lunes, 16 de abril de 2018

#hemeroteca #arte #cofradias | Neobarroco gay: una nueva forma para la imaginería con nacimiento en Córdoba

Imagen: ABC / Figura para el misterio de la Columna de Martos
Neobarroco gay: una nueva forma para la imaginería con nacimiento en Córdoba.
Un estudio de la Universidad de Málaga analiza el estilo de las obras de Antonio Bernal y Francisco Romero.
Luis Miranda | ABC Córdoba, 2018-04-16
http://sevilla.abc.es/andalucia/cordoba/semana-santa/sevi-neobarroco-nueva-forma-para-imagineria-nacimiento-cordoba-201804151601_noticia.html

¿Existe el neobarroco gay en la imaginería procesional? Un grupo de historiadores del Arte creen que sí, y sitúan su nacimiento en Córdoba de la mano de dos escultores: Francisco Romero Zafra y Antonio Bernal. Lo han justificado con un artículo publicado en la revista «Baetica. Estudios de Arte, Geografía e Historia», que publica la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga.

Juan Antonio Sánchez López, Antonio Rafael Fernández Paradas y José Alberto Ortiz Carmona son los autores de un largo texto con una amplia justificación teórica en el que explican por qué les parecen que ha nacido un estilo por el cual las tallas buscan formas «pseudomorbosas y homoeróticas» y qué se puede pretender con ello. Si en lo formal bebe de la tradición del Siglo de Oro, en lo conceptual recogen una reivindicación actual, la de los hombres homosexuales que desean hacerse visibles tal y como son, en paralelo a la creciente tolerancia en la sociedad española.

Los autores insisten en dejar claro que las imágenes y figuras secundarias realizadas según este canon «no es de ninguna manera un espejo de la identidad sexual del imaginero que realizó la obra». Según los autores, ello no tendría que hacer suponer necesariamente «el neobarroco gay nace, existe y se reproduce como consecuencia de la orientación sexual del autor de la imagen».

A la hora de identificar este estilo de imaginería, los autores hablan sobre todo del culto al cuerpo, de cómo el hombre moderno moldea su anatomía en el gimnasio, más que con el deporte, que sería distinto. Ponen como ejemplo una musculada figura de un sayón que realizó Romero Zafra para el misterio de la flagelación de Martos (Jaén). «El triunfo de la anatomía musculada y poderosa conquistada en el gimnasio y ponderada por la mirada homoerótica constituye su mejor carta de presentación estética», según los autores.

Este anhelo de la belleza por la belleza «termina convirtiendo al personaje escultórico en testimonio material de ese voyeurismo interesado, que desde el mundo interior del individuo (artista y/o cliente), canaliza y proyecta al ámbito exterior el yo poético del hombre que mira a otro hombre». Ahí está el homoerotismo, según este estudio. Se habría sustituido «la religiosidad por el culto al cuerpo», aunque también exista unción sagrada.

El trabajo, titulado «Entre la posmodernidad y el homoerotismo: la imaginería procesional del siglo XXI y el neobarroco gay», señala cómo este tipo de imaginería ha tenido éxito entre muchas cofradías, que lo han demandado. También habla del «homo sentimental» que no tiene miedo a mostrar sus emociones, y pone otro ejemplo: el centurión de Antonio Bernal para el Descendimiento de Cabra, que aparece llorando. Es todo lo contrario a lo que se espera de un militar de alta graduación romano.

Se completa con el «sugerente decadentismo» de una estética «canalla», a través de piercings y tatuajes para las figuras secundarias. El arte sería así un reflejo del mundo actual, y el de este tiempo «es aquel que lucha por la igualdad y la no discriminación entre personas o esculturas por sus tendencias, orientaciones o el tipo de arte que manifiestan».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...