viernes, 30 de junio de 2017

#hemeroteca #queer #archivos | Piedras, papel y tijera

Imagen: Soy
Piedras, papel y tijera.
Hace más de una década que el Queer Zine Archive Project viene engrosando sus estanterías virtuales con una infinidad de fanzines, publicaciones, panfletos y posters queer cargados de nostalgia punk. Todo su inconmensurable material está disponible para ser consultado y descargado gratuitamente. Soy navegó entre sus páginas y recomienda algunos de los mejores exponentes de una estética cultora del collage, el feísmo, el escándalo y la acción directa como vías de comunicación contracultural.
Alejandro Dramis | Soy, Página 12, 2017-06-30
https://www.pagina12.com.ar/46885-piedras-papel-y-tijera

Ideas, papel, tijera, pegamento y una fotocopiadora cercana: he aquí todo lo necesario para asistir al nacimiento de nuestro propio fanzine, un término que más o menos se usa para designar un tipo de revista casera hecha con poco presupuesto y muchas ganas de manifestar broncas y alegrías, difundir hallazgos, entablar lazos o compartir experiencias, cuyos contenidos y modos de expresión difícilmente vayan a ser publicados por editoriales del establishment sin intervención o censura previa. Frente a sus orígenes inciertos se podría especular con que este formato artesanal de difusión e información corrosiva nació hace exactamente cien años, con el primer número de la revista Dadá publicada por la vanguardia antiartística homónima en julio de 1917, además cultora y entusiasta del collage, el feísmo, el escándalo y el pastiche como vías de comunicación revoltosa y combativa. Pero fue a partir de las décadas del 50 y 60 cuando el fanzine se convirtió en el principal medio de difusión de la contracultura y de los cómics underground, hasta que fuera ensalzado y utilizado con una potencia expresiva infinita por la subcultura punk y su filosofía del “hágalo usted mismx” a mediados de los 70 sin descansar hasta el día de hoy, sumándose a sus filas y páginas una serie incontable de otros colectivos e identidades disidentes.

Incorporando la tecnología y la difusión masiva de Internet pero también a pesar de ella, los fanzines continúan produciéndose hoy más que nunca, junto al rescate de publicaciones históricas que son digitalizadas, preservadas y a veces reeditadas en formato libro, bastante más perdurable que sus originales fotocopiados. Individuos, grupos autogestionados y editoriales independientes en todos lados y en Argentina, como las locales Alcohol & Fotocopias, Tren en Movimiento o Sentimientos de Urgencia publican, distribuyen, muestran y rescatan a diario ediciones antiguas o compilan fanzines queers de décadas anteriores como Homoxidal 500, Resistencia y Drag!, entre otros. Desde noviembre del 2003 el Queer Zine Archive Project, ubicable en www.qzap.org, incorpora fanzines digitalizados de todo el mundo al inabarcable abanico de temas de interés y difusión contracultural que rodea a la comunidad queer: sexualidades, políticas, cultura drag y cross-dresser, estrategias de resistencia contra la violencia institucional, anarquismo queer, música, artes, historia, performances, escenas, encuentros, informaciones e intercambio de todo tipo de experiencias personales y colectivas. Por el momento el archivo cuenta con solo tres publicaciones locales: Autodefensa para mujeres, Nada es natural y el número 2 de la mítica revista Somos, editada por el Frente de Liberación Homosexual. Soy se sumergió en el archivo más revoltoso de la web para leer y comentar algunas publicaciones disponibles en este espacio comunitario y gratuito de difusión de la actualidad fanzinera y, también, de revisionismo histórico e histriónico acerca de las letras que rodean a las comunidades queer alrededor del globo.

Una Somos

De los ocho números de la revista Somos publicados por el Frente de Liberación Homosexual entre 1973 y 1976 en Argentina, el Archivo solo cuenta con el número 2, nacido en febrero del 74. Confeccionado artesanalmente con abundantes textos, dibujos y un diseño austero, el ejemplar, distribuido de mano en mano clandestinamente, pone el grito en el cielo y en sus hojas por la derogación de los edictos policiales, el fin de las razzias y la reinante moralina anti-homosexual de la época, convocando a la unidad de lxs oprimidxs para “Amar y vivir libremente en un país liberado”, haciendo extensiva la lucha hacia toda América Latina y el resto del planeta. Un documento violentamente político que incluye informes sobre taxi-boys, la Unión Feminista Argentina y denuncias varias, aunque nunca exento de ironía y humor, como el “Test de inmoralidad” con el cual el lector puede descubrir en pocos pasos si es un degenerado y hereje acorde a las películas que mira, la ropa que usa o la facilidad con la que maneja los términos propios del excitante submundo del yire.

