domingo, 4 de junio de 2017

#hemeroteca #orgullo #turismo | Disfrutar la Semana del 'Orgullo' desde este balcón de Chueca cuesta 5.000 euros

Imagen: La Información / Plaza de Chueca, Madrid
Disfrutar la Semana del 'Orgullo' desde este balcón de Chueca cuesta 5.000 euros.
En la antesala de la fiesta anual del colectivo LGTB, la oferta de apartamentos turísticos de Madrid ya roza el lleno para el evento que se extenderá del 23 de junio al 2 de julio. También se celebrará el WorldPride, por lo que habrá récord de turismo de todas las latitudes. La odisea por conseguir alojamiento ha disparado los precios como nunca antes.
Diego Caldentey | La Información, 2017-06-04
http://www.lainformacion.com/economia/Disfrutar-Semana-Orgullo-balcon-Chueca-pisos-alquileres_0_1032197163.html

"Pido 500 euros la noche por el piso. No lo alquilo por menos de eso. Busca por toda la zona y no encontrarás nada. Ya está todo completo para la Semana del Orgullo. Y encima este año se celebra el WorldPride. Dile a tus amigos que si no me dan una respuesta esta misma noche, lo pierden". Lorena, camarera, hace una breve pausa en su trabajo. Se muestra categórica y no da margen al 'regateo'. "Eso o nada", sentencia con bandeja en mano antes de retomar su labor por las mesas de una terraza en plena plaza de Chueca.

Ella vive aquí, en el número 6, sobre el mismo bar donde se gana la vida. Arrenda un estudio de apenas 30 metros cuadrados, en una cuarta planta con vistas a este espacio situado en el corazón de Madrid. Lo tiene claro y, en poco menos de tres semanas (al igual que decenas de propietarios e inquilinos de inmuebles de toda la zona), piensa recaudar en solo 10 días lo que paga por casi medio año de alquiler de su vivienda.

Es jueves y la plaza luce animada a media tarde. En las terrazas el movimiento de gente resulta incesante. Un grupo nutrido de turistas veinteañeros entra en 'manada' a una tienda de regalos de la calle de Gravina y, un poco más allá, hay jóvenes que beben cerveza en las escaleras que conducen a la boca del Metro. El calor sofocante no da tregua, pero nada será comparable a lo que ocurra en este mismo espacio dentro de 20 días. Desde el próximo 23 de este mes y hasta el 2 de julio próximo este será el epicentro de un auténtico 'tsunami' de sensaciones: la Semana del Orgullo. El mayor acontecimiento sociocultural del colectivo LGTB de España, que tiene su cita anual a principios de cada verano.

Literalmente, este enclave se convertirá en un hervidero de miles de personas, que se contarán de a cuatro y hasta de a seis por cada metro cuadrado... hasta en el último rincón del barrio. Claro que los ríos humanos con ganas de fiesta y diversión se extenderán muchísimo más allá, por toda la calle de Fuencarral, Gran Vía y el centro en su totalidad, además de colapsar gran parte de la ciudad. En esta ocasión la afluencia masiva de participantes a la fiesta del arco iris se multiplicará hasta niveles increíbles y nunca antes vistos en España.

De acuerdo a las previsiones de organizadores y hosteleros, Madrid batirá el récord de visitantes y se convertirá este 2017 en la capital gay del mundo porque también ha sido elegida en esta ocasión como sede para la celebración del mencionado WorldPride(popularmente conocido como Orgullo Mundial). Se trata de un evento rotativo cada doce meses por las grandes capitales del globo.

Por si fuera poco, por primera vez en la historia la capital también albergará el EuroPride. De este modo, será la primera ciudad en el mundo que reunirá simultáneamente estas celebraciones en la misma urbe y en el mismo año. Traducido en números, la ciudad aguarda recibir no menos de tres millones de visitantes procedentes de todas las latitudes del planeta en un intervalo de apenas diez días: un hito histórico difícil de igualar en materia de 'invasiones' masivas de turistas en un período tan acotado de tiempo.

El sector inmobiliario se frota las manos
El impacto de semejante caudal de visitantes ha elevado por las nubes las expectativas de todo el sector turístico. En ese contexto, uno de los segmentos que ya se frota las manos es el inmobiliario. Además de los hoteles y hostales que estarán completamente repletos para esas fechas, la búsqueda de alojamiento en apartamentos turísticos de alquiler por días se ha tornado una odisea. En plena cuenta atrás para la celebración del 'Orgullo', ya resulta casi imposible encontrar habitaciones y pisos en la zona y sus alrededores.

