lunes, 3 de abril de 2017

#hemeroteca #moda #publicidad | La última campaña de Eckhaus Latta enseña (explícitamente) a parejas practicando sexo

Imagen: El País / Imagen de la campaña publicitaria de Eckhaus Latta
La última campaña de Eckhaus Latta enseña (explícitamente) a parejas practicando sexo.
El dúo de diseñadores Mike Eckhaus y Zoe Latta da un paso adelante en esa controvertida relación de moda, provocación, publicidad y sexo.
S Moda, El País, 2017-04-03
http://smoda.elpais.com/moda/la-ultima-campana-eckhaus-latta-ensena-explicitamente-parejas-practicando-sexo/

En el histórico y poco sutil arte de recurrir al sexo en publicidad de moda pensábamos que lo habíamos visto todo. Un bote de perfume introducido entre dos súper senos por obra y gracia de Terry Richardson y Tom Ford, una modelo con la vagina rasurada con el logo de Gucci y un hombre postrado a sus pies dispuesto a practicar sexo oral (de nuevo Tom Ford al cargo, pero aquí Mario Testino a la cámara) o una mujer masturbándose bajo un vestido vaporoso de Emanuel Húngaro, entre muchos, muchísimos otros casos más. Ha sido la firma Ekchaus Latta, –la vanguardista, provocadora y ‘arty’ marca que desfila en la New York Fashion Week, capitaneada por los diseñadores Mike Eckhaus y Zoe Latta y una de las primeras en apostar por ropa de género fluido–, la que ha decidido dar un paso más en este eterno retorno de ‘el sexo vende’.

Su última campaña retrata a parejas reales (gay, interraciales y heterosexuales) manteniendo relaciones sexuales mientras visten algunas prendas de su colección de primavera. Fotografiada por la coreana Heji Shin –la misma que combina su trabajo en editoriales de moda con un libro de educación sexual para adolescentes– y con un casting de Samuel Muglia, las imágenes, que pueden verse en su web, han pixelado la parte más explícita. La fotógrafa ha explicado a la revista W que la campaña pretende analizar “cómo usamos la sexualidad, en la relación entre moda, publicidad y sexo, sabiendo que éste vende” y ha añadido que el objetivo es “ser positivo con el sexo, con los cuerpos y con la propia sexualidad”. Las parejas, reclutadas por un anuncio de Craiglist, fueron fotografiadas en su habitación, y solo estaba presente la fotógrafa en ese momento.

No es la primera vez que la firma traspasa los supuestos límites de la moda. En Roach, el vídeo de su campaña de primavera verano de 2015, insertaron imágenes de un pene cubierto de salmón ahumado. El año pasado prepararon para la Bienal del museo Hammer de Los Ángeles una pieza, Smile, que reflexionaba con la teoría de la cuarta pared sobre los supuestos artificios y falsedades de las editoriales de moda.

¿Sigue funcionando este provocador recurso? Sobre por qué la moda no deja de bombardearnos con anuncios que explotan la sexualidad, y a propósito de este anuncio de Tom Ford, Hadley Freeman escribió una vez: “No hay nada malo en apreciar la sexualidad, pero la tendencia de ciertos diseñadores que van, digamos, al grano en sus anuncios es un poco inmadura. El sexo, como dijo alguien alguna vez, vende, pero reducir la moda a una versión de dibujos animados sobre el sexo es contraproducente”. El dúo Eckhaus Latta ha decidido dar un paso más, salir de los estereotipos y en línea con su filosofía LGTBQ, ha producido una campaña en la que parejas de toda clase, género y raza practican sexo. Una apuesta integradora en lo social pero que, inevitablemente, a muchos les ha hecho preguntarse “¿pero esos ‘crop tops’ son realmente cómodos y frescos como para dejárselos puestos mientras practicas sexo?”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...