lunes, 12 de junio de 2017

#hemeroteca #moda #homopatriarcado | La gaycracia en la moda

Imagen: El Mundo / Pedro Almodóvar en la campaña de Prada
La gaycracia en la moda.
Beatriz Miranda · Sin noticias de Dior | El Mundo, 2017-06-12
http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/sinnoticiasdedior/2017/06/12/la-gaycracia-en-la-moda.html

Espero no ofender a nadie con este texto, y deseo que no sólo me entiendan quienes me saben leer y conocen el tono de mis artículos. El post de hoy es reflexivo y está relacionado con mi interés creciente por el postfeminismo. Después de haber ido a tantos actos relacionados con la moda, fiestas, exposiciones y desfiles varios, y haber escrito tanto sobre el quién es quién en la industria, creo que es hora de hablar sobre la gaycracia en la moda, fenómeno también llamado gaypatriarcado.

No quiero que mis palabras se interpreten como un radicalismo o una vuelta de tuerca excesiva, tampoco como una ida de olla, porque es un hecho objetivo: ¿Cuántos varones muestran sus colecciones en Cibeles, por poner un ejemplo? ¿Cuántos de ellos son heterosexuales, aparte de los diseñadores gallegos que conocemos todos? ¿Se os ocurre algún nombre aparte de Adolfo Domínguez, Roberto Verino...? Sé que la orientación sexual de alguien no es algo relevante en nada, pero me llama la atención que abunden en el sector.

Aun consciente de que quizás no se sepa entender esta cuestión que me interesa, hago la pregunta en voz alta. No se trata de una denuncia de una situación, pues no me incomoda en absoluto, sólo me llama la atención desde hace tiempo esta realidad a la que nunca he encontrado explicación convincente. Los datos están ahí, aunque ninguna estadística. ¿Por qué hay tantos varones gais vinculados al mundo de la moda en los puestos de poder? ¿Por qué suena mejor la palabra modisto que modista?

Son siempre varones los mejores (mejor dicho, más alabados) diseñadores, maquilladores, peluqueros, comisarios de exposiciones, directores de agencias de comunicación de moda, conferenciantes y críticos de moda, salvo excepciones [Este fenómeno se repite en otros segmentos como la prensa del corazón]. ¿Se trata esto también de una discriminación femenina que afecta a la parte creativa de la profesión? En efecto, hay mujeres en la moda en todos los apartados mencionados antes, pero son las menos y tienen menos poder. Son mayoría y tienen más responsabilidad cuando desempeñan una labor editorial en la prensa femenina como periodistas o estilistas. Es decir, dando voz e importancia a los protagonistas, que son, reitero, en mayoría, varones y homosexuales, por este orden.

¿Es cierto que los hombres nos visten y comprenden mejor? ¿Y que las mujeres sólo diseñamos ropa que nos pondríamos nosotras mismas? ¿La competencia entre nosotras y el supuesto viborismo es real o lo fomenta la sociedad heteropatriarcal? ¿Es ésta una manifestación homopatriarcal?

Tengo una amiga lesbiana editora de una revista que siempre se queja de esta situación -lo de que es lesbiana es anecdótico porque no milita en ningún colectivo- y su pretensión es trabajar y tener las mismas oportunidades que el resto de personas independientemente de su género y orientación sexual. ¿Sufren las lesbianas doble marginación entonces? Bueno, este es otro tema. Pero también un hecho objetivo, porque no están tan integradas ni aceptadas en la sociedad como los gais. Hagan la cuenta y piensen en cuántos gais reconocidos trabajan en la tele de cara al público y cuántas lesbianas no vinculadas a algún colectivo. ¿Es esto otra forma de machismo?

En fin... Todo apunta que, a la vista de los acontecimientos, el lobby gay en la moda, también llamado marica entre los propios gais (no es una ofensa esto, por favor) es una realidad. Me niego a etiquetar a los varones gais por su supuesta mayor sensibilidad en estos asuntos, porque me parece un topicazo y a mí, si fuera gay y varón, no me gustaría nada que me redujeran a eso o que sólo me representara una cabalgata del Gay Pride. En efecto, en cifras me salen muchos más diseñadores gais que heteros. Los homosexuales suelen dedicarse a profesiones liberales como ésta y sería interesante que fuera objeto de estudio... no discriminatorio, por supuesto. Sino científico o estadístico. Para mí tiene interés.

Siempre he pensado que donde hay homofobia hay machismo: porque si vamos más allá, detrás de todo esto está la sociedad heteropatriarcal y no gaypatriarcal: quienes de verdad mueven los hilos, quienen tienen la pasta en el mundo de la moda son varones heterosexuales. los Arnault (LVMH) y los Pinault, por ejemplo. La jequesa de Qatar, como propietaria de Valentino, Tiffany y otras etiquetas, es a la industria como empresaria lo que antaño Coco Chanel o Elsa Shiaparelli al diseño de moda: una rara avis.

Esta situación está empezando a cambiar de verdad gracias a Miuccia Prada (que ha fichado a Almodóvar en su última campaña), a María Grazia Chiuri para Dior, a Claire Waigh Keller para GIvenchy, a Laura Kim para Oscar de la Renta y Carolina Herrera, a Bouchra Jarrar para Lanvin, a Natacha Ramsay-Levi para Chloé, a Vivienne Westwood y a Stella McCartney.

Aún queda camino por andar, chicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...