En verdad, toda la oferta de apartamentos turísticos de Madrid ya roza el lleno para los días de celebración del 40 aniversario del Orgullo LGTB, según un informe brindado a este medio por Hundredrooms, una de las empresas líderes dedicadas a la búsqueda y reserva de alojamiento turístico a nivel mundial. En concreto, a día de hoy, Madrid ya ha ocupado el 95 por ciento de las más de 5.000 opciones de alojamiento turístico que gestiona esta compañía, que representan nada menos que el 25% del stock disponible de apartamentos turísticos registrados o 'en blanco' en la capital.

La locura por reservar cama ha disparado los precios como nunca antes. Apenas queda libre medio millar de alojamientos a un precio medio de 213 euros por noche entre el 23 y el 30 de junio en alojamientos con capacidad de hasta 4 huéspedes. Si se viaja en grupo, el precio se eleva a 519 euros por noche en alojamiento para 6 personas, sostiene el trabajo. Claro que, con el correr de los días, los precios seguirán subiendo.

"Date prisa... tengo otros seis interesados"

Lorena, la camarera de la plaza de Chueca, finalmente accede a mostrarnos su apartamento al término de su jornada laboral. Subimos con ella por ascensor hasta la cuarta planta y nos encontramos con un estudio de 30 metros cuadrados, bien distribuido en un espacio tan reducido. Hay una cocina con barra americana hacia la izquierda, un sofá que se convierte en cama de dos plazas, el baño en un extremo y frente a nosotros, un enorme ventanal de dos puertas. Lo abre... Esa, seguramente piensa, es su gran carta ganadora para iniciar la 'negociación' por el precio del alquiler del piso. Explicamos que esta es una gestión para unos amigos que vienen de Argentina.

"En casi ningún lugar del barrio tendrán unas vistas como ésta. Mira, estamos sobre la misma plaza. Aquí tendrán lugar todos los actos principales del Orgullo, los conciertos... Todo empezará y terminará aquí", dice animada.

La joven, que ronda los 25 años, cambia el semblante de pronto, aunque no parece amilanarse al escuchar nuestras objeciones. Ella admite que está subalquilando el inmueble, y que esto no es legal. Obviamente, el apartamento no está registrado para uso turístico. "Mi casera tiene 80 años. No se enterará. Mucha gente que vive por aquí está haciendo lo mismo. Y no desde ahora, sino que es una práctica habitual desde hace años, cada vez que se celebra el Orgullo... No seré la primera ni la última en hacerlo. Esto es oferta y demanda y salimos todos beneficiados, ¿no? Diles a tus amigos que se den prisa. Tengo seis interesados más", asegura y nos deja sus datos, incluido el teléfono.

"Puedo esperar hasta mañana, si os interesa, llámame. Hacemos la reserva, me das una señal de 300 euros y ya está. Alquilar la casa los 10 días de la Fiesta cuesta 5.000 euros", remata. Antes de despedirnos, Lorena permite hacer fotos desde el balcón de su hogar, aunque obviamente se niega a salir en las imágenes.

Por 500 euros la noche, multiplicados los diez días que durará la Fiesta del Orgullo, la camarera aspira a ganar efectivamente esa gran cantidad de dinero, que no resulta en nada alejada a lo que podría requerir una estancia media en un hotel de cinco estrellas como el Palace o el Ritz en temporada baja del año. La chica paga de alquiler 600 euros al mes, y con lo que recaude en poco más de una semana podrá solventar la renta de su estudio durante casi medio año.

Aunque parezca mentira, no es un caso aislado en absoluto. Sobre la calle de Gravina, en la tienda situada a 500 metros de su vivienda, una empleada, de nombre Montse, no se sorprende por lo que piden los vecinos del barrio para 'ceder' sus viviendas a cambio de buenos puñados de euros. "Aquí entran cada mañana a preguntarme si conozco gente que alquile habitaciones o casas para el Orgullo. Según comentan en la zona, ya no queda casi nada disponible", comenta.

