martes, 7 de febrero de 2017

#hemeroteca #outing | Mathieu Gallet, el hombre que relacionan con Emmanuel Macron

Imagen: El Mundo / Mathieu Gallet
Mathieu Gallet, el hombre que relacionan con Emmanuel Macron.
Macron, uno de los candidatos mejor situados en los sondeos, ha sido relacionado con el presidente del consorcio público Radio France.
María D. Valderrama | El Mundo, 2017-02-07
http://www.elmundo.es/loc/2017/02/07/589a2209268e3ee83f8b462e.html

A dos meses de las elecciones presidenciales de Francia y cuando todos los candidatos parecen tener un escándalo que esconder, alguien se ha ocupado de asignarle uno a Emmanuel Macron, el nuevo favorito a la presidencia. Desde hace meses, corre el rumor en las altas esferas parisinas que el exministro, casado con su exprofesora veinte años mayor que él, tendría un romance con el Presidente de Radio France, Mathieu Gallet. Macron ha desmentido hoy en un mitin cualquier vínculo amoroso con Gallet pero hay quien dice que una famosa revista posee íntimas y comprometidas fotos que tratarían de comprometer la carrera al Elíseo del delfín de Hollande.

¿Y quién es él? A sus cuarenta años, Mathieu Gallet es el flamante presidente del grupo de radios públicas del país, un cargo que obtuvo en 2014 tras varios años de rápida ascensión en el sector público. Los que le conocen dicen que es un tipo brillante, trabajador, encantador aunque algo autoritario si bien su físico le ha otorgado el reconocimiento de ser "el hombre más sexy de los medios de comunicación" en la revista LGTB Têtu en 2014; y el noveno entre los más sexy en el ranking general.

Apenas licenciado en 1999, tras cinco años trabajando en administración de ventas y como responsable de relaciones institucionales de Canal+, en 2005 entró en lo público pisando fuerte en el gabinete del responsable de comercio exterior y, algunos años más tarde como director del gabinete de Frédéric Mitterrand, quien fuera ministro de la Cultura y la Comunicación. Fue Frédéric Mitterrand quien lo aupó a la presidencia del INA (Instituto Nacional de lo Audiovisual), cuando Gallet contaba tan solo con 33 años. No fueron pocos los que criticaron su juventud y cuestionaron su capacidad de liderar la institución.

En 2014 entró como presidente a Radio France con otra polémica. 'Le Canard Enchaîné', el diario que acaba de revelar el escándalo de los empleos ficticios en el círculo de François Fillon, publicó que el nuevo responsable de las antenas se había dejado 105.000 euros en redecorar su despacho, moqueta y parqué incluido, pero una inspección acabó dando la razón a Gallet.

Él mismo nunca ha dudado en justificar tanto odio: "Mi edad y mi cara no gustaban". Parece que para muchos no solo su edad, sino su atractivo es un problema. Sus críticos dicen que es intocable y muchos no han dudado en achacarlo a una estrecha relación con altos cargos masculinos. "Es un buen jefe aunque a menudo da la impresión que lo usa más para beneficio propio que para servir a la institución", aseguró un antiguo subordinado en 'Le Temps'.

Cuando tomó las riendas de Radio France, se publicó el apodo con el que uno de los hombres que más le ayudó a ascender se refería a él. Frédéric Mitterrand lo llamaba "Tancredi", lo que no sabemos es si se refería al noble exiliado de la ópera de Rossini o a Tancredi de Altavilla, un guerrero que lideró el asedio de Jerusalén durante la primera cruzada. En cualquier caso, se perfila como un seductor y un guerrero.

La homosexualidad, tema tabú
Gallet se mantiene discreto sobre su vida privada y también lo ha hecho ahora. No ha querido pronunciarse con respecto a los rumores, sin embargo, no le ha importado que Macron lo nombrara directamente durante su mitin, ¿dándole a los rumores más consistencia de la que tenían? Quizás, al contrario, mostrando que no hay nada que esconder y, bromeando, para dejar claro que en ningún caso se le está insultando por decir que es gay, simplemente que el engaño podría hacer daño a su mujer quien por cierto no se separa de él un momento. "Aunque no está contratada", bromeó Macron haciendo referencia al Penélope Gate.

Sobre la orientación de Gallet, o incluso la de Frédéric Mitterrand, es imposible hablar puesto que ninguno de los dos han hecho público el asunto. La homosexualidad es un tabú en la política francesa como demostró la revelación de la relación de Florian Philippot: todos saben que es gay, incluso en su partido, pero nadie, ni él ni Marine Le Pen hablan de ello.

Los pasillos de la política francesa son enrevesados. Hay quien dice que la derecha tenía preparado esta historia, de cómo dos hombres poderosos, guapos y jóvenes pudieron coincidir en ámbitos más que profesionales, para tratar de quitarle posibilidades de voto entre los sectores más conservadores para quienes, en muchos casos, ser gay podría ser un problema. Para esto, habrá que esperar a ver las fotos. Si las hay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...