sábado, 29 de octubre de 2016

#hemeroteca #feminicidio | El presunto asesino de la chica de Chella tuvo una orden de alejamiento de una amiga de la víctima

Imagen: El Mundo / Rubén M.
El presunto asesino de la chica de Chella tuvo una orden de alejamiento de una amiga de la víctima.
Rubén M. pidió el coche a un amigo para ir a Xàtiva. Se investiga si lo usó para trasladar el cuerpo de Vanessa desde la casa donde fue asesinada. El joven fue denunciado por otra chica de Chella y realizó trabajos sociales en el Ayuntamiento de Chella.
I.L. | El Mundo, 2016-10-29
http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2016/10/29/581466f4268e3ebf1f8b45de.html

Rubén M. no tardó en confesar el crimen de Vanessa. Se derrumbó en el cuartel de la Guardia Civil cuando pidió hablar por teléfono con sus padres, conmocionados. Había tomado drogas y no sabía con certeza cómo había acabado con la vida de su amiga, algo que la Guardia Civil pone en duda, según fuentes de la investigación. Rubén tuvo hace dos años una denuncia por violencia de género de otra chica de Chella, de la que se dictó orden de alejamiento. También fue condenado por un juzgado de Xàtiva a un mes de trabajos sociales que realizó en el Ayuntamiento. Sus antecedentes policiales incluyen posesión de marihuana.

Pocas horas después de que el cuerpo de la joven de 15 años fuera hallado semidesnudo en el fondo de una sima de 30 metros en los alrededores de Chella, la Guardia Civil le detuvo como sospechoso. Un testigo había visto a la chica subirse a un coche, un Suzuki azul oscuro, propiedad de otro amigo que no tardó en señalarle en su declaración ante las autoridades. Le había pedido las llaves para ir a Xàtiva.

Ahora la Guardia Civil analiza si fue el vehículo que utilizó Rubén para deshacerse del cuerpo de la joven, con cuya vida ha confesado que acabó en la casa que sus padres tienen en el pueblo y que no ocupan porque están fuera por motivos laborales.

Los forenses tratan de determinar la causa de la muerte y cuáles de las heridas que presentaba el cadáver se deben a la caída por el terreno escarpado de la sima de los Borricos, como se conoce al paraje. La investigación, tal y como ha confirmado el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, trata de determinar si actuó solo, si obtuvo ayuda de alguien para desplazar el cuerpo o si confesó a alguien el crimen antes de ser detenido.

Rubén y Vanessa no tenían relación sentimental, eran amigos y compartían pandilla. El joven salió con una amiga de ambos pero la relación acabó en orden de alejamiento. "Estuvo trabajando con nosotros durante un mes ocho horas diarias", ha explicado el alcalde, José Enrique Talón, sin querer precisar si por este caso.

"Los nervios están flor de piel. Somos un pueblo pequeño y todos nos conocemos. El presunto asesino es del pueblo, sus familias eran amigas. Es algo que pensamos que nunca podría pasar, pero ha pasado", confiesa el alcalde, que ha puesto a disposición de los familiares y amigos de la víctima un plan de ayuda psicológica. Hoy cientos de vecinos han acudido a la concentración de repulsa por el asesinato para arropar a la familia.

Los amigos de Vanessa fueron los primeros sorprendidos de que fuera Rubén quien, presuntamente, acabó la vida de la menor. Muchos de ellos habían compartido en redes sociales la desaparición de la chica desde el pasado miércoles. Rubén no. Se limitó a publicar esa tarde un post en Facebook en el que calificaba su estado de "pensativo". La catarata de insultos no ha cesado desde ayer cuando se conoció que era el principal sospechoso.

El joven ha sido trasladado a la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia y está previsto que pase a disposición judicial el próximo lunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...