viernes, 14 de abril de 2017

#hemeroteca #cofradias | “El ‘boom’ de las cofradías se ha producido gracias a las mujeres”

Imagen: Deia / Javier Sampedro, Covadonga Aldamiz-Echevarría y Jon San José
“El ‘boom’ de las cofradías se ha producido gracias a las mujeres”.
Covadonga Aldamiz-Echevarría, Javier Sampedro y Jon San José son tres cofrades que viven con intensidad y pasión la Semana Santa bilbaína.
José Basurto | Deia, 2017-04-14
http://www.deia.com/2017/04/14/bizkaia/bilbao/el-boom-de-las-cofradias-se-ha-producido-gracias-a-las-mujeres

Javier es el más veterano de los tres en asuntos procesionales. Lleva 62 años saliendo a la calle con su cofradía, la del Nazareno. Covadonga tampoco se queda a la zaga. Empezó hace 29 años en la Cofradía de Santiago Apóstol por culpa de su marido, y ahí sigue, al pie del cañón, y sembrando, porque sus dos hijos también son cofrades. Jon es el más joven y con menos experiencia. Este es su tercer año con la cofradía de los Jesuitas, donde estudió. Desfila con la banda tocando el bombo. Los tres han llegado por diferentes caminos al mundo penitencial de las cofradías.

¿Cómo y por qué se hicieron cofrades?
-Javier Sampedro: Yo porque un día vino a la Escuela Concha, donde estudiaba, uno de los fundadores de la Cofradía del Nazareno a darnos una charla, y como era algo que siempre me gustaba, porque he sido hombre de iglesia, me hice cofrade.
-Covadonga Aldamiz-Echevarria: En mi caso fue por mi novio, el que hoy es mi marido. Él salía y era algo que siempre me emocionaba, me impresionaba mucho, pero como estaba vetado a las mujeres... hasta que pude salir.
-Jon San José: A mí era algo que, no sé muy bien por qué, siempre me había atraído, aunque de pequeño me daba miedo. Un día cambié el chip y me empezó a gustar. Así que, hace tres años dije: me apunto sí o sí. Fui con un amigo, lo cual me ayudó a dar el paso.

¿Es un sentimiento religioso el que les lleva a procesionar?
-J.S.: En mi caso, sí
-J.S.J.: En el mío no del todo. Por una parte, sí, por los valores que nos han enseñado en el colegio, pero en el tema de las creencias… tengo mis dudas. No sé, igual por la música, por los pasos, pero hay algo que me atrae.
-C.A.-E.: Para mí es una catequesis viviente. Me parece una maravilla poder acompañar a Jesús en esos momentos. Me llena de orgullo hacerlo.

¿Qué sienten cuando desfilan?
-C.A.-E.: El momento de procesionar es muy íntimo.
-J.S.: Hay que tener en cuenta que vas solo, dentro de tu capirote, con tus pensamientos.

¿Qué se observa desde el interior de ese capirote?
-C.A.-E.: Ves y oyes de todo. Me acuerdo que cuando iba a las Cortes los primeros años, el de atrás me decía: a ver Covadonga, céntrate que no vienes aquí de cotilleo.
-J.S.: Escuchas muchos comentarios. Hoy en día hay muchos turistas y algunos suelen decir: ¡mira, ahí vienen los del kukux klan!

¿Desde el punto de vista físico es duro?
-J.S.J.: Sí es duro
-J.S.: Para mí también. Yo ya sólo salgo en la procesión del Nazareno. Problemas de salud me impiden salir todos lo días, estar cuatro horas de pie. Además en mi cofradía utilizamos unas sandalias franciscanas que te hacen polvo los pies.

¿Procesionan descalzos?
-J.S.: Yo lo hacía cuando era joven.
-J.S.J.: Yo no.
-C.A.-E.: Alguna vez lo he hecho, pero habitualmente, no. Este año voy a procesionar con zapatos.

¿Qué les parece que la Cofradía de Begoña haya acabado con esa tradición?
-J.S.: Yo creo que no se puede negar que alguien salga descalzo por verdadera penitencia o por ofrecimiento.
-C.A.-E.: A mí me parece que cada uno en su casa hace lo que quiere, y si ellos han decidido eso, me parece ‘chapeau’. Igual que eso me parece fenomenal que haya gente que quiera salir descalza. Libertad absoluta.
-J.S.J.: Que cada uno haga lo que quiera. No hace mal a nadie. Es un acto de una promesa y algo propio de cada persona.

¿Cuál es el momento más intenso de la Semana Santa para ustedes?
-C.A.-E.: Para mí el Sábado Santo, cuando se encuentra nuestro Padre Jesús del Amor con Nuestra Señora de la Esperanza en la Plaza de San José. Se me pone la carne de gallina.
-J.S.: Para mí el momento más intenso es cuando sale Jesús el Nazareno de la Quinta Parroquia (se emociona Javier).
-J.S.: En mi caso es cuando empieza todo, la primera salida, porque no sabes cómo te va a salir. También es muy bonito cuando salimos en nuestra procesión por la calle Doctor Areilza para entrar luego en el patio del colegio, y luego, el día del Nazareno.

¿Ha cambiado mucho la Semana Santa bilbaína en los últimos años?
-J.S.: Sí, muchísimo. Cuando yo era pequeño había sillas en la Gran Vía, se cobraba y estaba a tope. Ahora ves a gente por el Casco Viejo, pero hay desafección.
-C.A.-E.: Yo tengo la sensación de que hay mucha gente en el Casco Viejo, por el puente del Arenal, y que conforme vas hacia Moyua son los mismos los que se mueven. Hay otros que están esperando para ver cuántos van descalzos o si es chico o chica.
-J.S.: Pero el público ha cambiado mucho. Antes era nativo, de aquí, porque no se salía. Ahora hay una estampida, si no es la nieve, es la playa o el monte, que me parece muy bien, allá cada cual. Ahora hay mucho extranjero. Solo ves a gente asomándose con la máquina de fotos.

