apasionada relación con el poeta, truncada por una familia conservadora y por el asesinato del escritor.
Amelia Castilla / Luis Magán | El País, 2012-05-10
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/09/actualidad/1336592315_908655.html
“Querido Juan, es preciso que vuelvas a reír...”
Una carta y un poema simbolizan la pasión de la pareja
A. C. / L. M. | El País, 2012-05-10
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/09/actualidad/1336592881_755639.html

jueves, 10 de mayo de 2012

#hemeroteca #garcialorca | El amor oscuro de García Lorca

El amor oscuro de García Lorca
Durante toda la vida, Juan Ramírez de Lucas calló su apasionada relación con el poeta, truncada por una familia conservadora y por el asesinato del escritor
Amelia Castilla / Luis Magán | El País, 2012-05-10
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/09/actualidad/1336592315_908655.html

Juan Ramírez de Lucas (Albacete, 1917-Madrid, 2010), periodista y crítico de arte, no quiso llevarse a la tumba su secreto. Guardó silencio durante más de 70 años, con todos los recuerdos (dibujos, cartas, un poema, su diario…) de su tragedia sentimental ocultos en una caja de madera. Sin embargo, antes de fallecer, entregó a una de sus hermanas su legado para que se hiciera público. Pese al férreo silencio que mantuvo en vida, apoyado por los propios amigos de la pareja que respetaron su intimidad, Ramírez de Lucas no quiso que la memoria de su gran amor de juventud, el poeta Federico García Lorca, se perdiera para siempre.

La pareja se conoció en el convulso Madrid republicano, donde mantuvieron su idilio de espaldas a sus familias, una de ideas muy conservadoras y otra socialista pero con sentimientos cercanos en cuanto a la homosexualidad. Culto y muy atractivo, Ramírez de Lucas soñaba con ser actor y Lorca prometió llevarlo por los teatros del mundo. Locamente enamorados decidieron escapar juntos a México. La situación de Lorca en Madrid, convertido ya en un autor de éxito en medio mundo y una de las figuras más odiadas por los grupos violentos de derechas, se hacía más peligrosa por momentos. Sus amigos le advirtieron del peligro que corría, pero el poeta no quería viajar solo. La pareja se despidió, el mes de julio de 1936, en la estación de Atocha. Ramírez de Lucas, que apenas contaba 19 años, iba camino de Albacete, buscando el permiso familiar (la mayoría de edad era a los 21) para poder marcharse a América con el poeta. Lorca subió al tren rumbo a Granada para despedirse de sus padres antes de partir para México.

La vuelta a escena de Ramírez de Lucas ha sido saludada por los expertos lorquianos, dada la importancia histórica que supone que afloren nuevos documentos que ayuden a comprender mejor la historia. Laura García Lorca, sobrina del poeta, que conocía la existencia de la carta, aseguró que podría tratarse de “material de enorme interés para el archivo de la Fundación Lorca”. Una novela de Manuel Francisco Reina, “Los amores oscuros”, que Temas de Hoy publica el 22 de mayo, recupera la relación de ambos. Los herederos de Ramírez de Lucas, que negocian con una editorial la posible publicación del diario y otros documentos, no quisieron aportar ningún dato a este diario, alegando problemas de herencia y de criterios sobre el destino del legado.

A estas alturas del siglo XXI sobra contar que los planes de la pareja no pudieron salir peor. Como sospechaba Ramírez de Lucas su padre puso el grito en el cielo y amenazó con poner el asunto en manos de la Guardia Civil si intentaba salir de Albacete sin su autorización. Lo había mandado a Madrid para estudiar administración pública y, pese a los buenos resultados escolares, había defraudado su confianza. Su vida paralela como actor en el Club Teatral Anfistora, creado por Pura Ucelay para estrenar, entre otras, las obras de Lorca, no encajaba para nada en sus planes, y menos aún su relación sentimental con un poeta homosexual. Trató de intermediar a su favor Otoniel, el mayor de sus 10 hermanos, miembro de las Juventudes Socialistas y el único que conocía su doble vida, pero fue en vano. Simultáneamente, desde la Huerta de San Vicente en Granada, Lorca telefoneaba animándole a que fuera paciente y comprendiera a su familia. Pensaba que se impondría la razón y acabarían entendiéndolo. Llegó una carta, fechada en Granada el 18 de julio, pero ahí perdió su rastro. El arresto de Lorca, en casa de la familia Rosales, y su fusilamiento no fueron conocidos en los primeros momentos en la confusión de la guerra. El asesinato del poeta dejó a Ramírez conmocionado. Su sentimiento de culpa no hizo sino aumentar con el paso de los años.

