miércoles, 18 de enero de 2017

#hemeroteca #lgtbifobia | Yago Blando: "Las agresiones homófobas están aumentando porque el colectivo LGTB es mucho más visible"

Imagen: Madridiario / Yago Blando
Yago Blando: "Las agresiones homófobas están aumentando porque el colectivo LGTB es mucho más visible".
Patricia Velasco | Madridiario, 2017-01-18
http://www.madridiario.es/440587/yago-blando-agresiones-homofobas-colectivo-lgtb

Yago Blando es el coordinador general de Arcópoli, una asociación de la Comunidad de Madrid que trabaja por la equiparación social y legal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (LGTB). Atendió a Madridiario para explicar a qué se debe el incremento de las agresiones homófobas en Madrid y cómo luchar por erradicarlas.

¿Cuántas agresiones han sido denunciadas a lo largo del 2016?
Aquí hay que hacer una diferencia entre las denuncias que nos llegan a nosotros, como coordinadores del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, y las registradas en Policía. De las que tenemos registradas hay 239 agresiones a personas LGTB en la Comunidad de Madrid, de las cuales 56 han sido denunciadas en Policía. Entre esas denuncias contamos casos de agresiones físicas, acosos en redes sociales, acoso vecinal...

¿Qué motivos llevan a alguien a no denunciar?
El primero es la normalización de la situación. En muchos casos, las personas que se ponen en contacto con nosotros nos cuentan situaciones que han vivido y que no creen que eso se pueda denunciar. Consideran que es lo normal. No se denuncia por lo asumido que tienen un grado de violencia en su vida. Por este motivo, no deciden dar el paso porque no consideran que importe realmente el hecho. Otro de los factores es la autoculpabilización. Ocurre, sobre todo, en los casos de agresiones a una pareja que vaya de la mano por la calle. En estos casos que les empiezan a decir que claro cómo se les ocurre ir de la mano por la noche, en ese barrio, en esa zona... No sienten que deban denunciar porque sienten que son culpables de la agresión que han sufrido. Es muy parecido a la violencia de género.

¿Suben las agresiones o las denuncias?
Suben las agresiones. Es algo que tenemos muy contrastado. Es verdad, que estamos empezando a ver pequeños aumentos de denuncia pero, aún es insignificante. Si antes se denunciaba el 10 por ciento de los incidentes, ahora se está denunciado el 12 o el 13 por ciento. No se está denunciando más. De hecho, sólo el 25 por ciento de los incidentes se denuncia. Hay muchos incidentes, entre ellos algunos muy graves como rotura de costillas que permanecen sin denunciarse. Después de estudiar el asunto, concluimos que las agresiones están aumentando debido a que el colectivo LGTB de Madrid es mucho más visible. Cada vez somos más visibles en zonas en las que no lo éramos. Hace algunos años, parejas que podían ir de la mano en el barrio de Chueca se soltaban de la mano al llegar a Gran Vía, ahora eso no ocurre. Con lo cual, aunque Madrid es una ciudad mucho menos homófoba que hace unos años, la posibilidad de que un homófobo se encuentre con alguien que puede identificar como LGTB es muchísimo mayor. Es un fenómeno que se está viendo en ciudades como Barcelona y en países como Inglaterra o Francia. Ellos también hablan de este fenómeno de aumento de la visibilidad, aumento de las agresiones.

¿Qué está fallando?
En un principio, el aumento es debido a un efecto positivo, nos están pegando más porque sentimos que la ciudad es más abierta, con lo cual, podemos ser nosotros mismos. Lo que está fallando son las políticas activas para atajar este problema. Llevamos desde 2014 denunciando este problema. En 2016 fuimos totalmente activos con la denuncia de delitos de odio por orientación sexual y violencia de género, pero no hemos visto que se traduzcan en políticas. Hemos visto muy buenas palabras, pero nada más. En la Asamblea de Madrid se ha aprobado la ley LGTB que es una herramienta muy poderosay el Ayuntamiento de Madrid, donde ocurren más de la mitad de las agresiones a personas LGTB, aprobó una oficina para combatir los delitos de odio. Lo que ocurre es que no hemos visto todas esas propuestas trasladadas a políticas reales. Lo que estamos demandando es que las Administraciones den este paso. Estamos en un momento en el que puede ocurrir, o bien, que se empiece a trabajar y se elimine ese resto de homofobia que todavía queda en la sociedad o, que las personas empiecen a percibir la ciudad como peligrosa y se retrotraigan al armario. Cosa que es absolutamente inaceptable. Queremos una apuesta decidida. La oficina de delitos de odio lleva aprobada más de año y medio y, no se ha hecho absolutamente nada. Desde la Comunidad de Madrid se ha aprobado la ley LGTB pero, de la parte de delitos de odio y agresiones no hemos visto un desarrollo, ni siquiera un ápice de intento de desarrollo en ningún sitio.