De colección

Una “Figura de acción” es un juguete coleccionable generalmente hecho en base a un personaje de una película o un cómic. Con el foto-fanzine Queer Action Figures ya nos imaginamos desde el título con qué maravillas nos encontraremos al echarle el ojo: imágenes de las más variadas personas en diferentes situaciones, posturas y vestimentas coleccionables, listas para recortar y pegar en los rincones más visibles de nuestro hogar, acompañadas con textos como: “No todas las lesbianas tienen gatos (pero algunas de nosotras tenemos armas)”, “Brindá tu apoyo a las Drag”, “Ejército de liberación queer. ¡Únete ya!”, “Acción revolucionaria travesti en las calles: estamos reclutando” o la ya clásica y más famosa de todas ellas, que retrata a una pareja de hombres blancos jóvenes vestidos con ropas caras en una ostentosa casa quinta junto a la frase “Somos igual que vos. Sexistas, racistas y clasistas”.

Black Power

Black Lesbians in the 70s and Before narra a través de un diseño caóticamente precioso las historias silenciadas de la comunidad lésbica afroamericana en los Estados Unidos desde los años 70 en adelante. Dibujos, collages, textos rabiosos a mano alzada, recortes de noticias que retratan las odiseas de mujeres que debían vestirse como hombres para sobrevivir a la violencia social, documentos sobre el primer encuentro nacional de mujeres feministas negras en mayo de 1973, o la formación en agosto del mismo año de la National Black Feminist Organization son algunas de sus joyas. La columna “Butch”, las corrosivas tapas de revistas hermanas, testimonios de segregaciones sufridas en primera persona y una lista de bibliografía especializada dan cuenta de los grupos de mujeres apartados de la historia oficial, además de la visibilización de los conflictos particulares que atravesó y atraviesa la comunidad de lesbianas negras en el mundo: lesbofobia, racismo, clasismo, sexismo y edadismo. El fanzine también proporciona direcciones de correo para contactarse y recibir consejos para crear un archivo histórico propio.

De Barcelona con amor

Queeruption es el fanzine de la fiesta internacional anual del homocore y el punk queer, evento nómade en el que suelen intercambiarse experiencias, recitales, fanzines e información de todo tipo. El número 8 es bilingüe español-inglés y cuenta con nada más y nada menos que 130 páginas que, lejos de andar con medias tintas, invita “a todas los queers radicales e ingobernables, o sea todos bolleras, maricas, trans, bi, tri y poly y asexuales, drag-kings ‘n queens, sadomasoquistas, locas... todas los que estamos hartas de esta sociedad heterosexista a venir y participar en el encuentro internacional Queeruption 8”. Manifestaciones y agrupamientos en varias ciudades del mundo encarnan los testimonios de estas páginas de diseño desquiciado que rinde culto a un feísmo de lo más hermoso, abarcando un sinfín de temáticas que van desde el movimiento okupa queer catalán y un manual de acciones políticas concretas en la vía pública hasta las más eficientes técnicas de reciclaje o los mejores consejos para la seguridad personal. Un auténtico volcán queer en erupción.

¡Guerra a la guerra!

Con un título y contenido de pocos pelos en la lengua y una potencia infinita que no necesita de mayores aclaraciones una vez visitadas sus revoltosas 6 páginas, Abolish Gender Abolish Patriarchy Abolish War es un fanzine-manifiesto que convoca con grito tipográfico a la acción directa contra toda forma de agresión y asimilación social del colectivo trans: “No queremos estar en televisión o en publicidades, ni vender productos o protagonizar series para el mercado. Vamos a exhalar fuego en tus entrañas y encenderlo debajo de tu orto. Somos lxs héroes y heroínas de nuestro propio movimiento -¡Únete!- La revolución trans empieza aquí y ahora. Un millón de géneros para un millón de personas. ¡Revienta el sistema binario!”. Publicado anónimamente hacia fines de los 90, el fanzine es una bomba molotov de tinta y fotomontajes que incluye hasta una imagen trucada de George W. Bush en pelotas para recortar y pegar en el fondo del inodoro.

