jueves, 25 de mayo de 2017

#hemeroteca #violenciamachista | Rubén Castro niega maltratos a su expareja y varios testigos le contradicen

Imagen: El País / Rubén Castro declara en el juicio
Rubén Castro niega maltratos a su expareja y varios testigos le contradicen.
La fiscalía mantiene la petición de cuatro años de prisión al jugador del Betis por ocho delitos.
Ángeles Lucas | El País, 2017-05-25
http://deportes.elpais.com/deportes/2017/05/25/actualidad/1495712199_313816.html

"¿Ha amenazado o insultado a su pareja? -Jamás. ¿En 2012 la golpeó en su casa? -Jamás. ¿Alguna vez la ha golpeado en un hotel? -Nunca, jamás", así ha respondido el futbolista del Betis Rubén Castro en el juicio por supuesto maltrato a su expareja. La vista se ha celebrado este jueves en el Juzgado de lo Penal 14 de Sevilla y la fiscalía ha mantenido la petición de cuatro años de prisión por ocho delitos tras las declaraciones. La acusación particular pide ocho años y nueve meses por 11 delitos, incluido agresión sexual, además de una falta.

La versión de Castro ante el juez ha sido rebatida por varios testigos, en concreto, una de ellas ha afirmado que vio cómo el delantero le propinó una patada en el estómago a la denunciante. “Eso lo vi. Le ayudé a levantarse. Le dolería porque se cayó al suelo”, ha declarado una conocida de la expareja. La víctima de la supuesta agresión alegó también haber sido cogida del cuello y recibió golpes en la cara que le produjero hematomas en el ojo, señales físicas confirmadas también por los testigos. Una forense ha precisado que las heridas que le vio en la cara a la denunciante en mayo de 2013 "eran evidentes" y "pocas veces las había visto antes", hasta el punto de que casi "no podía abrir la boca", informa Efe.

Durante la vista, Castro ha asegurado haber tenido con ella una relación “loca”, basada en "una profunda atracción sexual" y ha descartado que tuviesen un contacto continuado o que ella residiera en su casa. Castro ha reconocido que estuvo un año y medio, entre 2011 y 2013, viéndose con la denunciante, a la que ha definido como celosa y bebedora. “Bebía bastante”, ha declarado el futbolista, que ha declarado también que la mujer intentó atropellarle con el coche tras plantearle que quería romper con ella en unos hechos que él no denunció.

"Había quedado con ella para hablar. Me bajé del coche, me fui al suyo y le dije que quería dejar la relación. Ella se puso muy brava y me golpeó en la cara. Me fui a mi coche y ella arrancó el suyo con intención de atropellarme", ha asegurado Castro durante sus 35 minutos de intervención en el juicio. En apoyo a la tesis de Castro, una testigo ha asegurado que vio como la denunciante le pegó al futbolista un "guantazo" y dio un acelerón al coche en dirección al imputado, recoge Europa Press.

La expareja del futbolista, cuya declaración se ha celebrado a puerta cerrada a petición de la acusación particular y ha durado cerca de una hora y media, ha negado que intentara atropellarle y se ha ratificado en sus denuncias, según fuentes judiciales. Las testigos han asegurado que en más de una ocasión le han maquillado moratones en el ojo y le han visto señales de forcejeos en los brazos. “No voy a decir que no la reconocía pero me impactó verla porque tenía la cara inflamada, un derrame en el ojo, bultos…”, ha declarado uno de los testigos, que acompañó a la denunciante al médico y a la comisaría tras una presunta agresión.

Durante la instrucción, los jueces de la Audiencia de Sevilla señalaron en sus autos "frecuentes disputas verbales e incluso físicas" de la pareja, ocurridas entre 2012 y 2013. Castro ha asegurado también que tuvo que defenderse de forcejeos con ella y que en ocasiones le daba dinero, y ha rechazado además que le controlara el móvil, otro de los puntos controvertidos de la investigación. “Él no la dejaba salir, ella tenía dos móviles”, ha dicho una de las amigas de la denunciante. Entre los testigos propuestos por la defensa, se ha asegurado que una de las noches en una discoteca ella quiso acceder "bebida" a la sala VIP y que le gritó al futbolista con actitud violenta. "Ella le agarró a él de la camisa", ha dicho uno de sus testigos.

En diciembre pasado, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 3 de Sevilla estableció una fianza de 200.000 euros para el futbolista, que pidió una rebaja a 6.000 euros por considerarla "notoriamente desproporcionada". El juzgado la mantuvo. Tras el juicio de este jueves, la fiscalía sostiene la solicitud de pena de cuatro años de cárcel por un delito de malos tratos habituales, un delito de amenazas leves y seis delitos de maltrato en el ámbito familiar. El ministerio fiscal ya solicitó que el futbolista no se acerque a su expareja a menos de 300 metros ni que se comunique con ella durante dos años y tres meses, y este jueves ha pedido que se deduzca testimonio contra el delantero por un presunto delito de quebrantamiento de medida cautelar, informa Europa Press.

Rubén Castro es el máximo goleador de la historia del Betis con 147 goles en todas las competiciones que ha disputado con el club andaluz. De confirmarse una sentencia en su contra, el Betis lo apartaría de la primera plantilla y rescindiría su contrato, que en estos momentos se alarga hasta 2018, con otro año más opcional, informa Rafael Pineda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...