Sin embargo, la cofradías viven un momento de esplendor.

-J. S.: Sí, sí. En el tema de las cofradías ha cambiado a mejor. Están muy involucradas en presentar un patrimonio muy digno, con muchas flores y adornos.

También ha aumentado el número de cofrades
-C.A.-E.: Sí. En Santiago Apóstol seremos unos 600 cofrades y el 60% son mujeres. En los últimos años, el boom que se ha producido en las cofradías ha sido gracias a las mujeres. Y esa incorporación de la mujer atrae, a su vez, a más hombres.
-J.S.: En el Nazareno somos unos quinientos, pero es una cofradía muy vieja. El 70% de los cofrades son mayores de 75 años. Solemos procesionar entre 120 o 130 cofrades.
-J.S.J.: Yo no sé. No te puedo dar una cifra. Seremos unos doscientos o así.

¿Qué procesiones o momentos de la Semana Santa recomendarían al público para ver en Bilbao?
-J.S.: En cuanto a procesiones, yo recomendaría las del Jueves y Viernes Santo porque hay del orden de catorce o quince pasos en la calle a cada cual más bonito.
-C.A.-E.: Coincido. Para ver, esas dos y para salir, la nuestra, la de La Esperanza del Sábado Santo. A mí también me gustaba para ver el encuentro de San Juan y la Virgen en la Plaza Nueva. Ahora hacen un encuentro con la cruz a cuestas.
-J. S. J.: Para mí, la más especial es la del Sábado Santo. También la del Nazareno.

¿No se hacen a veces muy largas las procesiones?

-J.S.: Sí. Somos muy pesados y aburrimos a la gente. Estamos proponiendo salir de tres en fondo para acortar los espacios, pero no hay forma. Luego, las bandas van a su aire. Se hace muy largo.
-J.S.J.: Yo creo que habría que plantearse el tema de los horarios porque al día siguiente hay gente que tiene que trabajar.
-C.A.-E.: Estoy de acuerdo en que son muy tarde algunas procesiones, sobre todo jueves y viernes, pero tiene difícil solución porque previamente son los oficios, con lo cual se empieza a las siete y media y cuando se llega a la Plaza Circular ya son las diez.

¿Cómo es la Semana Santa bilbaina?
-J.S.: En Bilbao nos hemos caracterizado por el sistema castellano, que es más austero, menos folclórico.
-C.A.-E.: Yo tuve la ocasión el año pasado de ir a Sevilla y uno de mis hijos me decía: si la mejor Semana Santa es la de Bilbao. El veía que lo importante es estar dentro, ser partícipe.

¿Qué mensaje trasladarían sobre a la Semana Santa?
-C.A.-E.: Yo animaría a la gente a acudir a las procesiones y si tienen algún tipo de inquietud que se acerquen a un cofrade y que pregunten, que estamos deseando de que venga gente nueva.
-J.S.J.: Yo les diría que den el paso, que se apunten, que les puede gustar y que van a disfrutar por lo que se vive, aunque no lo tengan claro como yo, aunque igual está mal decirlo.

¿Se puede disfrutar de la Semana Santa religiosa si ser creyente?

-J.S.: Sí, claro. La gente que no tiene el conocimiento religioso se pierde una parte muy importante porque no sabe o no lo entiende, pero también se puede disfrutar. Incluso olvidándose del sentido religioso, cuando se ven los azotes, creas o no creas, hay una puesta en escena importante. Además tenemos pasos de grandes artistas.

En este punto interviene Javier Diago, coordinador de la Hermandad de las Cofradías, para decir que “la Semana Santa bilbaína es una tradición que tiene 463 años de historia. Yo animaría a la gente a verla aunque solo fuera por motivos histórico-artísticos”.

  • Las claves
  • “No se puede negar que alguien salga descalzo por verdadera penitencia o por ofrecimiento”
  • “El público ha cambiado mucho. Antes nativo porque no se salía fuera; ahora hay muchos extranjeros”
  • “En Bilbao nos hemos caracterizado por el sistema castellano, que es más austero, menos folclórico”
  • Cofrades
  • “Para mí la Semana Santa es una catequesis viviente; es una maravilla poder acompañar a Jesús”. Covadonga Aldamiz-Echevarria, Cofradía de Santiago Apóstol. Profesora de universidad. Casada. Dos hijos. Tiene 48 años. Comenzó a salir en las procesiones a los 19 años por culpa de su entonces novio, ahora su marido, que era cofrade de Santiago Apóstol.
  • “Hay turistas que cuando nos ven con el capirote en la procesión dicen: ahí vienen los del ku klux klan”. Javier Sampedro, Cofradía del Nazareno. Jubilado. Tiene 77 años. Casado. Tiene cuatro hijos, dos de los cuales son cofrades, diez nietos, cuatro de ellos también cofrades. Desde 1958 sale todos los años con su cofradía el Lunes Santo por las Cortes.
  • “De pequeño la Semana Santa me daba miedo, pero un día cambié el chip y comenzó a gustarme”. Jon San José, Cofradía Santa Eucaristía (Jesuitas). Estudiante de Ingeniería Agrónoma en Navarra. Tiene 19 años. Desde hace tres años desfila con la cofradía de los Jesuitas, donde estudió. Toca el bombo en la banda de la cofradía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...