viernes, 28 de julio de 2017

#hemeroteca #memoria #federicogarcialorca | Granada: Los técnicos de Cultura aseguran que Lorca no residió en el hotel Montecarlo

Imagen: Ideal / Acera del Darro 50 (i) y Hotel Montecarlo al fondo
Los técnicos de Cultura aseguran que Lorca no residió en el hotel Montecarlo.
Un informe concluye que el edificio en el que vivió el poeta es el actual número 50 de la calle Acera del Darro.
J.M. | Ideal, 2017-07-28
http://www.ideal.es/granada/tecnicos-cultura-aseguran-20170728001236-ntvo.html

El edificio en el que residió Federico García Lorca entre 1910 y 1916 no es el adjunto al hotel Montecarlo, sino el número 50 de la calle Acera del Darro. Es la conclusión expuesta en un informe elaborado por dos técnicos de la delegación territorial de Cultura de la Junta de Andalucía al que ha tenido acceso Ideal. Se trata de un nuevo giro en el debate suscitado tras conocerse que el Ayuntamiento de la capital había concedido licencia para la demolición y reconstrucción del Montecarlo, un inmueble que forma parte de la ruta lorquiana que se anuncia en la web de turismo del Ayuntamiento.

Amparados en referencias literarias directas, documentación del Archivo Municipal y referencias visuales de diversos edificios de Acera del Darro, los técnicos razonan «de forma clara» que Lorca y su familia habitaron la casa situada tres puertas más abajo. La confusión se debería a los cambios en la numeración de los inmuebles. La versión de la delegación de Cultura concuerda con lo expuesto por la escritora Mariluz Escribano, próxima a la familia. Como explicó a este diario, ella misma acudía con cierta frecuencia a visitar a Clotilde García Picossi, prima de Federico, que sí fue inquilina de la vivienda situada junto a las habitaciones del hotel Montecarlo: «Federico iba allí porque vivían su tío y tres primas, pero el poeta nunca vivió allí, sino tres o cuatro casas más abajo»

La primera de las fuentes a las que hace referencia el informe, con fecha de 27 de julio, es una descripción redactada por la hermana pequeña del poeta, Isabel García Lorca, en su obra 'Recuerdos míos'. En ella describe al detalle la casa de Acera del Darro en la que vivieron los Lorca, «la casa de Acera del Darro 60». Sin embargo, los datos recopilados por los técnicos apuntan a que hacía referencia en realidad al número 66. El padrón municipal de habitantes de 1910 recoge que en el domicilio de Acera del Darro 66 vivían nueve personas, entre ellas Federico García Lorca e Isabel García Lorca. En el padrón de 1914, la lista de inquilinos también incluía al poeta y su hermana Isabel.

La argumentación del informe prosigue con una licencia para obra de reformas en Acera del Darro 66 en el año 1927. Consta de dos documentos: una solicitud de licencia en la que se especificaba la conversión de una habitación de la planta baja en cochera, y unos planos de la vivienda y las modificaciones a realizar, elaborados por el arquitecto Fernando Wilhelmi.

Examen visual
El último de los puntos que justifican la conclusión del documento elaborado por el equipo de Cultura es un examen visual del inmueble de Acera del Darro 50 (numeración actual). Los técnicos han cotejado un plano de la ciudad en 1915 y han comprobado que la vivienda 66 de dicha cartografía se corresponde con el actual número 50. «Una visita al actual número 50 permite visualizar, en cierto modo semiocultos en la planta baja, elementos que aparecen en la descripción literaria de Isabel García Lorca y en el plano de Fernando Wilhelmi», reza el escrito.

En definitiva, este documento contradice la tesis apoyada por autores como el hispanista Ian Gibson o el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Granada José Castillo. Este fue el encargado, en 2003, de elaborar la investigación para la tramitación como BIC de los lugares lorquianos. El Montecarlo y la vivienda contigua formaron parte del borrador de esta declaración, un expediente aún no incoado. Finalmente, se descartó su presencia en la lista porque los técnicos no consideraron que guardara una relación estrecha con la vida y obra del poeta. Al carecer de protección patrimonial, el consistorio se ha visto obligado a dar vía libre a la obra, conminando a los ejecutores a preservar la estética de la fachada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...