¿Cree que ayudaría la oficina de delitos de odio?
El objetivo de la oficina de delitos de odio es dar servicio a las víctimas. Muchas de las víctimas no saben a dónde acudir o que tienen que hacer. El proceso legal resulta tremendamente lioso, y de hecho, muchas veces no se continúan procesos legales de denuncia porque las personas se agotan. No hay una ayuda psicológica de primera mano. Queremos esa oficina sea de atención primaria a las víctimas pero, también, deseamos que esta oficina empiece a desarrollar en conjunto con las asociaciones politicas, campañas de visibilización, etc., para que se vayan eliminando estos delitos. El gobierno de Cataluña trabaja muchísimo con el Observatorio, han sacado muchas campañas y están haciendo muchos avances en este tema para empezar a calar en la sociedad.

¿Cree que estas cifras perjudicarán a la celebración del World Pride en 2017?
No lo creo. Madrid es una ciudad abierta y va a ser un evento muy importante. No creemos que nadie no vaya a venir al Orgullo por miedo a este aumento de agresiones porque si no puedes ser tú mismo en el Orgullo de Madrid, desde luego, no vas a ser tú mismo en un pueblo pequeño de Ávila, por ejemplo. Pero sí que pedimos, y más con vistas a este evento tan importante, que sea una apuesta para combatir y parar este tipo de situaciones.

¿Cuál es el perfil del atacante?
Es un hombre joven de entre 24 y 30 años, español y pertenece a ningún grupo relacionado con una ideología específica. De las agresiones callejeras, más del 80 por ciento cumplen este perfil.

¿Y el de la víctima?
Chico joven gay en el mismo rango de edad: de 24 a 30 años y español. La agresión puede producirse cuando va en pareja o solo.

El colectivo más atacado es el gay pero, ¿hay un repunte de violencia hacia los transexuales?
Tienen un sesgo. El sesgo es que es más fácil que un chico gay se te aproxime a que lo haga una persona transexual. Las personas transexuales son un colectivo que tiene pánico a las instituciones. Están discriminados y no sienten confianza de nada que venga de fuera. Es una aproximación muy lenta. Nos están empezando a llegar algunas denuncias de personas transexuales que son terribles. Ahora tenemos 4 o 5 denuncias de este colectivo. Son muchas menos porque no se nos acercan y además, porque el colectivo transexual es mucho menor que el gay.

¿Cuáles son las zonas de Madrid donde se registran más agresiones?
El distrito Centro y, concretamente las calles de alrededor del barrio de Chueca. No dentro del propio barrio sino alrededor de él. Parejas en actitud cariñosa o grupo de amigos que salen cogidos del brazo y se alejan de la zona segura, de la frontera invisible que es Chueca y llegan a Gran Vía, Montera, Génova y toda esta zona que es una zona no tan marcadamente LGTB, y ahí es donde se encuentran con los agresores.

¿En qué ámbitos es más difícil luchar contra la homofobia?
El ámbito al que es más difícil llegar, en general, es el deportivo y donde es más importante luchar y encuentras la mayor resistencia es en el educativo. Es más difícil entrar en el deportivo porque es un ámbito muy cerrado. Tienen, sobre todo, los grandes equipos de fútbol pánico de perder parte de la afición si se les puede identificar como un equipo 'GayL-Friendly' o, si uno de sus jugadores protagoniza una campaña aunque sea de 'No a la homofobia' pues se le puede identificar al jugador, en concreto, como gay y puede tener repercusiones. Por eso, es un sector muy difícil de acceder pero claro el sector donde más resistencia vas a encontrar es en Educación. Hemos visto como la asociación HazteOir.org envió masivamente 18.000 panfletos diciendo que en los colegios el colectivo LGTB estaba intentando imponer la ideología de género y homosexualizar a todos los niños. En realidad lo que el colectivo LGTB quiere es que se eduque en igualdad. Una resistencia de ese tamaño con esa reacción tan coordinada, visceral y cara, solo la recibimos en el ámbito educativo. Esto es lo más importante porque si consigues educar a una generación en igualdad, en una generación habrá desaparecido la homofobia.

¿En una generación podría desaparecer la homofobia?
Si se aplicasen las políticas que manda la ley LGTB de la Comunidad de Madrid en una generación podría, si no desaparecer completamente la homofobia, gran parte de la homofobia que estamos viviendo actualmente habría desaparecido. Eso es si las instituciones ponen de su parte, si solo hacen pequeños gestos y se quedan las políticas en un brindis al sol, pues, nos podemos tirar decenas de años con la homofobia, como lo estamos sufriendo con la violencia de género. Si se hace una apuesta decidida se notará en muy pocos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...