jueves, 8 de junio de 2017

#hemeroteca #transexualidad | Miss Trans para cambiar la idea de las relaciones intercomunitarias en Israel

Imagen: El Diario / Tahalin Abu Chana
Miss Trans para cambiar la idea de las relaciones intercomunitarias en Israel.
Fernando Prieto Arellano · EFE | El Diario, 2017-06-08
http://www.eldiario.es/sociedad/Miss-Trans-relaciones-intercomunitarias-Israel_0_652335612.html

Tahalin Abu Chana, una mujer de 22 años, árabe de la ciudad de Nazaret, actualmente Miss Trans Israel, puede ser un buen reclamo para intentar suavizar la imagen que da este país acerca de las relaciones intercomunitarias, en particular aprovechando el tirón del Orgullo 2017.

Nacida en Nazaret (norte de Israel), donde la mayoría de la población es árabe y en la que las relaciones con los judíos son tensas debido a la cuestión palestina, Tahalin, de religión cristiana, tuvo que soportar el rechazo, acompañado de riesgo para su vida, que su transexualidad producía en su círculo íntimo.

"Nací chico, el menor de cuatro hijos, el único varón; y desde muy pequeño recuerdo que tenía la necesidad de ser, comportarme y actuar como una chica. Todo el mundo me hacía carantoñas y me daba mimos; era el típico niño 'mono', al que todos quieren abrazar y achuchar", cuenta la joven a un grupo de periodistas.

Sin embargo, las cosas se torcieron cuando llegó a la adolescencia: se sentía mujer y quería comportarse y vivir como tal, y "en una ciudad tan conservadora como Nazaret" -cuenta- era casi imposible sin poner en peligro su integridad física.

"La comunidad árabe, ya sea cristiana o musulmana, es muy cerrada y no acepta el fenómeno trans bajo ningún concepto", explica.

En esto, se asemeja mucho a los judíos ultraortodoxos, que no permiten que uno de los suyos forme parte del colectivo LGBT, pues se enfrentan al repudio y la expulsión.

Tahalin está acompañada de su portavoz, mentora y, como ella dice, su "madre", Israela Lev, trans desde hace 40 años y destacada activista pro derechos LGBT.

La joven, que quedó segunda en el certamen de Miss Trans Internacional, celebrado en Barcelona en 2016, es toda una celebridad en Israel, donde es una cotizada modelo y ha participado en el "reality" televisivo "Big Brother" (Gran Hermano).

Aunque Tahalin no ganó este concurso, su participación fue muy importante "para sacar a la luz a la comunidad trans y darla a conocer a la opinión pública. Ahora hay mucha más gente en el mundo árabe que conoce el tema trans y habla de ello. Se ha puesto sobre la mesa una realidad que antes pasaba (o se hacía pasar) inadvertida", cuenta Lev.

Tahalin manifiesta que hoy día "hay muchos chicos y chicas árabes trans que pasan mucho miedo en sus pueblos y ciudades, que prácticamente no pueden salir de casa porque se juegan la vida" y eso si su familia les acepta, lo que no siempre sucede.

Por ello, la joven escapó de Nazaret y recaló en Tel Aviv, ciudad considerada refugio para la comunidad LGTB en toda la región, puesto que son muchos los palestinos de Ramala, Belén, Nablus o de la misma franja de Gaza (controlada por el grupo islamista Hamás) que lo arriesgan todo para llegar hasta aquí.

Lev explica el asunto de un modo muy gráfico: incluso de Yafa, una antigua ciudad árabe convertida hoy en un barrio de Tel Aviv, "llegan chicos árabes que piden ayuda" y eso que viven "a apenas diez minutos" del centro.

La activista relata que llevó el asunto hasta la Kneset (parlamento israelí), donde se entrevistó con un diputado árabe para recabar ayuda para sus conciudadanos que, además de los problemas inherentes al hecho de ser minoría en Israel, padecen las vicisitudes de ser LGBT en comunidades muy cerradas.

El legislador, cuyo nombre Lev prefiere omitir, "no me escuchó. No quiso saber nada del asunto. No quieren hacer nada porque saben que la sociedad a la que representan no les va a hacer caso y puede incluso rechazarles", detalla.

Hasta tal punto es compleja la situación de los árabes trans que, en declaraciones a Efe, O.M. (cuyo nombre pide omitir por seguridad) cuenta que vive en Yafa con su novio judío Uri. Sus padres, originarios de una aldea próxima a Nazaret, no saben que es homosexual ni que lleva 3 años viviendo con su pareja; piensan que Uri es un amigo más.

Los padres de Uri sí lo saben y tras un "difícil período de asimilación", comenta, "acabaron aceptando" que su novio fuera árabe.

Para O.M. la cosa está muy clara: "En mi pueblo me tirarían piedras si supieran que soy gay. Y en Gaza me matarían. Aquí soy libre. En ningún país de la zona podría vivir siendo homosexual, solo en Israel".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...