viernes, 13 de enero de 2017

#hemeroteca #iglesia #pederastia | Presentan una tercera denuncia contra Mendizabal por abusos sexuales en 1994

Imagen: Noticias de Gipuzkoa / José Ignacio Munilla
Presentan una tercera denuncia contra Mendizabal por abusos sexuales en 1994.
El denunciante se personó ayer ante el obispo para iniciar un juicio eclesial e irá también a la justicia ordinaria. Munilla dice que la acusación tiene un “alto grado de verosimilitud” y admite que está tratando de confirmar otro caso más, el cuarto.
Mikel Mujika | Noticias de Gipuzkoa, 2017-01-13
http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2017/01/13/sociedad/presentan-una-tercera-denuncia-contra-mendizabal-por-abusos-sexuales-en-1994

“Los acontecimientos se han precipitado” y ayer mismo, solo dos días después de darse a conocer que el sacerdote Juan Kruz Mendizabal, ‘Kakux’, ha sido condenado por la Iglesia por abusar sexualmente de dos menores en 2001 y 2005, otro nuevo denunciante se presentó ante el obispo de Donostia, José Ignacio Munilla, para denunciar que en 1994, hace casi 23 años, también fue víctima de abusos sexuales por parte del mismo sacerdote. Para el obispo, el nivel de detalle con el que el denunciante le describió los hechos le otorgan “un alto grado de verosimilitud”. La víctima, en este caso y a diferencia de los anteriores, sí ha mostrado su intención de acudir a los tribunales ordinarios, además de a la justicia eclesiástica.

El anuncio cayó como una bomba. Ya se manejaba que podría haber un nuevo caso que afectaba al sacerdote guipuzcoano, pero no se trataba de este. Así lo explicó el propio Munilla: “En el transcurso de estas navidades, las dos víctimas afectadas (en 2001 y 2005) tomaron la decisión de denunciar ante la opinión pública lo acontecido, habida cuenta de que corrían rumores de la existencia de un tercer caso, que, a día de hoy, no ha podido ser confirmado. Al respecto de este tercer hipotético caso no confirmado, quiero decir que este obispado ha realizado las gestiones oportunas para intentar verificarlo, sin poder conseguir el testimonio directo del supuesto afectado”, dijo. En conclusión, con el de ayer ya podrían ser cuatro los casos. ¿Es la punta del iceberg?

“Profunda revisión” en la iglesia
El obispo fue contundente y manifestó su “petición más vehemente de que afloren cualquier tipo de abusos sexuales cometidos contra menores en el seno de nuestra iglesia, así como en otros ámbitos”. “Creo que lo acontecido es una gran oportunidad para ello y beneficioso para todos; para las víctimas porque les ayuda a sanar; para los agresores porque desenmascara la mentira de su vida y les llama a la conversión; para la Iglesia, porque requiere de nosotros una profunda revisión; y para el conjunto de la sociedad, porque estamos ante un problema del que no está exento nadie. La verdad es buena para todos”, reconoció Munilla.

Entre gran expectación mediática, Munilla, que convocó una rueda de prensa de urgencia, se mostró contundente y respondió a las preguntas de los periodistas, aunque se mostró “parco” en sus respuestas escudándose en la intimidad de las víctimas.

Se trata, dijo, de abusos de la “misma tipología” que los anteriores, que fueron calificados de “tocamientos deshonestos” por parte del tribunal eclesiástico y se habrían producido, según ha podido saber este periódico, en el mismo contexto de grupos de tiempo libre. Con jóvenes de entre 12 y 17 años. Hay que recordar que, aunque en 1994 Mendizabal -fue ordenado en 1992- era sacerdote auxiliar de Tolosa, ya desempeñaba labores de responsable de la Pastoral de Juventud de la Diócesis. En el momento de los hechos denunciados ayer, la víctima era menor de edad, mientras ‘Kakux’ cumplía 31.

Recluido en un monasterio
Tras conocer este nuevo caso, “y sin prejuzgar por ello la presunción de inocencia” de Mendizabal, Munilla dictó una serie de medidas preventivas. Entre ellas, figuran la “prohibición del ejercicio público de su ministerio”, la “obligación de residir en un monasterio” situado fuera de Euskal Herria, “teniendo que solicitar permiso al obispo para salir de él”, también la obligación de seguir la terapia psicológica que inició al ser declarado culpable de los dos primeros casos y, sobre todo, “la prohibición de todo contacto con menores si no es en presencia de otro adulto”.

Munilla recordó que Mendizabal se declaró culpable en el anterior proceso canónico, y acto seguido fue removido de sus funciones. También tuvo que responder a algunas preguntas sobre el proceder del obispado en este caso.

Reconoció que la Diócesis no habría dado a conocer los dos primeros casos si las víctimas no hubiesen decidido hacerlo público, pero que una vez conocidos los hechos se sintieron liberados del compromiso de sigilo que les exigieron en marzo de 2016, cuando les expusieron su caso.

“Manifiesto mi más firme y enérgica condena de toda forma de abuso sexual de menores, mayormente si dicho abuso es cometido por un sacerdote. Pido perdón en nombre de la Iglesia a las víctimas y familiares. No vamos a cejar en nuestro empeño hasta que este mal esté totalmente erradicado”, zanjó José Ignacio Munilla. 


El sacerdote que abusó de menores impartió catequesis en Vitoria en los años 80.
La Iglesia le ha condenado por dos casos de abusos sexuales a menores y ha recibido una tercera denuncia de 1994.
Cadena SER, 2017-01-13
http://cadenaser.com/emisora/2017/01/13/ser_vitoria/1484288003_670839.html

El ex vicario general de Gipuzkoa, Juan Cruz Mendizabal 'Kakux', condenado eclesiásticamente por dos casos de abusos sexuales a menores en Gipuzkoa impartió catequesis a mediados de los años 80 en Vitoria.

Según ha podido saber Cadena SER Vitoria, Juan Cruz Mendizabal -sobre el que ha surgido una nueva de denuncia de abusos- todavía no era sacerdote y vivía en una vivienda de la Congregación de la Pasión. En Vitoria impartió catequesis en la Zumaquera, en la parroquia del Sagrado Corazón, a chavales que preparaban la confirmación.

El Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, explicó ayer que Mendizabal está recluido en un monasterio y tiene prohibido mantener cualquier tipo de contacto con menores si no es en presencia de un adulto.

Mendizabal ha reconocido los abusos a dos menores: "tocamientos deshonestos" según el relato del obispo Munilla. La Fiscalía ha abierto una investigación.

El tercer caso, conocido en los últimas horas, ocurrió en unos campamentos en 1994 y el obispado le otorga "un alto grado de verosimilitud".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...