Tras su paso por la División Azul para limpiar su pasado, Ramírez de Lucas regresó a Madrid y rehizo su vida. Solo Agustín Penón, el escritor que viajó a Granada para investigar la muerte de Lorca en 1955, descubrió la relación y dejó constancia de ello en sus anotaciones, que posteriormente serían publicadas, en primera instancia, por Ian Gibson y después recogidas también en la edición que Marta Osorio realizó de la maleta de Penón. Se trataba en ambos casos de unas pocas líneas perdidas entre cientos de páginas, algo que alentó el propio amante de Lorca al no contestar a los requerimientos de ninguno de los estudiosos. Perdido en el anonimato que ofrece una gran ciudad, recurrió al poeta Luis Rosales, gran amigo de Lorca, quien lo ayudó a entrar en el diario “Abc”, donde comenzó su carrera como crítico de arte y arquitectura, que luego desarrollaría en otros medios especializados.

Comenzó a redactar un diario y nunca se desprendió de los recuerdos que le unían a Lorca, entre ellos un poema escrito en el reverso de una factura de la academia Orad, donde estudiaba en Madrid. No contó su relación con Lorca ni a su nuevo compañero, con el que vivió 30 años. “Tenía encanto, sentido del humor, personalidad y era muy atractivo”, cuenta Julia Sáez-Angulo, vicepresidenta de la Asociación de Críticos de Arte, quien lo valora como un pionero en la crítica de arquitectura y un gran experto en arte popular.

Tras dos años de investigación exhaustiva, que ha volcado en su novela testimonial, Manuel Francisco Reina tiene claro que Ramírez de Lucas fue el protagonista último de los “Sonetos del amor oscuro”. Para el biógrafo Ian Gibson la recuperación de la documentación, que obra en poder de los herederos de Ramírez de Lucas, sería fundamental para aclarar los últimos días de Lorca. “Intenté entrevistarle, pero no fue posible. Sabía que era un personaje fundamental pero supongo que su silencio tuvo que ver con el tema gay”.

Todos los expertos en la obra del poeta aplaudieron ayer la noticia. Para Félix Grande la sorpresa fue escuchar su nombre: “Sabíamos que había un gran amor, que en cierto modo inspiró los “Sonetos de amor oscuro”, pero no sabíamos cómo se llamaba”, explicó el poeta. “En las muchas conversaciones que tuve con Rosales me contó que durante los días que Lorca pasó escondido en su casa corregía sin parar esos versos. Nunca logré que me diera el nombre. Le había prometido a Federico que mantendría el secreto y era una persona de palabra”. Para el flamencólogo, que una historia de ese calibre permanezca oculta prueba el mundo en que vivimos tres cuartos de siglo después del asesinato. También el poeta Antonio Hernández conocía la relación. De hecho, lleva tiempo trabajando en un libro que cerraría la obra poética de Luis Rosales en el que aborda, entre otros, el tema de la homofobia y de Lorca y en el que aparece Ramírez de Lucas.

DOCUMENTACIÓN
“Querido Juan, es preciso que vuelvas a reír...”

Una carta y un poema simbolizan la pasión de la pareja
A. C. / L. M. | El País, 2012-05-10
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/09/actualidad/1336592881_755639.html

#hemeroteca #garcialorca | “Querido Juan, es preciso que vuelvas a reír...”

“Querido Juan, es preciso que vuelvas a reír...”
Una carta y un poema simbolizan la pasión de la pareja
A. C. / L. M. | El País, 2012-05-10
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/09/actualidad/1336592881_755639.html

Los recuerdos no curan las heridas pero ayudan a mitigar la nostalgia. Tras confirmarse el fusilamiento de Federico García Lorca, Juan Ramírez de Lucas guardó como oro en paño los restos en papel de aquel amor de juventud que le habían arrebatado. La última noticia del poeta llegó en forma de carta a la casa de los Ramírez de Lucas, en Albacete, cuatro días después del alzamiento nacional.

Datada el 18 de julio de 1936 en Granada, la misiva salió en el correo antes de que se interrumpieran las comunicaciones. Lorca la escribió el día de San Federico, una fecha señalada para su familia, acostumbrada, como en casi toda Andalucía, a festejar los santos más que los cumpleaños. Impregnada del olor que había dejado una flor del jazmín de la Huerta de San Vicente, oculto entre los folios, el mensaje de Lorca incidía en que Juan Ramírez de Lucas debía ser fuerte y tratar de convencer a sus padres para que respetaran sus ideas. Se trataba de su familia, las personas más importantes de su vida junto con los amigos. “Conmigo cuentas siempre. Yo soy tu mejor amigo y te pido que seas político y no dejes que el río te lleve. Juan: es preciso que vuelvas a reír. A mí me han pasado también cosas gordas, por no decir terribles, y las he toreado con gracia”, se lee en uno de los párrafos. Precisamente como “amigo”, Federico le aseguraba que siempre estaría a su lado. Se despedía deseando que todo acabara felizmente sin hacer ninguna referencia a la situación política.

