miércoles, 25 de enero de 2017

#hemeroteca #iglesia #pederastia | La Fiscalía recibe la primera denuncia de una víctima de abusos del exvicario general

Imagen: El Diario Vasco / Juan Kruz Mendizabal
La Fiscalía recibe la primera denuncia de una víctima de abusos del exvicario general.
El varón de 36 años, que acudió la semana pasada ante el ministerio público, es el que desveló lo ocurrido en un campamento de Burgi.
Javier Peñalba | El Diario Vasco, 2017-01-25

La fiscal jefa de Gipuzkoa, Idoia Zuriarrain, ya tiene sobre su mesa la primera denuncia por los presuntos abusos sexuales cometidos por el exvicario general de Gipuzkoa, Juan Cruz Mendizabal. Ha sido cursada por M. A., la persona que ya desveló en la prensa los tocamientos de los que fue víctima por parte del antiguo responsable eclesiástico. El denunciante, que hoy cuenta con 36 años, tenía 13 cuando se perpetraron los hechos, en unos campamentos de verano en la localidad navarra de Burgi.

Su declaración fue recogida la semana pasada y se enmarca dentro de las diligencias de investigación que ha abierto el ministerio público tras conocerse a través de los medios de comunicación que Mendizabal había sido sancionado eclesiásticamente por someter a otros dos menores a tocamientos deshonestos.

Los hechos ahora puestos en conocimiento de la Fiscalía tuvieron lugar, según la propia denuncia, a mediados de julio de 1994. Una noche, de acuerdo a la declaración de la víctima, el sacerdote se introdujo en la tienda de campaña del menor y mientras éste dormía le tocó los genitales a la vez que Mendizabal se masturbaba. El denunciante, que acudió a la Fiscalía sin letrado, ofreció a Zuriarrain el resto de detalles que ya días antes había adelantado al diario Berria.

La denuncia de este testigo directo de las presuntas prácticas pederastas es la primera que llega de manera oficial al ministerio público desde que el Obispado admitiera el pasado día 10 los primeros abusos sexuales de la Iglesia vasca sobre dos menores. Los casos de estos últimos, que se cometieron en 2001 y 2005, se dirimieron, por expreso deseo de los afectados, por la vía canónica, de manera que rehusaron acudir a la justicia ordinaria.

Recluido
Concluido aquel proceso, a Juan Cruz Mendizabal le fueron impuestas diversas penas expiatorias y otras administrativas y disciplinares. En la actualidad, el sacerdote se halla recluido en un monasterio fuera de la comunidad autónoma del que no puede salir sin autorización del obispo José Ignacio Munilla.

La Fiscalía se encuentra precisamente a la espera de recibir el expediente del proceso relativo a los dos menores por los que Mendizabal fue sancionado. El ministerio fiscal confía en que la documentación llegue en el transcurso de las semanas próximas.

Aun cuando tanto el Obispado guipuzcoano como la Fiscalía han alentado a denunciar los hechos a quienes sufrieron situaciones similares, hasta la fecha no ha trascendido ningún otro caso.

La Fiscalía ha rehusado pronunciarse sobre si terminará por citar al exvicario general. La decisión dependerá en buena medida de si los abusos han prescrito o no. En este sentido, aun cuando falta por conocer con detalle el contenido de los expedientes incoados por la vía eclesiástica, todo parece indicar que los tres casos que hasta el momento se conocen habrían prescrito. Por ello, si de ahora en adelante no se cursan nuevas denuncias o si las que pudieran formularse también habrían prescrito, es posible que la Fiscalía decida no pedir la comparecencia del sacerdote. El proceso está todavía en una fase inicial y es pronto para pronunciarse al respecto. Las diligencias se pueden mantener seis meses y no se descarta que dicho plazo se agote, lo que daría lugar a posibles víctimas a meditar si dan el paso de interponer una denuncia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...