viernes, 4 de noviembre de 2016

#hemeroteca #derechos | Marruecos libera a las dos jóvenes encarceladas por besarse

Imagen: El País / Homenaje a las víctimas de Orlando, Rabat, 2016-06
Marruecos libera a las dos jóvenes encarceladas por besarse.
Las chicas fueron denunciadas a la policía por una persona de su entorno. Su abogado cree que el caso se desactivará por la presión internacional.
Francisco Peregil | El País, 2016-11-04
http://internacional.elpais.com/internacional/2016/11/04/actualidad/1478266520_549938.html

Las dos jóvenes de 16 y 17 años detenidas en Marrakech el pasado 27 de octubre por besarse salieron de prisión el jueves bajo libertad condicional. No se han retirado los cargos contra ellas, que podrían enfrentarse a una pena de hasta tres años y multas de hasta 100 euros, según la ley marroquí, que castiga las relaciones entre personas del mismo sexo. Sin embargo, su juicio, previsto para este viernes, se ha retrasado hasta el próximo 25 de noviembre. Las dos menores fueron conducidas ante la policía por una persona próxima a la familia de una de ellas cuando las sorprendió dándose un beso en su casa, según explica Nidal Azhary, fundadora y presidenta de la Unión Feminista Libre.

Youssef Chehbi, el abogado de Casablanca contratado por la asociación Unión Feminista Libre (UFL) para las jóvenes, cree que la liberación de las menores y el retraso de la vista significa que la justicia da marcha atrás en el caso. “[Las autoridades] se han dado cuenta de que con los cientos de periodistas que van a venir a Marrakech para cubrir la cumbre climática, el COP22, que comienza el próximo lunes el escándalo internacional podría ser enorme”, declaró a este diario en conversación telefónica Youssef Chehbi, que califica la detención de las menores como “absurda, aberrante, indigna y grotesca”.

“La persona próxima de la familia de una de ellas que las sorprendió dándose un simple beso y las condujo ante la policía, como si fueran judías durante la II Guerra Mundial, es imbécil. Y el policía que tramitó la denuncia es otro imbécil. Antes que nada tendrían que haber pensado en la reputación de las chicas", dice Chehbi. “Al menos”, continúa el abogado, “la próxima vez que suceda un caso semejante espero que el policía convenza al delator de que esas chicas no han hecho mal a nadie y no tiene ningún sentido denunciarlas”.

Nidal Azhary asegura que las dos adolescentes se encuentran muy fatigadas, aunque en buen estado. "La experiencia dentro de la cárcel para ellas solo puede ser traumática. Una de ellas se negó incluso a comer y a beber. Las dos son menores y han sido llevadas a una cárcel y no a un centro para jóvenes", explica.

Para Azhary, lo más importante a partir de ahora es que el veredicto sea favorable y las declaren inocentes. "Porque ellas no han cometido ningún crimen; son jóvenes, no podemos tratar así a nuestra gente". La presidenta de la Unión Feminista Libre asegura que su trabajo en la defensa de las dos adolescentes continuará hasta el día de la audiencia e incluso después. "La criminalización de la homosexualidad es una vergüenza en estos días. Nuestro Código Penal tiene que evolucionar". Marruecos es uno de los 75 países del mundo que todavía castigan las relaciones entre personas del mismo sexo.

La escritora francomarroquí Leila Slimani, quién ganó el jueves del Premio Goncourt, el más prestigioso de las letras francesas, declaró el viernes en la emisora France Inter: “La legislación de Marruecos es completamente medieval, desconectada de la realidad. Hay normas que prohíben las relaciones sexuales fuera del matrimonio, que prohíben la homosexualidad, castigan el adulterio”.

“No hay que ser hipócritas”, añadió Slimani, “todo el mundo sabe que hay marroquíes que llevan una vida fuera del matrimonio y que existen homosexuales. Y mantenemos esa dicotomía porque eso le conviene al sistema. Yo creo que ya es hora de que los ciudadanos se rebelen contra esto, que no tiene ninguna relación con la religión (…) Es una cuestión de derechos del hombre, de derechos sexuales, de la dignidad y, en particular, de la dignidad del cuerpo de la mujer”.

En Marruecos, el artículo 489 del Código Penal, contempla penas de seis meses a tres años y multas de entre 20 y 100 euros para quienes cometan “actos licenciosos y contra natura con personas del mismo sexo”. En abril de 2015, dos hombres fueron condenados a seis meses de prisión por besarse en uno de los monumentos más emblemáticos de Rabat y del país. Y el pasado marzo dos hombres que yacían en la misma cama en el municipio de Beni Melal, en el centro de Marruecos, fueron agredidos por varios vecinos que los sacaron a golpes de su casa, los exhibieron en la calle y difundieron en Internet las imágenes grabadas por sus teléfonos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...