jueves, 20 de abril de 2017

#hemeroteca #violencia | Ourense: El crimen del farmacéutico en 2013 se juzga desde el lunes

Imagen: La Región / Alexandru, el acusado del crimen
El crimen del farmacéutico en 2013 se juzga desde el lunes.
Alexandru M. L. abre la vista con su interrogatorio, tras confesar a la Policía después de su detención y ser matizado por la defensa.
J. Fraiz | Faro de Vigo, 2017-04-20
http://www.farodevigo.es/portada-ourense/2017/04/20/crimen-farmaceutico-2013-juzga-lunes/1663382.html

El lunes, a las 9.30, la presidenta de sala de la Audiencia Provincial de Ourense pedirá a Alexandru Marius Luca, de 22 años, que se ponga de pie y responda, si quiere, a las preguntas de la Fiscalía, las acusaciones particulares y su abogada de oficio. El presunto homicida del farmacéutico Tomás Milia Méndez (72 años) se sienta en el banquillo por un crimen sucedido en octubre de 2013, que confesó a la Policía tras su detención y sobre el que nunca volvió a declarar. En el resto de oportunidades de la fase de instrucción se acogió a su derecho a guardar silencio. El lunes comienza la primera de las cuatro sesiones para resolver si acabó con la vida del septuagenario, acuchillándolo tras discutir por el precio de una relación sexual contratada.

El presunto homicida llega a juicio representado por una letrada de oficio, tras renunciar el abogado particular que lo había asistido desde el inicio del proceso. Este letrado llegó a presentar un extenso escrito en el que matizaba la primera manifestación de su cliente. Solo admitía que el joven regresó al piso para limpiar pruebas, pero negó su implicación en el crimen. La causa pasó a una letrada de oficio hace un mes. Pese a que pidió un aplazamiento, la Audiencia Provincial descartó demorar más este juicio. En octubre se cumplen 4 años del inicio de la prisión preventiva del acusado, por lo que existía riesgo de que quedase en libertad si, para entonces, no hay una condena de primera instancia (con una sentencia, aun sin ser firme, es posible extender la reclusión hasta la mitad de la pena impuesta).

Consciente de las pruebas a las que se enfrenta -el acusado fue sorprendido saliendo del edificio con relojes de la víctima, cuchillos y prendas ensangrentadas-, su anterior defensa no se limitó a pedir la libre absolución. En el supuesto de que la Audiencia Provincial dicte una condena, el letrado pedía la aplicación de eximentes o atenuantes de la responsabilidad criminal. Además, hizo hincapié en el viudo, sus supuestas infidelidades y en el cambio de testamento y divorcio que perseguía la víctima. Está por ver si la nueva abogada mantiene o altera esta línea de defensa, dentro del escaso margen que tiene a estas alturas del caso.

Alexandru se enfrenta a peticiones de condena que van desde los 33 años de cárcel que solicitan el fiscal y el viudo, a los 49 que reclaman el hermano -el alcalde de Carballeda de Avia- y los sobrinos. El prostituto rumano está acusado de homicidio o asesinato, robo con violencia, atentado a agentes de la autoridad e incendio o daños.

Los hechos
El crimen tuvo lugar sobre las 23 horas del 4 de octubre de 2013. El detonante fue un desacuerdo relacionado con el precio pactado tras una relación sexual. No era la primera vez que Tomás Milia contrataba a al joven rumano, que se anunciaba en la sección de contactos homosexuales de la página web ‘milanuncios’. La víctima solo quería pagar 40 euros de los 160 supuestamente convenidos. Alexandru se dirigió presuntamente a la cocina para coger un cuchillo -según el fiscal--, o bien hizo uso de un arma blanca de la mesilla -según su primera declaración- y se abalanzó sobre el septuagenario. El joven le asestó hasta 3 cuchilladas, dos en el lateral del cuello y otra en la zona epigástrica.

El prostituto se apoderó de una caja con seis relojes de oro valorados en 10.400 euros, se llevó las llaves del domicilio de la calle Curros Enríquez, así como una bolsa con el cuchillo y una caja de guantes de látex. Tiró todo esto en un contenedor cercano. A las 0.30 horas, regresó a la zona y fue visto por varios agentes de la Policía, que observaron una actitud extraña en él. Al verlos, salió corriendo hacia el Parque de San Lázaro, donde fue interceptado por los agentes, identificado y registrado. Solo encontraron las llaves del coche y lo dejaron marchar al no saberse todavía lo que había ocurrido. No obstante, no lo perdieron de vista y cuando se subió en su coche se acercaron para inspeccionarlo. La reacción fue más sospechosa aún. Alexandru puso el seguro pero uno de los agentes abrió el maletero cogiendo la caja con la colección de relojes. El rumano arrancó el vehículo y en una maniobra brusca de marcha atrás golpeó al agente. Después arrancó y huyó.

A las 5.50 horas reapareció en la calle, con dos bolsas de plástico que arrojó a los agentes que lo pararon. Forcejeó con ellos y escapó pero finalmente fue detenido en la calle Curros Enríquez gracias a la intervención de la Policía Local. En las bolsas había toallas, sábanas ensangrentadas y cuatro cuchillos.

El joven había regresado presuntamente con la intención de borrar huellas plantando fuego, según el fiscal. Además, trasladó el cadáver desde la habitación a la bañera y lo roció con lejía. El fuego causado en el colchón se propagó por los muebles de la habitación, el suelo de la vivienda y otros objetos afectando a más de 100 metros cuadrados. Se desprendieron elementos del techo y se calcinaron las paredes. Los vecinos detectaron el humo y avisaron a los bomberos, lo que evitó que afectase a las plantas superiores y sus moradores. Probar que hubo riesgo para las personas, o solo daños, influirá en la duración de la condena. El fiscal argumenta que los vecinos detectaron el humo y avisaron a los bomberos, lo que evitó que las llamas afectasen a las plantas superiores y a sus moradores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...