viernes, 3 de febrero de 2017

#hemeroteca #violenciasexual | La Ertzaintza arresta a los tres presuntos violadores de una joven en Santutxu

Imagen: Deia
La Ertzaintza arresta a los tres presuntos violadores de una joven en Santutxu.
Las cámaras de seguridad de la zona fueron determinantes para identificarlos y detenerlos en Bilbao y Barakaldo. Son muy conocidos en el ambiente marginal.
Itziar Gorospe | Deia, 2017-02-03
http://www.deia.com/2017/02/03/bizkaia/sucesos/la-ertzaintza-arresta-a-los-tres-presuntos-violadores-de-una-joven-en-santutxu

Agentes de la comisaría de la Ertzaintza de Bilbao procedieron ayer a la detención de los tres personas presuntamente implicadas en la violación de una joven de 18 años en Bilbao. Los arrestados -dos en Bilbao y uno en Barakaldo- son, según fuentes policiales, jóvenes muy conocidos en el ambiente marginal de la ciudad y a los tres se les acusa de asaltar sexualmente a la víctima la mañana del 15 de enero en el bilbaino barrio de Santutxu. Precisamente, una cámara de seguridad instalada en el camino entre el Casco Viejo y Solokoetxe, donde finalmente pareció consumarse la violación, facilitó a los policías encargados de la investigación los rostros de los tres sospechosos; jóvenes que, emulando las andanzas de la ‘manada’ en las fiestas de San Fermín, procedieron a grabar con un móvil la consumación del asalto sexual.

Las imágenes de la cámara de seguridad, según los agentes, reflejan cómo la joven “parece ausente” mientras los chicos abusan de ella. En un principio se dijo que podría haber sido drogada con burundanga, aunque lo cierto es que no existen pruebas médicas ni policiales que avalen esta afirmación. Lo que sí podría ser, y así lo confirman los expertos forenses consultados por Deia, es que la joven hubiera ingerido alguna sustancia química mezclada con el alcohol que le provocara los lapsus de memoria que más tarde reconoció tener a los policías que la interrogaron tras verificarse la agresión sexual.

Los hechos tuvieron lugar el fin de semana del 14 y 15 de enero. Aquel sábado, la víctima salió por la noche a divertirse en una discoteca del centro de Bilbao. Según su propia declaración, a partir de las dos de la madrugada comenzó a sentirse mal y a verlo todo nublado. Lo cierto es que despertó ya entrada la mañana en el barrio de Santutxu, dolorida, sin algunas prendas de vestir y con la firme sospecha de que había sido agredida sexualmente. Las lagunas en el tiempo le impidieron dar más detalles a los investigadores que acudieron a Urgencias del hospital de Basurto, adonde la joven había acudido para hacerse las pruebas médicas que verificaran el asalto sexual. Cuando los médicos observaron las lesiones que presentaba, principalmente en la zona genital -compatibles, según los facultativos, con una agresión sexual-, activaron el protocolo establecido dando aviso a la Ertzaintza de que se encontraban ante un posible caso de violación.

A partir de ahí y con los pocos datos de que disponían los investigadores, comenzaron a reconstruir los pasos que dio la joven la noche del sábado. Desde la discoteca donde recuerda haber estado por última vez hasta las escaleras de Solokoetxe, donde apareció desorientada. En el camino, los agentes observaron que en una de las calles había una cámara de seguridad, que, al ser visionada, les aportó luz al caso y posiblemente -será el juez quien determine su culpabilidad o no- la resolución del mismo. En las imágenes se observaba a los tres chicos, de edad joven, en compañía de la víctima. De forma explícita se veía, además, que mientras dos la violaban, un tercero grababa el asalto con su móvil.

Con la cara de los sospechosos y su aspecto físico, los agentes pronto pudieron identificarles, ya que son personas de sobra conocidas por la policía por su relación con los círculos marginales de la capital y sus alrededores. De esta manera, comenzaron las labores de búsqueda que ayer dieron sus frutos. Los tres detenidos fueron localizados en sus domicilios de Bilbao, en el caso de dos de ellos, y de Barakaldo en el tercero.

Al parecer, según ha podido saber Deia, tanto los tres chicos como la joven víctima coincidieron en algún momento de aquella noche en la discoteca del centro de Bilbao. No está claro si fue allí mismo o fuera del recinto de este establecimiento cuando los sospechosos se llevaron a la joven para abusar sexualmente de ella. Lo que sí está claramente recogida en imágenes es su participación en el ataque sexual.

Otros casos En los últimos meses varias mujeres han denunciado en Bilbao haber sufrido agresiones sexuales cuando se encontraban bajo los efectos de alguna sustancia que les provocó lapsus de memoria. La primera denuncia se interpuso a mediados de noviembre cuando una chica de 20 años amaneció con contusiones en manos y rodillas y sin su móvil ni el dinero de su cartera. La víctima aseguró no recordar nada de lo que le había pasado.

Más grave fue la denuncia de otra joven de 19 años que amaneció la mañana del 6 de diciembre en el parque de Doña Casilda acompañada de un chico al que no conocía. Sospechaba que podría haber sido drogada para ser violada. Un mes después, la Ertzaintza detenía a un joven de 21 años en Beasain como presunto autor de la agresión sexual. Por último, ayer trascendía que una mujer ha denunciado una nueva agresión sexual en una vivienda de la calle San Francisco el pasado fin de semana. La víctima también habló, en esta ocasión, de que le suministraron algo que anuló su voluntad. No recordaba nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...