martes, 18 de abril de 2017

#hemeroteca #vih | La mortalidad por suicidio en hombres con el VIH duplicaría la de la población general

Imagen: El Periódico
La mortalidad por suicidio en hombres con el VIH duplicaría la de la población general.
Dicho efecto sería especialmente destacado durante el primer año tras el diagnóstico y no se observaría en mujeres con el VIH.
Francesc Martínez | gTt-VIH · Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH, 2017-04-18
http://gtt-vih.org/actualizate/la_noticia_del_dia/18-04-17

Según un estudio presentado en la conferencia de la Asociación Británica del VIH (BHIVA, en sus siglas en inglés), celebrada recientemente en Liverpool (Reino Unido), los hombres con el VIH presentarían elevadas tasas de suicidio, mientras que entre las mujeres, dichas tasas no diferirían significativamente de las de la población general. La investigación analizó datos de casi 90.000 personas con infección por el VIH de Gales e Inglaterra. El riesgo de suicidio sería máximo durante el primer año tras el diagnóstico

Las altas tasas de depresión y ansiedad asociadas al diagnóstico del VIH, así como los pensamientos suicidas detectados en algunas cohortes de personas con el VIH, han generado preocupación con relación al impacto del suicidio entre las causas de muerte de este grupo poblacional.

El presente estudio contó con la participación de 88.994 personas con el VIH diagnosticadas en Inglaterra o Gales entre 1997 y 2012. Dichos datos fueron cruzados con los del registro estatal de fallecimientos.

A finales de 2012, el 6% de los integrantes de la cohorte había fallecido. Este dato supondría una tasa de mortalidad de 118 fallecimientos por cada 10.000 persona-años. Dicha tasa sextuplica la de la población general. Se calcula que los principales causantes de esta mayor mortalidad fueron retrasos en el diagnóstico y una mala vinculación al sistema sanitario y al tratamiento.

La causa principal de fallecimiento fueron las enfermedades definitorias de sida (58%), casi en todos los casos en personas con diagnóstico muy tardío. Más de la mitad de las personas que fallecieron por sida nunca habían acudido al médico especialista en VIH o nunca habían tomado tratamiento antirretroviral.

Otras causas de muerte fueron cánceres no definitorios de sida (8% de los casos); enfermedades cardiovasculares o infartos (8%); infecciones (8%), enfermedad hepática (5%), consecuencias del uso de drogas (3%) y suicidio (2%).

Al analizar detalladamente las 96 muertes por suicidio se observó que 91 de ellas se dieron en hombres (con un impacto similar entre hombres gays, bisexuales u otros hombres que practican sexo con hombres [HSH]). Las tasas fueron más elevadas en usuarios de drogas intravenosas que en cualquiera de los otros grupos.

Las tasas de suicidio en mujeres fueron similares a las observadas en la población general.

Al comparar las tasas de suicidio de los hombres con el VIH de la cohorte con las de la población general de edad similar, la mortalidad entre los hombres conel VIH fue 2,2 veces la observada en la población general masculina de edad similar (tasa de mortalidad estandarizada [TMe]: 2,2).

El 40% de los suicidios tuvo lugar durante el primer año tras el diagnóstico. Durante este período, la tasa de suicidio de los hombres con el VIH del estudio quintuplicó a la de la población general (TMe: 5,3).

No se observó un descenso de las tasas de suicidio durante el amplio período evaluado. Los suicidios se dieron tanto en personas bien vinculadas al sistema sanitario como en aquellas con menor contacto con este. Los niveles de adherencia al tratamiento antirretroviral tampoco condicionaron las tasas de suicidio.

Aunque los investigadores no hallaron factores sociales o individuales que expliquen los hallazgos, las particularmente altas tasas de suicidio durante el primer año tras el diagnóstico sugieren que el estigma, las dificultades para asumir el diagnóstico y la falta de apoyo psicológico y psiquiátrico podrían condicionar que el riesgo de suicidio asociado al diagnóstico del VIH siga siendo tan elevado. Es, por ello, imprescindible que los servicios ya existentes en estos ámbitos se mantengan y que –en la medida de lo posible– aumenten para poder dar cobertura a la necesidad expresada por los datos del presente estudio. El hecho de que el impacto tenga una componente tan elevada de género también debería ser analizado en profundidad y, a poder ser, verificado por subsiguientes investigaciones.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt_VIH).
Referencias: Croxford S et al. Suicide among people diagnosed with HIV in England and Wales compared to the general population. British HIV Association conference, abstract O16, Liverpool, April 2017.
Croxford S et al. Mortality and causes of death in people diagnosed with HIV in the era of highly active antiretroviral therapy compared with the general population: an analysis of a national observational cohort. Lancet Public Health 2: e35–e46, 2017. (Full text freely available).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...