viernes, 21 de octubre de 2016

#hemeroteca #violenciamachista | "No me siento a salvo en las calles en las que crecí": las mujeres argentinas buscan vivir sin miedo

Imagen: El Diario
"No me siento a salvo en las calles en las que crecí": las mujeres argentinas buscan vivir sin miedo.
Mujeres argentinas cuentan a The Guardian por qué decidieron unirse o no a las marchas de ‘Ni Una Menos’ contra la violencia machista y cómo es su día a día en un país en el que asesinan a una mujer cada 30 horas.
Rachel Obordo | El Diario, 2016-10-21
http://www.eldiario.es/theguardian/Vivimos-miedo-tiempo_0_571843293.html

"Vivas nos queremos", "Ni una menos" o "Si mi vida no importa, produzcan sin mí" fueron algunos de los lemas que recorrieron las calles de Argentina para pedir que cesen los asesinatos machistas que acaban con la vida de una mujer cada 30 horas. Un asesinato brutal, el de Lucía Pérez de solo 16 años, hizo que el colectivo Ni Una Menos convocase una huelga femenina que se cumplió en todo el país. Cuatro mujeres argentinas cuentan a the Guardian cómo se sienten y qué se necesita para que la violencia y el ensañamiento contra las mujeres termine.

Mariana, desde Buenos Aires: "La violencia que sufren las mujeres es el resultado de una ideología subyacente"

Marché desde el Obelisco hasta la plaza de Mayo porque no recuerdo una sola vez en la que no haya tenido miedo al acoso que acompaña al hecho de ser mujer. Comparto ese sentimiento con muchas otras y, finalmente, estamos adoptando una postura. Yo quise ayudar a mostrar, junto a mis compañeras argentinas, que la misoginia es una enfermedad social y que estamos preparadas para luchar y erradicarla.

Argentina está aprendiendo que los ataques sobre mujeres no solo son algo que pertenece a la esfera privada. Nos estamos dando cuenta de que la violencia que sufren las mujeres es el resultado de una ideología subyacente que es común a toda la sociedad. Y la única manera de erradicar un comportamiento social es hablando sobre él y llenando plazas, escuelas y empresas con debates de cómo podemos evolucionar hacia una sociedad mejor y feminista.

"Para que las mujeres se empoderen, se necesita educación"

No participé en la huelga aunque apoyo completamente la causa. Los organizadores creen que la protesta hará que las cosas sean más visibles. Quizá tengan razón, pero la cultura machista no cambiará de la noche a la mañana. Lo que se necesita es educación para que las mujeres se empoderen y, en muchos casos, terapia para mujeres que han estado en relaciones abusivas. Una vez que la violencia empieza, es difícil pararla. Incluso si no hubiera sesgo de género, la respuesta de la policía llegaría demasiado tarde.

Hay problemas económicos en juego, porque muchas mujeres no pueden permitirse dejar a sus maridos o parejas, la desaceleración económica actual no ayuda. Esto es lo que, más o menos, piensan mis amigas.

Camila, desde Salta: "Se ríen de nosotras cuando vamos a denunciar"

Soy una periodista que trabaja para La Poderosa, un colectivo social que lucha por la justicia social entre sectores vulnerables y mujeres. Salta es una de las ciudades con mayores índices de feminicidios del país. Cada mes desde que comenzó el año una mujer ha sido asesinada violentamente y, en la mayoría de los casos, a manos de su pareja.

Soy una mujer y no me siento a salvo en las calles en las que crecí, y tengo amigas y familiares que sienten exactamente lo mismo. Vivimos en constante miedo y no se trata de la condición social, se trata de lo vulnerables que son las mujeres en este país: las leyes no nos protegen. Se ríen de nosotras cuando vamos a denunciar abusos. Nos dicen que es nuestra culpa que nos violen por cómo vamos vestidas. Nos resulta imposible acceder a puestos directivos en nuestros puestos de trabajo y estamos constantemente expuestas a violencia verbal y física. La protesta 'Ni Una Menos' representa nuestros deseos: no más mujeres asesinadas, no más violencia contra chicas y mujeres.

Pilar, desde Córdoba: "Abusaron de mí cuando tenía 13 años"

Hice huelga el miércoles porque las mujeres de mi país pueden tener una mejor calidad de vida. Basta de abusos, de violencia, del silencio de las víctimas, de acoso y de victimización de la mujer. Quiero que desaparezca la brecha salarial y que el aborto sea legalizado. Abusaron de mí en la calle cuando tenía 13 años y a muchas de mis amigas les ha pasado lo mismo a diferentes edades. He oído cosas que nadie debería haber oído y he visto cosas que un niño jamás debería haber visto. También perdí a una amiga del colegio por violencia de género.

Les indico a mis amigos el número de placa de los taxis que cojo como medida de seguridad, y les aviso cuando he llegado a casa. Me tengo que asegurar de tener el control en todo momento para no ponerme en riesgo. No me gusta caminar sola por la noche por miedo a que me violen, abusen de mí o me acosen. Esas son todas las razones por las que me uní a las marchas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...