miércoles, 25 de enero de 2017

#hemeroteca #homofobia | Tres horas de charla para convencer de que la homosexualidad se cura

Imagen: Público / Richard Cohen
Tres horas de charla para convencer de que la homosexualidad se cura.
La organización ultracatólica Hazte Oír organiza un seminario con el denostado psicoterapeura Richard Cohen titulado "Comprende y ama a los homosexuales", en el que explica su método para convertirlos en heterosexuales es cuatro sencillos pasos.
Jairo Vargas | Público, 2017-01-25
http://www.publico.es/sociedad/tres-horas-charla-convencer-homosexualidad.html

Han sido cerca de tres horas de charla, ruegos y preguntas a través de videoconferencia en los que Richard Cohen ha desgranado ante una audiencia de alrededor de 600 usuarios, las razones por las que escribió su libro ‘Comprender y sanar la homosexualidad’.

Este expsicoterapueta estadounidense, expulsado de la Asociación Americana de Terapeutas, ha utilizado sin ningún reparo palabras propias del argot médico como "síntomas", "tratamiento" o "terapia" en el seminario online que ha organizado la asociación ultracatólica Hazte Oír este miércoles.

La charla, titulada "Comprende y ama a los homosexuales", ha tenido que retrasmitirse por Youtube porque, bajo el buenismo de su título, se desganaba una milagrosa cura para lo que denomina AMS (Atracción Hacia el Mismo sexo). La Ley de Protección Integral contra la LGTBifobia de la Comunidad de Madrid impide que se celebren este tipo de actos en la región bajo pena de multas que podrían ascender a los 45.000 euros. Todo depende de la gravedad que se le confiera a asegurar públicamente que la homosexualidad, bisexualidad o transexualidad son una enfermedad con remedio.

No le ha gustado a Cohen este aspecto legal. "En España hay personas que quieren que se ilegalicen este tipo de terapias. Es una locura, nos quitan nuestros derechos individuales", ha asegurado durante su exposición.

El programa estaba engalanado de una tolerancia espuria. Advertían de que el seminario iba enfocado a homosexuales que quieren dejar de serlo. A los que no, hay que respetarlos, matizaban. No obstante, Cohen ha sido claro al respecto: "Si tienes un amigo gay puedes decirle que no crees que su homosexualidad sea lo correcto y añadir: pero te amo". El amor, según dice, es la clave de esta "batalla". "No hay que odiarles ni rechazarles, hay que hacer lo que hizo Jesús: amar", concluía el autor.

Cohen como ejemplo de curación

Cohen, además de citar constantemente diversos estudios y varios libros que él mismo ha escrito, predica con el ejemplo. Él es el paradigma, dice, de que se puede cambiar la orientación sexual con una terapia adecuada. "Yo he sufrido esto en mis propias carnes y negarlo no es la solución", afirma. El matrimonio, tampoco, dice. "Yo creía eso, pensé que una mujer me iba a ayudar, era muy inmaduro entonces", reconoce. "A mí me atraían los hombres y cometí el error de casarme. Los primeros años fueron horribles y además tuve hijos", ha asegurado el orador.

Pero al final no sólo puso solución a lo que él consideraba un problema, sino que además ha sabido sacarle gran rentabilidad escribiendo cuatro libros y dando conferencias en varios países. El último de ellos fue objeto de una gran polémica y acabó siendo retirado de los estantes de El Corte Inglés en España. Sin embargo, sí que pudo explicarlo en varias entrevistas en canales ultraderechistas como Intereconomía o financiado por la Iglesias, como 13TV.

"No se nace homosexual"

La raíz de todo su discurso pretende ser científica. "Hay una ciencia fehaciente detrás de la posibilidad del cambio de orientación sexual. Hay una terapia exitosa. Esto no es mi opinión, viene de la ciencia", ha repetido decenas de veces enarbolando varios trabajos al respecto.

El problema, lamenta, es que "los terapeutas homosexuales dominan la salud mental". Eso por no hablar del ‘lobby gay’, para el que tiene palabras de elogio por su lucha por la tolerancia. "Nadie les estaba ayudando [a los homosexuales], la Iglesia, la familia, el sistema educativo, la salud mental les juzgaban; les decían que eran lo peor. Yo lo experimenté en mis propias carnes. No les odio, le aplaudo por hacer que salga a la luz", ha esgrimido. Pero no termina de ver con buenos ojos a este colectivo debido a su deriva hacia conquistas legislativas en favor del colectivo LGTBI.

Cohen pretende extirpar de las mentes la idea de que "la historia no puede cambiarse". Dice que está "científicamente demostrado que no se nace gay". Ni él ni sus colegas han podido identificar un cromosoma homosexual en el ADN humano. "Y si nadie nace gay, ¿por qué hay que pensar que la gente nace heterosexual?", ha preguntado alguien vía telemática. Cohen ha agradecido la pregunta y ha tenido a bien responder de forma sencilla: "Es biológico: las cosas no encajan, es una ley natural". Y ha hablado entonces de monos. Bonobos, en concreto: " Los bonobos tienen mucho sexo entre ellos. Muchas veces, entre individuos del mismo sexo, pero siempre quieren acercarse a la hembra número uno, esa es su meta". Los animales sufren una suerte de homosexualidad transitoria, ocasional, cuando no hay nada mejor, resume.

El gay no nace, el gay se hace, asevera. Mejor dicho, lo hacen una serie de traumas. Es fruto del dolor y la incomprensión, dice. Toda una maraña de carencias afectivas o agresiones sexuales hacen que el heterosexual se esconda en el armario, ha relatado. Eso es lo que hay que enfrentar en una terapia de cuatro etapas, desde la conductiva a la cognitiva hasta llegar a la "psicodinámica para sanar las heridas homosociales". Aunque de nada serviría esta ciencia suya si estos pacientes no estuviera arropados en su viaje por "personas heterosexuales sanas" que les trasmitan "el amor de dios".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...