martes, 6 de junio de 2017

#hemeroteca #sexismo | Detectan una “brecha de género importante” en la escuela vasca

Imagen: Deia
Detectan una “brecha de género importante” en la escuela vasca.
Chicos y chicas prefieren jugar o estudiar con los de su propio sexo y manejan los estereotipos sexistas que marcan diferencias en las profesiones y oportunidades.
Idoia Alonso | Deia, 2017-06-06
http://www.deia.com/2017/06/06/sociedad/euskadi/el-isei-ivei-detecta-una-brecha-de-genero-importante-en-la-escuela-vasca

La preocupación por la violencia de género es una cuestión presente en la agenda social. Existe el convencimiento de que la educación es un aspecto básico para erradicar una lacra que se cobra la vida de una mujer cada cinco días en el Estado. La escuela es el reflejo de la sociedad que la crea y en la que se inserta, por tanto no se pude confiar el antídoto para el sexismo solo al ámbito educativo. Influyen otros muchos factores como la familia, el entorno, los medios de comunicación… No obstante, el Departamento de Educación del Gobierno vasco puso en marcha en 2014 el Plan Director para la Coeducación y la Prevención de la Violencia de Género, a través del cual 150 colegios públicos y concertados están abordando de forma trasversal esta materia con el objetivo de extender entre las nuevas generaciones una cultura igualitaria. La meta es pasar de una escuela mixta a una escuela coeducativa, es decir, que reconozca la diversidad de chicos y chicas y hacer de ello una ventaja.

Para la redacción de este Plan el Departamento de Educación se basó en los numerosos estudios existentes de ámbito estatal e internacional. Pero no existía una radiografía sobre la situación real de la igualdad en la enseñanza obligatoria. Al menos, hasta la fecha. ¿Son ciertos los estereotipos de que ellas son más eficaces y ellos más espontáneos y participativos; piensan que tienen las mismas oportunidades de vida; participan de la misma manera en las tareas domésticas y los cuidados; opinan que existen profesiones de hombres y profesiones de mujeres, su ocio es diferente, comparten la misma opinión sobre la igualdad, influye el sexo o la orientación sexual en los casos de acoso escolar?

La investigación publicada por el Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa (ISEI-IVEI) también plantea a las direcciones las medidas que han adoptado para evitar el sexismo en sus centros, cómo es la calidad de las relaciones del alumnado... El resultado de todo ello es el primer diagnóstico sobre la igualdad en la escuela, basado en las respuestas dadas por el alumnado de Cuarto de Primaria y Segundo de ESO que participó en la Evaluación de Diagnóstico de 2015. El estudio viene a confirmar que si bien la escuela vasca es bastante igualitaria “aún se percibe una brecha de género importante”.

El ISEI-IVEI destaca dos conclusiones clave. La primera, que “la perspectiva igualitaria mejora con la edad”; la segunda, que las estudiantes “tienen una percepción más igualitaria que sus compañeros varones”. No obstante, el estudio no permite ahondar en las razones que hay tras ello y, por tanto, “no sabemos -dice el documento- en qué medida estos cambios son fruto de la educación familiar, la influencia de los medios, del propio sistema educativo o de otros agentes”.

Por su parte, los equipos de dirección no han detectado que haya malas relaciones entre chicos y chicas, aunque sí perciben que alumnos y alumnas “se siguen relacionando en espacios diferenciados”. En concreto, el 94% de las direcciones afirman que en su centro las chicas y los chicos “se tratan con respeto y confianza, de igual a igual”. aun así, tanto en Primaria como en ESO, la mitad o más prefieren trabajar por separado y en el recreo más de la mitad del alumnado también se relaciona por separado. En Primaria, un 37% reconoce que hay bastante o mucha separación entre chicos y chicas, porcentaje que aumenta al 51% en ESO. Únicamente, el 7,4% en Primaria y un 15,1% en ESO dicen que las chicas se manifiestan menos seguras cuando hay chicos. Pero otra cosa es estudiar o trabajar juntos. Más de un 60% de las direcciones en Primaria y un 50% en ESO creen que prefieren hacerlo con compañeros del mismo sexo.

El informe revela que ser chico o chica sigue siendo motivo para que integrantes del otro sexo insulten, marginen o agredan y en los institutos se han detectado comportamientos homófobos y en menor medida lesbófobos. No obstante, la apariencia física es la principal causa de bullying, sobre todo entre las chicas.

Entre los aspectos positivos, el Instituto de Evaluación dependiente del Gobierno vasco destaca la participación en las tareas del hogar tanto de chicos como de chicas, sobre todo en ESO. Para el ISEI-IVEI este hecho “puede señalar un futuro esperanzador en relación con el reparto de los tiempos de ocio, la corresponsabilidad y autonomía personal”. Según el estudio, casi el 76% del alumnado de Primaria y el 92% de Secundaria dice hacer alguna tarea del hogar, lo cual es interpretado como “una señal muy positiva”. La colaboración en el cuidado de otras personas (hermanos u otros familiares) disminuye al 40%. No se observan grandes diferencias entre chicas y chicos, aunque colabora más en los cuidados el alumnado de los colegios concertados.

Reproducen los estereotipos
En general, el alumnado vasco dedica su tiempo libre a actividades propias de su edad: estar con la cuadrilla, ver la televisión, hacer deporte, leer por gusto, jugar con la consola, comunicarse con el móvil, estudiar un instrumento, etc. En Primaria ellos usan más la consola y ellas, el móvil. En ESO cambian las preferencias, aumenta la comunicación con móvil y desciende la lectura por gusto, una actividad en la que las chicas adelantan a los chicos en 18 puntos. El informe asegura que el alumnado reproduce los estereotipos que la sociedad asigna a los distintos géneros. “La fuerza física y el abuso se siguen atribuyendo en mayor medida a los chicos”, percepción que aumenta con la edad, mientras que a ellas se les atribuye rasgos como “la ternura, el cariño la sensibilidad y la delicadeza”. Sin embargo, el alumnado no observa diferencias de sexo en atributos como la generosidad, facilidad de comunicación, autoridad o capacidad de estudio.

El alumnado también mantiene una visión estereotipada de la sexualización de las profesiones, aunque mejora con la edad. Además, chicos y chicas “ven importantes diferencias en el grado de oportunidades que creen que tendrán en la vida”, si bien coinciden en que tendrán las mismas en aspectos relacionados con su autonomía personal, como ser felices, tener amistades distintas a la pareja o estudiar. Las chicas de ESO opinan que tienen menos opciones a la hora de ocupar cargos de responsabilidad en política o en el mundo de la empresa. El ISEI-IVEI insiste en que no hay recetas únicas para acabar con el sexismo y llama a la sociedad a trabajar conjuntamente. Así afirma que “es evidente que las familias, la escuela y la sociedad tienen que seguir insistiendo en crear, no ya solo políticas de igualdad, sino una cultura no discriminatoria que logre el objetivo final de eliminar la brecha de género y conseguir un clima donde haya violencia 0 desde los 0 años”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...