Revistas del corazón

Si algo no le falta al fanzine CosmoQueer es una poderosa dosis de sarcasmo y humor políticamente incorrecto: informes sobre los celebrity que la juegan hipócritamente de héteros y son por eso galardonados como “mejores actores”, los eventos más calientes de la agenda gay y la calentura necesaria para hacer saltar todas las agendas, el consultorio amoroso de Carson, que responde a larguísimas consultas siempre con una sola y cínica frase o el test para descubrir qué clase de gay es usted y la posición político-partidaria que le corresponde a su ideología de género, todo esto bajo el patrocinio de grandes marcas y eslóganes publicitarios como “¿Podremos afrontar ser normales?”. Estas son algunas de las gemas de nuestra revista del corazón queer, impresa en rojo pasión, negro anarquista y publicada en un formato de mini fanzine por el colectivo agitador Revolting in Pink.

Páginas cruzadas

“¿Vendrías conmigo a un paseo cross-dresser? / Llevaré mi falda más bonita: la floreada, marrón, roja y amarilla / Y a medida que caminemos por el bosque / Los árboles nos atravesarán dejando su orgullo de verano / Y se despojarán de sus uniformes en un ataque de locura otoñal / Llenos de colores, luces y olores / Será hermoso”. Así arranca From Cross to Trans, un compendio poético de filosofía y cultura cross dresser con historias de vida que comparten experiencias e identidades todo terreno. Con un fuerte tono político pero intimista y confesional, el fanzine apela a la sensibilidad personal y poética de la belleza cross por encima de todo: “Estoy sentado hace una hora en una escalera mirando a la gente que pasa, a ver si hay alguna diferencia en la manera en que los hombres y las mujeres suben y bajan los escalones. No encuentro ninguna. Miro las piernas de una mujer. Creo que son sexy, me gustaría tener lo mismo”. Textos hermosos recorren sus páginas hasta el mini manifiesto de su contratapa: “Se fabulosx, fabulosx fabulosx. Fabulosx”.

La caja de Pandora

“¡Bellezas Queer!”, “¡Lesbomundo!”, “¡Desviación femenina!”. Estas y otras frases entre viñetas estrelladas adelantan en sus primeras páginas los contenidos del fanzine Fuzz Box. Imágenes de calabozos forrados en terciopelo, anatomías recubiertas de gomas y cueros se exponen entre collages que celebran los fetiches más queer de un futuro astrológico plasmado en las predicciones del “eroscopio”, un horóscopo que pasa revista a las perversiones semanales signo por signo. Afiches de Act Up Montreal en sus cruzadas contra el avance del vih/sida en los 90, una entrevista inclusiva al “Reverendo” Boyd Macdonald -el mítico creador del gay-zine Straight to Hell- y un erudito glosario queer completan este precioso fanzine plagado de fotomontajes porno de los años 70 combinados con recortes de noticias y manifiestos que no paran de excitar los ojos y el cuerpo.

El libro gordo

‘From Here to Here and Back Again’ nace de las experiencias personales de su editora y autora Shannon durante su residencia en Ámsterdam en 2005. Testimonial y enteramente escrito en primera persona, el fanzine reivindica la diversidad corporal y también pone en primer plano el racismo que oprime a las personas queer latinas, apelando a sus propias vivencias: “Estoy exponiendo mi cuerpo queer y gordo en público. Estoy empezando a performar. En realidad, estoy hablando de performance más que haciéndola. Mi amiga Alice y yo estamos pensando en hacer juntas un burlesque de chicas gordas. Hace dos años jamás me había desnudado frente a alguien y ahora estoy armando un burlesque. A medida que voy escribiendo sobre la violencia que experimenté en el mundo también quiero escribir sobre el proceso de sanación y re-aprendizaje. Necesito contarte que estuve años aprendiendo a amarme a mí misma mientras doy pasos hacia atrás y hacia adelante”.

Lectura queer obligatoria

Virulento manifiesto anti-heterosexista publicado “anónimamente por queers”, como figura en su austera portada, Queers Read This! fue distribuido de mano en mano como folleto durante la Marcha del Orgullo de Nueva York en junio de 1990, y desde entonces se convirtió en un documento legendario: textos sobre prevención de vih/sida, consejos para vivir en libertad confrontando los riesgos en una sociedad represiva, desahogos y formas de manejar y redirigir el odio y la ira hacia la psiquiatría, la medicina patologizadora, las instituciones educativas, la opresión heterosexual, la Suprema Corte de Justicia y un largo etcétera acompañado de fotos de Act Up New York, textos sobre arte y artistas queer y un análisis político y minucioso sobre los beneficios del uso de la palabra “queer”, sus múltiples acepciones y la necesidad urgente de dinamitar, a través de sus diversos significados, los encasillamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...