martes, 1 de noviembre de 2016

#hemeroteca #machismo | Testosterona

Imagen: El Periódico / Gabriel Rufián
Testosterona.
Emma Riverola · Escritora | El Periódico, 2016-11-01
http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/testosterona-riverola-articulo-5599842

Un Congreso formado por 214 hombres y 136 mujeres elevó a Mariano Rajoy a la presidencia. En la sesión de investidura, tomaron la palabra 14 portavoces. 13 hombres y una sola mujer: Ana Oramas, de Coalición Canaria. Un desequilibrio que se extiende a las portavocías de las comisiones parlamentarias: 108 hombres frente a 52 mujeres.

Hasta aquí los números. Si ellos son el reflejo de la desigualdad, el aire que se respiró en la Cámara el sábado estuvo cargado de testosterona. El clímax se alcanzó cuando Gabriel Rufián subió a la tribuna y actuó como el bravucón que se hace el gallito frente al caído. Como era de esperar, su desprecio hacia el PSOE fue celebrado por su incondicional banda de seguidores tuiteros.

Aunque su discurso no deja de resultar irónico, más aún cuando ERC gobierna Catalunya aliado con el partido del 3%. Por supuesto, siempre está la patria como justificación. Pero la estrategia de la ofensa no parece la más acertada para ganar adeptos. Pablo Iglesias la aplaudió, también Íñigo Errejón. Pero al gesto no se sumaron ni Alberto Garzón ni los diputados de En Comú Podem. Significativo.

El poder como competición, la humillación del perdedor, la agresividad en el lenguaje que dinamita puentes son las bases de la concepción machista (no masculina, ojo) del poder. ¿Sirve para algo? Por supuesto. Para captar la atención de los medios y apuntalar posiciones. Para los ciudadanos, ya no está tan claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...