lunes, 6 de marzo de 2017

#hemeroteca #fundamentalismos | Ignacio Arsuaga, el cerebro del 'bus del odio' que hablará en la ONU sobre los derechos de las mujeres

Imagen: El Mundo / Ignacio Arsuaga
Ignacio Arsuaga, el cerebro del 'bus del odio' que hablará en la ONU sobre los derechos de las mujeres.
"No entiendo por qué Cifuentes prohíbe el tratamiento de homosexuales que quieren dejar de serlo".
Lucas de la Cal | El Mundo, 2017-03-06
http://www.elmundo.es/cronica/2017/03/06/58b9d19022601d20638b45e4.html

La primera vez que el abogado Ignacio Arsuaga Rato defendió los ideales de sus padres católicos fue en una manifestación en Madrid en 1984 para protestar sobre la reforma educativa de Felipe González. Tenía 11 años.

La última vez que Ignacio Arsuaga Rato luchó contra lo que él considera "el apartheid del pensamiento único que impone la inquisición gay" se subió a un autobús que había alquilado por 16.500 euros. Cubrió la chapa rosa del vehículo con vinilos naranjas y con un mensaje polémico ('Los niños tienen pene. Las niñas vulva') con que ha abierto los telediarios durante toda la semana.

La próxima vez que Ignacio Arsuaga (sobrino lejano de Rodrigo Rato) exponga sus ideas será en dos semanas en la sede de la ONU en Nueva York. Han invitado a su asociación, Hazte Oír, entidad pública para el Gobierno y de carácter consultivo para la UNESCO, a participar en unas jornadas de debate sobre la situación de la mujer en el mundo. Hablará el tipo que creó una campaña pidiendo a Disney que no haya una princesa lesbiana en la nueva película de Frozen. "Trataremos la barbaridad de que haya países que permitan a las mujeres abortar", explica el abogado. Allí puede que se encuentre con una vieja conocida, la ex ministra socialista Bibiana Aído (representante de la ONU Mujeres en Quito) contra la que Arsuaga y su equipo hicieron una campaña en 2009 tras la aprobación de la Ley del Aborto. Entonces fue la primera vez que vimos el autobús de Hazte Oír. Circuló durante días por las calles de Alcalá de los Gazules, el pueblo de la ex ministra, con el dibujo de un feto.

En la recepción de la sede de Hazte Oír, Sara, la chica que coge las llamadas, descuelga el teléfono nerviosa cuatro veces en cinco minutos. Al otro lado de la línea le gritan que van a quemar el bus -el de los penes y las vulvas- con ellos dentro y que van a lanzar un cóctel molotov a la puerta de esta oficina de 660 metros cuadrados en el Paseo de la Habana (Madrid). "Todos los días hemos recibido decenas de amenazas de muerte por explicar una cuestión biológica, pero no pararemos de luchar contra el adoctrinamiento sexual de nuestros hijos", responde. Arsuaga amenaza con que el lunes van a sacar el "bus del odio" de nuevo por las calles. Por orden del juez no puede aparecer el mensaje considerado transfóbico. No les importa. Ya sacaron el viernes una autocaravana añadiendo dos signos de interrogación a la polémica frase (y la Policía Municipal les denunció). "Esa parte la hemos tapado con un logo sobre censura. Acompañado de una frase provocadora para que sea noticia".

De familia aristocrática, Arsuaga es el mayor de cuatro hermanos hijos de una ama de casa madrileña y de un técnico comercial del Estado de San Sebastián. Estudió derecho en ICADE y en los 90 militó en el Partido Popular como presidente de nuevas generaciones del distrito de Chamberí. "Ahora todos los políticos tienen miedo al lobby más peligroso, que es el LGTB. Este colectivo quiere ilegalizar a las personas que no compartimos sus dogmas", dice este hombre casado con otra letrada y con cinco hijos. Después de hacer un máster en Nueva York y de pasar por el despacho jurídico de dos empresas, en 2001 decidió crear la plataforma de firmas Hazte Oír. En la oficina tiene a 40 empleados con nómina. A ellos hay que sumarles 50 voluntarios y los cerca de 7.000 socios que aportan dinero todos los meses para campañas como las del autobús. Arsuaga tiene un sueldo de 5.000 euros mensuales y el presupuesto que maneja en las cuentas de sus plataformas (Hazte Oír, CitizenGo y Actuall) llega casi a los tres millones de euros, un 889% más que en 2010. "Desde 2013 disfrutamos de los beneficios fiscales de cualquier entidad pública, pero nunca hemos recibido ningún euro del Estado", asegura el abogado. La realidad es que sí que recibió dinero de Esperanza Aguirre cuando era presidenta de la Comunidad de Madrid para los congresos de la asociación. También, en 2014, la juez María Belén López Castrillo consideró probada -tras la petición de investigación de historiadores, abogados y obispos- la relación de la organización con la secta de extrema derecha El Yunque. "No tenemos nada que ver. Pero si alguno de nuestros colaboradores forma parte, no lo sabemos porque nunca preguntamos por sus ideologías", se defiende el presidente, protegido en sus inicios por la Conferencia Episcopal, pero que ahora está defenestrado incluso por un sector de la Iglesia. Fuentes del clero dicen que no les gusta su "radicalismo extremo".

Uno de los motivos por los que Hazte Oír puso en marcha la campaña del "autobús del odio" fue para promocionar un libreto de 40 páginas que ya estuvieron repartiendo el año pasado en las puertas de los colegios. En él se leen afirmaciones como que la diversidad sexual en las aulas desorienta a los niños y que se debe investigar clínicamente la homosexualidad. "No entiendo por qué Cifuentes prohíbe el tratamiento de homosexuales que quieren dejar de serlo", ataca Arsuaga, que invitó hace una semana al terapeuta Richard Cohen para que diera una charla sobre cómo sanar la homosexualidad.

-¿Qué sucederá si uno de sus hijos le dice que quiere tener vulva?

-Depende de cómo me lo diga. Pero le querría igual.

¿Quién es? Tiene 43 años, es abogado y padre de cinco hijos. En 2001 creó el grupo Hazte Oír para luchar contra "el adoctrinamiento sexual de los más pequeños" Campañas: Ha pedido la dimisión de Cifuentes, a Aznar que monte un nuevo partido político y ha criticado a empresas como el Corte Inglés y Vips por publicitar a parejas homosexuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...