A diferencia de lo que muchos imaginarían, un recorrido por la zona permite comprobar que casi ni se perciben carteles de alquileres en las casas. Solo flamean las banderas arco iris habituales que cuelgan de varios balcones. Tampoco hay anuncios en la vía pública ni en las puertas de bares, galerías de arte o cafeterías que inundan toda esta área. El gran mercado caliente de personas que alquilan habitaciones y pisos por días se sitúa en Internet. Los propietarios de viviendas publicitan sus inmuebles con la etiqueta del 'Orgullo' en páginas especializadas. Por estas horas la actividad en el universo digital es máxima y la fiebre de reservas se acrecienta. Obviamente, las búsquedas de alojamiento de última hora y la enorme demanda han disparado los precios. La escalada no se detendrá hasta que el Orgullo levante el telón.

"Alquilar por días esa semana cuesta 4 veces más"

Manuel, un residente en el número 69 de la calle de Hortaleza, asegura que ya tiene reservado su piso de dos dormitorios. Lo encontramos en una tienda de ultramarinos frente a este inmueble. Él no quiere fotos, pero admite que ha colgado la oferta en el portal de alquileres de inmuebles para uso turístico Airbnb, hace unas semanas, y se lo han reservado en cuestión de horas. "He alquilado mi casa para el fin de semana final del Orgullo, del viernes 30 de junio al domingo 2 de julio. A buen precio, por mucho menos de lo que están pidiendo por aquí ahora. La media en una semana normal del año es de 70 euros la noche en un piso con capacidad para cuatro personas. Hoy cuesta cuatro veces más", explica.

Miguel Osuna, un jubilado de 72 años que pasea a su perro, pasa justo por la puerta del comercio. "Esto es un desmadre... pero claro que me parece posible que se paguen hasta 500 euros la noche por un estudio. ¡Y más! Aquí muchos quieren hacer su agosto. Y lo harán siempre que haya otros dispuestos a pagar. De todas formas, hay cosas más importantes para que ponga en su artículo. ¿Sabe qué hacemos muchos vecinos históricos del barrio cada vez que llega el Orgullo? ¡Nos vamos! En mi caso, me mudo a casa de una hermana que vive en el barrio de Moratalaz. Aquí no hay quien pueda respirar en esos días. No se puede caminar, ni entrar y salir de casa por la cantidad de gente que vive día y noche en el barrio. Los comerciantes estarán contentos. Yo no", asegura.

Florencio Delgado, presidente de la Asociación de Empresarios de la Gran Vía, coincide con Osuna en casi todo: los comerciantes y empresarios de la zona auguran un brutal impacto de ganancias durante los días de fiesta. Solo en pernoctaciones, los visitantes de fuera de Madrid se dejarán en apartamentos turísticos regularizados la friolera de casi 43 millones de euros. La cifra surge de multiplicar el precio de un alojamiento medio de una noche (213 euros en un apartamento para dos a cuatro huéspedes, según los datos de Hundredrooms) por los 20.000 registrados para uso turístico, sumados por las diez noches que duran las celebraciones.

Este medio se ha puesto en contacto también con el portal Airbnb, que no ha dado una respuesta oficial al respecto. Sin embargo, para la semana del Orgullo, su página web indica que un 91% de los apartamentos turísticos están ya alquilados, y apenas un 9% siguen aún disponibles. En el pasado mes, alquilar una habitación en la zona de Chueca costaba 66 euros de media. Hoy ese precio alcanza los 244 euros, de acuerdo a los precios que se observan.

A todo esto, hay que añadir una capacidad hostelera completa al 100% para esas fechas en toda la zona del Centro, según Delgado, el representante de empresarios de la Gran Vía. En conjunto, entre lo que los visitantes gastarán en el alquiler temporal de viviendas y en hoteles, los especialistas del sector consultados estiman que las fiestas tendrán un impacto superior a los 130 millones de euros.

En opinión de Delgado, el perfil medio de visitante que llegará para el Orgullo dentro de pocas semanas será de clase media-alta e importante poder adquisitivo. De todas formas, ante la evidencia de las cifras, el hombre admite que "Madrid estará colapsada los días de la Fiesta". Para comprender realmente esa magnitud alcanza con comparar el número global de visitantes que llegan en un año a la región (fueron cinco millones de turistas internacionales durante 2016, según la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid) con los más de tres millones que ingresarán en apenas diez días. Es decir, más de la mitad de los turistas que entran en un año a la Comunidad lo harán durante poco más de una semana para la celebración del evento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...