domingo, 5 de febrero de 2017

#hemeroteca #mujeres #ciencia | Vera Rubin, una adelantada a su tiempo

Imagen: Le Miau Noir / Vera Rubin
Vera Rubin, una adelantada a su tiempo.
Javier Roger Juan | Le Miau Noir, 2017-02-05
https://lemiaunoir.com/vera-rubin-astronoma/

La astrónoma Vera Rubin falleció recientemente a los 88 años. Realizó una carrera profesional envidiable rompiendo barreras de género en la comunidad científica y descubrió la existencia de una sustancia denominada materia oscura, de gran relevancia en el estudio del Universo.

Materia oscura
La materia oscura recibe en su nombre el calificativo de oscuro porque no puede verse directamente, ni siquiera con los telescopios más avanzados. No obstante, es posible detectarla a partir de los efectos gravitatorios que genera en la materia “normal” que se encuentra a su alrededor.

Las galaxias suelen ser más masivas en su parte central que en las regiones periféricas. La gravedad genera fuerzas de atracción entre cuerpos que son más intensas conforme aumenta la masa de estos. Por ello los cuerpos que se encontraban en el centro debían orbitar alrededor de la galaxia a una velocidad mucho mayor que los cuerpos que se encontraban en la parte externa. Considerando esto, Vera Rubin observó que los cuerpos periféricos de la galaxia Andrómeda orbitaban a una velocidad mayor de la que le correspondía. Así, la científica supuso la existencia de una nueva sustancia denominada materia oscura, que generaría los efectos gravitatorios que resolverían esta incoherencia.

Una adelantada a su época
Ya con pocos años descubrió su pasión por la astronomía. De hecho, acompañaba a su padre a reuniones de astrónomos aficionados cuando aún era una niña. Al recibir la educación elemental se dio cuenta de que a las chicas se les prestaba menos atención o incluso se las ignoraba, lo cual ocurriría también a lo largo de su carrera científica.

Se licenció en la Vassar College y posteriormente quiso inscribirse en Princeton para proseguir con sus estudios, pero en ese entonces la Universidad de Princeton la rechazó por su política de género, la cual se derogaría años más adelante, en 1975. Así, como alternativa, entró en la Universidad de Cornell donde pudo trabajar con científicos de la talla de Richard Feynman y Philip Morrison.

Más tarde, Rubin hizo su tesis doctoral bajo la tutela de George Gamow en la Universidad de Georgetown. Su tesis explicaba que las galaxias no están distribuidas de una manera aleatoria en el universo, sino que están organizadas en cúmulos de galaxias. Aunque años más tarde se demostró que era cierto, en ese momento el trabajo no captó la atención de la comunidad científica, donde se enfrentaba a un ambiente competitivo y hostil por el mero hecho de ser mujer.

Vera: una vida de dedicación
Años después realizó una gran cantidad de observaciones de diversas galaxias que confirmaron su descubrimiento más importante: la existencia de la materia oscura. Este logro le valió numerosos honores como el premio Henry Norris Russell Lectureship en 1994 y la medalla de oro de la Royal Astronomical Society, siendo la segunda mujer en conseguirla después de Carolina Herschel en 1996.

Rubin no recibió nunca un premio Nobel por el hallazgo de la materia oscura. Sin embargo, en 2011 tres físicos americanos lo ganaron por su estudio de la energía oscura, trabajo a la altura del de la astrónoma, poniéndose así de manifiesto el carácter discriminatorio de la comunidad científica.

Pese a que se ignoró su trabajo durante mucho tiempo, Rubin se sobrepuso al rechazo y consiguió hacerse un hueco entre los científicos de la época llegando a ser una de las mejores en su campo. A lo largo de su carrera, la astrónoma promovió la igualdad y motivó a las jóvenes a convertirse en científicas por medio de charlas, desmintiendo los tópicos sobre la inferioridad de la mujer. Aún, a día de hoy, su figura sirve como referente para muchas mujeres, demostrando que los límites son los que uno se pone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...