sábado, 10 de junio de 2017

#hemeroteca #testimonios #lgtbi | Carla Antonelli: "Llevamos demasiados siglos con el odio al diferente”

Imagen: El Diario / Carla Antonelli
Carla Antonelli: "Llevamos demasiados siglos con el odio al diferente”.
La diputada en la Asamblea de Madrid cuenta en el ARN Pride su camino vital en la lucha por los derechos LTGBI, desde que dejó Güímar, en Tenerife, donde no pensaba regresar y “ahora me lo da todo”.
Nicolás Dorta | El Diario, 2017-06-10
http://www.eldiario.es/tenerifeahora/sur/Carla-Antonelli-Llevamos-demasiados-diferente_0_653035121.html

La vida de Carla Antonelli es una sucesión de primeras veces. Fue la primera, hace cuarenta años, en salir de su pueblo (Güímar, en Tenerife) para cambiar su identidad; fue la primera mujer transexual en una serie de televisión; fue la primera que actuó en el Teatro Romano de Mérida; fue la primera diputada transexual y también de las primeras en manifestarse públicamente por los derechos de los homosexuales y transexuales. “Es una sucesión de primeras veces” no exentas de sonrisas y lágrimas, un relato del que “haber sobrevivido es un mérito y un éxito”, algo que “repetiría".

Así lo expresó este sábado la reconocida activista de los derechos LGBTI y diputada de la Asamblea de Madrid por el PSOE en la cita ‘La génesis del cambio’, última conferencia del ARN Culture & Business Pride. En ella hizo hincapié a la necesidad de que el colectivo LGTBI debe “ser visible”, pues “de lo que no se habla no existe”, y “esto es una lucha conjunta”, dijo.

Carla Antonelli compartió este momento con la exministra de Islandia Jóhana Sigurdardottir y su esposa Jónina Leósdottir, también comprometidas alrededor del mundo para reivindicar los derechos LTGBI y que contaron la historia de su relación en su país, donde Sigurdardottir también fue la primera en contraer matrimonio con una mujer del mismo sexo. "La lucha debe continuar porque el amor es simplemente amor", indicó la exministra.

Antonelli admitió haber sufrido mucho por hacer aquello en lo que ha creído, por estar al frente de la reivindicación para la libertad e igualdad sexuales. Cuando salió de Güímar, pensó que “nunca iba a regresar”. Cogió un ferri hacia Las Palmas y terminó "en una esquina ofreciéndome al mejor postor", dijo.

Soñaba con estar un día en el hotel de lujo al que miraba todas las mañanas hasta que la televisión la llevó al tejado para “sacar unos recursos”, relató. Una nueva persona surgía con los años en Madrid, con la primera manifestación del Orgullo en 1977 en Barcelona, con las ocasiones en que fue detenida; con su amistad y complicidad con el fallecido y también socialista Pedro Zerolo en la unificación del movimiento LGTBI; con la ley del matrimonio gay en España, que “asombró al mundo".

"Nos creían en el país católico que nos dejó Franco", subrayó. “A veces la vida se escribe con renglones torcidos y tú eres la encargada de coger ese martillo y enderezarlos”, pues “al final somos nosotros los que tenemos que labrar y crearnos nuestra propia vida”, aseveró, para luego calificar a los transexuales que vivieron los años del franquismo y de entrada en la democracia como “absolutas supervivientes y resilientes” de “haber aprendido a construir escaleras enormes a todos esos muros que se nos iban presentando”.

Antonelli regresa a Güímar y pasea por el pueblo que la rechazó y “ahora me lo da todo”. El hogar la premia y la nombra pregonera de sus fiestas. El regreso después de años de lucha para conseguir esa “visibilidad” de la que tanto se siente orgullosa.

“Cuando en 2011 fui diputada, un titular en los periódicos decía: "De la esquina al escaño", contó. La trataban de “travesti politizado”. También señaló que en 1954 se modificó la ley de vagos y maleantes para incluir la LGTBI y en el 1970 se derogó. “La policía tenía carta blanca para darnos hasta en el carnet de identidad. Y nos decían: 'ahora denúnciame, maricón", explicó.

También por hacer una cirugía genital ibas a la cárcel y hasta 1987 "no salió la primera sentencia a favor del cambio de sexo”, comentó. En Madrid, en 1979 "nos insultaban en las calles pero solo saliendo a manifestarse comenzamos" a "decirle a los partidos políticos lo que pensábamos".

Ahora, a Carla Antonelli, presente en las instituciones públicas, le agrada pensar cómo han cambiado las cosas, pero advierte que no va a bajar la guardia. “Hace falta una ley integral contra la fobia a los LGTBI y otras leyes que pasen de autonómicas a estatales”. “Me siento muy orgullosa de que Madrid tenga la ley integral de homosexualidad”, dijo, para coincidir con la exministra de Islandia en que no se trata solo de leyes sino de concienciación social. En las escuelas “tiene que estar el respeto a la diversidad. ¿A quién le puede molestar el respeto a la diferencia?", se preguntó. Llevamos "demasiados siglos con el odio al diferente", concluyó Antonelli.

Música para despedir el ARN Pride
La primera edición del ARN Pride se despide este domingo con música en el paseo de Playa de las Américas. Este sábado el escenario comenzaba a tomar forma en los aparcamientos de lo que fue la histórica discoteca Metrópolis. La fiesta comienza a mediodía y acabará por la noche. Actuará como grupo estrella Morcheeba y el icono del pop Marc Almond. Se trata de un completo cartel de actuaciones donde se suman las estadounidenses The Weather Girls, con su ‘hit’ ‘It’s raining men’.

Los hermanos Richard y Fred Fairbrass son los fundadores de la formación Right Said Fred, conocidos por su primer sencillo ‘I'm too sexy’. También se subirá al escenario del ARN Music Festival Alicia Ramos y su peculiar banda, y Brutiful, una cantautora canaria ‘trans’ y seguidora acérrima del ‘country rock’ estadounidense. Llegará al escenario de Arona con sus letras cargadas de sátira y denuncia social. La brasileña LaBaq cierra el cartel de ARN Music Festival en una cita gratuita y calificada como ‘heterofriendly’. Despedirá el festival ARN Culture & Business Pride, casi seguro, hasta el año próximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...