La carta pasó a formar parte de los recuerdos que guardaba Juan Ramírez junto a otros documentos del poeta. Entre ellos el poema que le dedicó cuando ambos viajaban hacia Córdoba. Según los testimonios reflejados en su diario, Lorca lo escribió sobre la marcha, en el único papel que llevaban encima, un recibo de la Academia Orad, situada en el número 3 de la madrileña Carrera de San Jerónimo, donde estudiaba Ramírez de Lucas. Se trata del pago del mes de mayo de 1935, por valor de 10 pesetas. El escritor Manuel Francisco Reina tiene clara la enorme importancia del documento, dedicado a su “rubio de Albacete”, porque desvelaría finalmente a quién iban dedicados sus “Sonetos del amor oscuro”. “Lorca, que corregía hasta la extenuación como muchos de los poetas, empezó a redactarlos en Valencia en 1935, un poco en paralelo a los avances de su nueva relación sentimental con Juan Ramírez. Los escribió como un homenaje a San Juan de la Cruz pero también como un símbolo del sufrimiento silencioso hasta encontrar el verdadero amor. Seguramente había muchos restos de otras pasiones, fruto de la experiencia dejada por cada uno de sus amores en esos versos, pero siempre el último amor, como pasa también con los amigos, es el que más pesa”.

En el terreno de las hipótesis en que nos movemos, otros estudiosos de la obra de Lorca, incluido el biógrafo Ian Gibson, señalan como protagonista de esos encendidos versos en los que se desnudaba sentimentalmente al futbolista Rafael Rodríguez Rapún, con el que Lorca tuvo un idilio anterior. El autor de la novela “Los amores oscuros” resta importancia a esa suposición. “La relación de ambos se rompió antes del viaje de Federico a Nueva York y Uruguay”, apunta Gibson. De entre el mucho material que maneja en su novela, el escritor destaca que Luis Rosales le entregó a Ramírez de Lucas, años después de la muerte del poeta, una carpeta con todos los sonetos mecanografiados que habían encontrado en la buhardilla de su familia. “Pensaban que esos documentos debían quedar en su poder”.

El poema, escrito a mano por Federico García Lorca, ha sido auditado por el reconocido calígrafo Luis Alamancos Pampín. “Del análisis pericial caligráfico al que se ha sometido el cuerpo de escritura estampado en este documento, podemos determinar que no se aprecian rasgos de falsificación por imitación de la grafía, añadidos directos o superposición de trazos”, añade en el informe que concluye: “El texto tiene las mismas características morfológicas que otros escritos autentificados del poeta”.

'Romance'
Aquel rubio de Albacete
vino, madre, y me miró.
¡No lo puedo mirar yo!
Aquel rubio de los trigos
hijo de la verde aurora,
alto, sólo y sin amigos
pisó mi calle a deshora.
La noche se tiñe y dora
de un delicado fulgor
¡No lo puedo mirar yo!
Aquel lindo de cintura
sentí galán sin...
sembró por mi noche obscura
su amarillo jazminero
tanto me quiere y le quiero
que mis ojos se llevó.
¡No lo puedo mirar yo!
Aquel joven de la Mancha
vino, madre, y me miró.
¡No lo puedo mirar yo!

martes, 1 de mayo de 2012

#libros #queer | Judith Butler en disputa : lecturas sobre la performatividad


Judith Butler en disputa : lecturas sobre la performatividad / Leticia Sabsay, Patrícia Soley-Beltran (editoras)
Barcelona [etc.] : Egales, 2012 [05]
240 p.
Colección: G
ISBN 9788492813605 | E-Book ISBN 9788415574408

/ ES / ENS
/ Judith Butler / Performatividad / Teoría Queer
Biblioteca UPV/EHU

Más allá de la Butlerofilia o la Butlerofobia, los ensayos reunidos en este volumen ofrecen una lectura a conciencia de la obra de Judith Butler y es a partir de este análisis cuidadoso de su propuesta que el libro en su conjunto examina las implicaciones políticas del giro performativo que Butler plantea.

En esta clave, la performatividad se comprende como parte de un proyecto que atraviesa toda su obra, e involucra la reflexión sobre las formaciones subjetivas y la vida corporal en diálogo con el poder. Como señala Judith Butler en la entrevista realizada por las editoras para este volumen, «me interesa mostrar que incluso como criaturas vulnerables, precarias, también somos capaces de agencia y de acción, y esta es la razón por la que la performatividad puede y debe surgir en medio de la precariedad.»

Situados en los intersticios, cada uno de los ensayos así como la entrevista que componen el libro juegan en el límite mismo de las disciplinas, demostrando que la obra de Butler no pertenece solo a la filosofía, a lo queer o a la renovación del feminismo, sino que invita a toda reflexión teórica sobre las formas de vida a convertirse en una tarea crítica.

El libro recoge seis contribuciones que ofrecen una lectura a conciencia de la obra de Butler y examinan las implicaciones políticas del giro performativo que plantea. A los artículos de Elvira Burgos Díaz, Jesús González Fisac, Pablo Pérez Navarro, Lídia Puigvert, Leticia Sabsay y Patrícia Soley-Beltran, se añade una entrevista con Judith Butler realizada por Soley y Sabsay. 

ENLACES
Egales | Judith Butler en disputa
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...