domingo, 18 de junio de 2017

#hemeroteca #orgullo #lgtbifobia | Una marcha histórica por la igualdad en Ucrania

Imagen: El Mundo / Contramanifestantes quemado una bandera arcoíris en Kiev
Una marcha histórica por la igualdad en Ucrania.
Colores flúor, banderas diversas y rostros pintados destacan entre los uniformes militares de los más de 6.000 agentes, responsables de la seguridad del evento.
Aurora Díaz / Teresa Suárez | El Mundo, 2017-06-18
http://www.elmundo.es/internacional/2017/06/18/5946a371268e3e473c8b4675.html

Tatiana y Olga van cogidas de la mano. Ambas sonríen. Esta pareja de lesbianas se ha desplazado desde la ciudad ucraniana de Dnipro hasta Kiev para asistir a la marcha por la igualdad y derechos LGTB. Están cansadas de pasarse toda una vida escondidas y por eso han acudido a la manifestación. "No tiene sentido seguir viviendo con miedo. Ucrania es un país europeo, tenemos que integrarnos y compartir los mismos valores que en el resto de los países europeos", declara Olga minutos antes del inicio de la marcha.

Son las ocho y media de la mañana, aún falta hora y media para el inicio de la manifestación. Un fuerte dispositivo de seguridad rodea la calle Volodymyrska en el centro de la ciudad. Pasar por un detector de metales es obligatorio para acceder a la marcha y filtrar así objetos que puedan utilizarse de manera violenta contra los manifestantes. Al interior, dos grupos se diferencian: a la derecha, los manifestantes pro-derechos LGTB; a la izquierda, los contramanifestantes homófobos.

A pesar de que fuera un día de lucha por los derechos de las personas lesbianas, gais, transexuales, y 'queer' en Ucrania, la policía permite el acceso a diversos grupos homófobos, algunos de ellos visiblemente identificables por sus carteles o camisetas con mensajes violentos.

Bajo los gritos, mayoritariamente en ruso, de "Familia tradicional, país sano", "No a la dictadura gay" o "La homosexualidad en un peligro para la nación", los contramanifestantes, iracundos, miran y se acercan a un joven envuelto en la bandera del arcoíris y se la quitan, para rodearla y quemarla con un mechero.

Katia, de nacionalidad ucraniana, siente miedo de participar en la marcha LGTB: "Ucrania es un país donde la Iglesia tiene mucho poder e influencia en las personas, el pasado soviético continúa muy presente".

"Los derechos humanos por encima de todo"
A tan solo unos metros de los opositores, por primera vez en la historia de la marcha, un camión lleva cinco 'drags queens' que bailan y animan a los asistentes. Los manifestantes corean motivados eslóganes como "los derechos humanos por encima de todo" y "los derechos no se dan, se cogen". Colores flúor, banderas diversas y rostros pintados destacan entre los uniformes militares de los más de 6.000 agentes, según fuentes oficiales, responsables de la seguridad del evento. La 'Marcha, por la Igualdad', organizada por activistas del grupo Kiev Pride, contó con el apoyo de diferentes asociaciones (Amnistía Internacional, Insight, ILGA Europa) y representantes internacionales, como Roman Waschuk, embajador de Canadá en Ucrania. "El Gobierno canadiense apoya la igualdad de derechos. No podemos tolerar que los contramanifestantes, aunque no estén de acuerdo, ejerzan la violencia", argumenta desde la marcha Waschuk.

Alexei Sergeiv, coordinador de la 'Alianza de heterosexuales' y 'LGTB por igualdad de derechos' de San Petersburgo, también ha acudido desde Rusia a la marcha de Kiev para mostrar su apoyo. "Si Ucrania sigue por este camino, le tocará a Rusia también tomar acción y comenzar a tomarse más en serio los derechos de todos sus ciudadanos"

Al final de la marcha, los asistentes obedecen las normas de seguridad de los organizadores: Desactivar la geolocalización de sus teléfonos móviles para evitar el seguimiento de los grupos radicales. Las paradas de metro cercanas quedan a disposición de los manifestantes para mayor seguridad. Varios jóvenes guardan sus pancartas camino al subterráneo. Kiev Pride aconseja a los manifestantes que vayan directamente a casa, que no se queden en espacios públicos.

Tras 60 minutos de marcha históricos, toca desprenderse de cualquier simbología, guardar las banderas arcoíris y volver a casa, sabiendo que cada año el miedo mengua y la igualdad avanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...